Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 15 de junio de 2017

Que nuestro «sí» sea «SÍ»

Sobre todo, hermanos míos [...] que su «sí» sea «sí», y su «no», «no», para que no sean condenados.Santiago 5:12


Dios nos enseña que debemos ser hombres y mujeres de una sola palabra, que nuestro sí sea sí y nuestro no sea no. En lo personal, esto me costó mucho trabajo y muchas situaciones incómodas. En más de una ocasión me puse roja y tuve que aprender a decir «no».


El asunto no es que fuera una mujer que careciera de palabra, sino que me apenaba decir «no» cuando no debía comprometerme en realidad. En especial, siempre decía «sí» en todas las cosas de trabajo. Imagínate, ¿qué iban a pensar de mí? Entonces, después estaba cargada y estresada. Hasta que un día Dios me mostró que eso no era sano, que debía tener el carácter y aprender a decir «no» cuando fuera necesario.


Hoy te motivo a que aprendas que cuando digas «sí» a algo sea porque en verdad tienes la seguridad de que viste la luz verde de Papito Dios y que aceptas lo que es debido. Esto se ajusta al trabajo, la vida personal, las relaciones con los demás, la iglesia y hasta en la relación con Dios.


¿Cuántas veces le decimos al Señor: «Sí, Dios mío, esta vez sí voy a cambiar, o voy a empezar algo, y no lo hacemos? No tenemos palabra y eso desagrada a Dios, así que no es sano para nuestra vida. Cuando mantenemos la palabra, también damos testimonio de quiénes somos en Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario