Evangelismo

Ultimas fotos

viernes, 2 de junio de 2017

CORRER PARA OBTENER EL PREMIO



Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.
El reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.


Trabajen, pero no por la comida que es perecedera, sino por la que permanece para vida eterna, la cual les dará el Hijo del hombre. Sobre éste ha puesto Dios el Padre su sello de aprobación.


Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió. Si hacen estas cosas, no caerán jamás,y se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.


¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan. Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.


El que entra en el reposo de Dios descansa también de sus obras, así como Dios descansó de las suyas.

Ell Señor será tu luz eterna; tu Dios será tu gloria.


Heb. 4:11 Mt.7:13,14; 11:12 Jn.6:27 II P.1:10,11 I Co.9:24,25 Heb.4:10 Is.60:19


No hay comentarios:

Publicar un comentario