Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 16 de julio de 2017

Sé tu como Abrahán


Hijo, sé tú como Abrahán que fue justo ante Mis ojos, y no lo consiguió por sus obras, porque si no podría ostentar sus méritos, porque realmente no los tuvo ante Mi…


…porque lo bueno de Abrahán es que me creyó… al creerme lo tomé en cuenta para hacerlo justo……porque cuando alguien ha realizado una obra o trabajo, no se le entrega el salario como un favor, sino como una deuda… y Yo no le debo nada a nadie porque nadie puede decir que cumplió la Ley…


…por el contrario, al que no puede presentar obras, pero cree en Mí que hago justos a los pecadores, se le toma en cuenta su fe para hacerlo justo……así David felicitó al que Yo cuento entre los justos sin que sea por el fruto de sus obras:


“…felices aquellos cuyos pecados han sido perdonados, y cuyas ofensas han sido olvidadas… feliz el hombre a quien Dios no le toma en cuenta su pecado…”…si pudieras cumplir alguna Ley para conseguir Mí promesa, la fe ya no tendría sentido y la promesa también se quedaría en nada…


…pues la Ley solamente trae castigos: La Ley y la transgresión van juntas……por eso la fe es el camino, y todo es un don, un regalo Mío. De este modo la promesa de Abrahán queda asegurada para toda su raza, no sólo para sus hijos según la carne, sino también para aquellos que por la fe son hijos espirituales, en este sentido, también son hijos suyos… sigue la fe… Jesús.


Confesión: Alabo a Dios por Su Gracia porque por ella puedo ser salvo… no trataré de ganar el favor de Dios por mis méritos… buscaré obrar por fe y por amor a Él… seguiré el camino de la fe entendiendo que los favores no se compran a Dios sino se aceptan, solo creyéndolos… Jesús mereció por derecho propio y por obedecer perfectamente la Ley las bendiciones como humano, pero Él murió para que Yo tenga acceso a esas bendiciones… bendigo Su nombre… Jesús.


Referencia Bíblica: Romanos 4:1-16

No hay comentarios:

Publicar un comentario