Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 5 de junio de 2017

Aprovecha tu juventud

Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia.Eclesiastés 11:9


El matrimonio a temprana edad no es recomendable. Hoy en día, es muy común escuchar de alguien que se casó entre dieciocho a veinte años de edad. No generalizo, pues a muchos les va bien. Sin embargo, hay otros que no están seguros de lo que quieren y se casan por huir de sus padres o por meter la patita. Entonces, se aburren del matrimonio, se alejan de la iglesia y desean otras experiencias para vivir lo que no disfrutaron por casarse tan temprano.
Joven, no te cases por imitación y disfruta tu juventud. La vida de matrimonio no es fácil y menos con hijos. Vive y date el tiempo para casarte con la persona adecuada y en el tiempo prefecto de Dios.


Padres, no patrocinen eso de que Dios me habló para que esa persona fuera el cónyuge de mi hija. No apoyes uniones solo porque creas que Dios le habló a alguien. Si Dios lo hizo, que sea Él mismo dando el tiempo para realizarlo.
Abuelos, nunca dejen de aconsejar a los nietos. Las canas tienen experiencia y sabiduría. Yo le agradezco a mi madre que siempre ha tenido el carácter y el amor para aconsejar a sus nietas.


Por último, pastores y líderes, no auspicien el hecho de que del primer noviazgo de nuestros adolescentes tengan que salir los cónyuges. Ese es un grave error y es muy común en nuestras iglesias. Es preferible que conozcan más gente y no que se cometan errores que a veces son irreparables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario