Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 14 de mayo de 2017

Hijos, valoremos a nuestros padres

Escucha a tu padre, que te engendró, y no desprecies a tu madre cuando sea anciana.Proverbios 23:22


Padres y madres, no se vayan de la meditación de hoy. Nosotros también somos hijos.
Aunque ya lo mencioné al inicio de este libro, el único mandamiento con promesa es que honremos a nuestros padres para tener una larga vida.
¿Te imaginas lo que para Dios significa el respeto a ellos que hasta puede ser una condición para vivir muchos años?


Sé que cuando somos jóvenes y adolescentes, los consejos de papá y mamá son a veces hasta fastidiosos. Su compañía en ciertas edades hasta molesta en determinadas etapas de la vida. Salir con ellos… ¡huy, qué pena!
No obstante, todo esto pasa y, a medida que vamos creciendo, madurando, aprendiendo y perdonando, vamos cambiando la manera de verlos y respetarlos.
Cuando llegamos a la etapa de ser padres, es que al fin apreciamos todo lo que hicieron por nosotros. Cuando esos hijos crecen y nos faltan al respeto o nos hacen sufrir, por fin nos ponemos en los zapatos de nuestros papás que nos aconsejaban y velaban por nuestro bienestar.


Nunca es tarde para atenderlos, para acompañarlos, para disfrutarlos y hacer lo que dice la Biblia: «Honra a tu padre y a tu madre» (Éxodo 20:12).

No hay comentarios:

Publicar un comentario