martes, 10 de abril de 2018

¿Cuál es tu granito de arena?

Al salir de la escuela, un muchacho comprobó que su reloj se retrasaba. Con uno de sus amigos se dirigió a la relojería para que ver qué era lo que tenía su reloj.
El relojero les dijo, después de haberlo revisado, que contenía un grano de arena.
- ¿Sólo un grano de arena? – repuso el muchacho – ¿Una cosa tan pequeña puede retrasar el reloj?
- Sí - contestó el relojero - precisamente porque es tan pequeño, el daño es mayor, pues pocos sospechan dónde está oculto.


Puede ser que te encuentres luchando por avanzar, por cumplir un sueño, una meta y hayas dado lo mejor de ti pero nada parece funcionar, no ves cambios y sientes que todo esfuerzo es en vano.
Muchas veces, tenemos pequeños granos de arena en nuestras vidas que no nos permiten seguir adelante; y son tan pequeños que no nos percatamos de su existencia o, si lo hemos hecho, subestimamos el poder que pueden tener.
Cuando hay cosas grandes que afectan nuestra vida es fácil distinguirlas y buscar una solución para quitarlas de enfrente. Pero no es igual cuando son tan pequeños como granitos de arena.


Puede tratarse de un resentimiento por alguna circunstancia que quizás crees que ya perdonaste pero en realidad sigue ahí, un pecado que subestimaste como algo que no haría daño pero está deteniendo tu vida, e incluso podría ser una persona que lejos de llevarte a tu objetivo te está retrasando.


“Ponme a prueba, Señor, e interrógame; examina mis intenciones y mi corazón”. Salmos 26:2 (NTV)


¿Cuál es tu granito de arena? Pídele a Dios que te revele qué es aquello que te está deteniendo, que te impide llegar a cumplir el propósito con el que fuiste creado. El Padre no quiere que estemos a medio funcionar o que vivamos sólo por vivir, quiere que tengamos una vida plena y abundante.


“Enséñame tú lo que yo no veo; Si hice mal, no lo haré más”. Job 34:32 (RVR1960)


Dios te mostrará lo que está mal y no ves, y te dará las fuerzas necesarias para quitar de tu vida aquello que, como el reloj, te ha estado deteniendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evangelismo

Ultimas fotos