Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 19 de junio de 2017

Sencillez de la vida

Aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.Mateo 11:29


En el devocional anterior dije que la manera de ser mi padre, aun siendo famoso, siempre se caracterizó por la humildad y la sencillez. Eso lo aprendí de él y mi oración constante a Dios es que no permita jamás que los humos se me suban a la cabeza, sino que la gente siempre tenga un buen concepto de mí.
Nuestra vida debe ser un buen ejemplo para nuestros hijos. En muchos casos, actúan de acuerdo con el ejemplo que ven. Si desde pequeños les inculcas que no deben ser elitistas, ni clasistas, y que aunque tengan muchas comodidades deben ser sencillos y buenos con las personas que los rodean, así se comportarán.


En lo personal, nunca acostumbré a mis princesas que se vistieran solo con ropa de marca. Les enseñé que a veces mami tenía para darles esos gustos, pero que otras veces solo podía comprarles algo lindo y sencillo. También les enseñé que poco a poco podrían darse gustos cuando empezaran a trabajar y, ¿sabes?, es lo mejor que pude hacer. Cuando acostumbras a tus hijos a un estándar de vida muy alto y las cosas cambian por problemas financieros, por una calamidad o una enfermedad, se van a echar a morir.


Mi princesa Naty es el más dulce ejemplo. Hoy en día, trabaja y se da gustos. Se compró su auto Mini Cooper, pero también aprendió a vivir con sencillez.
Te animo a que no dañes a tus hijos. Cuando se puede, se les da. Si en tu caso siempre tienes una buena situación económica, enséñalos a ser humildes y sencillos. No hay nada peor que les llamen «creídos y petulantes».

No hay comentarios:

Publicar un comentario