Evangelismo

Ultimas fotos

martes, 19 de septiembre de 2017

HE AQUI EL VIENE PARA SALVATE


NO QUEBRARA LA CAÑA CASCADA.
Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito; al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.
Sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.


Porque así dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito en lo alto y santo, y también con el contrito y humilde de espíritu, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los contritos. Porque no contenderé para siempre, ni siempre estaré enojado, pues el espíritu desfallecería ante mí, y el aliento de los que yo he creado.
Buscaré la perdida, haré volver la descarriada, vendaré la perniquebrada y fortaleceré la enferma.


Por tanto, fortaleced las manos débiles y las rodillas que flaquean, y haced sendas derechas para vuestros pies, para que la pierna coja no se descoyunte, sino que se sane.

He aquí, vuestro Dios… vendrá… y os salvará.


Mt. 12:20 Sal.51:17; 147:3 Is.57:15,16 Eze.34:16 Heb.12:12,13 Is.35:4

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de martes

EL SENOR NOS CONOCE BIEN


El SEÑOR sondea los corazones.
El SEÑOR conoce el camino de los justos, mas el camino de los impíos perecerá.
El SEÑOR mostrará quién es de El, y quién es santo.


Tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis inquietudes. Y ve si hay en mí camino malo, y guíame en el camino eterno.
En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor.
Señor, todo mi anhelo está delante de ti, y mi suspiro no te es oculto.
Cuando mi espíritu desmayaba dentro de mí, tú conociste mi senda.


Aquel que escudriña los corazones sabe cuál es el sentir del Espíritu, porque El intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.
El sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: El Señor conoce a los que son suyos, y: Que se aparte de la iniquidad todo aquel que menciona el nombre del Señor.


Pr. 21:2 Sal.1:6 Nu.16:5 Mt. 6:4 Sal.139:23,24 I Jn. 4:18 Sal.38:9; 142:3 Ro.8:27 II Ti. 2:19

¡DIOS TE ESCUCHA!



“Orarás a él, y te escuchará, y cumplirás los votos que le hiciste.” Job 22:27 (NTV)


¿Cómo te sientes cuando alguien te hace una promesa y no la cumple? No es nada agradable, ¿verdad? ¿Cuantas veces le has prometido algo a Dios y llegado el momento no lo cumpliste? 

Nosotros podemos llegar a no creer más a esa persona que no ha cumplido su promesa, pero Dios no actúa de esa forma, a pesar de que le fallamos su palabra dice que Él oye nuestras oraciones y las contesta. Si hoy tienes alguna necesidad puedes ir confiado ante su presencia, porque Él responderá.

EL SIGNIFICADO DE LOS REGALOS QUE JESUS RECIBIO

ORO porque Jesús es rey de acuerdo a la casa de su padre David. José, el padre adoptivo de Jesús era descendiente de David y por lo tanto Jesús tiene el derecho legal de ser Rey de acuerdo a la ley judaica.


INCIENSO porque Jesús es sacerdote de acuerdo a su madre Maria, que es de la casa de Aaron. Recuerden que ella era prima de Elisabet, esposa del sacerdote Zacarías. Por este motivo Jesús espero hasta la edad de 30 para comenzar su ministerio. Porque de acuerda a los judíos, algunos sacerdotes tenían como requisito edad mínima de 27 y otros de 30. Jesús cumplió con las dos.



MIRRA porque la mirra se usaba para embalsamar a los muertos, y Jesús es el Cordero de Dios que había de ser sacrificado para el perdón de nuestros pecados. Jesús fue quien dijo en el cielo "Heme aquí, envíame a mi."

Dios te habla

El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que Yo les he hablado son espíritu y son vida.
Juan 6:63


Aférrate a la instrucción, no la sueltes; Guárdala, porque ella es tu vida.
Proverbios 4:13

TALENTOS QUE MATAN.

«Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor». Ezequiel 28: 17.

EL CABELLO LARGO, ondulado y negro como el azabache, caía graciosamente sobre sus hombros; y a pesar de la oscuridad de la noche, sus ojos grandes y hermosos brillaban con el fulgor de sus sueños. Sueños brillantes, coloridos, iluminados por poderosos reflectores y adornados con aplausos. Ella, la estrella aclamada; la multitud, rendida a sus pies, pidiendo escandalosamente que cantara otra vez. Desde pequeña fue así. Apenas tendría dos años de edad, y ya subía a la mesita de centro de la sala, tomaba cualquier objeto en la mano y se ponía a cantar. Dios la había bendecido con una linda voz: parecía un canario en una mañana de sol. Pero esa fue su tragedia: se enalteció su corazón a causa de su hermosura; corrompió su sabiduría a causa de su maravillosa voz.


Es triste decirlo, pero la realidad nos muestra con frecuencia la vida de personas que recibieron talentos extraordinarios de parte de Dios y fueron conducidas a la muerte. El problema no estaba en los talentos, sino en la manera frívola en que los administraron. Cuando los talentos giran en torno del yo, la tragedia se aproxima como un caballo desbocado; es cuestión de tiempo. Tarde o temprano, los castillos se desmoronan como si fuesen de arena; el viento se lleva la gloria humana; las luces se apagan, los aplausos callan, y nadie más pide un bis. Conocí a Charo, ya convertida en una estrella en decadencia: sus tiempos de gloria se habían ido prematuramente. Los médicos no lo entendían, pero la tuberculosis, rebelde, se resistía a cualquier tratamiento, e iba devorando sus pulmones impiadosamente. Con los ojos brillando de emoción, me confió: «Es el precio que estoy pagando por innumerables noches mal dormidas, hundida en el mundo de la farándula». Murió joven. Cuando quiso cantar para Dios, ya era tarde. Sus pulmones no resistían; su voz, quebrada, parecía un tambor viejo. Solo producía el lamento triste de alguien que no supo administrar el don que Dios le dio.
Tú continúas vivo. Para ti, todavía no es tarde: el sol aún brilla en tu jornada. ¿Por qué no le entregas a Dios todo lo que eres y lo que tienes? Hazlo ahora, y recuerda que con Lucifer fue diferente, porque «se enalteció su corazón a causa de su hermosura, corrompió su sabiduría a causa de su esplendor».

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de martes

EL TRATO CON LOS VECINOS.

«Si tienes poder para hacer el bien, no te rehúses a hacérselo a quien lo necesite».Proverbios 3: 27


TAN DISPUESTO Y ANHELANTE ESTÁ el corazón del Salvador a recibirnos como miembros de la familia de Dios, que desde las primeras palabras que debemos emplear para acercarnos a Dios, él expresa la seguridad de nuestra relación divina: «Padre nuestro» ] Al llamar a Dios «Padre nuestro», reconocemos a todos sus hijos como nuestros hermanos. Todos formamos parte del gran tejido de la humanidad; todos somos miembros de una sola familia. En nuestras peticiones hemos de incluir a nuestros prójimos tanto como a nosotros mismos. Nadie ora como es debido si solamente pide bendiciones para sí mismo.

Estamos unidos al Señor por los vínculos más fuertes y la manifestación del amor de nuestro Padre debiera despertar el afecto más filial y la gratitud más sincera. Las leyes de Dios se fundamentan en una inmutable rectitud, y han sido establecidas para promover la felicidad de los que las obedecen. En la lección de fe que Cristo enseñó en el Sermón del Monte se revelan los principios de la verdadera religión. La religión conduce al ser humano a una relación personal con Dios, pero no exclusivamente con él; porque los principios del cielo han de vivirse de manera que puedan ayudar y bendecir a la humanidad. Un verdadero hijo de Dios lo amará con todo su corazón, y amará a su prójimo como a sí mismo; se interesará por sus semejantes. La verdadera religión es el resultado de la obra de la gracia en el corazón, que hace que la vida fluya en forma de buenas obras, como lo hace una fuente alimentada de corrientes de agua viva

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de martes

ACCIONES

Actuar de acuerdo a los principios que emanan de la fe cristiana es más importante que las muchas palabras con sonido espiritual que puedan salir de los labios de uno. 

Las palabras espirituales sin acciones espirituales probablemente tienen poco valor. 

Mas no te equivoques porque tus acciones pueden ser muy espirituales pero si Cristo no es tu Salvador, Señor y Rey tampoco tienen mucho valor. 

Es sencillo Cristo en el corazón y mis acciones reflejando mi amor por Jesucristo

¿Esperando que Dios haga todo?

Los Israelitas estaban llenos de miedo al ver que los egipcios los alcanzaban para matarlos con todo su ejército y carros de guerra. Entonces, comenzaron a clamar al Señor por ayuda y muchos de ellos empezaron a reclamarle a Moisés diciendo: ¿Por qué nos trajiste aquí a morir en el desierto? ¿Por qué nos obligaste a salir de Egipto? ¿No te dijimos que esto pasaría?


Moisés les respondió: “No tengan miedo. El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos. Luego el Señor le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha! Toma tu vara y extiende la mano sobre el mar. Divide las aguas para que los israelitas puedan pasar por en medio del mar, pisando tierra seca.”. Éxodo 14.15-16. (NTV)


Muchos pensamos que Dios peleará la batalla por nosotros sin que nos involucremos en la misma, pero estamos equivocados. Si bien uno debe confiar en el Señor, eso no quiere decir que debemos quedarnos sin hacer nada, por eso Dios le dijo a Moisés: “¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha!”.


Hay personas que piden a Dios por su matrimonio pero no hacen nada para mejorar. Hay otros que oran por un trabajo pero no salen a buscarlo. Muchos anhelan un ministerio pero no sirven en nada en la iglesia. Y así podemos seguir mencionando las cosas que uno desea tener, pero si no hacemos algo, seguiremos sin recibir.


¿Estás enfrentando problemas que parecen no tener solución? ¿Has clamado a Dios y esperado en sus promesas, pero la respuesta no llega?
Analiza si después de orar has intentado buscar la solución a tu problema, si no lo has hecho, empieza hoy. Ora y usa lo que Dios ya te dio, como en el caso de Moisés, que tenía la vara en su propia mano y sólo debía extenderla. A veces, la mayoría de las soluciones a nuestros problemas están en nuestras propias manos, porque Dios siempre nos da sabiduría y recursos para que, con su bendición, resolvamos nuestras situaciones.


Dios te respaldará y no te abandonará. Solamente necesitas confiar en Él y buscar cómo solucionar la situación que tienes.


Oremos:


Señor, hoy me doy cuenta que me falta dar ese primer paso de fe, por favor ayúdame y dame sabiduría para solucionar mis problemas. Que mis oídos puedan estar atentos a tus instrucciones y mandamientos. Yo sé que Tú me has dado recursos para salir de mi situación y estoy seguro que con tu ayuda lo lograré. Me encomiendo en tus manos y creo que serán tiempos mejores para mi vida, en el nombre de Jesús, amén.”


Dios te bendiga en este Día. 

Que te vaya bien.


Has llegado a un feliz día 

para que recibas las bendiciones de Dios 

siguiendo su camino de luz y verdad, 

de felicidad y paz. 


Feliz día. 




Que en este día Dios te bendiga


porque andarás siguiendo 


en buen consejo de los sabios,


no te juntarás con malas compañías


ni con aquellos que 


se burlan de Dios.

1 Corintios 14

6 Ahora pues, hermanos, si yo voy a vosotros hablando en lenguas, ¿qué os aprovechará, si no os hablo con revelación, con conocimiento, con profecía o con doctrina? 7 Ciertamente, las cosas inanimadas que producen sonidos, como la flauta o la cítara, si no dieran notas distintas, ¿cómo se sabría lo que se toca con la flauta o con la cítara? 8 Y si la trompeta diera un sonido incierto, ¿quién se prepararía para la batalla?9 Así también vosotros, si por la lengua que habláis no dais palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís?, porque sería como si hablarais al aire. 10 Tantas clases de idiomas hay seguramente en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. 11 Pero si yo ignoro el significado de las palabras, seré como un extranjero para el que habla, y el que habla será como un extranjero para mí. 12 Así pues, ya que anheláis los dones espirituales, procurad abundar en aquellos que sirvan para la edificación de la iglesia.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de martes

lunes, 18 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de lines cristiano

VAS A VENCER UNA VEZ MÁS

“Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.” Mateo 4:10-11


“Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. 44 Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.” Lucas 22:42-44


Estas dos porciones bíblicas representan dos momentos históricos de la vida de nuestro Señor Jesucristo, en donde sucedieron cosas similares. Mateo 4:10-11 hace referencia al momento en que Jesús es tentado en el desierto después de ser bautizado, al principio de su ministerio. En Lucas 22:42-44, vemos la oración de Jesús en agonía antes de ser entregado para ser crucificado, ya al final de su ministerio. En ambas ocasiones, lo que se ve es la batalla más grande que cualquier persona puede enfrentar en su vida, la batalla de la mente, el desafío de los pensamientos. Cuando intentas hacer lo que fuiste llamado a hacer y los pensamientos no te dejan, cuando no quieres rendirte, pero tus pensamientos te inclinan a abandonarlo todo, estás experimentando la batalla, el desafío de tus pensamientos.


Es interesante que en estos dos momentos de la vida de Jesús se vean ángeles que vienen a ministrarle en su lucha. En Mateo 4, los ángeles aparecen al final de la lucha, donde venció firmemente. Aquí la tentación no comienza sino hasta que Jesús comienza a tener hambre; el enemigo aprovecha la oportunidad de la necesidad para tentarle. Jesús acaba de ser bautizado y aprobado por Dios para comenzar su ministerio, por lo que se encuentra fortalecido para contestar a cada tentación con un “escrito está”. Resiste al diablo, este desaparece y luego llegan los ángeles a ministrarle. Aunque logra vencer, el hecho de que aparezcan los ángeles a ministrarle demuestra que fue una batalla difícil, que había un desgaste mental y emocional en ese momento.


En Lucas 22, el ángel aparece en medio de la oración de Jesús para fortalecerlo porque se ve contemplando la oportunidad de salir de la situación que tendría que atravesar próximamente. En esta ocasión, Jesús no se muestra tan fuerte como la primera vez, en medio de esta batalla. Al rechazar la oferta que le hizo el enemigo en el desierto, al momento que le tentó ofreciéndole los reinos de la tierra si le adoraba, Jesús estaba escogiendo pasar por la cruz. Jesús escogió terminar la carrera, escogió ganar el poder sobre todo reino, pasando por el sacrificio de la cruz. Ahora comienza a arrepentirse y el ángel llega a fortalecerlo para terminar su agonía mental.


Tal vez, en algún momento, tú hayas experimentado un desgaste mental y emocional, y cuando necesitas que aparezcan ángeles aparecen todos los diablos de la vida. Cuando necesitas a alguien que te dé un estímulo, que te bendiga, que te diga “sigue hacia adelante”, llega alguien que te mira y te dice “tú te ves mal”. En vez de recibir la fortaleza que tanto necesitas, recibes todo lo contrario.


¿Por qué solo llega gente que te desanima a tu vida? Solo llega gente que te desanima porque han visto que te has rendido, y no vienen a apoyarte. Cuando decides batallar, te darás cuenta que siempre va a haber alguien que Dios pone en el camino que te va a decir: Tú puedes. Siempre habrá alguien que te dirá “continúa con la decisión”, alguien que te va a dar un segundo aire, que te va a impulsar.


Tal vez, hoy, te encuentras como Jesús en su primera batalla mental, confiado y venciendo, pero estás desgastado. Lo que necesitas hacer ahora es cobrar ánimo porque, después de vencer mentalmente, puedes vencer al mundo, ahora es que puedes ir a hacer los milagros. Ahora que has vencido mentalmente al enemigo en el desierto, puedes ir y ejercer autoridad. No es tiempo de estar cansado, de estar buscando alternativas; aunque estás a punto de rendirte, tú sabes que no hay de otra: Pasas por esta o la pasas, lo haces o lo haces.


Recobra ánimo, recobra fuerzas; en este momento el Señor envía ángeles, gente que ministrara a tu vida. La agonía de tu mente termina hoy; saldrás victorioso, como la primera vez. Los ángeles de Dios te fortalecen, hoy, para que hagas, para que termines la obra que Dios ha dicho que tienes que hacer, y puedas completar tu misión.

Salmo 4 Con Devocional y Oración

 


(Versículo 1) David conocía perfectamente que Dios es justo y que él nos hace justicia frente a las situaciones injustas que nos tocan vivir, sobre todo cuando otras personas nos afligen injustamente. Es una buena oración para realizar cuando estamos siendo hostigados, calumniados o atacados injustamente: “Señor hazme justicia”, algo injusto es algo en lo que Dios actuará a favor de la vida de los que creen y esperan en Él. No tengas dudas que el Señor te hará justicia, si actúas en obediencia y con buena conciencia, el Señor te hará justicia ante tus adversarios. David pide misericordia sabiendo que el Señor ya lo ha librado muchas veces de sus angustias, el Señor desea ayudarnos y librarnos por eso David clama con fe y certeza. Así debemos clamar, confiando y esperando en la justicia y la misericordia de Dios.


(Versículo 2) Aquí vemos una exhortación hacia aquellos que se creen importantes, otras traducciones hacen referencia a personas de poder, de influencia o destacadas. La versión TLA dice: “Ustedes los que se creen importantes” la versión Dios habla hoy (DHH) dice: “Ustedes, que se creen grandes señores”, por eso vemos aquí la razón por la cual pide justicia, se hablaba mal de él, estas personas intentaban desacreditar y desprestigiar a David, tal vez para derrocarlo en su reinado o destruirlo. Mentiras y acusaciones infundadas fueron la causa de su clamor a Dios y su confrontación con ellos. La pregunta que se hace es ¿Hasta cuando buscarán el engaño?. Dios siempre castiga la soberbia y la mentira, aquellos que aman la mentira y no pueden ser humildes serán quebrantados por el Señor. Dios llama a todos al arrepentimiento para salvación, pero no todos responden el llamado. Por eso cada uno tendrá consecuencias, pero los que sufren las acusaciones mentirosas deben clamar a Dios por justicia que pronto verán.


(Versículo 3) Al Señor le agrada nuestra fe y piedad, las personas que le temen y lo buscan encontrarán la respuesta en Dios. Un ejemplo claro de esto lo vemos en la historia relatada en Hechos 10, cuando un ángel envía un mensaje de Dios a Cornelio. En el verso 2 del capítulo 10 del libro de los hechos, vemos la descripción que se hace de Cornelio como un hombre: “piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre”. Esta descripción muestra cómo el Señor escuchaba a Cornelio, siendo este un varón justo y piadoso, que además hacía limosnas al pueblo, un hombre generoso, con temor de Dios y de oración. El Señor se encargó de enviarle el evangelio de Cristo por medio del apóstol Pedro, abriendo la puerta de la salvación al pueblo no judío, para esta gran conexión, el Señor escogió a este hombre de oración y piadoso. Y Pedro, siendo parte de todo este plan, al hablar con cornelio y su gente, lo resumió de esta manera en el versículo 34 y 35 de Hechos 10: “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia”. Por eso este versículo 3 del Salmo 4 dice: “Sepan que el SEÑOR ha apartado al piadoso para sí; el SEÑOR oirá cuando yo clame a él”.


(Versículo 4) La expresión “tiemblen y no pequen” hace referencia a no tomar a la ligera el desprecio a los mandatos y consejos de Dios. El temor reverente a Dios está directamente conectado con tener sumo cuidado de no cometer pecados, la persona que piensa y medita correctamente en lo que la biblia nos dice, tendrá la capacidad de darse cuenta que no le conviene cometer pecados, porque el pecado abre las puertas al enemigo de nuestras almas, la rebeldía es un principio de la naturaleza pecaminosa, la cual debemos hacer morir. Por eso dice en la segunda parte del verso, “reflexionen en su corazón sobre su cama y estén en silencio”. Estar en tranquilidad y tener un tiempo donde podamos darnos cuenta de los errores, nos ayuda a tomar conciencia que ofendemos a Dios y nos provocamos un daño cuando tomamos el pecado a la ligera. El el pecado daña nuestra vida. Es bueno poder pedir perdón por nuestros pecados y hacer un balance al terminar el día y ponernos a cuentas con Dios para ser fortalecidos y seguir al día siguiente el camino correcto.


(Versículo 5) El sacrificio que a Dios le agrada es hacer el bien, ser compasivos y misericordiosos, ayudar al pobre, adorar en espíritu y en verdad, es ser transparentes de corazón, es arrepentirse de los pecados para buscar la ayuda del Espíritu Santo, es temer a Dios y guardar su palabra, es tener una vida de oración y ser piadosos. El justo es una persona de fe, que no solo cree en Dios, sino que busca a Dios para conocerlo y para que Él sea el centro de su vida, nada tiene que ver la justicia del reino de Dios con la religiosidad de los hombres. El hombre que usa la religión como una apariencia o como una simple regla exterior de conducta no ha tenido un verdadero encuentro con el amor de Dios. No conoce a Dios. Es sumamente importante entender que tipo de sacrificios sirven ante los ojos de Dios o cuáles son agradables a Él. En hebreos 13:16 dice así: (NVI) “No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque esos son los sacrificios que agradan a Dios”. Aquí el sacrificio es dar al que menos tiene, es compartir. En Romanos 12:1 dice: “Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios”. Santificarnos en la palabra de Dios y serle fiel, guardando nuestra vida y cuerpo para Él, y no para el pecado es otra forma de sacrificio de justicia. Y también vemos lo que el apóstol Pablo llamó como sacrificio agradable a Dios en Filipenses 4:18, que dice: “Por el momento, tengo todo lo que necesito, ¡y aún más! Estoy bien abastecido con las ofrendas que ustedes me enviaron por medio de Epafrodito. Son un sacrificio de olor fragante aceptable y agradable a Dios”. La ayuda financiera, los diezmos y las ofrendas, como todo tipo de apoyo y colaboración para quienes hacen la obra de Dios, es un sacrificio agradable a Dios. Los sacrificios deben ir acompañados de confianza en el amor y la gracia de Dios, la fe nos hace hacer estos sacrificios de justicia al Señor,porque sabemos que son útiles y darán mucho fruto.


(Versículo 6) Este texto es para aquellos que buscan el bien en la vida, pero por fuera de Dios, el salmista se hace una pregunta, que muchas personas se hacen: “¿Quién nos mostrará el bien?”. La pregunta está enfocada en quién, es decir en alguien, en una persona, pero la persona que nos mostrará el verdadero bien es Dios, que envió a Jesús, quien vino para enseñarnos, sanarnos, liberarnos y restaurarnos. Por eso también la respuesta la da el mismo salmista con un pedido: “Haz brillar sobre nosotros, oh SEÑOR, la luz de tu rostro”.
Muchas buscan el bien aquí y allá, en una persona o en otra, pero el verdadero bien se encuentra en nuestro amoroso Dios. Quien nos acepta por medio de Cristo y nos capacita por su glorioso Espíritu Santo para darnos vida, paz y alegría. El bien está en llenarnos de Dios, en conocer su palabra y vivir por ella.


(Versículo 7) “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios vivirá el hombre”. Éstas palabras dichas por Jesús nos demuestran que los hombres no solo debemos estar detrás de las cosas materiales, sino del alimento para el espíritu, que es la vida de Dios que nos provee su palabra. El salmista en este caso compara la alegría de aquellos que tienen una buena cosecha, y la alegría indescriptible que tienen aquellos que viven bajo el favor y agrado de Dios. No estamos hechos solo para vivir del pan, la completa satisfacción está en tener el alimento espiritual que Dios nos da con su poder, que rompe cadenas, que libera de toda trampa del enemigo y nos da la luz, la sabiduría y la presencia de Dios en Cristo Jesús.


(Versículo 8) El hombre sin Dios y sin esperanza intenta obtener la paz que el mundo ofrece, la cual parece que nunca es completa, porque el mundo ofrece una paz endeble, basada en comprar y adquirir tranquilidad por medio de tantas cosas que se ofrecen hoy en día, por muchos tipos de medios humanos y limitados, pero estar bajo la poderosa mano de Dios no tiene comparación, la fe de Dios en nosotros es el poder que nos da el verdadero descanso y calma. La presencia de Dios nos puede cuidar en todo tiempo y en toda circunstancia de una forma única.
En proverbios 19:23 se nos amplía el concepto básico para disfrutar de la tranquilidad, la seguridad y la alegría que Dios nos da. En la nueva versión internacional, dice así: “El temor del Señor conduce a la vida; da un sueño tranquilo y evita los problemas”. Y en la versión Reina Valera Contemporánea dice así: “El temor del Señor es fuente de vida, y nos hace vivir tranquilos y libres de temores”.
Es haciendo nuestro corazón agradable a Dios, llenando nuestra boca de su palabra y anhelando la amistad con Él que tendremos la vida que anhelamos, llena de paz y descanso, una vida en la plenitud de sus promesas.


Hagamos juntos esta oración:


“Padre Celestial, vengo a ti porque deseo tener tu amistad, sé que solo en Jesús tengo la verdadera paz y felicidad que necesito. Tu eres mi justicia, y me harás justicia de toda situación injusta y de todo adversario en mi vida.
Perdóname si no he vivido conforme a tu palabra. Hoy me aferro a tu palabra, me lleno de tu palabra para dar mucho fruto. Espíritu Santo te doy la bienvenida para que me guíes a realizar obras de justicia que agradan al Padre.
Querido Señor, Dame Sabiduría y entendimiento para hacer lo que tu deseas en mi. Recibo la vida, la alegría, la tranquilidad y la seguridad que tienes para mi, por vivir en respeto y temor reverente a tu persona, lo pido, lo creo y lo declaro en el nombre de Jesús. Amén”

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

HÁBLALE A TU MENTE

El reto mental es uno de los más grandes que todos enfrentamos en nuestra vida, ese desgaste mental. En Mateo 4, vemos que esa primera tentación que llega a la vida de Jesús es por una necesidad física. Claramente, la Biblia nos dice que, después de cuarenta días y cuarenta noches de ayuno, le dio hambre; y el enemigo aprovecha para tentarle. Aquella sensación física abrió la puerta para que el enemigo tentara a Cristo. La manera en la que el enemigo toma autoridad sobre nuestros pensamientos es por medio de un desvío a través de nuestras sensaciones. Si él logra apoderarse de una sensación emocional, se apodera de tu mente, porque Dios no trabaja a través de tus sensaciones; Dios sujeta tu mente a través de la fe, que no se puede sentir.

Pablo, estando preso, en medio de un momento difícil, le escribe a la iglesia en Filipo:

“18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. 19 Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación, 20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.” Filipenses 1:18-21

Si analizamos estos versos, vemos un hombre batallando mentalmente. Está preso, y está diciendo: Sé una cosa, no voy a ser avergonzado. Esto significa que, en su mente, el miedo que él tenía era precisamente ser avergonzado. Y añade que su fe le decía que sería liberado, pero aun si moría, para él, el morir era ganancia. Esto es un hombre hablándole a su mente, expresando su batalla interna, porque se encuentra en unas circunstancias que le son contrarias a su deseo, y al propósito de Dios para su vida. Estaba en una situación para la cual él no fue creado, algo para lo que no fue llamado, y ahora tiene una batalla mental, pensando cómo salir de esa situación. Y lo primero que le venía a la mente era: Vas a quedar en vergüenza, estás preso, no vas a completar la obra. Y Pablo se habla a sí mismo, diciendo que estaba tranquilo, porque sabía que todo aquello terminaría siendo para bendición, que Dios lo iba a libertar. Y a aquellos que le hicieran pensar que lo matarían, él tenía algo que decirles: Para mí, morir es ganancia. Así que Pablo se habla a sí mismo, por la contradicción que hay entre lo que Dios lo llamó a hacer, y las circunstancias en las que él se encuentra. Y esta es la batalla que tenemos nosotros en nuestra vida.

Llegamos a Jesús, se abre nuestra mente, nuestro interior, se crean expectativas; pero las circunstancias no guardan relación con las expectativas, y en vez de cuestionar las circunstancias, cuestionamos nuestras expectativas y lo que Dios quiere para nosotros. Tu mente, en vez de llevarte a pensar que tus circunstancias no son reales, te lleva a pensar que son tus expectativas las que son irreales. Y es ahí que está la lucha.

Pocos llegamos al Señor cuando todo está bien; llegamos cuando hay una necesidad, un vacío, y nos damos cuenta que solo Dios lo puede llenar. Y, cuando llegamos a Dios, no solo se suple nuestra necesidad, sino que se nos abre un mundo de nuevas expectativas; comenzamos a soñar con lo que podría ser; pero, muchas veces, nuestras circunstancias no guardan relación con lo que estamos esperando. Entonces, en vez de cuestionar tus circunstancias, cuestionas a Dios, y cuestionas si tus expectativas se van a cumplir o no. Y esa batalla la ganamos o la perdemos en nuestra mente.

Nosotros le tememos a las pérdidas, pero no a las materiales. El dolor que sentimos nunca es por lo material, sino que ahora todos los planes que teníamos con aquello que hemos perdido, también se desvanecen. El dolor de un divorcio no es tan solo perder a una persona, sino que los planes que tú habías hecho con esa persona, desaparecen; se va la persona, y desaparece la casa que ibas a comprar, el carro que querías tener, los hijos que planeaban; lo que duele es que pierdes los planes que tenías para el futuro. Y lo que duele es preguntarte cómo cumples tus planes, sin lo material que tú pensabas que era lo que te daría lo que tú querías. Pero, como creyentes, tenemos que saber que nuestros planes no desaparecen porque naturalmente tengamos una pérdida; algunos planes sufrirán cambios, pero los planes de Dios siempre se van a cumplir en tu vida.

Tu familia no se destruye porque se pierda una casa, porque se pierda un carro; una iglesia no se cierra porque pierda un edificio. Las cosas en el mundo espiritual no se pierden porque el mundo natural cambie; tu trabajo no se pierde porque tú pierdas el carro, o viceversa. El que piensa lo contrario, piensa que es lo material lo que suple sus necesidades; entonces, Dios no era tu Dios, sino el trabajo en el que tú confiabas para pagar tu carro y tu casa. Cuando tú entiendes que el trabajo no es lo que paga tu carro y tu casa, entonces, el día que tu trabajo falta, no tienes miedo; el Dios que te dio el trabajo, te va a suplir para el carro y para la casa.

Háblale a tu mente, a tus circunstancias. No serás avergonzado, porque tu confianza está puesta en el Dios Todopoderoso. Tus expectativas, y lo que Dios quiere para ti, va a prevalecer, por encima de tus circunstancias.

Unidos

Una manada está formada por un grupo de varios animales de la misma especie que habitan en un sólo lugar o que se desplazan juntos para migrar. Esta unidad hace que puedan protegerse de algunos enemigos naturales y les permite conseguir alimentos para subsistir.

Sin embargo, a menudo se originan conflictos internos que, en el peor de los casos, puede causar que un miembro sea expulsado o simplemente decida desertar por voluntad propia. Aunque son casos muy aislados se ha visto que existen situaciones de este tipo dentro del reino animal.

La manada no sólo es un grupo que provee protección para sus miembros, sino que también es esencial para darle significado a la existencia de los animales.
Así como sucede en la familia, una manada es una unidad social que provee a cada integrante un sentido de pertenencia y el correspondiente apoyo social. Contrariamente, el que se alejó para vivir en solitario se ve obligado a soportar todo sin ningún respaldo.


La Biblia también habla de la importancia de pertenecer a un grupo y no permanecer en solitario.


Salmos 133:1 dice: “¡Vean qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos!” Versión Dios Habla Hoy


Cuando uno recibe a Jesús como Señor y Salvador nace a una nueva vida, inmediatamente brota de su interior ganas de reunirse con gente que comparta su misma fe y cuando logra integrarse a una iglesia de creyentes, esa necesidad está cubierta.
Unirse a una comunidad de fe provee las condiciones necesarias para que el nuevo integrante crezca en su relación con Dios, se desarrolle espiritualmente y comprenda mejor su propósito dentro del reino de los cielos. Además ofrece los recursos para desarrollar su comunión con otras personas y mantener el fuego de su pasión por la búsqueda del Espíritu Santo.


Todos estos beneficios no los podría tener alguien que decide alejarse porque Dios no ha creado a ninguna persona para que tenga una vida de fe como ermitaño.
Efesios 2:22 dice: “En él también ustedes se unen todos entre sí para llegar a ser un templo en el cual Dios vive por medio de su Espíritu.” Versión Dios Habla Hoy.


Dios ama la unidad de sus hijos y desea que la busquemos.

REFLEXIÓN – No se acaba jamás.

“Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos.” Salmos 103:17 (RVR)


Misericordia


Dice una vieja canción de mi infancia: “Todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final, todo termina” (si la tarareaste, te vendió la edad, ja) hablando de la limitación de tiempo que todos los seres humanos tenemos. Todo empieza y todo termina. Todo lo que conocemos tiene un comienzo y tiene un final. A la corta o a la larga se acaba. Incluso la memoria, la historia y el afán de perdurar de los más famosos tiene un límite. Ya nadie se acuerda quien salió campeón del mundial 2014 o quien fue segundo. Lo que era vital en ese momento y nos quitó el sueño y la alegría, ahora quedó en el olvido.


Esta regla general de limitación temporal no aplica a Dios. Me cuesta mucho escribir sobre esto, porque no puedo comprenderlo. Dios es eterno, es decir que nunca comenzó y nunca va a terminar. Es irse al pasado y no poder jamás encontrar el momento en que Dios empieza, porque siempre estuvo. E ir al futuro y no poder encontrar jamás el momento en que Dios termine, porque siempre va a estar.


¿Cómo haces para meter dentro de una botella de Coca Cola todo el mar? Es imposible. De la misma manera, es imposible intentar comprender la eternidad con una mente limitada, frágil y temporal como la humana.


Sin embargo, hay algo que estoy seguro, y que no va a cambiar. La misericordia de Dios, no se va a acabar. No empieza ni termina, siempre está presente. No se acaba. El amor de Dios por la miseria (en cualquiera de sus expresiones) es constante. Dice el salmista que son nuevas cada mañana. Se renueva cada día y no se agota jamás. Pero en este salmo agrega algo particular.

La misericordia de Dios es eterna a los que le temen. Es decir que hay una doble porción de misericordia para aquellos de sus hijos que le respetan y le obedecen. Hay mayor bendición para aquellos que actúan como Dios espera que actúen. Hay mayor gracia de Dios para los obedientes.


¿Estás disfrutando la misericordia de Dios? Tal vez hoy no fue tu mejor día. Y tuviste un momento triste o de dolor. Tal vez no fue tu mejor año, y seguís tropezando con el mismo fracaso que no podés solucionar. Dios vuelve a decirte: mirá bien. Porque su Misericordia es eterna.



Unidad y Solidaridad

Unos días atrás tuvimos la no muy grata experiencia de vivir en “carne propia” el arribo del huracán Irma en el Sur de la Florida; vientos muy fuertes, lluvias torrenciales, momentos de calma y nuevamente… lluvias y más viento, fueron casi 10 horas las que se tardó este fenómeno de pasar por nuestras ciudades. Pero hoy quiero rescatar algo de esto, creo que algo pasó que seguramente fue positivo.Popularmente se dice que “el éxito es como subir una escalera, un peldaño a la vez hasta llegar a la cima”, y yo te propongo este otro “las experiencias dolorosas y difíciles fabrican fuentes”.


Lo digo por experiencia propia, porque en nuestro caso se fabricaron puentes de solidaridad, de unidad familiar, de verse a las caras puesto que –en muchos casos como el nuestro; no era posible usar teléfonos inteligentes, ni televisores, porque no teníamos energía eléctrica.Las familias reunidas por dos o tres días completos; la mano extendida a un vecino que solamente lo llegábamos a saludar en la mañana al pasear el perro y la fuerza de la unidad para remover árboles y ramas caídas que irrumpían en el camino.


Sí, el huracán causo mucho daño, pero también unió a las personas.Oremos para que ese espíritu de colaboración, unidad, amistad, familiaridad se quede como algo permanente.Que la sinceridad sobre el cómo nos sentimos o cómo estamos sea la que todos los días se exprese con la libertad y certeza de que hay una mano amiga dispuesta a extender sus brazos para ayudar desinteresadamente.


Que las situaciones difíciles sean motivo de unidad; por tanto, si alguien hoy te dice: “Oren por mí. Me siento mal. Tengo un problema; o, Recibí malas noticias del médico”, no ignores ese dolor humano, sino que de verdad te importe ayudar.Sabemos que vivimos en un mundo de dolor y pecado. Todo el mundo pasa por momentos difíciles; por lo que debemos ayudar a quienes están sufriendo.No estamos solos, “hoy por ellos, mañana será por ti”


El apóstol Pablo escribió: “quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren” (2 Corintios 1:4 – NVI). Es como si Dios nos dejara experimentar la adversidad para que tengamos compasión por los demás que están sufriendo.


Como predicador hoy te doy ánimo para seguir adelante, para no quedarte en el dolor y la pérdida de ayer… hay un mañana y éste estará lleno de nuevas oportunidades si decides créele a Dios por cosas nuevas, Él está tendiendo un puente nuevo de restauración y crecimiento.


Versículo: “quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren” 2 Corintios 1:4 – NVI

El pensamiento del Día

Para que las abejas no te piquen, quédate


lejos del enjambre.


Desde el punto de vista espiritual, nuestra mente


es el órgano más vulnerable para la tentación.


Mantén tu mente ocupadas con pensamientos


positivos y con la palabra de Dios.


No seas vencido de lo malo, sino 


vence con el bien, el mal.Romanos 12:21

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

Adoración Invalorable

MARCOS 12:44 “…ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento (v. 44).


Adoro y sirvo al Señor escribiendo; más aún ahora, cuando los problemas de salud reducen mi movilidad. Por eso, cuando un conocido dijo que lo que yo escribía no servía, me desanimé y dudé del valor de mis pequeñas ofrendas a Dios.


Con la oración, el estudio de las Escrituras y el estímulo de mi esposo, familiares y amigos, el Señor me confirmó que solo ÉL, no las opiniones de otras personas, puede determinar la motivación y el valor de nuestras ofrendas.
Jesús contradijo nuestros estándares respecto al mérito en las ofrendas (Marcos 12:41-44). Mientras los ricos arrojaban grandes sumas de dinero en el tesoro del templo, una viuda pobre puso unas monedas de poco valor (v. 42). El Señor declaró que esa ofrenda era mayor que la del resto (v. 43), aunque su contribución les pareció insignificante a quienes la rodeaban (v. 44).


Aunque la historia de la viuda se centra en las ofrendas monetarias, toda acción de dar puede ser una expresión de adoración y obediencia con amor. Como la viuda, honramos a DIOS con ofrendas intencionales, generosas y sacrificiales de aquellas cosas que ÉL mismo nos dio. Presentarle de corazón lo mejor de nuestro tiempo, talentos o tesoros es una ofrenda de adoración invalorable.



OREMOS: Señor, gracias por poder devolverte como adoración lo que Tú nos diste primero. Todo es Tuyo, nada es nuestro. A Ti te debemos todo y debemos administrarlo bien. Ayúdanos Señor. En el nombre de Cristo, amén.

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

D0's te habla

"Yo soy el Alfa y la Omega," dice el Señor Dios, "el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso."
Apocalipsis 1:8


Así dice el SEÑOR, el Rey de Israel, y su Redentor, el SEÑOR de los ejércitos: "Yo soy el primero y Yo soy el último, y fuera de Mí no hay Dios."
Isaías 44:6

LOS ANCIANOS

«Ni siquiera respetaron a nuestros ancianos» (Lamentaciones 5: 12).


LO QUE LE PASÓ a una abuelita viuda de Orem, Estados Unidos, me pone de muy malhumor. Y todavía me duele más porque sé que todos los días, las personas mayores reciben indiferencia y maltrato de parte de la sociedad, que parece considerarlos sin valor. Pero están muy equivocados.


Betty Prey tenía setenta años cuando fue arrestada por la policía y encerrada en la cárcel una mañana entera por el «grave delito» de no regar el pasto de su casa.
Hacía más de un año que Betty no regaba su jardín porque apenas tiene dinero para sus gastos, y dejar que el pasto se seque parece ser delito en Orem. La policía no tuvo consideración con ella por ser una ancianita, y por nunca haber hecho mal a nadie en su vida. Tampoco los policías fueron amables con ella cuando la llevaron a la cárcel, la trataron con bastante rudeza. Eso sí, el que la llevó a casa por la tarde «fue un verdadero caballero», según ella misma dice.


¿No te parece un poco triste que haya gente que no sea delicada con los ancianos? ¿A ti te gustaría ver a tu abuelita en la cárcel, esposada y tratada con rudeza por desconocidos, solo porque no tiene dinero para regar el jardín? Yo creo que eso es demasiado injusto. Y creo también que todos somos injustos cuando contestamos mal a las personas mayores porque no tenemos paciencia con ellos; cuando les gritamos porque no oyen bien y decimos «qué sordo estás»; cuando ignoramos sus necesidades y deseos porque queremos irnos con nuestros amigos o jugar a la play o que nadie nos moleste.


Dios desea que tengamos respeto a todas las personas, pero en especial a las personas mayores, que ya no pueden defenderse. Tener respeto hacia ellas no es simplemente no hacerles daño, sino ayudarles en sus dificultades, tratarlas bien y ser cariñosos con ellas. La Biblia da mucha importancia a esto, por eso nos dice: «Trata a los jóvenes como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jóvenes, como a hermanas, con toda pureza» (1Timoteo 5: 1-2).

¿Actitud o Servicio?

Marta y María eran dos hermanas muy diferentes. La primera era tranquila y observadora, pero la segunda era más dominante y activa.
Un día, Jesús fue a su casa, Marta quiso darle la mejor atención a su maestro por lo que fue a la cocina y se puso a trabajar; mientras que María pensó que sería una gran oportunidad para sentarse a los pies de Jesús y escucharle hablar. Como Marta estaba sola en la cocina, cansada al no poder terminar sus quehaceres, empezó a murmurar. Lo que en un principio le pareció un servicio, al final terminó siendo una carga y se frustró mucho porque María no la estaba ayudando, tanto que incluso intentó decirle a Jesús lo que tenía que hacer: “…Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? ¡Dile que me ayude! (Lucas 10:40).


La preocupación te hace olvidar de lo que realmente importa. Fíjate en estas tres cosas:


- Marta Recibió a Jesús en su casa, pero María buscaba su cercanía.
- Marta se ocupaba de muchos quehaceres que la llevaron a afanarse, pero María escuchaba la voz de Jesús.
- Marta se frustró con lo que hacía y terminó enojándose, pero María disfrutaba la presencia de Jesús en su casa.


¿Con cuál de las dos te identificas?


A veces nos gusta llenar nuestro tiempo con muchos quehaceres, al igual que Marta, y ofrecemos a Dios actividad en lugar de adoración y no nos damos cuenta que al mantenernos tan ocupados no tenemos el tiempo necesario para escuchar lo que Él quiere decirnos.
Es verdad que hay mucho por hacer en el ministerio, pero ante todo: ¡Dios valora tu actitud más que tu servicio!
Si hasta el día de hoy creíste que servir a Dios tiene más importancia que escuchar su voz, déjame decirte que estás en un error, porque lo que Jesús quiere contigo es una relación.
Es necesario mantener un equilibrio, entre buscar a Jesús, adorarlo con todo el corazón y cumplir con nuestro servicio.


¡No descuides tu comunión con Dios por prestar más atención a su servicio!


«Yo, el SEÑOR, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras». Jeremías 17:10 (NVI)

Has llegado a un feliz día 

para que recibas las bendiciones de Dios

siguiendo su camino de luz y verdad, 

de felicidad y paz. 

Feliz día. 



Que en este día Dios te bendiga


porque andarás siguiendo 


en buen consejo de los sabios,


no te juntarás con malas compañías


ni con aquellos que 


se burlan de Dios.


Que en este día Dios te bendiga


porque amas su palabra


y la estudias de día y de noche.


Que seas tan fructífero 


en tu trabajo y en buenas relaciones


como un árbol sembrado junto a arroyos,


que todo te salga bien. 


Que Dios te cuide y te bendiga con éxitos


en este día, que tengas un camino


de alegría y paz.

 Deseo que te vaya bien. Mery Bracho.

1 Corintios 14

El hablar en lenguas


14 Seguid el amor y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. 2 El que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios, pues nadie lo entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. 4 El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. 5 Yo desearía que todos vosotros hablarais en lenguas, pero más aún que profetizarais, porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba edificación.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

domingo, 17 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de domingo cristiano

EL CONSUELO DE DIOS


Yo, yo soy vuestro consolador.
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.


Como un padre se compadece de sus hijos, así se compadece el Señor de los que le temen. Porque El sabe de qué estamos hechos, se acuerda de que somos sólo polvo.
Como uno a quien consuela su madre, así os consolaré yo.
Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.
Mas tú, Señor, eres un Dios compasivo y lleno de piedad, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad.


El os dará otro Consolador…. el Espíritu de verdad.

El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad.
El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.


Is. 51:12 II Co. 1:3,4 Sal.103:13,14 Is. 66:13 I P 5:7 Sal.86:15 Jn.14:16,17 Ro.8:26 Ap.21:4

Limpiar la casa

Leer: 1 Pedro 1:22–2:5


Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones… (2:1).
Hace poco, cambié de habitación en casa. Me llevó más tiempo de lo que esperaba, porque no solo quería transferir mi desorden; deseaba empezar de cero. Después de horas de limpiar y clasificar —un proceso agotador—, tenía una hermosa habitación donde me entusiasmaba estar.


Mi proyecto me dio una perspectiva renovada de 1 Pedro 2:1: «Entonces, ¡limpien la casa! Descarten por completo la malicia y el fingimiento, la envidia y las palabras hirientes» (The Message, trad. libre). Es interesante que, después de celebrar su nueva fe en Cristo (1:1-12), Pedro animara a los creyentes a desechar hábitos destructivos (1:13–2:3). Cuando nuestro caminar con el Señor parece desordenado y hay tensión en nuestro amor por los demás, esto no debe llevarnos a cuestionar nuestra salvación. No cambiamos nuestras vidas para ser salvos, sino porque ya lo somos (1:23).


Los malos hábitos no desaparecen de la noche a la mañana. Así que, a diario, necesitamos «limpiar la casa» y desechar cualquier cosa que evite que amemos plenamente a los demás (1:22) y que crezcamos (2:2). Entonces, en ese espacio nuevo y limpio, podemos experimentar la maravilla de ser edificados y renovados (v. 5) por el poder y la vida de Cristo. 



Padre celestial, ayúdanos a acudir a ti para limpiarnos y renovarnos.


Rechacemos los hábitos destructivos y experimentemos la nueva vida en Jesús.

Resultado de imagen para buenos dias de domingo cristiano

Tiempo de florecer

Leer: Lucas 13:1-9


… Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone (v. 8).


La primavera pasada, decidí cortar el rosal de nuestro patio trasero. En los tres años que llevábamos viviendo allí, no había dado muchas flores, y sus ramas estériles salían para todos lados.
Sin embargo, estuve tan ocupado que mis planes de jardinería se fueron retrasando. Fue mejor así… pocas semanas después, el arbusto floreció como nunca antes. Cientos de perfumadas rosas blancas fluían hacia el jardín y salpicaban el suelo de bellos pétalos.


El renacimiento de mi rosal me recordó la parábola de Jesús sobre la higuera, en Lucas 13:6-9. En Israel, se acostumbraba darle tres años a una higuera para que tuviera fruto. Si no lo hacía, se la cortaba para usar mejor el suelo. En la historia de Jesús, un jardinero le pide a su jefe que le dé a un árbol un año más para producir fruto. En contexto (vv. 1-5), la parábola implica lo siguiente: los israelitas no habían vivido bien, y Dios tenía derecho a juzgarlos. Sin embargo, el Señor es paciente y les había dado tiempo para volverse a Él y florecer.

Dios quiere que todos florezcan, y nos ha concedido tiempo de sobra para hacerlo. No importa si todavía estamos acercándonos a la fe o si estamos orando por familiares y amigos incrédulos; su paciencia es una buena noticia para todos. — 




Yo soy la vid, vosotros los pámpanos […]; separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5


Dios le ha dado al mundo tiempo para responder a su ofrecimiento de perdón.

Para eso es Dios, para hacer lo que Él quiere y cuando quiera

Para eso es Dios, para hacer lo que Él quiere y cuando quiera. Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja? Génesis 18: 13


Qué pensaría Dios cuando Sara, en vez de recibir con agrado la noticia de que quedaría embarazada, se rio de incredulidad, dudando de que pudiera ser posible que ella tuviera un hijo a su edad.


Y es increíble que aquello que Él oyó decir a Sara está escuchándolo de nosotros todos los días. Porque decimos “Yo no creo”, “Mi tiempo pasó”, “A esta edad lo dudo”; sin pensar en un momento que Dios no se equivoca ni habla por hablar. Sepamos que cuando Él nos da a conocer Su voluntad, es para que entendamos que no podemos mirar circunstancias, ya que por encima de todo lo hará; pues para eso es Dios, para hacer lo que Él quiere y cuando quiera.


Así que si estamos como Sara, cambiemos el concepto que tenemos de Dios; porque así como le dijo, así le sucedió. Pues Él no la vio en lo natural sino en lo sobrenatural, donde nada existe que impida hacer Su voluntad.

Dios te habla

Palabra fiel es ésta : Que si morimos con El, también viviremos con El.
2 Timoteo 2:11


Así dice el Señor DIOS a estos huesos: 'Voy a hacer que en ustedes entre espíritu, y vivirán.'
Ezequiel 37:5

¿DÓNDE ESTÁS DIOS?



“¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia?” Salmos 139:7 (NVI)


“Te necesito Dios, ¿Dónde estás?” Cuántas veces nos hemos hecho esa pregunta, aun sabiendo que Él está en todas partes. Nuestro Padre en su infinito amor nos responde: “…Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.” Isaías 57:15; significa que Dios está con nosotros en todo momento, si te has sentido solo recuerda esta verdad, pues Él te responde: contigo hijo.

