Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 29 de abril de 2017

Hay más

Escoger rendirse es fácil, muy fácil.Con mucha frecuencia veo como las personas se rinden ante los retos, renuncian a los sueños. Con facilidad dicen “yo nunca voy a estar bien”, o “este proyecto que inicie no se va a poder realizar”, o “estoy muy viejo” y hasta “estoy muy joven, después lo haré”; pero estas frases son el síntoma, el sinónimo de “no puedo”, “no me siento capaz”, “no puedo resistir”


Me llama mucho la atención lo siguiente, Moisés tenía 80 años cuando Dios lo llamó, Abraham tuvo el hijo de la promesa a los 100 años, Noé no sabía construir barcos, la mayoría de los apóstoles eran pescadores, el apóstol Pablo construía carpas para sustentarse a sí mismo durante el tiempo de su ministerio, David siendo pastor de ovejas fue ungido como rey de una nación.


El punto aquí es que pareciera que ellos no encajaban en el “perfil” que nosotros los humanos tenemos acerca de las personas idóneas para realizar un trabajo, o incluso de la manera en el que se debe realizar. Ante Dios ésta manera de pensar limita la capacidad de obrar en fe.Aprende esto “en la vida siempre habrán obstáculos”, “algo o alguien querrá detenernos”, “se levantará oposición”, “llegaran pensamientos de frustración y deseos de rendirse”, pero de la mano de Dios “todo es posible”.


He sido testigo de muchos milagros, de sanidad… cuando parecía que no se iba a sanar, el milagro llegó; cuando parecía que la deportación era inminente, la mano de Dios de manera sobrenatural abrió un camino; cuando no se daba “ni un centavo” por un matrimonio, el Señor obró en perdón y restauración… he visto milagros de recuperación de vicios tales como drogadicción y alcoholismo cuando parecían casos perdidos.


Y es que… “Dios tiene la última palabra… lo que Dios empezó Él lo terminará.Te pregunto, ¿Hay algo en lo que te has rendido?… tal vez sientes que no hay oportunidad y deseas rendirte, pero Dios te envía este mensaje de hoy para decirte “Yo no he terminado, hay más”.


Mi oración de hoy es por ti, para que veas con los ojos de la fe, para que no te rindas, ni permitas que nada, ni nadie te robe la bendición.


Versículo: “Así dice el Señor, el que abrió un camino en el mar, una senda a través de las aguas impetuosas” Isaías 43:16-17 (NVI)

No hay comentarios:

Publicar un comentario