Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 21 de mayo de 2017

EL VUELO DEL HALCÓN

“Para esto trabajo y lucho con toda la fuerza y el poder que Cristo me da” (Colosenses 1:29).


Cuenta una vieja historia que un rey recibió dos halcones de regalo, y los entregó a un hombre para que se los entrenara en la cetrería. La cetrería es la actividad de cazar con aves rapaces, especialmente, con halcones. El hombre se los llevó, y pasados unos meses, informó al rey que uno de los halcones era extraordinario, pero que el otro se había posado sobre una rama y no había manera de bajarlo de ella, por más que lo intentaran. El rey decidió ofrecer una recompensa a quien fuera capaz de hacerlo volar.


A la mañana siguiente, cuando el rey salió a su balcón, vio allá arriba, en el cielo, la majestuosa figura de dos halcones volando. Así fue como supo que el segundo halcón por fin había abandonado la rama.-¿Quién ha logrado separar al halcón de la rama? -preguntó el rey.El artífice había sido un humilde campesino, al que llevaron ante la presencia del monarca.-¿Cómo lograste que volara? -interrogó el rey-. ¿Acaso eres mago?-No, su Majestad -respondió el campesino con timidez- Lo único que hice fue cortar la rama, entonces al halcón no le quedó más remedio que volar.


¿Cuál es la razón por la que no estás volando tan alto como puedes hacerlo en realidad? ¿Tal vez no obtienes mejores grados en la escuela, porque pasas mucho tiempo viendo la tele o jugando? Si es así, corta un poco esos entretenimientos, para que puedas desarrollarte en lo que verdaderamente importa. ¿Quizá no eres obediente con papá y mamá, porque solo quieres hacer lo que a ti te gusta?
Corta un poco lo que te gusta, porque un hijo desobediente es lo más feo del mundo. ¿A lo mejor no participas en la iglesia, porque solo quieres estar con tus amigos hablando de cosas superficiales? Mejor deja de apoyarte en esos “amigos”, e intenten participar juntos del culto y la Escuela Sabática. Debes intentar ir liberándote de los hábitos que te impiden volar y crecer como persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario