Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 27 de abril de 2017

3 Cosas Que Siempre Agradan a Dios

1 Corintios 10:5 nos dice: “Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto”.


Aunque si bien sabemos que Dios es inmensamente grande para nosotros, es también verdad que el tiene una personalidad que se asemeja a la nuestra. La Biblia dice que el se enoja, ama, perdona, se duele y se agrada, entre otras cosas. Esto es realmente maravilloso, cuando descubrimos que el Señor es así, nos da gusto poder hablarle, compartirle, contar con Él y expresarle lo que hay en nosotros de una forma libre de toda estructura religiosa.



De hecho una de las cosas más engañosas, es creer que no le interesamos a Dios, ciertas filosofías y religiones de los hombres promueven esta escuela de pensamiento, ellos enseñan que Dios no es una persona, sino una “Gran fuerza” o “una energía del universo”, pero la trampa es hacerlo a Dios impersonal, indiferente y distante. Las fuerzas de maldad quieren romper el concepto de un Dios amoroso y personal.


Dice en génesis que Dios llamo a Abraham su amigo, y Jesús dijo a sus discípulos que podían ser sus amigos en el evangelio de San Juan. La relación de amigos es de confianza e intimidad. Lamentablemente las falsas religiones nos mostraron a un Dios que esta interesado caprichosamente en vernos cumplir ciertas normas y reglamentos inventados por ellos mismos. Pero nada puede distar más de la verdad.


Hay 3 claves principales que agradan a Dios:


1. Dios ve el corazón. El corazón es primordial para el Señor, Dios no valora las acciones externas, sino las internas. Todo lo que hagamos debe ir acompañado de una sincera y pura expresión de nuestro corazón.


2. Tomar en serio su palabra con fe: Hebreos 11:6 tiene que ser nuestra guía en esto “SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS” creer en su palabra es fundamental, tomarla en serio, con la reverencia que sus enseñanzas se merecen. No creer es como decir que Dios es mentiroso. Si nunca nos arriesgamos a nada, si no tenemos valentía, y no emprendemos cosas nuevas, en verdad somos incrédulos.


3. Ser agradecidos: Ser agradecidos con Dios es reconocer que de Él proceden todas las cosas buenas de la vida, y que fue más bondadoso con nosotros de lo que merecíamos. Ser agradecidos es la voluntad de Dios, es una actitud preciosa ante sus ojos. Acepta con agradecimiento lo que hoy te toca vivir, las cosas que tienes y todo lo que hayas recibido. El agradecimiento hace que tengas mayor gracia en tu vida y nuevas puertas se abran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario