Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 1 de junio de 2017

Vencedores como él

«Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo».Juan 16: 33, J\TV


SATANÁS LANZÓ ATAQUES más poderosos contra Cristo que los que nunca lanzará contra nosotros. Del triunfo de Cristo o de Satanás dependían consecuencias mucho más trascendentales. Si Cristo resistía sus más duras tentaciones, y el maligno no podía obtener éxito en su intento de inducirlo a pecar, sabría que había perdido su poder y que finalmente sería castigado con eterna destrucción. Por lo tanto, el enemigo de Dios obró con todo su poder para inducir a Cristo a cometer un solo acto pecaminoso, porque de ese modo obtendría ventaja sobre él. Nunca seremos tentados en forma tan despiadada y cruel como lo fue nuestro Salvador. Satanás estuvo en su senda en cada momento.


¿No nos aferraremos del poder divino, y resistiremos con determinación y perseverancia a Satanás, tal como Cristo nos dio el ejemplo en su conflicto con el enemigo en el desierto de la tentación?


El Señor no puede salvar a nadie contra su voluntad del poder de las artimañas de Satanás. Cada cual debe obrar con todo su poder humano, ayudado por el poder divino de Cristo, para resistir el yo y vencerlo a toda costa. En resumen, debemos vencer como Cristo venció. Entonces, gracias a la victoria que tenemos el privilegio de obtener mediante el todopoderoso nombre de Jesús, podemos convertirnos en heredero de Dios y coheredero con Cristo. Este no sería el caso si únicamente Cristo obtuviera la victoria. El agente humano ha de hacer su parte; debe ganar la victoria por sí mismo, por medio de la fortaleza y la gracia que el Señor Jesús le proporciona Es necesario que sea colaborador de Cristo en la obra de vencer, y entonces participará con él en su gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario