Evangelismo

Ultimas fotos

martes, 31 de mayo de 2016

Buenas Noches


UNOS EN EL


Nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús.

No temas… yo soy …el que vive.

Padre, quiero que los que me has dado, estén también conmigo donde yo estoy.
Somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
El es también la cabeza del cuerpo que es la iglesia; y El es el principio, el primogénito de entre los muertos, a fin de que El tenga en todo la primacía.
Habéis sido hechos completos en El, que es la cabeza.

Así que, por cuanto los hijos participan de carne y sangre, El igualmente participó también de lo mismo, para anular mediante la muerte el poder de aquel que tenía el poder de la muerte, es decir, el diablo, y librar a los que por el temor a la muerte, estaban sujetos a esclavitud durante toda la vida.

Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: DEVORADA HA SIDO LA MUERTE en victoria.


Ef. 2:6 Ap. 1:17,18 Jn. 17:24 Ef. 5:30 Col. 1:18; 2:10 He. 2:14,15

I Co. 15:53,54

LO APRENDI DE LUCAS


Aquí les comparto un poco de lo que pude extraer de mi tiempo Devocional del libro de Lucas.

► EL SECRETO DE JESÚS - Lucas 5:16

El secreto del poder de Jesús era apartarse a lugares desiertos, y orar... ¡y nos lo revelo a nosotros! 

► CONSECUENCIAS - Lucas 8:14

La consecuencia de los afanes, la búsqueda de las riquezas y los placeres de la vida, es la escasees de los frutos en la vida de un cristiano, o de alguien que intento serlo.

► COMPARACIONES - Lucas 8:15

A los que son comparados por Jesucristo como la buena tierra, no es que el diablo no haya tratado de arrebatarles la palabra, o que los afanes, las riquezas y los placeres de la vida nunca los tentaran, sino dice que ellos RETENIERON la palabra, impidieron que alguien o algo se las quite, son lo que ejercen violencia y se enseñorearon de lo que con violencia les quiere ARREBATAR lo que ganaron por gracia, y la consecuencia de ello es la abundancia de frutos en sus vidas. 

► PARA LO QUE FUIMOS LLAMADOS - Lucas 9:51-5

No fuimos llamados a condenar a las personas por su incredulidad, mucho menos a ser ofensivos con ellas, mas bien a contarles las Buenas Nuevas de Dios y guiarlas hacia la Salvación. Recordemos que Jesús vino a salvar almas no a perderlas (Lc. 9:56); si no hacemos lo que hace nuestro Maestro, entonces... ¿a quien estamos siguiendo?. 

► AFANADOS EN LA OBRA - Lucas 10:38-42

Estas ocupado trabajando en la obra de Dios y eso es bueno, pero tómate un tiempo para escucharlo a El, recuerda que es su obra y no la tuya, no vaya a ser que levantando la vista te encuentres lejos, haciendo tu "perfecta" voluntad y no la suya.

► ATACANDO LA PALABRA QUE TE PUEDE BENDECIR - Lucas 11

Desde la antigüedad las personas han pasado tiempo con la Palabra de Dios solo para cazar una palabra y decir: "¡Mira, se equivoca!", y amargarse la vida (Lc. 11:54), mientras otros pasan tiempo con la Palabra solo para obedecerla, cazar una promesa y simplemente ser felices (Lc. 11:28). Siendo la Palabra igual y abundante para ambas clases de personas.

► EN BUSCA DE LA FELICIDAD - Lucas 11:28

La Felicidad: Mientras unos no cesan de buscarla, otros no cesan de encontrarla.

► LA HIPOCRESÍA CIEGA - Lucas 13:12-15

Entorpecemos nuestro trabajo en la obra de Dios y limitamos su poder en nuestras vidas, cuando caemos en la religión la cual produce en nosotros hipocresía y la hipocresía nos ciega e incapacita para discernir la voluntad de Dios para las personas.

► ¿TE CUESTA SEGUIRLO? - Lucas 13:24

Te das cuenta que no has entrado por la puerta angosta cuando no te esta costando esfuerzo seguir a Cristo.

► EL FRUTO DE LA OBEDIENCIA - Lucas 17:11-1

Las Bendiciones son resultado de la Obediencia, y aun estas son para la Gloria de Dios.

► EL FRUTO DE LA PERSEVERANCIA - Lucas 17:11-19

El poder de Dios manifestado en la vida del Cristiano es el fruto de su perseverancia, obediencia y fe, para testimonio al mundo y para la Gloria de Dios.

► ORA AHORA - Lucas 18:1-7

Orar siempre, y no desmayar, acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?► LA PROVISIÓN DE DIOS - Lucas 21:12-15
La persecución y aflicción para el cristiano es inevitable, como también es inevitable que en medio de ellas Dios provea los recursos para que salgan siempre victoriosos

► RECOMPENSAS - Lucas 22:35

Cuando vas y satisfaces la necesidad espiritual de las personas, Dios se encarga de satisfacer todas las tuyas.

► EL PODER DE LA ORACIÓN - Lucas 22:40

Nada hará que te libres de las tentaciones y de las pruebas, pero solo la oración hará que las puedas soportar. 

► HISTÓRICO Y ETERNO - Lucas 23:33

El acontecimiento mas grande e importante de la historia ocurrió hace 1982 años y 4 meses aproximadamente, cuando en una cruz, nuestros pecados estaban siendo pagados. 

► CORAZONES ARDIENDO - Lucas 24:13-35

Debería ser algo normal que nuestro corazón arda en nosotros cada vez que abramos la Biblia, pero probablemente nunca ocurrirá si ello se convierte en una obligación en vez de un privilegio.

► ÉL - Lucas 24:45-49
ÉL sufrió el dolor, ÉL fue crucificado, ÉL murió, ÉL resucito, a ÉL predicamos, por ÉL es el perdón de pecados, aun si padecemos persecución es por causa de ÉL, para ÉL es la Gloria, para ÉL es la honra, no tenemos de que gloriarnos, solo de SU Cruz, que nos da el gozo de haber sido escogidos para llevar SU mensaje y para hacer de nuestros cuerpos SU morada.



Recuerda lo importante



Hijo, recuerda lo importante que es tu forma de hablar… recuerda que… una respuesta amable calma la furia, una palabra hiriente hace que aumente la cólera… recuerda que las palabras de los sabios difunden el saber, mientras que la boca de los tontos desborda de locura… recuerda que las palabras que son positivas y apaciguan son un árbol de vida; la lengua perversa al contrario es negativa y rompe y quita la energía del que la recibe… recuerda que los labios de los sabios esparcen conocimiento, en cambio los necios ni en el corazón piensan en ello… recuerda que al arrogante, indisciplinado y escarnecedor no le gusta ser reprendido, este no se acerca a los sabios… Jesús.

Confesión: Hoy confieso en nombre de Jesús que recordaré lo importante que es mi forma de hablar… responderé a la dureza con amabilidad… seré prudente con mi boca lo que hable… seré positivo y apaciguaré los ánimos… quitaré la arrogancia en mi forma de expresarme… Amén.

Referencia Bíblica: Proverbios 15:1-12

EL AMOR NO SE IRRITA

Mejor es el lento para la ira que el poderoso y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad. Proverbios 16:32

El amor es tardo para ofenderse y rápido para perdonar. ¿Con cuánta facilidad te irritas y te ofendes? Algunas personas tienen el siguiente lema: “Nunca dejes pasar una oportunidad para enojarte con tu cónyuge”. Cuando algo va mal, aprovechan la situación con rapidez y expresan lo heridos o frustrados que se encuentran. Sin embargo, esta reacción es opuesta al amor.

Ser irritable significa “estar cerca de la punta de un cuchillo”. Es fácil pincharse. Las personas que son irritables están listas para reaccionar en forma exagerada.

Cuando se encuentra bajo presión, el amor no se pone agrio. Los problemas menores no producen grandes reacciones. El amor no se enoja ni se siente herido a menos que haya una razón legítima y justa a los ojos de Dios. Un esposo amoroso permanecerá tranquilo y paciente, demostrará misericordia y controlará su carácter. Una esposa amorosa no es demasiado sensible ni malhumorada sino que ejerce el dominio propio en el ámbito emocional. Elige ser la flor entre las espinas y responder bien en situaciones difíciles.

Si caminas bajo la influencia del amor, serás una fuente de gozo en lugar de molestia. Hazte esta pregunta: “¿Soy una brisa tranquilizadora o una tormenta inminente?” ¿Por qué las personas se vuelven irritables?

Hay al menos dos razones clave que contribuyen: El estrés. El estrés te agobia, agota tu energía, debilita tu salud y te invita a estar de mal humor. Puede producirse por causas relacionales: las discusiones, la división y la amargura. Hay causas por exceso: trabajar demasiado, exagerar y gastar demasiado.
Además, hay deficiencias: no obtener suficiente descanso, nutrición o ejercicio. A menudo, nosotros mismos nos clavamos estos puñales y nos predisponen a estar irritables.

La vida es un maratón, no una carrera corta. Debes equilibrar, priorizar y controlarte. Muy a menudo, echamos la precaución por la borda y avanzamos a toda velocidad, según nos parece bien en el momento. Al poco tiempo, estamos jadeando, tensos y a punto de estallar. La presión creciente puede desgastar nuestra paciencia y nuestra relación.

La Biblia puede ayudarte a evitar el estrés poco saludable. Te enseña a dejar que el amor guíe tus relaciones para que no tengas discusiones innecesarias (Colosenses 3:12-14). Te enseña a orar en medio de la ansiedad en lugar de resolver las cosas a tu manera (Filipenses 4:6-7). Te enseña a delegar cuando estás agotado (Éxodo 18:17-23). Te enseña a evitar los abusos (Proverbios 25:16).

Además, te exhorta a que tomes un día sabático de reposo todas las semanas para adorar y descansar. Esto tiene la ventaja de darte tiempo para recargarte, volver a concentrarte y le añade un respiro o un margen a tu agenda semanal. Será como colocar almohadones entre tú y las presiones que te rodean, reduciendo el estrés que hace que estés con los pelos de punta cerca de tu pareja. Sin embargo, hay una razón más profunda por la cual puedes volverte irritable:

El egoísmo. Cuando estás irritable, el principal problema se encuentra en el corazón. Jesús dijo: “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34, RVR1995). Algunas personas son como los limones: cuando la vida los exprime, su respuesta es acida. Y otras se parecen más a los duraznos: cuando hay presión, el resultado aún es dulce.

Enojarse con facilidad indica que hay un área escondida de egoísmo o inseguridad en donde se supone que debería reinar el amor. Además, el egoísmo se coloca muchas otras máscaras: La lujuria, por ejemplo, es resultado de ser desagradecido por lo que tienes y elegir codiciar algo prohibido o arder de pasión con ello. Cuando tu corazón es lujurioso, se frustrará y enojará con facilidad (Santiago 4:1-3). La amargura se arraiga cuando respondes de manera sentenciosa y te rehúsas a resolver tu enojo. El enojo sin resolver de una persona amargada se filtra cuando se la provoca (Efesios 4:31). La codicia de más dinero y posesiones hará que te frustres con deseos sin cumplir (i Timoteo 6:9-10). Estos anhelos intensos, junto con la insatisfacción, te llevan a arremeter contra cualquiera que se interponga en tu camino. El orgullo hace que actúes con dureza para proteger tu ego y tu reputación.

Estas motivaciones nunca pueden satisfacerse, pero cuando el amor entra a tu corazón, te tranquiliza y te inspira a dejar de concentrarte en ti mismo, y a despojarte de las cosas innecesarias. El amor te llevará a perdonar en lugar de guardar rencor, a ser agradecido en lugar de codicioso, a conformarte en lugar de meterte en más deudas. El amor te alienta a ser feliz cuando otra persona tiene éxito en lugar de no poder dormir de la envidia. El amor dice “comparte la herencia” en lugar de “pelea con tus parientes”. Te recuerda que le des prioridad a la familia en vez de sacrificarlos por un ascenso en el trabajo. En última instancia, el amor disminuye tu estrés en cada decisión y te ayuda a despedir el veneno que puede generarse en el interior. Luego, te prepara el corazón para responder frente a tu cónyuge con paciencia y aliento en lugar de enojo y exasperación.

El desafío de hoy

Frente a las circunstancias difíciles en tu matrimonio decide reaccionar con amor en lugar de irritación. En primer lugar, realiza más abajo una lista de áreas en las que necesites añadir un margen en tu agenda. Luego, enumera cualquier motivación equivocada que debas eliminar de tu vida.

Dios te habla

Pelea la buena batalla de la fe. Echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos.
1 Timoteo 6:12

El SEÑOR dijo a Josué: "No temas ni te acobardes."Josué 8:1

EN MI JARDIN

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mi, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. - Juan 15:5



En la semana por lo menos hay 2 días en los que el tiempo se me hace muy corto, son días en los que a veces no tomo desayuno o no puedo almorzar, llego a mi casa exhausto, después de esos días me dirijo a mi pequeño jardín al cual encuentro descuidado, un poco seco y con basura, es entonces cuando le doy el trato que merece regándolo y limpiándolo.

Tengo que admitir que en esos 2 días al igual que mi jardín también descuido un poco mis tiempos de oración y de lectura de la Palabra de Dios.

Creo que muchos pasamos por eso, aveces estamos muy cansados o muy afanados en algunas cosas y descuidamos ese Jardín de intimidad entre nuestro creador y nosotros. Es cierto que Dios esta siempre ahí para recibirnos, consolarnos y darnos fuerzas, pero esos momentos que perdemos no volverán jamas. Si bien tenemos deberes que absorben nuestro tiempo y fuerzas, debemos entender que si el día de hoy estamos vivos es por que El lo quiso y si tenemos tareas y deberes es por que El nos los dio y es a El a quien tenemos que rendir cuentas al final del día.

No descuidemos ese Jardín que se marchita sin la preciosa presencia de nuestro Señor, y recordemos que separados de el nada podemos hacer. Juan 15:5

"DEBEMOS ORAR SIEMPRE, NO HASTA QUE DIOS NOS ESCUCHE,
SINO HASTA QUE PODAMOS OÍR A DIOS"

El amor

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.Juan 3:16, RV-60

La muestra más hermosa y grande del amor de Dios la hizo hace más de dos mil años cuando Dios entregó a su único Hijo, Jesucristo, para que viniera a este mundo hecho hombre y muriera por el perdón de nuestros pecados.

En realidad, no fue una muerte sencilla, Todo lo contrario, fue la peor manera en que podía morir un ser humano. Fue una muerte de cruz. ¿Sabías que la muerte de cruz era la más humillante en esa época? Así morían los ladrones y los repudiados. Además, era una muerte cruel y lenta.

Recuerda hoy ese sacrificio que Dios hizo por amor a nosotros para darnos una vida eterna.

Cuando tenemos este episodio claro en nuestra mente, podemos comprender que la salvación es un regalo de Dios y que desde ese capítulo de la historia, Dios nunca ha dejado de amarnos. Así nos lo demuestra día a día con la vida, las bendiciones, la naturaleza hermosa que disfrutamos y con la esperanza que cuando nos toque partir de este mundo, estaremos en su presencia por toda una eternidad.

Buenas Tardes


SIEMPRE HAY UNA SALIDA


¡Quién me diera alas como de paloma! Volaría y hallaría reposo.

Y sucedió que al salir el sol, dispuso Dios un sofocante viento solano, y el sol hirió la cabeza de Jonás y él desfallecía, y deseaba con toda su alma morir, diciendo: Mejor me es la muerte que la vida.

Y Job dijo:¿Por qué se da luz al que sufre, y vida al amargado de alma; a los que ansían la muerte, pero no llega, y cavan por ella más que por tesoros;
Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo libra el SEÑOR.
Ahora mi alma se ha angustiado; y ¿qué diré: “Padre, sálvame de esta hora”? Pero para esto he llegado a esta hora.

Por tanto, tenía que ser hecho semejante a sus hermanos en todo, a fin de que llegara a ser un misericordioso y fiel sumo sacerdote en las cosas que a Dios atañen, para hacer propiciación por los pecados del pueblo.

Pues por cuanto El mismo fue tentado en el sufrimiento, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

Sal. 55:6 Jon. 4:8 Job 3:2,20,21 Sal. 34:19 Jn. 12:27 Heb. 2:17,18


El examen

Un examen es una prueba en la que se mide el nivel de conocimientos, aptitudes y habilidades. Es decir, un tiempo de evaluación personal para ver el rendimiento de la persona. Generalmente los exámenes son aplicados en los colegios, universidades e institutos.

Cuando aún estaba en colegio a la gran mayoría de mis compañeros de curso no les gustaba cuando llegaban los tiempos de exámenes o los momentos de evaluación personal, y me incluyo, porque eran épocas decisivas y de sacrificio, muchas veces de dolor y desesperación.

Dentro de la vida cristiana también tenemos tiempos de evaluación, en los que Dios utiliza los exámenes para probar nuestra fidelidad.

Daniel fue puesto a prueba cuando se decretó que ningún hombre podía orar a ningún dios o persona que no fuese el rey Darío, de lo contrario el individuo que orara a otro dios sería echado en el foso de los leones. (Daniel 6).De esta forma la fidelidad de Daniel a Dios fue puesta a prueba, y a pesar de ser echado al foso de los leones, pudo aprobar.

Sadrac, Mesac y Abed Nego también fueron puestos a prueba en su fidelidad de sólo servir y adorar a Dios, bajo pena de ser echados al horno de fuego. (Daniel 3). Aunque ellos recibieron el castigo de ser arrojados al horno de fuego, aprobaron ante Dios y fueron rescatados por su fidelidad.

Otro de los hijos de Dios que pasó por la prueba de examen, fue Job, quien lo perdió absolutamente casi todo y a pesar de ello se mantuvo fiel. (Job 1,2) Y así, podemos seguir nombrando a muchos otros que pasaron el tiempo de prueba.Al igual que ellos, nosotros también pasamos las pruebas de exámenes. En Apocalipsis, en el mensaje a la iglesia de Esmirna, se les advierte que que serán puestos a prueba y se los exhorta a que permanezcan fieles. “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros, en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” Apocalipsis 2:10.

Hay veces que uno se pregunta: ¿Por qué me vino este problema si vivo conforme a lo que Dios me pide? , ¿Por qué? Si te preguntas esto y otras cosas más, recuerda que Dios pone a prueba nuestra fidelidad.

Daniel, Job, Sadrac, Mesac y Abed Nego salieron victoriosos, tú también puedes. Sólo pon tu mirada y confianza en Dios.

Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Jeremías 17:7


Gracias a Dios por este día más de vida,

es un Feliz Martes

para que lo vivas con la fuerza de Dios y

con mucha paciencia

porque "es mejor ser paciente

que ser soldado fuerte,"

porque el que es paciente

puede alcanzar triunfos

que no logran ver

los que todo lo quieren rápido

y pueden relacionarse mejor con todos.

Que en este Martes

tengas la fuerza de Dios

para mantener la calma

y seguir adelante

porque "es mejor dominar la ira

que dominar una ciudad."

Feliz Martes con la bendición de Dios,

con su paciencia y la fuerza interior

para mantener bajo control nuestro propio ser.

Zacarías 3

Visión del sumo sacerdote Josué

3 Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.

2 Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?

3 Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel.

4 Y habló el ángel, y mandó a los que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.

5 Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie.

6 Y el ángel de Jehová amonestó a Josué, diciendo:

7 Así dice Jehová de los ejércitos: Si anduvieres por mis caminos, y si guardares mi ordenanza, también tú gobernarás mi casa, también guardarás mis atrios, y entre éstos que aquí están te daré lugar.

8 Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo.

9 Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día.

10 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, cada uno de vosotros convidará a su compañero, debajo de su vid y debajo de su higuera.

Buenos Dias


lunes, 30 de mayo de 2016

Buenas Noches


Estrategias Extraordinarias y Bendiciones Sobrenaturales Vienen

El Señor te entregará Estrategias extraordinarias y bendiciones sobrenaturales en el Espíritu en este día. Una sabiduría especial llega a ti para que puedas multiplicar tus bendiciones y alcanzar tu meta deseada ¡Amén!.

En Génesis 30:30 dice: “En verdad tenías muy poco antes de que yo llegara, pero tu riqueza aumentó enormemente. El Señor te ha bendecido mediante todo lo que he hecho. ¿Pero y yo, qué? ¿Cuándo podré comenzar a mantener a mi propia familia?” En este relato vemos que Jacob había servido por muchos años a Labán, y llegó el momento donde le pidió poder retirarse para trabajar por lo suyo propio.

Convinieron en que se llevaría todas las cabras y ovejas manchadas, rayadas o negras, pero Labán intentó perjudicarlo llevando lejos los animales con esas características para que Jacob no tuviera gran recompensa. Sin embargo Jacob tuvo una estrategia para que los animales más fuertes se reprodujeran con manchas o rayas, de tal modo que se los pudiera llevar como habían convenido. La historia termina en el versículo 43 diciendo que se multiplicó la paga de Jacob y se hizo muy rico. Querido amigo, aunque te hayan querido perjudicar o defraudar, aunque las cosas no eran tan fáciles como planeabas, el Señor te dará una estrategia extraordinaria, sobrenatural, y multiplicará lo que tienes, recibirás sabiduría especial para lograr aquello que deseas y alcanzarás tu meta.

Hagamos esta oración:

“Dios Padre, hoy recibo como Jacob, una bendición sobrenatural y una estrategia extraordinaria, que me llevarán a un nuevo nivel de bendición. Ungeme ahora para entrar en este nuevo tiempo, lo creo y declaro en el nombre de Jesús. Amén”

ABIGAIL, LA PACIFICADORA

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Mateo 5:9

Mientras David y sus hombres estaban en el desierto de Parán, protegieron a los pastores y los rebaños de un rico granjero llamado Nabal. Era época de la trasquila, cuando la mayoría de los granjeros estaban más dispuestos a la hospitalidad. David envío a algunos de los jóvenes a preguntar a Nabal si podían tomar alguno de sus bienes. Estaban en extrema necesidad de comida y ropa. David no había tomado nada de los rebaños de Nabal. Había sido honesto y era justo que Nabal retribuyera el servicio amable.

Pero Nabal era un hombre tan egoísta y tacaño que rehusó darle alguno de sus bienes. “’¿Quién es David? Hoy en día hay muchos siervos que huyen de sus amos. ¿Tendría que darle de mis bienes a alguien que ni siquiera conozco?”Cuando David escuchó esto, se enojó tanto que se olvidó del amor de Dios. Actuando más como Saúl, ordenó a sus hombres alistarse para matar a Nabal y a sus hombres. Con el mal genio en aumento, David y sus hombres salieron en dirección a la casa de Nabal para vengarse.

Mientras tanto, se le contó a la esposa de Nabal, Abigail, lo que había pasado. Sin detenerse a hablar con su marido, esta mujer atenta, percibiendo la situación peligrosa, se apresuró, tan rápido como pudo, para encontrase con David.

Mando a sus siervos adelante con doscientos panes, doscientas tortas de higo, cien racimos de pasas, cinco ovejas, cinco medidas de maiz tostado y dos odres con jugo de uva. Cuando Abigail se encontro con David, se inclinó ante él. Luego, con su voz suave y tranquilizadora, se dirigió a él como si fuera el gobernador de Israel, asegurándole que los comentarios insultantes de su marido sean simplemente un estallido de un hombre infeliz y egoísta, y que de ninguna manera tenía la intención de ser una amenaza personal.

Las palabras de Abigail calmaron los sentimientos irritados de David. Ella mostró que había aprendió del Señor. El Espíritu de Dios estaba en su corazón. Como la fragancia de una flor, su rostro, sus palabras y sus acciones trajeron, inconscientemente una influencia celestial.

Impresionado por su habilidad para hacer la paz, David sintió que el enojo lo abandonaba. Se estremeció cuando pensó en cuán cerca había estado de cometer un acto terrible que lo habría perseguido por el resto de su vida.

¡Cuán nobles, cuán maravillosos son los pacificadores que discretamente desvían el mal genio!


EL AMOR NO ES GROSERO

Al que muy de mañana bendice a su amigo en alta voz, le será contado como una maldición. Proverbios 27:14

Nada irrita más rápido a los demás como la mala educación. Ser grosero significa decir o hacer algo innecesario que le haga pasar un mal momento a la persona que esté cerca. Ser grosero es actuar en forma indecorosa, vergonzosa o irritante. En el matrimonio, podría tratarse de tener una boca sucia, malos modales en la mesa o el hábito de hacer bromas sarcásticas. Desde cualquier punto de vista, a nadie le gusta estar cerca de una persona grosera. La conducta grosera puede parecerle insignificante a quien la practica, pero es desagradable para los que están cerca.

Como siempre, el amor tiene algo para decir al respecto. Cuando un hombre es impulsado por el amor, se comporta en forma intencional de una manera que a la esposa le resulte más agradable. Si ella desea amarlo, resuelve evitar lo que lo frustra y le molesta.

En esencia, el amor genuino cuida sus modales. Adoptar este concepto podría traer aire fresco a tu matrimonio. Los buenos modales le expresan a tu esposa o esposo: “Te valoro lo suficiente como para ejercer algo de dominio propio cerca de ti. Quiero ser una persona con la que sea un placer estar”. Cuando permites que el amor cambie tu conducta (aunque sea de la manera más insignificante) restauras una atmósfera de honor en la relación. Por lo general, las personas que practican una buena etiqueta aumentan el nivel de respeto en el ambiente donde están.

Casi siempre, la etiqueta que usas en tu casa es totalmente distinta a la que usas con tus amigos, o incluso con extraños. En tu casa, puedes gritar o poner mala cara, pero si suena el timbre, abres con una gran sonrisa y lleno de amabilidad. Sin embargo, si te atreves a amar, también querrás dar lo mejor de ti mismo a los tuyos. Si no dejas que el amor te motive a realizar los cambios necesarios en tu conducta, la calidad de tu relación matrimonial sufrirá.

Las mujeres suelen ser mucho mejores que los hombres con ciertos modales, aunque pueden ser groseras de otras maneras. El rey Salomón dijo: “Más vale habitar en un rincón de la azotea que compartir el techo con mujer pendenciera” (Proverbios 25:24 NVI). Son los hombres en especial quienes necesitan aprender esta importante lección. La Biblia dice: “Bien le va al hombre que se apiada” (Salmo 112:5). El hombre discreto averiguará qué es apropiado y ajustará su conducta en consecuencia.

Hay dos razones principales por las que la gente es grosera: la ignorancia y el egoísmo. Por supuesto, ninguna de las dos cosas es buena. Los niños nacen sin saber nada sobre los buenos modales, y necesitan mucha ayuda y enseñanza. Sin embargo, los adultos demuestran su ignorancia de otra manera. Conoces las reglas, pero puedes no darte cuenta de cómo las rompes o ser demasiado egoísta como para que te importe. De hecho, quizá no te des cuenta de lo desagradable que puede ser vivir contigo.

Ponte a prueba con las siguientes preguntas:

• ¿Qué piensa tu pareja de la manera en que hablas y actúas cuando estás cerca de él?

• ¿Qué efecto tiene tu conducta en la valía y la autoestima de tu pareja?

• ¿Tu pareja diría que eres una bendición o que eres condescendiente y lo avergüenzas?

Si piensas que tu pareja (y no tú) es el que tiene que hacer cambios en esta área, es probable que sufras de un caso grave de ignorancia, con efectos secundarios de egoísmo. Recuerda, el amor no es grosero sino que te lleva a obrar con principios superiores. ¿Te gustaría que tu pareja dejara de hacer todo eso que te molesta? Entonces, es hora de dejar de hacer todo eso que le molesta. ¿Serás lo suficientemente considerado y amoroso como para descubrir y evitar la conducta que hace que la vida le resulte desagradable a tu pareja? ¿Te atreverás a ser encantador?

Aquí tienes tres principios orientadores que se refieren a practicar los buenos modales en tu matrimonio:

1. Respeta la regla de oro. Trata a tu pareja de la misma manera en la que quieres que te trate (ver Lucas 6:31)

2. Nada de distintos criterios. Ten la misma consideración con tu pareja que con los extraños y con los compañeros de trabajo

3. Cumple las peticiones. Considera lo que tu pareja ya te ha pedido que hagas o que no hagas. Si tienes dudas, pregunta.

NO TE AFANES

Quiero que estéis libres de preocupación.
El tiene cuidado de vosotros.

Porque los ojos del SEÑOR recorren toda la tierra para fortalecer a aquellos cuyo corazón es completamente suyo.

Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.
Probad y ved que el SEÑOR es bueno.¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!

Los leoncillos pasan necesidad y tienen hambre, mas los que buscan al SEÑOR no carecerán de bien alguno.

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?

Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.

I Co. 7:32 I P. 5:7 II Cr. 16:9 Sal. 34:8,10 Mt. 6:25,26 Fil. 4:6,7

La honra

Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.Romanos 12:10

Según nuestras propias palabras, la honra es reconocimiento, respeto y una bendición cuando honramos a quien merece la honra. Debemos honrar, como ya dijimos, a nuestros padres, a nuestros líderes, a nuestros jefes y a nuestros hijos, cuando hacen algo que amerita el reconocimiento.

Honrar a Dios con nuestros diezmos y ofrendas es una manera de regresarle lo que Él nos ha dado. Es devolverle lo que es suyo.

También se honra a Dios con nuestro comportamiento y cuidando nuestro testimonio. De manera que, como existe la honra, también existe la deshonra, que es todo lo contrario. Con la deshonra nos desacreditamos, lastimamos nuestro testimonio, perdemos el propósito y avergonzamos a nuestro Dios.

La Decisión de amar



Para muchos la vida es una carrera continua de actividades perfectamente agendadas y una lista de logros esperados, aunque la mayoría de ellos relacionados con el trabajo, los logros profesionales.

Cada vez tenemos la sensación de que el tiempo pasa demasiado rápido, tan rápido que no alcanza para compartir tiempo con los seres a quienes llamamos “amados”, nuestra familia. Tenemos recuerdos del amor de nuestros padres, abuelos; para la mayoría de ellos ese amor significó inversión de tiempo, muchos de ellos sacrificando sus aspiraciones personales por estar en casa y dar lo mejor que tenían por su familia.

Te invito a reflexionar: ¿Cuáles son tus prioridades?, ¿En qué lugar está el amor hacia tu familia?. Dios nos pide que amemos sin fingimiento, con sinceridad, pero eso también significa que debemos dejar una huella marcada, una especie de impronta de amor en los corazones de las personas que amamos. Cuando amamos expresamos la esencia de Dios, se alegra el corazón, se nos aumentan los deseos de vivir, se revive el propósito de vida; porque en el amor todo lo podemos hacer, desde perdonar hasta vivir en unidad.

Es tiempo de restaurar hacer lo bueno y rechazar lo malo. De amar como Dios nos ama.


Oremos: “Señor, sé que por amor nos has redimido, nos has restaurado y nos das propósito, por eso decido que desde hoy, el motor de mi vida sea el amor, aquel que es sin fingimiento, sincero, real, bendigo a mi familia, me comprometo a amar sin condiciones, lo declaro en el nombre de Jesús, Amén”.
Versículo: “El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno”. Romanos 12:9 (RVR1960)

Genesis 38 – Judá y Tamar

Judá y Tamar

38 Aconteció en aquel tiempo, que Judá se apartó de sus hermanos, y se fue a un varón adulamita que se llamaba Hira.

2 Y vio allí Judá la hija de un hombre cananeo, el cual se llamaba Súa; y la tomó, y se llegó a ella.

3 Y ella concibió, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Er.

4 Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Onán.

5 Y volvió a concebir, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Sela. Y estaba en Quezib cuando lo dio a luz.

6 Después Judá tomó mujer para su primogénito Er, la cual se llamaba Tamar.

7 Y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de Jehová, y le quitó Jehová la vida.

8 Entonces Judá dijo a Onán: Llégate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella, y levanta descendencia a tu hermano.

9 Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano.

10 Y desagradó en ojos de Jehová lo que hacía, y a él también le quitó la vida.

11 Y Judá dijo a Tamar su nuera: Quédate viuda en casa de tu padre, hasta que crezca Sela mi hijo; porque dijo: No sea que muera él también como sus hermanos. Y se fue Tamar, y estuvo en casa de su padre.

12 Pasaron muchos días, y murió la hija de Súa, mujer de Judá. Después Judá se consoló, y subía a los trasquiladores de sus ovejas a Timnat, él y su amigo Hira el adulamita.

13 Y fue dado aviso a Tamar, diciendo: He aquí tu suegro sube a Timnat a trasquilar sus ovejas.

14 Entonces se quitó ella los vestidos de su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso a la entrada de Enaim junto al camino de Timnat; porque veía que había crecido Sela, y ella no era dada a él por mujer.

15 Y la vio Judá, y la tuvo por ramera, porque ella había cubierto su rostro.

16 Y se apartó del camino hacia ella, y le dijo: Déjame ahora llegarme a ti: pues no sabía que era su nuera; y ella dijo: ¿Qué me darás por llegarte a mí?

17 El respondió: Yo te enviaré del ganado un cabrito de las cabras. Y ella dijo: Dame una prenda hasta que lo envíes.

18 Entonces Judá dijo: ¿Qué prenda te daré? Ella respondió: Tu sello, tu cordón, y tu báculo que tienes en tu mano. Y él se los dio, y se llegó a ella, y ella concibió de él.

19 Luego se levantó y se fue, y se quitó el velo de sobre sí, y se vistió las ropas de su viudez.

20 Y Judá envió el cabrito de las cabras por medio de su amigo el adulamita, para que éste recibiese la prenda de la mujer; pero no la halló.

21 Y preguntó a los hombres de aquel lugar, diciendo: ¿Dónde está la ramera de Enaim junto al camino? Y ellos le dijeron: No ha estado aquí ramera alguna.

22 Entonces él se volvió a Judá, y dijo: No la he hallado; y también los hombres del lugar dijeron: Aquí no ha estado ramera.

23 Y Judá dijo: Tómeselo para sí, para que no seamos menospreciados; he aquí yo he enviado este cabrito, y tú no la hallaste.

24 Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha fornicado, y ciertamente está encinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.

25 Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy encinta. También dijo: Mira ahora de quién son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo.

26 Entonces Judá los reconoció, y dijo: Más justa es ella que yo, por cuanto no la he dado a Sela mi hijo. Y nunca más la conoció.

27 Y aconteció que al tiempo de dar a luz, he aquí había gemelos en su seno.

28 Sucedió cuando daba a luz, que sacó la mano el uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero.

29 Pero volviendo él a meter la mano, he aquí salió su hermano; y ella dijo: !!Qué brecha te has abierto! Y llamó su nombre Fares.[a]

30 Después salió su hermano, el que tenía en su mano el hilo de grana, y llamó su nombre Zara.

Buenas Tardes


El camino de la santidad

El camino de la santidad es tan recto y llano, que las mentes más simples no pueden extraviarse en el si lo siguen constantemente. 

Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.


Isaías 35:8


El Poder Del Acuerdo

Si La Palabra Habita en Tu Corazón Se Manifestará

Podemos leer la biblia para tener información o conocimiento, pero mejor es leerla con el espíritu abierto, hambrientos de conocer a Dios, cuando así lo hacemos nos abrimos a que las palabras que leemos sean una revelación que nos transforma.

Esto es un ejercicio espiritual que nos llena; de esta manera obtendremos fe y respuestas necesarias para cada necesidad; y el poder de la palabra de Dios estará en nosotros para ser declarado con unción y poder, y esa palabra no volverá vacía porque es la palabra revelada.

Haz habitar, morar, vivir la palabra en tu corazón y dará resultados.

Colosense 3:16 nos dice: “Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría”. Hagamos de la Biblia no un libro más, sino una maravillosa experiencia que transforma.

Cuatro Puntos para hacer real la palabra de Dios.


1. Deseándola ardientemente: Nada vendrá ni pasará si no lo deseamos de todo corazón, nuestro deseo y ganas, es decir, nuestro hambre y sed espiritual es el primer paso para que la palabra de Dios se haga realidad en nosotros.

2. Escuchando: “Este atento tu oído a mis palabras” (Pr. 4:20-22) cuando escuchamos un mensaje de fe o cuando nosotros mismo leemos la Biblia y lo hacemos en voz alta no solo leemos sino que escuchamos, pero no es solo escuchar, sino prestar atención detenidamente para que esa palabra penetre nuestro espíritu por medio de lo que nuestros oídos captan.

3. Mirando: La Biblia se lee con los ojos y por medio de ellos, que llevan la visión la palabra encuentra otra entrada para ingresar en nosotros. Quedará grabado en tu espíritu todo lo que lees con tus ojos, mira lo que lees, mira las palabras, y visualmente entrarán en tu espíritu. El Salmo 119:18 no dice: “Abre mis ojos, y miraré Las maravillas de tu ley”

4. Meditando: Una vez que se nos haya metido la palabra en el espíritu y corazón debemos procesarla por medio de la meditación, pensarla detenidamente, ver que nos quiere decir, analizarla minuciosa y tranquilamente, esto hace que salga el resultado para que sea plenamente revelada.

5. Compartiendo: La Biblia nos enseña la comunión con Dios y con los hermanos, y para eso están los ministerios, para compartir la revelación con el pueblo de Dios, escucha a las personas que Dios usa para impartir revelación y también tu mismo comparte lo que tienes para dar, así te vaciarás para poder ser llenado aún más con la presencia del Espíritu Santo.

JESUS, HONRADO


Jesucristo, Señor nuestro.

…Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados.

Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús SE DOBLE TODA RODILLA de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, Mesías …(el que es llamado Cristo);

El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros;

El último Adán fue hecho espíritu que da vida… el segundo hombre es el Señor del cielo.
¡Señor mío y Dios mío!

Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y tenéis razón, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os lavé los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.


I Co. 1:9 Mt. 1:21 Fil. 2:8-10 Jn. 4:25 Is. 61:1 I Co. 15:45,47 Jn. 20:28; 13:13-15

Que tengas un Excelente y Feliz Lunes. 


Que tengas un Excelente y Feliz Lunes.

El que es fiel recibirá muchas bendiciones.

Que Dios te ayude a ser fiel siempre,

cuida a tus seres queridos,

cuida de tu trabajo y de tu hogar,

bendice a tu familia y protégelos.

Gracias a Dios por este nuevo Lunes

que tenemos para ver su obra,

haz tu trabajo con alegría,

con sencillez y pidiendo a Dios

que te llene de su conocimiento

porque Él sabe que es lo mejor para ti.

Hoy es un Lunes único, especial,

aprovechemos bien el tiempo

y al final del día lo podemos celebrar.

Zacarías 2

Llamamiento a los cautivos

2 Alcé después mis ojos y miré, y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir.

2 Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir a Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud.

3 Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro,

4 y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella.

5 Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella.

6 Eh, eh, huid de la tierra del norte, dice Jehová, pues por los cuatro vientos de los cielos os esparcí, dice Jehová.

7 Oh Sion, la que moras con la hija de Babilonia, escápate.

8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.

9 Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis que Jehová de los ejércitos me envió.

10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová.

11 Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti.

12 Y Jehová poseerá a Judá su heredad en la tierra santa, y escogerá aún a Jerusalén.

13 Calle toda carne delante de Jehová; porque él se ha levantado de su santa morada.

Buenos Dias


domingo, 29 de mayo de 2016

Buenas Noches


Compartir

Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso, él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte es decir, al diablo. Hebreos 2:14 (NVI)

Conie tiene un corazón de oro. Siempre está pensando en cuidar y ayudar a su hermano, Y tiene también un corazón muy generoso. Siempre está pensando que puede compartir con Juampi. tiene un chocolate lo divide en cuatro, un poco para cada uno. Y si con su mamá le agradecemos pero no agarramos la porción, la comparte con su hermano, para que él también disfrute. Da de lo que tiene para que el otro también la pase bien. Sabe compartir.

Mientras escuchaba hablar sobre este texto, no podía dejar de pensar en mi hija de ocho años, que siendo tan chiquita tiene el corazón enorme como Cristo. Es cierto que Jesucristo es superior a cualquier comparación humana, pero Conie se le acerca bastante. Ambos comparten de lo que tienen.

Pero lo de Cristo es superior porque su compartir es supremo. El compartió con nosotros la condición humana. Quien era eterno, se hizo mortal. Quien era todopoderoso, se limitó a un cuerpo humano. Quien era omnipresente y podía estar en todos los lugares al mismo tiempo, se limitó a un espacio y un tiempo y tuvo que caminar para llegar a otra ciudad. Quien era soberano y ordenaba el universo y legiones de ángeles, tuvo hambre y sed, estuvo cansado y nadie lo asistió.

El que inventó el viento tuvo que remar en la barca. El que inventó el agua tuvo que pedir de beber porque tenía sed. El que inventó el día de reposo, no tenía donde acostar su cabeza. El que era todo amor, fue despreciado por los hombres. El autor de la vida, un día tuvo que nacer en un establo.

Estuvo triste, solo, en malas compañías, enemistado con los políticos y poderosos, despreciado por sus familiares, fue incomprendido y malinterpretado y nadie lo defendió, acusado con mentiras y no tuvo abogado, solo fiscales impunes.

Y todo para matar con su muerte a quien tenía el imperio y domino de la muerte, al diablo. Para vencerlo en la victoria de la cruz.

Por eso puede compartir y comprender con vos lo que estás pasando. Porque Él ya estuvo en ese lugar, Jesucristo ya vivió lo que vos estás viviendo y sufrió lo que vos estás sufriendo. Y puede compartir con vos la victoria para superar el mal momento. Él ya lo vivió y quiere compartir con vos la solución.

REFLEXIÓN – Jesucristo ya estuvo ahí, y quiere compartirlo con vos.

EL AMOR A LA LEY

Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo. (Sal. 119:165)

Si el espíritu se siente libre y feliz, debido a la buena conciencia y a la satisfacción que se experimenta al hacer felices a los demás, se crea un sentimiento de alegría que se reflejará en todo el organismo, con lo que mejorará la circulación de la sangre y se tonificará el cuerpo. La bendición de Dios es un poder sanador, y los que son pródigos en beneficiar a los demás, recibirán esta maravillosa bendición en el corazón y la vida. 

Los que siguen el camino de la sabiduría y la santidad no tendrán que deplorar horas malgastadas, ni se verán atormentados con sentimientos sombríos y de horror, como a algunos les ocurre, a menos que se entreguen a diversiones vanas e inútiles…

Las diversiones excitan la mente; mas la depresión la sigue sin remedio. El trabajo útil y el ejercicio físico ejercerán mejor influencia sobre la mente y fortalecerán los músculos, mejorarán la circulación y contribuirán poderosamente a restaurar la salud. . . .

La buena conciencia es la mejor medicina para el cuerpo y la mente enferma. La bendición especial de Dios en la forma de salud y fuerza reposa sobre quien la recibe.

La obra de hacer el bien beneficia al dador y al beneficiario. Si nos olvidamos de nosotros mismos al interesarnos por los demás, ganaremos una victoria sobre nuestras debilidades. La satisfacción que recibiremos al hacer el bien contribuirá enormemente a restablecer el tono saludable de la imaginación. El placer de hacer el bien anima la mente y se transmite por todo el cuerpo. 

Una persona cuyo espíritu es sereno y está satisfecho en Dios, se encuentra en el sendero de la salud.


Culto de hoy





Mi hermano mayor

«Cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi‘ hermano, mi hermana y mi madre». Mateo 12: 50

Cuántas personas componen tu familia? Papá, mamá, tus hermanitos, quizás tus abuelitos viven Contigo, o algún tío o tía. ¿Sabes? Tienes un hermano que quizás no has contado. Ese hermano es Jesús, tu hermano mayor.

Una vez Jesús estaba hablando con sus amigos y les dijo que cualquiera que obedezca a Dios es parte de su familia. ¿Obedeces a Dios? Entonces ¡eres hermano o hermana de Jesús! Es muy emocionante ser parte dela la familia de Dios y saber que tienes un hermano mayor que cuida de ti.

Hebreos 2:11 dice: «Todos los que aman y obedecen a Dios son sus hijos, y Dios es padre de todos ellos. Y como Jesús también es Hijo de Dios, no se avergüenza de tratarlo; como hermanos» (TLA). ¡Qué maravilloso! Pídele a mami que te escriba esta cita en un papel y ponla en tu lugar favorito. Cada vez que la veas recordarás que Jesús es tu hermano mayor y que siempre cuida de ti.


Oración: Querido Jesús, gracias por hacerme parte de tu familia, Ayúdame a ser un buen hermano, como tú.

EL AMOR VALORA

Así también deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. (Efesios 5:28)

Considera estas dos situaciones.

Un hombre posee un auto viejo que comienza a tener problemas serios, así que lo lleva al mecánico. Luego de una evaluación, le dicen que necesitará una puesta a punto completa, lo cual es demasiado para su presupuesto limitado. Debido a las costosas reparaciones, el hombre decide deshacerse del auto y gastar su dinero en un nuevo vehículo. Parece razonable, ¿no es así?Otro hombre, un ingeniero, tiene un accidente y una máquina le aplasta la mano. Corre al hospital, le sacan una radiografía y descubre que se le han roto varios huesos. Aunque se siente frustrado y dolorido, usa de buena gana sus ahorros para que lo traten, le coloquen un yeso y luego, con esmero cuida la mano durante los meses siguientes hasta que se restaura. Es probable que esto también te parezca razonable. El problema en nuestra cultura es que al matrimonio a menudo se lo trata como en la primera situación. Cuando hay problemas de relación, te animan a cambiar a tu cónyuge por un “modelo más nuevo”. Sin embargo, los que tienen esta visión no comprenden el lazo importante que existe entre el esposo y la esposa. La verdad es que el matrimonio se parece más a la segunda situación. Forman parte el uno del otro. Si te lastimaras la mano, nunca te la cortarías, sino que pagarías todo lo que estuviera a tu alcance para obtener el mejor tratamiento médico posible porque tu mano es invalorable para ti. Es parte de ti.

Tu pareja también. El matrimonio es un misterio hermoso creado por Dios, en el que se unen dos vidas en una. No solo sucede a nivel físico sino también a nivel espiritual y emocional. Comienzan compartiendo la misma casa, la misma cama y el mismo apellido. Su identidad como individuos se une. Cuando tu cónyuge atraviesa una tragedia, los dos la sienten. Cuando tienes éxito en tu trabajo, los dos se alegran; pero en algún momento del camino, te desilusionas y se instala la realidad aleccionadora de que te casaste con una persona imperfecta.

Sin embargo, tu cónyuge sigue formando parte de ti y esto no cambia. Efesios 5:28-29 dice: “Así también deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida”.
Este versículo les habla a los esposos, pero fíjate cómo se describe a cada miembro. Se considera a los dos como la misma carne. Debes tratar a tu cónyuge con el mismo cuidado y amor con el que te tratas a ti mismo. Cuando le demuestras amor a tu cónyuge, también te demuestras amor a ti mismo.
Sin embargo, esta moneda tiene dos caras. Cuando maltratas a tu pareja, también te maltratas a ti mismo. Piénsalo. Ahora, sus vidas están entretejidas. Tu cónyuge no puede experimentar alegría o dolor, bendición o maldición sin que también te afecte. Así que cuando atacas a tu pareja, es como atacar a tu propio cuerpo. Es hora de permitir que el amor cambie tu forma de pensar. Es hora de entender que tu cónyuge forma parte de ti de la misma manera que tu mano, tu ojo o tu corazón. Tu esposa también necesita que la amen y la valoren. Y si hay algo que le cause dolor o frustración, deberías preocuparte por estas con el mismo amor y cuidado con el que tratarías una herida del cuerpo. Si tu esposo tiene alguna herida, deberías considerarte un instrumento que ayude a traer sanidad a su vida.

Con esta perspectiva, reflexiona en cómo tratas el cuerpo físico de tu cónyuge. ¿Lo valoras como el tuyo? ¿Lo tratas con respeto y ternura? ¿Te deleitas en tu cónyuge tal cual es? ¿O acaso lo haces sentir tonto y avergonzado? De la misma manera en la que atesoras tus ojos, tus manos y tus pies, deberías atesorar a tu cónyuge como un regalo invalorable.

No dejes que la cultura que te rodea determine el valor de tu matrimonio. Compararlo con algo que puede descartarse o reemplazarse es deshonrar el propósito de Dios para el matrimonio. Sería como amputarse un miembro. En cambio, debería ser una imagen de amor entre dos personas imperfectas que eligen amarse mutuamente sin importar lo que suceda. Cada vez que un hombre mira a su esposa a los ojos, debería recordar que el que ama a su esposa se ama a sí mismo. Y la mujer debería recordar que cuando ama a su esposo, también se da amor y honra a sí misma.

Cuando miras a tu cónyuge, lo que ves es parte de ti. Así que trátalo bien. Habla bien de él. Aprecia y valora al amor de tu vida.

El desafío de hoy

¿Qué necesidad de tu cónyuge podrías satisfacer hoy? ¿Puedes hacer un recado? ¿Quizá darle un masaje en la espalda o en los pies? ¿Podrías ayudar con las tareas de la casa? Elige un gesto que diga: “te valoro” y hazlo con una sonrisa.

Basta con que te abandones

«El que no está conmigo, está en contra de mí» (Mat. 12: 30, RV95).

CUENTA UNA antigua historia que un finlandés ateo dejó un peculiar testamento antes de morir: todas sus posesiones debían ser entregadas al diablo. Los albaceas no sabían cómo cumplir la última voluntad del finado. Tras semanas de deliberación, el juez decidió que la mejor manera de cumplida era dejarlo todo abandonado: tierras sin cultivar, casas sin cuidar, jardines sin limpiar… El veredicto fue: «Para que el diablo tome posesión de algo, basta con no hacer nada».

Ya por el siglo XVIII, el escritor y filósofo irlandés Edmund Burke afirmó: «Para que el mal triunfe, solo hace falta que los hombres buenos no hagan nada». Y así es. Tanto en nuestra vida personal, como en la sociedad en general, el mal vence cuando el bien no actúa. Ni tú ni yo queremos entregar nuestra vida al diablo; sin embargo, puede suceder si no comprendemos que no existe término medio: las cosas van siempre a más; nunca nos quedamos en el mismo sitio. Si nos abandonamos y nos descuidamos, si no actuamos, trabajando a cada paso nuestra relación con Dios, nuestro crecimiento personal y el desarrollo de los dones dones que hemos recibido de parte del Señor, cada vez nuestro estancamiento será mayor. Si el orden no se mantiene, el sistema tiende al máximo desorden, y en el máximo desorden, en el caos, en la falta de determinación, el enemigo se encuentra a sus anchas.

¿Cómo, pues, nos mantendremos en manos de Dios de modo que el diablo no pueda tomar posesión de nosotras? Tomando las riendas de nuestra vida espiritual; no abandonándonos en nuestra experiencia religiosa, tanto teórica como práctica; asumiendo el control, de modo que nadie pueda decidir por nosotras; invirtiendo energia en mantenernos conectadas al Señor, en crecer, en limpiar, en ordenar, en aseguramos de que todo siga funcionando bien y cada vez mejor. Lo bueno siempre requiere un trabajo, una aplicación constante de la inteligencia y un uso coherente de nuestra energía.

«El que no está conmigo, está en contra de mí» (Mat. 12: 30, RV95), dijo Jesús. No hay término medio: o estoy con el bien de manera activa, o me coloco del lado del mal al permanecer pasiva. Para estar del lado del mal no hace falta trabajar para el mal, basta con que me abandone.

LA REGLA DE ORO

“Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas”. Maleo 7:12

¿CABE MISERICORDIA para individuos criticones como tú y yo? ¡Aleluya, la hay!

Y encontrarás el secreto en uno de los instrumentos de carpintería. Es una cinta métrica, o regla, que todo carpintero necesita para guiarse por una medida uniforme invariable. Usas la regla y siempre consigues dimensiones idénticas y los mismos resultados cada vez. Pero, como todo carpintero sabe, debes atenerte a las medidas de esta regla. Si te desvías de ella, arruinarás tu trabajo.
Ese fue, por supuesto, el meollo de la enseñanza del Carpintero divino al darnos su norma directriz uniforme que seguimos llamando la regla de oro. La hemos memorizado desde la niñez: “Obra con los demás de la forma en que te gustaría que obrasen contigo”. Hablando en plata, trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Para esto no hace falta saber latín. Es la regla de oro de la carpintería del carácter.

Y, como observa mi amigo y colega Skip MacCarty, viene siendo la regla de oro del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo desde la eternidad en el pasado: “El pacto de amor trinitario se revela en que cada uno trata a los demás como querría ser tratado si se invirtieran sus papeles […]. ‘La regla de oro’ (Mat. 7:12) sondéalas profundidades del compromiso de Dios hacia el interior, dentro de la Trinidad, y hacia el exterior, a toda su creación”. El Carpintero divino siempre ha vivido según su propia regla de oro. Por eso Jesús, que tenía todo el derecho de condenar a Judas, quien lo traicionó, en voz baja lo llamó “Amigo” (Mat. 26:50). Jesús trataba a Judas de la forma precisa en la que él anhelaba ser tratado, como un amigo. Fíjate en cómo trató a sus burlones verdugos. El Juez de toda la tierra (Juan 5:22) -el único que con justificación podía lanzar invectivas contra toda aquella pandilla de malhechores- se negó a condenarlos. En vez de ello, cuando extendieron las manos del divino Carpintero para clavarlas a la madera misma que él había modelado una vez, con su último vestigio de fuerza buscó en su corazón quebrantado y sacó su regla, la regla. Y trató a sus enemigos de la forma misma en que querría que lo trataran a él si sus posiciones se intercambiaran. Oró por misericordia para salvarlos.

¿No te parece que el ejemplo de Jesús puede ser el antídoto más simple para el espíritu de crítica de nuestro tiempo? Interceder por la mujer en vez de criticarla. Orar por el hombre en vez de juzgarlo. ¿Te puedes imaginar qué ocurriría si viviéramos según la regla de oro del Carpintero del Calvario?

SU PROPÓSITO EN MÍ



“Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.” Salmo 138:8

Todos tenemos sueños y planes a futuro, si deseamos verlos realizados es necesario esforzarse y trabajar duro hasta verlos cumplidos; pero no sólo se trata de un esfuerzo físico sino también de entregar a Dios estos sueños ¿Has incluido a Dios en tu planes? Solamente Él sabe qué es lo mejor para ti, cuando planifiques algo habla con Dios a cerca de ello y ten por seguro que te irá bien, porque sus pensamientos son más altos que los nuestros.

Buenas Tardes


Dios te habla

No todo el que Me dice: 'Señor, Señor,' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de Mi Padre que está en los cielos.
Mateo 7:21

Entonces volverán a distinguir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no Le sirve.
Malaquías 3:18


La fidelidad

El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasiónjamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!Lamentaciones 3:22-23

Solo podría basar mis enseñanzas bajo este título de hoy: «La fidelidad de Dios para con mi vida».

Dios ha sido más que fiel. Ha tenido paciencia conmigo y me ha demostrado que aunque le he fallado miles de veces, Él siempre tiene amor hacia mí. Aunque me ha disciplinado, y en ocasiones he sentido su fuerte reprensión, hoy entiendo que lo hizo por amor a mí.

Ten presente que esta semana celebramos muchas cosas. Así que, como ejercicio, estamos recordando los miles de momentos en los que Dios nunca nos ha fallado:

Recuerda cuando quizá te quedaras sin trabajo y pasaron meses, pero que jamás te faltó nada.

Recuerda cuando tal vez no tuvieras tus documentos legales para vivir en Estados Unidos, manejabas sin licencia o trabajabas con un documento prestado. O a lo mejor estuviste ilegal por años sin tener problemas y, aun así, tuviste casa, auto y alimentos para tu familia. Esa, mi amigo, es la «fidelidad de Dios».

Imposible de esconderte

A los niños pequeños les encantan los juegos, hay uno que me llama la atención por la inocencia de ellos; es el juego de las escondidas, a pesar que son tan obvios de encontrar suelen esconderse tapando sus ojos o su cabeza con algo, y claro que nosotros les hacemos creer que no los encontramos.

Como estos niños también nosotros solemos intentar escondernos de Dios cuando le fallamos o pecamos; aunque en el fondo de nuestro corazón queremos estar en paz con Él la vergüenza nos aleja.

Puede que hayas hecho algo que te avergüenza y te ocultas de Dios, dejas de orar poco a poco, dejas su Palabra y crees que así Él no sabrá nada de ti, sin embargo es un engaño; el Salmo 139 habla respecto a la omnipresencia y omnisciencia de Dios, el versículo 7 dice: ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? y continua indicando los lugares posibles donde esconderse: subir al cielo o bajar a lo profundo de la tierra, o ir al este o al oeste, o esconderse en la obscuridad de la noche pero ninguna es apta para esconderse. Dios está en todo lado por más que intentemos ocultarnos de Él.

Antes de escondernos de Dios sería mejor ser humildes y reconocer nuestro error confiando en Su perdón: “Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.” Hebreos 4:16 (NTV)

Así como es imposible ocultarnos de Dios cuando le fallamos es también imposible escondernos de su gracia y amor, aunque huyamos Él nos hablará de diferentes maneras para que volvamos a su camino.

¡Su amor nos alcanzará!

Feliz Domingo 

genial y bendecido para ti. 


Domingo genial y bendecido para ti. 

Feliz Domingo,

Deseo que Dios te bendiga en este día,

que veas su mano de protección sobre ti

y sobre toda tu familia.

Un nuevo domingo ha llegado

para darte esperanza,

es el primer día de la semana,

Bendice a Dios con todo tu corazón,

con toda tu alma, con toda tu mente

y con todas tus fuerzas

y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Hoy es una nueva oportunidad

para ser mejor persona,

para dar tu luz al que ande en oscuridad

dándole tus palabras de aliento.


Que este sea un Domingo genial y bendecido.

Habacuc 3

Oración de Habacuc

3 Oración del profeta Habacuc, sobre Sigionot.

2 Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí.
Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos,
En medio de los tiempos hazla conocer;
En la ira acuérdate de la misericordia.

3 Dios vendrá de Temán,
Y el Santo desde el monte de Parán. Selah
Su gloria cubrió los cielos,
Y la tierra se llenó de su alabanza.
4 Y el resplandor fue como la luz;
Rayos brillantes salían de su mano,
Y allí estaba escondido su poder.
5 Delante de su rostro iba mortandad,
Y a sus pies salían carbones encendidos.

6 Se levantó, y midió la tierra;
Miró, e hizo temblar las gentes;
Los montes antiguos fueron desmenuzados,
Los collados antiguos se humillaron.
Sus caminos son eternos.

7 He visto las tiendas de Cusán en aflicción;
Las tiendas de la tierra de Madián temblaron.

8 ¿Te airaste, oh Jehová, contra los ríos?
¿Contra los ríos te airaste?
¿Fue tu ira contra el mar
Cuando montaste en tus caballos,
Y en tus carros de victoria?

9 Se descubrió enteramente tu arco;
Los juramentos a las tribus fueron palabra segura. Selah
Hendiste la tierra con ríos.
10 Te vieron y tuvieron temor los montes;
Pasó la inundación de las aguas;
El abismo dio su voz,
A lo alto alzó sus manos.

11 El sol y la luna se pararon en su lugar;
A la luz de tus saetas anduvieron,
Y al resplandor de tu fulgente lanza.

12 Con ira hollaste la tierra,
Con furor trillaste las naciones.

13 Saliste para socorrer a tu pueblo,
Para socorrer a tu ungido.
Traspasaste la cabeza de la casa del impío,
Descubriendo el cimiento hasta la roca. Selah

14 Horadaste con sus propios dardos las cabezas de sus guerreros,
Que como tempestad acometieron para dispersarme,
Cuyo regocijo era como para devorar al pobre encubiertamente.

15 Caminaste en el mar con tus caballos,
Sobre la mole de las grandes aguas.
16 Oí, y se conmovieron mis entrañas;
A la voz temblaron mis labios;
Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí;
Si bien estaré quieto en el día de la angustia,
Cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas.

17 Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;
18 Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

19 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar. d Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas.

Buenos Dias


sábado, 28 de mayo de 2016

Buenas Noches


Siembra Semillas de Todo Tipo, y Cosecharás sin Medida

Dios te dará abundantes semillas para colaborar en los sueños de otros. Tienes mucho para dar. Tu apoyo y colaboración son determinantes para los demás, son agradables al Señor, y es lo que preparará la cosecha de tu propia meta.




Gálatas 6:9 dice así: “No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no nos desanimamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”.
A Dios le agrada que nosotros ayudemos a los demás con corazón sincero, para que puedan cumplir sus metas. Esto produce que nuestro corazón no se centre solo en nosotros mismos, y seamos así más parecidos a Jesús. El Señor siempre recompensa la forma en que ayudamos a los demás, incluso nos ayuda para ayudar a otros. Nuestro Dios es quien “Da semilla al que siembra”.

En 2 Corintios 9:10 dice: “Y aquel que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá los recursos de ustedes y los multiplicará, aumentándoles así sus frutos de justicia”. Piensa esto: ¿Qué sueños tienen tus hijos, tu cónyuge, tus amigos, tus conocidos?. Tal vez para nosotros resulte sencillo dar un consejo, una palabra de aliento, ayudar de alguna manera; ya sea con recursos económicos o simplemente con lo que podamos, pero siempre que ayudes a otros a cumplir sus sueños, estás agradando al Señor y preparando la cosecha de tus propios sueños.

“Padre, hoy me decido a ser un canal de motivación para todo aquel con quien pueda colaborar para cumplir sus sueños o cubrir sus necesidades. Dame semillas para sembrar, e inteligencia para ayudar, te lo pido en el nombre de Jesús. Amén”

El regalo de Dios que puede soplar vida a todo tu ser

Me gustaría compartirte acerca de uno de los mejores regalos que Dios nos ha dejado además de Su hijo Jesús: Su Palabra. El salmo 61:2 (RVR60) dice: 

“Cuando mi corazón desmayare, llévame a la roca que es más alta que yo” ¿Sabes quién es esa gran piedra donde puedes quedar a salvo del peligro? Se llama Jesucristo.

Pero, ¿Cómo es que Dios nos puede llevar a esa roca que nos brinda seguridad y protección? Lo hace a través de Su Palabra: Son sus dichos los que nos anima, nos dan vida y nos acercan más a Jesús. Mira lo que decía el salmista: “Me siento totalmente desanimado; ¡infúndeme vida, conforme a tu palabra!“ Salmos 119.25 – Reina Valera Contemporánea (RVC)

En los momentos de ansiedad y total desesperanza, la Palabra de Dios nos infunde ánimo y sopla vida a todo nuestro ser: “La ansiedad me corroe el alma; ¡susténtame con tu palabra!“ Salmos 119.28 (RVC)

En los momentos más duros de nuestra vida, hay una fortaleza sobrenatural que podemos recibir de la Palabra de Dios: “En mi aflicción, ellas son mi consuelo; pues tu palabra me infunde nueva vida.” Salmo 119:50 (RVC)

Leer la Palabra de Dios cada día es muy importante, pues nos recuerda que Él es bueno y cuida de nosotros. Su Palabra nos dice que no estamos solos y que Él está en control: “Tú llevas la cuenta de todas mis angustias y has juntado todas mis lágrimas en tu frasco; has registrado cada una de ellas en tu libro”. Salmo 56:8, Nueva Traducción Viviente.

Por eso Pablo nos instruye para que siempre “habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza”. Colosenses 3.16 (NVI). El salmista decía: “Me alegro en tu palabra como alguien que descubre un gran tesoro”. Salmos 119.162 (RVC)

Permite que la Palabra de Dios habite en abundancia dentro de ti, esto te llevará a la roca que es Jesús, para conocerle más y estar confiado en tiempos de angustia.

De esta manera podrás decir como el salmista: “Porque tú has sido mi refugio, Y torre fuerte delante del enemigo. Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas“. Salmos 61:3-4 (RVR60)


Dios le dará crecimiento de todo lo bueno y herencia

“30 Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesión de la tierra.”

Éxodo 23:30

Lo que Dios quiere hoy para su vida es que vaya creciendo espiritualmente hacia la madurez y acepte la herencia que le ha tocado en Cristo.

Usted tiene la bendición de Dios que dice que echará a sus enemigos de delante suyo para que usted pueda multiplicarse y tomar posesión de su herencia.

Usted tiene que ir creciendo en el Señor, tomando posesión de la herencia que le pertenece, porque Cristo ya pagó el precio. En la herencia tiene otorgadas todas las bendiciones de Dios a favor de su vida. Entonces si no las toma no puede disfrutar de ellas.

El hombre fue creado por Dios para vivir una vida en abundancia, llena de bendiciones y extender esa vida al resto de la tierra. Jesucristo fue quien restauró eso mediante su sacrificio en la cruz. Entonces usted hoy puede volver a vivir la vida del Edén. La vida de los cielos en la tierra.

Hoy usted tiene a Dios viviendo dentro suyo, en su espíritu. Tiene al Espíritu Santo y a la Palabra que son su luz y su guía en su caminar diario. Usted cada día va creciendo y se va acercando más a la estatura del varón perfecto, se va pareciendo más a Cristo. Y él caminó en esta tierra haciendo la voluntad del Padre. Si usted lo veía a él, estaba viendo al Padre ¿Por qué? Porque ellos eran uno, son uno. De la misma manera hoy usted es uno con el Padre a través de Jesucristo y camina en esta tierra mostrándolo a él. Porque cada día se parece más a él cuando hace Su Voluntad, la Voluntad del Padre.

Y la Voluntad de Dios es que usted crezca en todo lo bueno y en su herencia. Él lo prometió y lo cumplió dándole esta bendición.

Usted tiene que multiplicarse y tomar posesión de su herencia. Tiene que transferir a otros y a sus generaciones principalmente todo lo que Dios hoy puso en usted. Sus generaciones serán benditas por su causa y sus herederos caminarán como poderosos sobre esta tierra.

Comience hoy a creer a Dios esta palabra y a disfrutar de todos los beneficios que le pertenecen. Recuerde que usted está bendecido para bendecir. Tiene que ser generoso en su dar y recibirá una cosecha multiplicada al ciento por uno. Vivirá en sobreabundancia y será recordado por su generosidad.

Su final será mejor que su comienzo. Recuerde: Dios le dará crecimiento de todo lo bueno y herencia. Disfrútelo.

Oración: Padre, hoy me dispongo a disfrutar de todo lo bueno que traes a mi vida y de mi herencia en Cristo. Gracias porque hoy entendí a través de la revelación de tu palabra que mi vida irá en aumento y sólo me moveré de gloria en gloria. Lo creo y lo recibo, en el nombre de Jesús, amén.

CON LO QUE TIENES

Dios le dijo a Abraham: Vete de tu tierra y de tu parentela. Abraham se llevó a Lot con él y, más adelante, tuvieron problemas. Tuvieron problemas porque Lot no pudo aguantar la bendición que cargaba Abraham. Tuvieron, entonces, que separarse; pero, a través de aquella separación, permitió Dios que Abraham pudiera recibir mayor bendición.

Abraham tuvo que ir a pelear por Lot, para rescatarlo. Y tú tienes que entender que, cuando tú verdaderamente entiendes la identidad, el valor, el llamado que Dios ha puesto sobre ti, Dios te va a usar para bendecir aun a aquellos que no han entendido el don de Dios en tu vida.

Para llegar a la tierra que Dios le mostraría, Abraham tuvo que pasar por otros lugares. Abraham salió sin dirección, sin un lugar específico hacia donde llegar. Hay un nivel de fe cuando podemos seguir una instrucción de Dios, aun sin entenderla, aun sin tener todos los detalles. Dios no tiene que darte detalles, él no tiene que darte explicaciones.

Cuando Abraham se fue de la casa de su parentela, lo hizo para que Dios trajera una definición firme en su vida y, a través de esa experiencia, él pudo entender que su camino a la tierra prometida iba a traer otras experiencias donde lo único que Dios iba a hacer era fortalecer la identidad que había puesto en él.
Cuando vamos en pos de nuestro llamado, de lo que Dios tiene para nuestra vida, una de las cosas que tenemos que entender es que el camino no va a ser fácil; pero, mientras tú mantengas tus pensamientos en el lugar correcto, cada experiencia va a definir tu vida más firme que nunca antes en el Señor.

Quizás todavía no has entendido por qué pasaste por ciertas experiencias, por qué Dios abrió o cerró una puerta en tu vida; hoy Dios te dice: Porque he puesto una identidad en ti, y todo lo que voy a hacer contigo va a sobrepasar todas las experiencias negativas del pasado. Todo lo que el enemigo te ha querido robar, todas las palabras negativas que se han hablado sobre ti, todas las veces que han querido detener tu potencial, todo eso va a caer al piso, cuando tú entiendas el valor que Dios ha puesto en ti, la verdadera identidad, el propósito de Dios en ti. Pero tienes que ubicarte en el lugar correcto.

En Génesis 14, vemos que, cuando Abraham supo que su pariente, Lot, estaba prisionero, armó a sus criados. No dice que armó guerreros. Cuando estás en el lugar correcto, y entiendes la definición que Dios ha puesto en ti, tú haces lo que tienes que hacer con lo que tengas, aunque tú entiendas que eso que tú tienes no tiene las capacidades, aunque no tengas la educación, aunque no tengas las finanzas; pero, cuando Dios te manda a hacer algo, Dios te respalda; aunque tú vayas a enfrentar un ejército con criados, Dios respalda a aquellos hijos que siguen su voz.

16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente. Génesis 14:16

Quizás el enemigo te ha querido quitar algo, pero hoy Dios te dice que tú vas a recuperar todo lo que el enemigo te ha querido quitar. Cuando tú mires hacia atrás, dirás: Misericordioso ha sido Dios conmigo; en los momentos en que no entendí lo que estaba pasando, hoy puedo dar fe que Dios no quitó. Dios lo único que hace es añadir a tu vida y, aun lo que el enemigo te ha querido quitar, Dios te lo va a dar multiplicado, cuando tú entiendas que, con lo que tú tienes tu puedes hacerle frente a cualquier situación que venga delante de ti.