Evangelismo

Ultimas fotos

viernes, 19 de mayo de 2017

PUNTOS DE VISTA

«Para recibir una pequeña recompensa, un hombre viaja largas distancias; mientras que para recibir la vida eterna, muchos no están dispuestos a dar un solo paso».


Si bien hoy la lepra no es un problema de salud tan grave como lo era en el tiempo de Jesús, el significado del relato se aplica perfectamente a cualquier época.


¿Alguna vez has sentido que no puedes orar, o por haber cometido una equivocación se te dificulta pedirle perdón a Dios?


Recuerda la vacilación inicial del leproso cuando dijo: «Señor, si quieres…». El pecado nos impulsa a escondernos de Dios o a dudar en buscar ayuda, pero Dios no quiere que nos demoremos.


Él quiere que nos acerquemos «con confianza al trono de nuestro Dios amoroso, para que él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad» (Hebreos 4: 16). Por eso, hoy —en este mismo instante—, ora a Dios confiando en su misericordia por el don de la salvación. El leproso se fue y contó a todos lo que Jesús había hecho, pero no se registra nada de que haya mostrado su gratitud a Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario