Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 8 de junio de 2017

PROTEGIDOS Por El Nombre de JESÚS

Cuando por medio del Espíritu Santo invocamos con algún fin el nombre de Jesús estamos levantando la autoridad más alta del universo para que la oposición se someta, “Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él” (Juan 1:3). No podemos ser del todo conscientes de las cosas que Dios hizo para protegernos en cada detalle pasado, pero sabemos que lo hizo y por fe le damos gracias. Su protección es incomprensible para nosotros, pero real.


Si nos ponemos a pensar estamos constantemente rodeados de peligros y amenazas incluso en un ambiente aparentemente tranquilo y seguro; pequeños accidentes domésticos pueden llegar a ser muy graves, pequeños descuidos y negligencias podrían hasta costarnos la vida. En los lugares donde caminamos todos los días no sabemos quién está o que cosas podrían pasar, pero nuestro gran cuidador es quién esta allí para que podamos vivir en paz.


La biblia dice: “Si el Señor no protege la ciudad, de nada sirve que los guardias la vigilen” (Sal. 127:1 RVC) Es chocante para la mente incrédula comprender que, aunque estén los guardias guardando la ciudad de nada sirve si Dios no esta con su poder allí. No quiere decir que seamos imprudentes y no tomemos ninguna medida de protección, sino que, por medio de todo lo que podamos implementar para protegernos, sabemos que nuestra verdadera seguridad es Dios. Ningún método es inviolable, solo Dios es quien nos puede brindar absoluta tranquilidad y protección. Yo puedo poner un candado en mi casa para no crear tentaciones de robo, pero se que en definitiva, quién guarda mi casa es Dios porque el candado se puede violar también. Debemos encomendar siempre nuestra vida, casa, familia y pertenecías al cuidado de Dios en el nombre de Jesús.


Antes de Jesús ascender al Padre hizo la siguiente declaración: “Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros” (Jn. 17:11). Jesús puso a los discípulos bajo la protección del nombre del Padre; pero al ascender a los cielos, la autoridad del Padre fue delegada en el hijo, por lo tanto, nosotros somos puestos bajo la autoridad del hijo quién ha recibido en su nombre todo el poder y autoridad del padre. Cada vez que temas algo o necesites la protección de Dios declara que el nombre de Jesús es tu cobertura y protección.


“Jesús se acercó y les dijo: «Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra”. (Mt. 18:18) Luego les dijo: “por tanto, vayan” esta frase es nos dice que al servir a Dios tenemos su respaldo y protección. Al terminar este mandato Jesús abrió la puerta a una vida de comunión con Él, porque nos prometió que en cualquier momento que lo necesitáramos estaría para asistirnos: “Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mt. 18:20). Nada en el mundo puede darnos más seguridad que nuestro Dios todopoderoso, nuestro alto refugio. Poner en alto su nombre en nuestras vidas es la mejor forma de vivir en paz. Te invito a que leas el salmo 91 y lo declares en voz alta, lo memorices y sea esta la declaración divina de protección para ti y tu familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario