miércoles, 2 de mayo de 2018

Factor miedo

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de un buen juicio” (2 Timoteo 1:7).


¿Cuáles de las siguientes cosas te producen más terror? ¿Las arañas o las serpientes? ¿El buceo o el paracaidism0? ¿Hablar en público o pasar desapercibido? ¿El fracaso o nunca lograr algo importante? ¿El futuro o el pasado? ¿Ser rechazado o estar solo?Incluso si no lo admiten, la mayoría de la gente tiene miedo a algo. Mientras que alguien puede tener aracnofobia (miedo a las arañas), alguien puede tener araquibutirofobia (miedo a que la mantequilla de maní se le quede pegada en el paladar), o cianofobia (miedo al color azul). (Compruébalo en el diccionario: ¡no pude haberme inventado todo esto!)
De acuerdo, hay algunos temores extremos e inusuales por ahí (como la cianofobia), pero muchos temores comunes, como el miedo al rechazo o al fracaso, nos detendrán si no los controlamos. Simplemente no podemos vivir la voluntad de Dios si nuestros miedos se interponen constantemente en el camino. Por eso la Biblia nos recuerda repetidamente que no debemos tener miedo. Para aquellos momentos en los que sientas que el miedo aumenta, prueba estos pasos prácticos para desarrollar valentía:


Identifica el miedo. A veces, cuando estamos preocupados, enojados, escépticos, o nos sentimos derrotados, esos sentimientos están siendo causados por el miedo o están relacionados con él. Pide a Dios que te ayude a darte cuenta de si algún miedo te está impidiendo avanzar. Entonces pídele valor para vivir por fe, y no con miedo.


Reclama las promesas de Dios. Haz una búsqueda bíblica para encontrar versículos que hablen acerca del miedo y del coraje. Elige uno o dos de ellos para memorizar y repetir en los momentos difíciles.Afronta cada día con fe. Recuerda que vivir más allá de tus miedos requiere confianza en Dios. Cuando vives con Cristo, él siempre te impulsará a crecer y a aprender.


Ponlo en práctica: Lee Salmo 27:1 ; Salmo 91:5-7; Isaías 41:10,13; Mateo 10:29-31, y escucha lo que Dios te tiene que contar en esos versículos.


Ponlo en oración: Pide a Dios que te ayude a aumentar tu fe y a disminuir tus miedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evangelismo

Ultimas fotos