Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 5 de junio de 2017

DIME CON QUIÉN ANDAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

«El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado». Proverbios 13: 20.

DESDE LA NIÑEZ ES NECESARIO entretejer en el carácter principios de absoluta integridad, para que los jóvenes puedan alcanzar la norma más elevada de virilidad y femineidad. Los jóvenes debieran considerar con toda seriedad cuál ha de ser su propósito en la vida, y poner el fundamento en tal forma que sus actos queden liberados de toda mancha de corrupción. Si han de mantenerse en un lugar donde serán de gran influencia para los demás, deben tener una buena autoestima.


Es preciso aprender una lección del lirio, y aunque estemos rodeados de influencias que podrían contribuir a corromper la moral, o arruinarnos, debemos rechazar la corrupción, y ponemos donde las malas compañías no contaminen nuestro corazón. Individualmente los jóvenes debieran buscar la amistad de aquellos que están luchando para avanzar y desarrollarse con paso firme en la vida.


Examinemos nuestro propio corazón, juzguemos nuestra propia conducta. Consideremos qué clase de amistades estamos eligiendo. ¿Buscamos la amistad de los hermanos en la fe, o estamos dispuestos a elegir amigos incrédulos, compañeros que no temen a Dios y que no obedecen al evangelio?


Si querernos tener amplitud de pensamiento y aspiraciones nobles, elijamos amistades que se adhieran firmemente a la rectitud de principios. Que la intensión Y el propósito de cada acto fortalezca la seguridad de la vida futura con eterna felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario