Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 29 de mayo de 2017

EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

«Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestra mente alcance sabiduría» (Salmos 90: 12).


Varias veces me he librado de la muerte o de salir mal herida. El hogar de mi infancia casi se incendia una noche por causa del horno, pero una mano milagrosa lo apagó mientras todos dormíamos en nuestras habitaciones. Cuando mi vieja furgoneta se recalentó mientras regresaba a casa de la universidad, tuve una fuerte necesidad de salir del vehículo segundos antes de que la cabina se viera completamente envuelta en llamas.


Una vez, el avión en que viajaba se incendió; por suerte, todavía estábamos despegando, por lo que pudimos dar la vuelta y salir sin daños.
Otro incendio se inició en mi dormitorio en la universidad, justo debajo de mi cama; si se hubiera producido durante la noche hubiera muerto por inhalación de humo antes incluso de saber qué sucedía. Como ves, el fuego es una constante en mi vida. También he tenido accidentes; desde una vez que perdí el control del auto y atravesé cuatro carriles en una autovía congestionada sin que ninguno me tocara, hasta caerme de un vehículo en marcha. Después de cada una de estas experiencias cercanas a la muerte tuve lo que se conoce como «el síndrome del día siguiente».


A la mañana siguiente te das cuenta de lo afortunado que eres de estar vivo; la vida toma un nuevo sentido para ti, estás agradecido porque te das cuenta de que por poco no ves un nuevo día.


Cada vez que tienes un encuentro con la muerte cambian tus prioridades, porque adquieres una nueva perspectiva. De pronto ya no te preocupan las cosas pequeñas; simplemente estás agradecido de estar vivo. Pero la verdad es que nadie tiene garantizado que vivirá mañana, Cada día es un regalo, Si supieras la fecha de tu muerte, ¿cambiaría eso la manera en que estás viviendo?


El salmista le pide al Señor que nos enseñe a contar bien nuestros días; esto quiere decir que nos enseñe a vivir bien, a apreciar la vida como si el mañana no existiera, a comprender que la vida es algo que no debemos dar por seguro y que necesitamos sabiduría para tornar las mejores decisiones, ¿Por qué no intentas hoy ver la vida como lo que es, un regalo? Intenta vivirla de tal manera que, si fuera tu último día aquí en la tierra, estuvieras contento con las decisiones que has tomado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario