Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 7 de mayo de 2017

ESPERAMOS LA PROMESA DEL SEÑOR



Hermanos, el tiempo ha sido acortado.
El hombre, nacido de mujer, corto de días y lleno de turbaciones, como una flor brota y se marchita, y como una sombra huye y no permanece.
El mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.


Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Devorada ha sido la muerte en victoria.
Si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.
Pues para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia.


Por tanto, no desechéis vuestra confianza, la cual tiene gran recompensa.
Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.
Porque dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá y no tardará.
La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Por tanto, desechemos las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.


Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed pues prudentes y de espíritu sobrio para la oración.


I Co. 7:29 Job 14:1,2 I Jn.2:17 I Co. 15:22, 54 Ro.14:8 Fil.1:21 Heb.10:35-37 Ro.13:12

No hay comentarios:

Publicar un comentario