Evangelismo

Ultimas fotos

viernes, 28 de abril de 2017

Caer y Levantarse

Cuando tenemos algún tipo de impedimento nos damos cuenta de la importancia de estar bien y completos. Para dar un ejemplo, supongamos que se tiene la mano diestra impedida, lo que hace difícil realizar las tareas comunes y aparentemente simples como comer… es en esos momentos en los que valoramos lo que tenemos y que no nos damos cuenta, porque damos por hecho que debe ser así.Es curioso, pero cuando una persona está con algún impedimento comienza a cuestionar incluso a Dios; cuando tropezamos en la vida con alguna dificultad lo consideramos “injusto”. Es justo en ese momento en el que debemos hacernos esta pregunta ¿fue justo que Jesús muriera por mí?, claro que no, pero era el plan de Dios para la redención del mundo… Él se hizo justicia por nosotros.Esta comparación nos sirve para pensar que los planes nuestros, es decir, en nuestro nivel humano, son totalmente diferentes a los planes de Dios, es decir en Su nivel divino.


Quiero hacerle una comparación… cuando somos padres y tenemos hijos de temprana edad sabemos que ellos necesitan aprender a caminar y sabemos, anticipadamente, que ellos se van a caer para poder aprender a caminar. Aunque en nuestro amor por ellos no queremos que se lastimen, algunas veces les va a pasar, se van a caer y se van a lastimar… los pequeños más determinados se levantan y vuelven a intentarlo – y caen de nuevo. Ahora, ¿Cuál es nuestra reacción como padres?… no los regañamos, no los presionamos, ni tampoco los avergonzamos, sabemos que es un proceso que tienen que pasar para aprender a caminar; al contrario, quienes somos padres amorosos los animamos en cada paso que dan, y les insistimos para que se vuelvan a parar y sigan intentándolo, hasta que… finalmente aprenden a caminar.


Algo similar es nuestra relación con Dios, Él sabe que nos vamos a caer, pero lo permite, y aunque nos ama profundamente e sabe que de esa manera vamos a aprender a caminar.¡Y más nos vale que aprendamos para no caernos varias veces!Pueden surgir preguntas como ¿Qué es eso?, ¿Cómo puedes llamar amor a esto?… la respuesta es… “si es amor y si es esto lo que pasa”. Cada vez que nos caemos y nos volvemos a levantar Dios espera que lo hagamos como vencedores, sin dudar, dispuestos a avanzar en fe, es como si desde el cielo nos estuvieran animando para dar los pasos correctos.


Hoy te digo, “que cada caída o impedimento sirvan para desarrollar un nuevo talento, para que aprendamos a tener la actitud correcta y así comprobar que en el amor de Dios eso que nos ocurrió si tenía que ocurrir por nuestro bien.Oro para que recibas revelación sobre la Gracia de Dios y aprendas a ver las cosas desde su perspectiva


Versículo: “Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada”. Santiago 1:2-4 (NVI)

No hay comentarios:

Publicar un comentario