Evangelismo

Ultimas fotos

viernes, 9 de junio de 2017

HUESOS SECOS

Huesos secos escuchan este mensaje del Señor, Ezequiel 37: 4.

Dios enseño al profeta Ezequiel un valle lleno de huesos secos, estaban regados por todo el lugar y no tenían vida. Dios preguntó Ezequiel: «¿Pueden vivir estos huesos?».
—Oh señor —dijo—, solo tú sabes la respuesta a esa pregunta.
Entonces Dios habló a Ezequiel: «Diles a esos huesos secos que volverán a vivir». Ezequiel dio el mensaje a los huesos. Mientras hablaba, vio que los huesos se unieron y formaron esqueletos completos. Se llenaron de carne y finalmente de piel. Luego sopló un viento y les dio aliento.

Los cuerpos comenzaron a moverse. ¡Eran personas vivas nuevamente!
Muchas veces creemos que todo está perdido y que no hay solución para los problemas. Pero así como Dios dio vida a esos huesos secos, también puede mejorar las cosas negativas de nuestra vida. Así sucederá, cuando confiemos en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario