Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 17 de julio de 2017

El desayuno


Cada vez que nos levantamos de la cama en la mañana, necesitamos adquirir energía y fuerza. Y la forma de hacerlo es siempre disponiendo de un saludable desayuno. Dicen, lo cual considero como cierto, que la comida más importante del día es el desayuno. Si no desayunamos podemos tener un día no muy productivo en cuanto al nivel de energía. Pero sí existe algo que da mucha más energía que el mejor de los desayunos.


La Palabra de Dios dice en Salmos 19:1-14 “Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos. Un día transmite el mensaje al otro día, y una noche a la otra noche revela sabiduría. No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz. Pero por toda la tierra salió su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras. En ellos puso una tienda para el sol, y éste, como un esposo que sale de su alcoba, se regocija cual hombre fuerte al correr su carrera. De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el otro extremo de ellos; y nada hay que se esconda de su calor. La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del Señor es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del Señor son rectos, que alegran el corazón; el mandamiento del Señor es puro, que alumbra los ojos. El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre; los juicios del Señor son verdaderos, todos ellos justos; deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del panal. Además, tu siervo es amonestado por ellos; en guardarlos hay gran recompensa. ¿Quién puede discernir sus propios errores? Absuélveme de los que me son ocultos. Guarda también a tu siervo de pecados de soberbia; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y seré absuelto de gran transgresión. Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor, roca mía y redentor mío”. También dice en Mateo 4:4 “Jesús le dijo: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”. Además, dice en Juan 6:35 “Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed”.
RECUERDA, EL DESAYUNO ES IMPORTANTE PUES NOS BRINDA 

NUTRIENTES NECESARIOS PARA EL DÍA. PERO MUCHO MÁS IMPORTANTE ES NUTRIRNOS DEL PAN DE VIDA QUE ES CRISTO JESÚS Y LA ÚNICA FORMA DE HACERLO ES ACEPTÁNDOLE Y RECONOCIÉNDOLE COMO ÚNICO Y SUFICIENTE SEÑOR, REY Y SALVADOR PERSONAL. ¿YA LO TIENES CONTIGO?

No hay comentarios:

Publicar un comentario