Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 6 de mayo de 2017

OBEDIENTE Y RESPETUOSO.

«Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia». Hebreos 5: 8, RVA.


QUERIDOS JÓVENES, si ustedes están tratando de reflejar la vida y el carácter de Cristo, serán leales y obedientes a sus padres. Les manifestarán su amor en obediencia voluntaria.— The Youth’s Instructor, 30 de Agosto de 1894.Nadie puede alcanzar la excelencia si no ha aprendido a someter su voluntad, primero a sus padres, después a Dios, y a obedecer con presteza. Los que aprendan a obedecer serán los únicos que estarán en condiciones de dirigir a otros.


Al aprender las lecciones de la obediencia, los niños no solamente están honrando a sus padres y alivianándoles sus cargas, sino que están complaciendo a Uno que es mayor en autoridad. «Honra a tu padre y a tu madre» (Exo. 20: 12), es un mandamiento con promesa.


Quienes tratan a sus padres irrespetuosamente, y pasan por alto sus deseos, no solo los deshonran, sino que quebrantan la ley de Dios.
Cuanto más pronto se tome la decisión de someterse a la voluntad de los padres, y cuanto más completa sea esta sumisión, menos dificultad habrá para someterse a los requerimientos divinos. Nadie puede esperar recibir el amor y las bendiciones de Dios si no aprende a obedecer los mandamientos y a mantenerse firme frente a la tentación.


El ojo infinito puede escudriñar el corazón, y leer cada defecto de carácter. No valora a los jóvenes por su aspecto externo, sino por la bondad que poseen en el corazón’ que únicamente puede ser obtenida velando y orando (Mat. 26: 41). El Señor los Ob” serva en los hogares, y nota su comportamiento con sus padres y en el círculo familiare Si son respetuosos, amables, afectuosos y verdaderamente corteses, […] sus caracteres serán anotados como valiosos en los libros del cielo

No hay comentarios:

Publicar un comentario