Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 16 de abril de 2017

Mensaje de Pascua

La intención de Dios es que esta celebración de las Pascuas sea recordada y tenga lugar dentro del cuerpo de Cristo. Que se celebre para siempre.

“Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis”.

Éxodo 12:14

Estamos en un año declarado proféticamente como un año de Favor y Gracia de parte de Dios. Estos son días establecidos por Dios para que:

• Muchas vidas cambien

• El Poder milagroso de Dios se mueva

• Muchos queden asombrados por ver lo que Dios ha hecho en sus vidas

En este tiempo Dios será glorificado a través suyo. Es en la oración, en la intimidad con Dios en donde será cubierto con Su presencia y en donde entrará a un nuevo nivel de Gloria. Él tiene planes extraordinarios con usted, ellos son más de los que pueda imaginar. Todo lo que Dios hace está de acuerdo a Su diseño, porque Él tiene un diseño estratégico para permanecer con usted. En su vida desbordarán bendiciones espirituales, materiales y emocionales. La vida abundante que Dios tiene para usted lo glorifica a Él y también a través suyo esa vida abundante se manifestará sobre otros.

La historia de Éxodo fue anticipada por Dios. “Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años. Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza. Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez. Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí. Y sucedió que puesto el sol, y ya oscurecido, se veía un horno humeando, y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos. En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates […]”. Génesis 15:13-18. Acá Dios promete a Abraham una Gran liberación a su descendencia. Y hoy nosotros somos hijos de Abraham, descendientes del Padre de la Fe.

“Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham”. Gálatas 3:7

No hay comentarios:

Publicar un comentario