LA LIBERTAD QUE CRISTO NOS DA




El pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley sino bajo la gracia.


¿Entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? ¡De ningún modo!


Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley por medio del cuerpo de Cristo, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.
No estoy sin la ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo.


El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley; pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.


El que comete pecado es esclavo del pecado; Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres.
Para libertad fue que Cristo nos hizo libres; por tanto, permaneced firmes, y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud.


Ro. 6:14,15; 7:4 I Co.9:21; 15:56,57 Ro.8:2 Jn.8:34,36 Gal.5:1

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de domingo cristiano

El gozo de recibir tu milagro

Estamos viviendo en la generación donde la tecnología es la aliada de aquellas personas que desean tener un bebé. Hoy hay muchos avances que ayudan en la concepción. Sin embargo, hace muchos años, en los tiempos de Ana (1 Samuel 1:1-20), esto no era tan simple. Las mujeres que padecían algún tipo de esterilidad, se las consideraba indignas, maldecidas. En la clase de hoy analizaremos la actitud de una mujer que luchó por su milagro y de cómo nosotros podemos ver una transformación en nuestra vida siguiendo su ejemplo de fe.


Ana era una persona justa, como pocas que levantaba su mirada a Dios para alabarlo con todo el corazón. Estaba casada con un hombre que se llamaba Elcana. Pero, como era costumbre en aquel tiempo, él tenía otra esposa que se llamaba Penina. Esta última, sí había podido darle a Elcana varios hijos, por lo cual se consideraba superior a Ana y la afligía.


Ana debía soportar día y noche las burlas y el menosprecio de Penina. Seguramente una y mil veces habrá pensado, ¿por qué me pasa esto a mí? ¿Si trato de amar al Señor con toda mi alma? Sin embargo, en lugar de enfocarse en su fracaso, se afirmó en la esperanza y confió en Dios. Soportó las burlas y continuó creyendo hasta que un día dio a luz un hijo: el profeta Samuel.


La respuesta de su oración


Samuel fue un hombre excelente. Amaba a Dios sinceramente y llevaba al pueblo a acercarse a Él gobernando en integridad. Fue el que ungió al Rey David y uno de los ministros más temerosos de Dios. Pocos hombres se comparan con su ministerio en la Biblia.
En una época donde las casas eran construidas como tiendas (o carpas), con palos y lonas. Cobra otro sentido cuando leemos en Isaías 54:2 “Ensancha el sitio de tu tienda..” pues tiene que ver con correr las limitaciones, con pensar que vamos a crecer y a prosperar; que vamos a experimentar el milagro de Dios en nuestras vidas.


El límite puesto por el hombre, es débil frente a Dios, pues Él tiene el poder para cambiar todas las cosas. Y la esterilidad puede trasladarse también a otras cosas, como la vida interior, por ejemplo, cuando uno se siente vacio que no puede agradar a Dios, que no puede avanzar en la vida. Ésta es la época donde el Señor te quiere sorprender. Tal vez en lo económico, en lo ministerial o en la familia todavía no has podido dar a luz un sueño y te sientes en derrota. Tal como esta mujer. Sin embargo, también hoy Dios tiene una palabra para ti y es que te sueltes del fracaso y las comparaciones y te afirmes de la promesa. Que te mantengas constante en la fe, “extendiendo el sitio de tu tienda”, avanzando hacia lo que el Señor tiene por delante.


El pueblo de Israel tuvo grandes victorias pero también momentos donde se apartaba de Dios y sufría las consecuencias de la desobediencia. Sin embargo, el Señor en su eterna misericordia, les estaba anunciando que era tiempo de “ensanchar el sitio..” es decir, de avanzar por más y tomar la promesa.
De igual manera, Dios hoy te anuncia que es tiempo de dejar el fracaso de lado y avanzar en fe hacia lo que tiene por delante. Prepárate y anímate a vivir en fe. ¡No es tiempo de achicarse! Es tiempo de ensanchar y creer que el sueño de ver la familia unida, de volver a ver la gloria de Dios en tu casa, es posible!
Dios es quien te toma de su mano para que avances por más


En Isaías 54:4-5 el Señor nos infunde aliento y nos está diciendo que no seremos abandonados, como una mujer en la antigüedad que sin su marido no podía subsistir. ¡Dios es quien te levanta, te sostiene y te sustenta!


Lo que el Señor busca, es un corazón dependiente que manifieste su necesidad por Él. Ana tenía necesidad de Dios y no dudó en manifestarlo. Y pasó de ser estéril a tener unos hijos maravillosos. Ella luchó por su milagro, no se quedó sentada lamentándose y pensando como vengarse de Penina. Ana se enfocó en las cosas espirituales y en Aquél capaz de revertir su fracaso.


Tal como dice en Isaías 42:9-10 Dios nos enseña que hoy se termina un tiempo y comienza otro. Y cuando Dios anuncia algo, es para darle gracias y prepararse. Puesto que lo que viene es maravilloso. Así como en el caso de Ana, confía y lucha por tu milagro puesto que Dios es poderoso para transformar cualquier necesidad!

Resultado de imagen para buenos dias de domingo cristiano

INTERRUMPE TUS PENSAMIENTOS

Como creyente, la renovación de tus pensamientos, de tu manera de ver la vida, de tu experiencia con Dios, es muy diferente a tu formación antes de llegar a Cristo. El enemigo controla la mente a través de sensaciones –positivas o negativas – que has sentido en momentos cruciales. Un niño abusado tiene unas sensaciones que pasan del cuerpo a la mente; el enemigo aprovecha la perversión de otro para atarle, no en el cuerpo, sino en la mente, para que se vuelva un círculo vicioso, un desorden con el que tendrá que luchar toda su vida; pero, en realidad, no es el desorden sexual lo que hay que vencer, sino el poder en la mente de ese desorden, producto de la primera sensación. Ahí es que viene el control del enemigo, a través de la sensación. Y así es en todas las áreas de nuestra vida.

Los problemas se meten primero en tu carne; sientes, padeces, te duele, lo vives en carne propia, y luego, eso controla tu mente. Quizás, una persona ya no está en tu vida, pero todavía te controla; la sensación ya no está, pero controla tu mente. Por eso debemos cuidar todo lo que nuestros hijos sienten y experimentan, en lo natural, especialmente en su niñez. Un mal toque de la persona incorrecta, puede atar la mente de una persona para toda su vida. Todos tenemos sensaciones que alguien metió en nuestra cabeza; alguien nos dejó o nos hizo probar algo. Crías a tu hijo en el evangelio, y lo que hace falta es que un día vaya a la fiesta incorrecta y pruebe un poco de algo que le dé una sensación, y después, ¿quién y cómo se lo saca de la cabeza? Por eso es que tenemos que cuidarnos tanto.

Dios no trabaja de afuera hacia adentro, sino de adentro hacia afuera; el problema es que hay mucha gente en el evangelio tratando de sentir lo de adentro como lo de afuera. Por eso muchos dependen de las manifestaciones, porque son la respuesta de la carne al Espíritu. Si oran por ti, y no te caes, comoquiera el Espíritu obró en tu vida; lo que pasa es que hay quienes reaccionan diferente a la sensación, tienen que sentir algo todo el tiempo, porque necesitan sentir para poder tomar control de su mente. Pero, en realidad, nosotros los creyentes no sentimos nada, sino que vivimos siempre por fe, sin sentir. Nuestra batalla mental se vence en la mente por fe; no sentimos, pero nos obligamos a pensar que sí. ¿Sientes estar alegre? No; pero te obligas a ser alegre. De lo contrario, permites que lo que quiere hacerte infeliz, te sujete, en vez de ser tú quien sujete.

Pablo da a los filipenses las razones para ser feliz; estaba preso, pero el evangelio seguía siendo predicado; si moría, para él era ganancia. Él no sentía eso, pero lo creía; no salía de su carne, sino de su fe, para sujetar su mente a lo que él tenía que creer para vencer; de lo contrario, aquello que quería sujetarle, le ataría y le privaría de alcanzar el destino de Dios para su vida. ¿Sientes perdonar a quien te hizo daño? No, pero te obligas; de lo contrario, te va a sujetar, en vez de tú sujetar aquello que un día te quiso atar, y no alcanzarías lo que Dios tiene para tu vida. Esa es la batalla de la fe. Hasta que no entiendas esto, estarás atado por tus sensaciones, y no experimentarás la libertad que Dios quiere que tú vivas.

La batalla de tu mente no la gana nadie por ti, sino tú mismo, hablándote; porque lo único que puede interrumpir un pensamiento en tu mente, es otro pensamiento. Si pierdes tu trabajo, y piensas que vas a perder la casa, el carro, cómo vas a conseguir otro; terminarás pensando que te vas a divorciar, y tus hijos van a pasar hambre. Si vas a la iglesia pensando que lo que va a interrumpir tu pensamiento es lo que el pastor diga, entonces piensas: “Claro, el pastor dice todo eso porque no es él quien va a perder el carro, la casa, el matrimonio. ¿Diezmo? ¿De qué diezmo habla el pastor, si perdí el trabajo?” Porque, lo que interrumpe tu pensamiento no es lo que diga alguien más, sino lo que tú dices.

Lo que tú hables es lo que va a interrumpir tu patrón de pensamiento que, de otra manera, dejarías al descontrol; interrúmpelo declarando lo que tienes que declarar para tomar autoridad sobre tu mente en el momento preciso para obtener lo de Dios y no permitas que las sensaciones sean las que sujeten tu mente y tomen control de tu vida. No importa lo que el mundo haga, toma autoridad, con tus palabras, y tu vida será diferente.

Pablo era experto en esto. En Hechos 26, estando ante del rey Agripa, según la versión en inglés, Pablo dice: Yo me pienso a mí mismo feliz. La versión en español dice: Me tengo por dichoso. En otras palabras: Me obligo a pensarme feliz de estar aquí; yo no voy a permitir que mis circunstancias se metan en mi mente porque, un día, estas circunstancias van a cambiar. De la misma manera, un día, tus circunstancias van a cambiar; pero, si se meten en tu mente, aunque cambien, estarás atado por ellas el resto de tus días.

No hay problema con la crisis en tu país, mientras no se te meta la crisis adentro, porque no siempre el país va a estar en crisis, las cosas van a cambiar, vienen nuevas temporadas, y lo peor que puede pasar es que la crisis se te meta dentro y, cuando ya no haya crisis, tú sigas pensando como si la hubiera.

De algún lugar, respiro y alivio va a venir a tu vida. Tú lo que tienes es que poner en tu mente claridad, fortaleza, fuerza. No permitas que las circunstancias sean las que te controlen. No es lo que el mundo está diciendo lo que te va a detener; es lo que tú estás hablando, lo que tú estás confesando. Aunque no lo sientas, sigue creyendo.

La mirada en lo eterno

“Porque nosotros no nos preocupamos por lo que nos pasa en esta vida, que pronto acabará. Al contrario, nos preocupamos por lo que nos pasará en la vida que tendremos en el cielo. Ahora no sabemos cómo será esa vida. Lo que sí sabemos es que será eterna.” 2 Corintios 4:18 (TLA)


El comentarista John Trapp , relató sobre Basil (un escritor Cristiano de antaño que) “Nos cuenta como los mártires fueron lanzados en la noche de invierno, a punto de ser quemados por los gentiles, al día siguiente, se consolaban uno a otros con estas palabras:…El frío es duro, pero el paraíso es dulce; la senda de vivir por Cristo es difícil, pero el fin de nuestra jornada será placentero; aguantemos el frío un poquito, y ya pronto en el seno de Abraham nos calentará; que se nos queme el pie un rato en las llamas paganas, para que bailemos después con los ángeles; que caiga nuestra mano al fuego pagano, para agarrar la vida eterna”
Así como estos mártires, y otros también, el Apóstol Pablo pasó por flagelos, abandono, sufrimiento, dificultades, prisión, y finalmente fue decapitado por Nerón, pero jamás claudicó de su fe, su mirada no estaba en las circunstancias buenas o malas que pasaba sino que apuntaba hacia lo que le esperaba en lo invisible, en lo que Dios ha prometido a sus fieles.


“…Buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” Colosenses 3:1-2 (LBLA)


Quizá por los muchos afanes o preocupaciones fuimos desviando nuestra atención de lo eterno hacia lo que es temporal, olvidando o teniendo en poco lo que realmente importa en la vida.


Así que dediquemos nuestros días a hacer lo que a Dios le agrada, en las cosas que nos llevarán a gozar en el cielo junto a Él, donde no habrá más sufrimiento ni lágrimas, allí está el gran tesoro que debemos anhelar.


¡Que hoy y siempre tu mirada esté en lo eterno!


Feliz Domingo




Que tengas un Feliz Domingo.


Un Buen Día para pensar en lo bueno, 


lo amable, lo que es positivo


y verdadero. 


Qué buen día para compartir,


para tener tiempo de calidad


con amigos y familia


disfrutando de la alegría de la vida.


El domingo renovarás tu fuerza


para comenzar otras jornadas 


durante la semana con mucho entusiasmo 


tendrás un mejor desempeño,


y tus resultados en tu trabajo o estudios


serán mejores de lo que esperas.


Feliz Domingo, levanta tu mirada, 


ánimo , tú puedes salir adelante 


con tu mirada puesta en Dios,


valentía y fuerza te dará. Mery Bracho

1 Corintios 13

13 Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. 2 Y si tuviera profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy. 3 Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

4 El amor es sufrido, es benigno;el amor no tiene envidia;el amor no es jactancioso, no se envanece,5 no hace nada indebido, no busca lo suyo,no se irrita, no guarda rencor;6 no se goza de la injusticia,sino que se goza de la verdad.7 Todo lo sufre, todo lo cree,todo lo espera, todo lo soporta.
8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, cesarán las lenguas y el conocimiento se acabará. 9 En parte conocemos y en parte profetizamos; 10 pero cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. 11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; pero cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. 12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como fui conocido. 13 Ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de domingo cristiano

sábado, 16 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches cristianos de sabado

LA GENEROSIDAD Y LA ORACIÓN.

«Cornelio, que era centurión del regimiento conocido como “[Ell Italiano • ayudaba mucho a la gente con dinero y siempre oraba a Dios. Un día Cornelio tuvo una visión, en la que claramente vio [ un ángel • y, con mucho temor, le preguntó: “Señor, ¿qué se te ofrece?”Y el ángel le respondió: «Dios ha escuchado tus oraciones, y la ayuda que has dado a otros la ha recibido como una ofrenda». Hechos 10:1-4, RVC

LA VERDADERA GENEROSIDAD CRISTIANA nace del principio del amor agradecido. No puede existir amor a Cristo sin su correspondiente amor hacia los que él vino a redimir. El amor de Cristo debe constituir nuestro principio guiador, de manera que controle todas nuestras emociones y encauce todas nuestras energías. El amor redentor debiera despertar en el corazón todos los tiernos afectos y la devoción abnegada que puedan existir allí. Cuando ese es el caso, no se necesitarán llamamientos conmovedores para quebrantar el egoísmo y despertar su solidaridad, a fin de obtener ofrendas generosas para la noble causa del evangelio.


La dadivosidad bien dirigida actúa sobre las facultades mentales y morales y motiva a una acción más sana, destinada a bendecir a los necesitados e impulsar la causa de Dios. Si los que poseen recursos se dieran cuenta de que son responsables ante Dios por cada centavo que gastan, sus supuestas necesidades serían mucho menores. Si su conciencia fuera sensible, les haría ver cuánto dinero invierten innecesariamente en la complacencia del apetito, en halagar el orgullo y la vanidad, en diversiones, y les denunciaría el despilfarro que hacen del dinero del Señor, que debieran haber dedicado a su causa.


La prolongación y la felicidad de la vida no dependen de la cantidad de bienes terrenales que poseemos.

Fe en acción

Leer: Santiago 2:14-26


… Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras (v. 18).
Mientras mi amiga conducía hacia el supermercado, observó que una mujer caminaba al lado de la carretera y sintió que debía regresar y ofrecerse a llevarla. Cuando lo hizo, se entristeció al enterarse de que la mujer no tenía dinero para el autobús, así que estaba caminando muchos kilómetros en un clima caluroso y húmedo. No solo estaba emprendiendo el largo viaje de regreso a su casa, sino que había caminado varias horas para llegar a su trabajo a las cuatro de la mañana.
Al ofrecerse a llevarla, mi amiga aplicó la instrucción de Santiago de poner la fe en práctica: «Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma» (2:17). Al apóstol le preocupaba que la iglesia se ocupara de las viudas y los huérfanos (1:27), y quería que no ofrecieran solo palabras vacías, sino que actuaran por fe y obraran con amor.


Somos salvos por fe, no por obras, pero ponemos en práctica nuestra fe al amar a otros y suplir sus necesidades. Que, al igual que mi amiga, podamos mantener los ojos abiertos para ayudar a los que lo necesiten, mientras transitamos juntos este camino de la vida. 



Señor Jesucristo, llevaste a cabo la obra suprema al morir en la cruz por mí. Que nunca olvide el sacrificio que me da vida.


A través de nuestras buenas obras, ponemos en práctica nuestra fe.

Resultado de imagen para Buenos dias cristianos de sabado

Obras sin terminar

Leer: Romanos 7:14-25


… ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado…? […] Jesucristo nuestro Señor… (vv. 24-25 NTV).


Al morir, el gran artista Miguel Ángel dejó muchos proyectos sin terminar. Sin embargo, cuatro de sus esculturas quedaron incompletas a propósito. El Esclavo barbudo, el Esclavo atlante, el Esclavo despertándose y el Joven esclavo, aunque parecen obras sin terminar, son exactamente lo que Miguel Ángel tenía en mente. El artista quería expresar la sensación de estar esclavizado para siempre.
En lugar de esculpir figuras encadenadas, Miguel Ángel las modeló atascadas en el mismo mármol del cual las talló. Los cuerpos emergen de la piedra, pero hasta cierto punto. Los músculos se contraen, pero las figuras nunca pueden liberarse.
Me resulta fácil identificarme con estas esculturas de esclavos. Su situación no es tan diferente de mi lucha con el pecado. No puedo liberarme. Al igual que las esculturas, estoy atrapada, cautiva «a la ley del pecado que está en mis miembros» (Romanos 7:23). No importa cuánto me esfuerce, no puedo cambiar. Pero, gracias a Dios, no quedaremos incompletos para siempre. En el cielo, seremos una obra completa, pero, mientras tanto, al permitir la obra transformadora del Espíritu Santo, Él nos cambia. Dios promete perfeccionar la buena obra que comenzó en nosotros (Filipenses 1:6). 




Señor, gracias por transformarnos en nuevas criaturas a través de la obra de tu Hijo Jesús.


Él es el alfarero; nosotros somos el barro.

Oraciones con los dedos

Leer: Santiago 5:13-18
… orad unos por otros… (v. 16).
La oración es una conversación con Dios, no una receta. Sin embargo, a veces, quizá tengamos que usar un «método» para vigorizar nuestro tiempo de oración. Podemos orar los Salmos o cualquier otro pasaje de la Escritura (como el Padrenuestro), o usar un método de pasos sencillos, como el de adoración, confesión, acción de gracias y súplica. Hace poco, descubrí esta «Oración de los cinco dedos» para usar como guía al orar por otros:


• Cuando entrecruzas las manos, el pulgar está más cerca de ti. Entonces, comienza orando por los que están más cerca: tus seres queridos (Filipenses 1:3-5).


• El índice es el que señala. Ora por los que enseñan: los maestros bíblicos y los predicadores, y aquellos que enseñan a los niños (1 Tesalonicenses 5:25).


• El próximo dedo es el mayor. Nos recuerda orar por aquellos que tienen autoridad: los líderes nacionales y locales, y tu supervisor en el trabajo (1 Timoteo 2:1-2).

• El cuarto dedo suele ser el más débil. Ora por los que están sufriendo o pasando dificultades (Santiago 5:13-16).


• Después, está el meñique. Te recuerda tu pequeñez en relación con la grandeza de Dios. Pídele al Señor que supla tus necesidades (Filipenses 4:6, 19).
No importa qué método uses, habla con tu Padre. Él quiere oír lo que hay en tu corazón.



Padre, dame sabiduría para orar por los demás.


Las palabras no son lo importante al orar, sino el estado del corazón.

Futuro Cierto

La gente gasta miles de dólares tratando de conocer el futuro; les pagan a los brujos, los espiritistas, adivinos, psíquicos… etc. Pero todo esto es un desperdicio de tiempo, dinero y sobre todo de la fe.


¿Sabías que solo Dios lo sabe todo? Y ¿que gracias a Jesús tenemos entrada a la salvación eterna?… el futuro será hermoso, precioso al lado del Señor por toda la eternidad; aquí solo pasamos un tiempo; vivimos con un propósito y luego los hijos de Dios estaremos a Su lado.¿Habrá algo mejor que esto?, definitivamente no.


Además, todos tus días aquí en la tierra ya han sido escritos por el Señor, Él ya ha registrado cada etapa de tu vida desde el principio hasta el fin. El conoce cada decepción, cada alegría también cada pérdida y cada desafío.La buena noticia que quiero compartirte hoy, es que a pesar de que hayas tenido algunos desafíos; a pesar de que hayas enfrentado algunos contratiempos, tu historia terminará en victoria. En tu vida cumplirás el destino dado por Dios.Preocuparse por el futuro solo agrega angustia a la existencia, esto es equivalente a ocuparse anticipadamente de lo que no ha ocurrido. Quiero darte un mensaje de esperanza para que afirmes tu fe… “tu situación difícil cambiará tan rápido como un abrir y cerrar de ojos”; Dios tiene planes de bien para ti, para darte un futuro y una esperanza.


Con esta certeza en tu corazón podrás avanzar sin preocupación por el futuro, sino más bien ocupados en vivir a plenitud el presente. Te recuerdo que tu futuro es la consecuencia de las decisiones del presente; si quieres tener un buen futuro debes empezar a actuar en fe hoy.Por eso, en lugar de centrarte en lo que no funcionó ayer, preguntándote por qué pasaste por cada dificultad, te concentras en actuar hoy y vivir plenamente por fe.


!Suelta el pasado y no dejes que el futuro te robe tu paz, sigue hacia adelante porque tu historia va a terminar en victoria!


Oro para que tu fe en el Señor te de la capacidad para avanzar sin sufrir por el pasado y sin preocuparte por el futuro… porque el futuro está seguro en el Señor.


Versículo “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza” Jeremías 29:11

REFLEXIÓN – Que no te pase a vos.

“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera.” Salmos 112:1 (RVR)
Realidad


Me pasó este texto, Fabián un amigo que tiene la constancia de bendeciendome cada día con un texto. Y me hizo pensar mucho en mi vida. Estoy trabajando mucho en mi estudio contable, y como trabajo en casa, no tengo horarios. Puedo manejar mi agenda para acomodarla según las necesidades que surjan. Pero últimamente se me está haciendo difícil separar un tiempo para Dios.


Cada vez que intento hacerlo, me llega un wasap. Un llamado telefónico, un mail con algún problema y tengo que ocuparme en resolverlo. Es mi trabajo y como no tengo jefe, pero si no trabajo no cobro, las urgencias demandan mi atención cotidianamente. Estoy en plena etapa de crecimiento buscando nuevos clientes que me permitan estar en equilibro en las finanzas familiares y la moneda manda.


Frente a mi realidad cotidiana innegable, Fabian me pasó este texto y me hizo volver a la fuente. ¿Para que es que me esfuerzo tanto con el estudio PC? Es para tener un buen sustento y disfrutar de mi relación con mi familia, con la iglesia y en primer lugar con Dios. Disfrutar de una relación de confianza y comunión que hoy con tantas urgencias estoy relegando por motivos más que razonables, pero que no son tan valederos cuando los comparamos con este texto increíble.


Bienaventurado, tres veces feliz el hombre o la mujer que teme a Jehová, que respeta a Dios y le da el lugar que Dios merece y que le corresponde. Una relación de respeta a Dios es darle el tiempo que Él demanda. Es no relegarlo por nuestras responsabilidades cotidianas. Pero muchas veces la vida apurada que vivimos nos hace postergar a Dios en función de otras urgencias, que no son tan importantes pero que lo relegan a un “mas tarde”.


Lo segundo que recalca el texto es que es feliz, aquel que se deleita en los mandamientos de Dios. En conocerlos y obedecerlos. Yo hoy me deleito cuando termina el mes y cumplí con todas las obligaciones que tenía con mis clientes, solo para esperar el mes siguiente que comienza todo de nuevo. Pero el Salmista me impulsa a deleitarme en Dios y en sus mandamientos, en leer su Palabra y pasarla bien. Re bien.


Y Fabián me hizo ver que estoy un poco lejos de lo que Dios está esperando de mi.



¡SIERVO FIEL!



“Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”. Mateo 25:23 (RVR1960)


La fidelidad después de la obediencia es la virtud más importante de un hijo de Dios, lo engrandece ante sus ojos. Cada vez que hagamos algo en nuestra vida, debemos tener muy en cuenta que estamos bajo la supervisión del Espíritu Santo; por lo tanto todo nuestro actuar debe ser con un integro corazón.

Buenas Tardes

Resultado de imagen para Buenos dias cristianos de sabado

Dios te habla

Ruego a Evodia y a Síntique, que vivan en armonía (que sean del mismo sentir) en el Señor.
Filipenses 4:2

Miren cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.

Salmos 133:1

Resultado de imagen para Buenos dias cristianos de sabado

TÚ NO TIENES QUE IMPRESIONAR A NADIE

“42 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.43 Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle. 44 Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.” Lucas 22:42-44

Desde el comienzo de su ministerio, Jesús vio tres años y medio de milagros, de obras gloriosas; pero, aun así, en el Getsemaní, se encuentra batallando con la agonía mental de lo que se aproximaba. Cuando ya estaba a punto de realizar su cometido, comenzó a buscar una posible salida de lo que sabía tenía que suceder.

La verdad es que, muchas veces, la batalla mental, el desgaste emocional, provoca que se vacile al momento de tomar las mejores decisiones de la vida para poder alcanzar lo que Dios tiene para cada uno. Aunque Jesús vivió una vida de milagro en milagro, era hombre, y pocas veces el ser humano es capaz de mantenerse enfocado en todo lo positivo de la vida. El hombre puede experimentar un millón de cosas maravillosas, pero un mal momento, o varios, pueden provocar que cualquiera se desenfoque, y que las cosas bonitas de la vida no tengan el mismo peso en su mente. Jesús vivió tres años de milagros, pero en medio de todo le perseguía gente que le criticaba, buscando alguna y toda falla posible para poder acusarle; acompañado de todo esto estaba el pensamiento de la muerte que tenía que pasar. Jesús sabía que lo próximo en su agenda era consumar su llamado a morir por la humanidad, y así lo hizo.

En la situación que te encuentras, has pasado momentos de victoria, pero las cosas negativas han echado al suelo todas las buenas y buscas alternativas para no pasarle a otro la responsabilidad de lo que te toca vivir. Tú sabes que estás a punto de salir, pero te falta una cosa, te queda pasar por la parte más difícil, pero no puedes renunciar porque se acerca tu mayor victoria. Te toca tomar la decisión de permanecer y salir de la agonía de tu mente, para que puedas terminar la carrera que comenzaste y recibir la victoria que Dios te prometió.

Un hombre que llevaba treinta años trabajando para una empresa de construcción, le dice a su jefe que se quería retirar. El jefe le pidió que construyera una última casa y que escogiera él todo lo que le pondría. El hombre, agotado y queriendo ya retirarse, hizo su peor trabajo en esta última casa que su jefe le había pedido, escogiendo los peores materiales. Cuando terminó, su jefe le obsequió la casa, a lo que el hombre contestó: Si hubiese sabido que era para mí, hubiese escogido lo mejor de lo mejor. Piensa en esto: muchos, siendo responsables de lo que se construye en su propia vida, permiten que el desgaste emocional les lleve a construir con los peores materiales.

Tu mente, hoy, tiene que alinearse para entender el propósito que Dios tiene para tu vida. No puedes dejar que el desgaste emocional que has sufrido te haga hacer tu peor esfuerzo, tu peor trabajo, cuando estás a punto de terminar. ¿Podrás tomar tu hoy la próxima decisión con las mismas fuerzas que las tomaste al principio, sin importar lo que has vivido en el camino? Tal vez te sientes drenado, desgatado, frustrado ante el tiempo, ante todo lo que ha pasado; pero es tiempo de vivir por encima de todo esto, enfrentar lo que tienes que enfrentar y culminar con la misma fuerza que comenzaste.

¿Cómo Jesús vence con tanta firmeza a la tentación del enemigo en el desierto al principio de su ministerio? Sencillo; Jesús sabía que no tenía que impresionar al enemigo. Él, ni su unción, ni su poder, fueron asignados a salvar al enemigo, ni tan siquiera para pelear con él; Jesús, simplemente no tenía que hacer nada para impresionarle.

Cuando eres libre, sabiendo que no tienes que impresionar a nadie para quien no has sido asignado, puedes enfocarte en cumplir con lo que tienes que cumplir, sin desgastarte emocionalmente. Jesús se ve desgastado emocionalmente en el Getsemaní porque, a los que él fue asignado, no le recibieron. Eso es lo que desgasta, que la gente para la que Dios te ungió, no te quiera. Jesús se había desgastado, y ahora no tenía las fuerzas para cumplirle al Padre.

Deja de intentar impresionar a la gente incorrecta. No permitas que el mundo te desgaste, para que puedas agradar e impresionar a Dios en el momento que Él pida algo de ti. Vence la batalla en tu mente; solo así podrás hacerle frente a cualquier persona o cosa porque sabes que, de todas, Dios te va a librar, te va a levantar. Jesús, antes de que todo sucediera, antes de enfrentarse a los que le acusaban, a los castigos y a la cruz, ya había vencido en su mente, en el monte. Vence tu mente, porque así podrás pasar por la cruz, por la dificultad, y alcanzar los mejores días que vendrán. Dios te da la fortaleza para que venzas el desafío de tu mente, para que te levantes y puedas hacer lo que Él te ha pedido que hagas.