Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 27 de mayo de 2017

Tomando posesión por la fe

“Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.”Números 13:30

¿Leyó bien la declaración de Caleb en el versículo anterior? Eso es ver las cosas desde la perspectiva de Dios. Ahora le pregunto ¿Que está usando el diablo para amargarlo y hacerlo sentir un perdedor? ¿Mala información, influencias de gente cercana, malas experiencias de otras personas? Hoy quiero enseñarle con este ejemplo cuál es la actitud correcta para tomar posesión de lo que Dios le ha prometido. Su vida tiene que ir en ascenso, tiene que levantarse y tomar posesión porque siempre en cualquier situación que pueda ocurrirle, usted será más fuerte que la adversidad.

Hay creyentes que siempre están con el mismo problema, porque no quieren cambiar su manera de pensar. Pero la palabra enseña que hay que empezar a transformar su mente. Hay que empezar a aceptar lo que Dios dice de usted, esforzarse y ser valiente.
Josué y Caleb dicen: “Vamos, subamos y tomemos posesión porque nosotros podremos.” Ellos tenían su mente renovada, estaban fortalecidos en fe y le creían a Dios lo que les había prometido. No es que no había gigantes. Es que ellos dijeron: “¡Nosotros podremos!”. Ellos se posicionaron en fe para tomar posesión. Sabían que con Dios se puede. No importa cuán grande sea la adversidad porque con Dios se puede.

A medida que usted se va desarrollando a los niveles planeados con Dios, se va a dar cuenta que va a tener que enfrentar cosas que sin Dios nunca hubiera alcanzado victoria, y aún hubiera sido derrotado por cosas más simple. Los diez espías miraron las cosas como las miran los hombres, con prejuicios, y por anticipado ya se veían derrotados por los gigantes. Pero lo que estaban haciendo era abrir las puertas más amplias del fracaso para la vida de ellos. Porque hablaban de lo que creían, y creían lo que habían escuchado de la gente y de las circunstancias, no lo que Dios decía. Y tenían una imagen de ellos mismos como si fueran langostas. Pero los dos espías de fe decidieron creerle a Dios y tomar posesión de la tierra más allá de lo que habían visto sus ojos. Hoy usted puede hacer lo mismo y ya sabe cuáles serán los resultados. Créale a Dios y tome posesión de su herencia.


Oración: Padre amado, gracias por enseñarme cómo debo caminar para poseer mi herencia en ti. Seré un hombre de fe esforzado y valiente. Alcanzaré la promesa. Lo creo, en el nombre de Jesús, amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario