Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 31 de octubre de 2015

Buenas Noches


Dios te habla

El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo (se oyeron) grandes voces en el cielo, que decían: "El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de Su Cristo (el Mesías). El reinará por los siglos de los siglos."
Apocalipsis 11:15

Y oró Ezequías delante del SEÑOR, y dijo: "Oh SEÑOR, Dios de Israel, que estás sobre los querubines, sólo Tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Tú hiciste los cielos y la tierra."
2 Reyes 19:15

Digamos-No-al-Halloween-Oseas-4-6

FORTALECERSE EN EL SEÑOR


David se fortaleció en el SEÑOR su Dios.
Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.
Yo sé en quién he creído, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel día.


En mi angustia invoqué al SEÑOR, y clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor delante de El llegó a sus oídos.
Se enfrentaron a mí el día de mi infortunio, mas el SEÑOR fue mi sostén.
También me sacó a un lugar espacioso; me rescató, porque se complació en mí.
Bendeciré al SEÑOR en todo tiempo; continuamente estará su alabanza en mi boca.


En el SEÑOR se gloriará mi alma; lo oirán los humildes y se regocijarán. Engrandeced al SEÑOR conmigo, y exaltemos a una su nombre. Busqué al SEÑOR, y El me respondió, y me libró de todos mis temores.

Probad y ved que el SEÑOR es bueno.¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!


I S. 30:6 Jn. 6:68 II Ti. 1:12 Sal.18:6,18,19; 34:1-4, 8



La imagen de Cristo en usted

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

Romanos 8:29

¿Sabía que una persona que se ve como un perdedor, nunca podrá tomar la actitud de un ganador? Porque la actitud demuestra la imagen que usted tiene de sí mismo, si es víctima o vencedor, perdedor o ganador. La buena noticia hoy es que su imagen interior se puede ir renovando. Así que no se preocupe si se sintió identificado con la pregunta que le hice.

Lo que usted puede ir renovando en su interior es la imagen de Cristo. Ya no se crea un fracasado si sabe que tiene victoria en Cristo Jesús. Él vive dentro de usted desde el momento que le abrió las puertas de su corazón. Tiene al Espíritu Santo viviendo dentro de usted que lo guía y tiene su Palabra que le trae revelación y sabiduría. Ahora sabe que es más que vencedor por medio de Aquel que lo amó. Entonces su actitud va a responder a su imagen interior, porque su imagen interior no lo dejará pensar que va a seguir perdiendo, ahora tiene una imagen correcta. Vive en Cristo, tiene todo lo que Cristo dice y se para confiado frente a todo lo que tiene que emprender.

Romanos 8:29 dice que nos predestinó para ser hechos conforme a la imagen de su Hijo, Cristo. Fuimos hechos a su imagen y semejanza. Seres espirituales igual que él. Por eso usted se tiene que ver como él. Esa imagen debe tener de usted. Imagínese un lavarropas viéndose como un televisor y viviendo como tal. Su creador no lo creó con esa imagen, lo hizo para que se vea como un lavarropas y que actuara como semejante. De la misma manera, Dios con nosotros.

Ahora que ya conoce todo esto lo invito a que comience a renovar su imagen interior cada día. No pretenda cambiarla de un día para otro. Vaya paso a paso. Estudie la palabra, medite en ella y descubra lo que Dios piensa de usted. Comenzará a verse correctamente y actuará conforme a esa imagen. La que Dios tiene de usted. Pruébelo.


Oración: Padre, ahora sé que me hiciste a tu imagen y quiero verme como tú me ves. Comenzaré a renovar mi imagen interior para que sea la de Cristo, que es quien vive en mí. Gracias porque me diste tu Palabra para ayudarme a crecer. En el nombre de Jesús, amén.

  

Pide a Dios comprensión espiritual y serás libre

Sabiduría y comprensión espiritual es lo que necesitamos para conocer a Dios y tener una experiencia de poder. Dios abrirá tu entendimiento para que puedas conocerlo, recibiendo así su luz que nos libera de la confusión y el vacío.


En Colosenses 1:9-10 dice: “Le pedimos a Dios que les dé pleno conocimiento de su voluntad y que les conceda sabiduría y comprensión espiritual. Entonces la forma en que vivan siempre honrará y agradará al Señor, y sus vidas producirán toda clase de buenos frutos. Mientras tanto, irán creciendo a medida que aprendan a conocer a Dios más y más”.


Solo Dios puede enseñarnos a nosotros sobre Él mismo, en otras palabras, solo Dios puede revelar a Dios. Es una comprensión espiritual, es un entendimiento que se produce en nuestro interior y nos permite tener una absoluta certeza de la realidad espiritual. El apóstol Pablo oraba para que los creyentes pudieran tener sabiduría y comprensión espiritual, sabía muy bien que ésta revelación, los prepararía con toda clase de buenos frutos. Puede que nos hablen de Dios, pero no siempre se nos revelan las realidades de lo que escuchamos. Es necesario que le pidamos a Dios que nos enseñe y nos de comprensión espiritual. Así la unción afirmará en nuestro interior esa luz y poder que estamos necesitando en las distintas situaciones de nuestras vidas.


C. Oración y declaración:


Hagamos esta oración: “Dios Padre, abre mi entendimiento espiritual de aquello que necesito saber para madurar. Concédeme sabiduría y comprensión espiritual para entender plenamente tu voluntad y dar toda clase de frutos, te lo pido en el nombre de Jesús, Amén”.

Soy-cristianos-y-amo-a-Dios

¡SOY FUERTE!


“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” 2 Corintios 12:9


Muchas veces decimos no puedo, o no tengo las habilidades que se requieren, los temores y las inseguridades nos invaden y nosotros sumisamente les hacemos caso. Sin embargo Dios sabe que hay cosas que en nuestra fuerzas no podemos lograr, luchamos diariamente con el pecado y con nuestras propias debilidades y a veces hasta nos sentimos atrapados por ellas. Esta noche es una buena oportunidad para que el débil diga fuerte soy en el poder de Jesucristo.

El libro de la vida

Lee Apocalipsis 21.26-27


¿Qué significa tener el nombre inscrito en el libro de la vida del Cordero? En Apocalipsis 20.11, 12 leemos: «Y vi un gran trono blanco… Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras».


Un conjunto de libros contiene el registro de la historia de la vida de cada persona. El otro libro es el libro de la vida del Cordero. El primer registro solo puede traer condenación, porque todos hemos incumplido las normas de Dios. En el libro de la vida se registran los nombres de los que se han arrepentido de sus pecados y han puesto su fe salvadora en Cristo como Redentor y Salvador.

Una fe viva en Cristo, el Cordero que «quita el pecado del mundo», es la única condición para que tu nombre esté inscrito en ese libro, y esto constituye tu pasaporte a través de las puertas de perlas. Los que confían en Jesucristo tendrán sus nombres escritos en el libro de vida, grabados en la placa del pecho del Sumo Sacerdote e inscrito en su mano poderosa y su fiel corazón.


¿Por qué no asegurarte totalmente del cielo abriéndole tu corazón a Cristo el Salvador y Señor ahora mismo, invitándolo a entrar, a limpiarlo del pecado y hacerlo su lugar de morada permanente? Jesucristo te asegura: «Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo» (Apocalipsis 3.20).


Reflexión:

Alabo a Dios porque mi nombre está escrito en el libro de la vida por la fe en Cristo.

Jesús y la limosna

Que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.Mateo 6:4, RV-60


En este día veremos principios que Dios dejó establecidos a fin de que se cumplan al pie de la letra. Y juntos vamos a pedirle a nuestro Jesús que nos ilumine y nos permita entender, con palabras muy sencillas, lo que nos dejó en la Biblia. Lo que es más importante, una vez que los entendamos, que seamos capaces de aplicarlos para tener una vida en victoria.


La limosna o la ofrenda, como se le conoce en otras partes, debe ser algo que se entregue con mucha prudencia y no de una manera ruidosa y llamativa, pues Jesús mismo llama hipócritas a quienes lo hacen así. En realidad, esta clase de persona es la que se hace pasar por piadosa sin serlo. Por eso recuerda que la ofrenda es algo entre tú y Dios.


Tampoco llamemos la atención con nuestros actos de humanidad, porque lo que hacemos es como para Dios y no para los hombres. Nadie necesita saber lo que haces por los demás y menos en cuestión de dinero.

Buenas Tardes


Ama a tus padres

Honra a tu padre ya tu madre. Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa: si honras a tu padre ya tu madre, te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra. Efesios 6:2-3 (NTV)


Para entender este versículo, empecemos analizando el significado de dos palabras claves:


Honrar, significa respetar, reconocer, admirar y estimar a una persona.Promesa, es el acuerdo entre dos partes a través del cual una de ellas se compromete a realizar algo ante el cumplimiento de una condición.Esto quiere decir que si nosotros amamos, respetamos, estimamos y reconocemos a nuestros padres y todo lo que hacen por nosotros, Dios promete que nos irá bien y que tendremos larga vida. Debemos esforzarnos cada día por tener una buena comunicación y relación con ellos.


Todos estamos conscientes que en determinadas etapas de nuestra vida no fue fácil obedecerlos ni acatar sus medidas disciplinarias, porque no entendíamos la razón de por qué lo hacían pero ahora que ya pasó el tiempo nos damos cuenta que lo hicieron porque nos amaban y no querían que saliéramos lastimados por tomar decisiones equivocadas que nos traerían mucho dolor y frustración a futuro.


Nuestros padres también son seres humanos, con defectos y virtudes pero con una doble porción de amor que Dios les dio porque podemos contar con ellos incondicionalmente a pesar de nuestros errores e ingratitud. En vez de juzgarlos, esforcémonos por comprenderlos y ponernos en su lugar. Tomemos en cuenta su opinión y sigamos sus consejos porque ellos tienen más experiencia que nosotros y lo único que desean es nuestra felicidad.


Si tú aún tienes el privilegio de vivir con tus padres y ellos controlan tus horarios de llegada y salida, además de las actividades que realizas, valóralos y respétalos, no cuestiones sus decisiones, más al contrario ora por ellos y pídele a Dios que los salve, les de salud, supla sus necesidades y los bendiga diariamente. Pídele también que te dé más amor hacia ellos, para que puedas recompensar de alguna manera todos los sacrificios que hicieron para que no te faltara lo necesario y haga de ti un hijo(a) agradecido(a) que jamás olvide que recibió lo mejor que ellos pudieron darte en la medida de sus posibilidades.


Ten en cuenta estos consejos:


- Ama a tus padres cómo quisieras que te amen tus propios hijos.- Perdónalos por sus errores, porque ellos también perdonan los tuyos.- Dales calidad de tiempo e interésate en sus proyectos y actividades.- Tu crítica, queja o rebeldía no logrará nada positivo. Si tú cambias de actitud, ellos también lo harán.- Compárteles tus planes y sueños, y si es posible hazlos parte de ellos.
Y lo más importante… Agradece a Dios porque tienes a tus padres con vida.


No serás esclavizado por el mal

No serás vencido por el mal. No serás dominado por los impulsos negativos que te quieren destruir. Serás libre porque el Espíritu Santo de Dios te da libertad para tener dominio sobre todas las cosas.


En Juan 8:34 dice: “—Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado —respondió Jesús—”. El pecado es una fuerza que quiere someternos a hacer aquello que nos destruye. La libertad que Cristo nos da, es que podemos dominar los impulsos del pecado sin que pueda vencernos.
A medida que nos vamos transformando en la presencia de Dios, vamos teniendo un mayor dominio sobre los impulsos del mal. El proceso de madurez espiritual nos va llevando por un camino que cada día nos da mayor libertad. Con el tiempo, aquellas cosas inmorales que antes nos parecían normales, ahora sentimos que no las debemos hacer, y no solo tenemos la convicción de que no debemos hacerlas, sino que además, sentimos la fuerza del Espíritu Santo para poder dejar de practicar aquello. Dios nos va mostrando de distintas maneras todo lo que nos afecta negativamente, nos llama la atención en nuestra conciencia ,y con su palabra para que tengamos cuidado de no caer en tentaciones que terminarán por arruinarlo todo. En Gálatas 5:9, tratando sobres las obras de la carne, el apóstol Pablo lo expresó así: “Un poco de levadura leuda toda la masa”.


Hagamos esta oración:


“Padre te pido que me muestres esas pequeñas cosas que estorban mi vida espiritual. Quita todo rastro de pecado que no me deja crecer, recibo ahora la fuerza del Espíritu Santo para vencer y vivir en libertad, lo pido en el nombre de Jesús, amén”

El-Halloween-no-es-de-Dios-1-tesalonicenses-5-22

El ORIGEN Satánico de Halloween


Que Dios te Bendiga con su favor


Que Dios te rodee con su favor cada día

para que su gracia te acompañe

por donde vayas.

Siembra aliento, buenas obras,

y bendiciones hacia los demás,

extiende una mano amiga al que lo necesite

sin esperar nada a cambio.


sea sobre tu familia y sobre tu vida,

para que alabes con alegría al Señor

con todo tu corazón.

Hoy es un buen día para alegrarse

y ser agradecido por lo que te ha dado

porque cada día muestra su gran amor

en salud, cuidado, protección y provisión.

Dios es bueno y por siempre lo será,

su poder es eterno, nadie le vence,

verás su fortaleza, su gracia en ti,

su bondad y liberación en cualquier dificultad.

Que este bonito mensaje cristiano

llegue a ti en un momento oportuno y

lo tomes con alegría y esperanza.


Feliz y Bendecido Sábado

Salmo 128: 5-8

Serán avergonzados y vueltos atrás

todos los que aborrecen a Sión.

6 Serán como la hierba de los tejados,

que se seca antes de crecer,

7 de la cual no llenó el segador su mano

ni sus brazos el que hace gavillas;

8 ni dijeron los que pasaban:

«La bendición de Jehová sea sobre vosotros.

¡Os bendecimos en el nombre de Jehová!»

Buenos Dias


viernes, 30 de octubre de 2015

Buenas Noches


Se me ha ordenado bendecirte - Dante Gebel

Si vives triste y angustiado, si tienes varias noches sin poder dormir por no tener respuesta a tus preguntas, ni solución a tus problemas, puede ser que la tristeza te ciegue y te pierdas lo que Dios te tiene preparado. Y al vivir sumido en depresión, quizás no emprendas un negocio con gran potencial, o dejes pasar de largo al hombre o mujer de tu vida. Pero hoy el Señor quiere darte una palabra de aliento, porque no puedes estar triste con un corazón que alaba a Cristo. Dios quiere abrirte muchas puertas, así que alégrate y celebra, ensancha el sitio de tu mente y prepárate para recibir Su bendición, Su gloria y Su amor.





Pide a Dios comprensión espiritual y serás libre

Sabiduría y comprensión espiritual es lo que necesitamos para conocer a Dios y tener una experiencia de poder. Dios abrirá tu entendimiento para que puedas conocerlo, recibiendo así su luz que nos libera de la confusión y el vacío.

En Colosenses 1:9-10 dice: “Le pedimos a Dios que les dé pleno conocimiento de su voluntad y que les conceda sabiduría y comprensión espiritual. Entonces la forma en que vivan siempre honrará y agradará al Señor, y sus vidas producirán toda clase de buenos frutos. Mientras tanto, irán creciendo a medida que aprendan a conocer a Dios más y más”.


Solo Dios puede enseñarnos a nosotros sobre Él mismo, en otras palabras, solo Dios puede revelar a Dios. Es una comprensión espiritual, es un entendimiento que se produce en nuestro interior y nos permite tener una absoluta certeza de la realidad espiritual. El apóstol Pablo oraba para que los creyentes pudieran tener sabiduría y comprensión espiritual, sabía muy bien que ésta revelación, los prepararía con toda clase de buenos frutos. Puede que nos hablen de Dios, pero no siempre se nos revelan las realidades de lo que escuchamos. Es necesario que le pidamos a Dios que nos enseñe y nos de comprensión espiritual. Así la unción afirmará en nuestro interior esa luz y poder que estamos necesitando en las distintas situaciones de nuestras vidas.


C. Oración y declaración:


Hagamos esta oración: “Dios Padre, abre mi entendimiento espiritual de aquello que necesito saber para madurar. Concédeme sabiduría y comprensión espiritual para entender plenamente tu voluntad y dar toda clase de frutos, te lo pido en el nombre de Jesús, Amén”.


Hoy... No estaré ansioso por nada

Por nada estéis afanosos; sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7.


No tengas afanes, sino oraciones; no inquietudes, sino mucha comunión con Dios. Pon tus súplicas delante del Señor de tu vida, guardián de tu alma. Acércate a Él con dos partes de oración y una de alabanzas fervorosas. No ores con dudas, sino con gratitud.


Ten por cierto que tus peticiones han sido atendidas, y, por tanto, alaba al Señor por su misericordia. Él te prodiga sus bendiciones; dale tú las gracias. Nada le escondas, ni guardes en tu pecho inquietud alguna que perturbe tu corazón; «sean notorias vuestras peticiones».

No recurras al hombre, sino sólo a Dios, al Padre de Jesús que en Él os ama. De este modo encontrarás la paz de Dios. Jamás podrás comprender de cuánta paz te inundará. Él te estrechará en sus brazos amorosos. Tu corazón y tu espíritu quedarán sumergidos por Cristo Jesús en un océano de reposo.


Venga sobre ti la vida o la muerte, la pobreza o el dolor, la calumnia o el odio, siempre estarás al abrigo de toda tempestad, por encima de todas las nubes que te amenacen. ¿Por qué no obedeces a este tan inefable mandato?Sí, Señor, creo en ti, pero ayuda mi incredulidad.


Hoy descargaré toda mi ansiedad en el altar del Señor. El me cuida mejor que cualquier otra persona.
Señor, Gracias por darme de tu amor y tu grandeza. Gracias por extender tu mano sanadora y fortalecerme. Amén.


REFLEXIÓN – ¡Felicitaciones, fuiste elegido!

“Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él.” Efesios 1:4 (NVI)
Elección

Hoy votamos nuevamente presidente en Argentina, y es una emoción poder mantener las instituciones de la democracia y la división de poderes en nuestra nación. Hubo una campaña muy larga y complicada, con diversas encuestas que daban ganador a uno o a otro, la opción del balotaje, que se ganaba en primera vuelta.

A las 18, cuando se cerraron los comicios, nadie sabía quién era el ganador, y todos los partidos mostraban su optimismo por el tema. Eran todos cautos, pero ninguno hablaba de derrota. Los resultados tardaron en llegar, por lo que ya entrada la noche, nadie sabía a ciencia cierta quién había ganado y quien había perdido. Si había balotaje o no. Había muchas cosas menos certezas.

¡Gracias a Dios, Dios no tiene esta debilidad! Hubo también una elección en el cielo, hace muchísimos años. A diferencia de esta elección donde había solo seis candidatos, en la elección de Dios había muchísimos, miles y millones de candidatos. De todos los países, nacionalidades, culturas, estratos sociales y familias.

Y teniendo tantas opciones por las que elegir, ¡Dios te escogió a vos con un propósito! Ganaste la elección del cielo y fuiste nombrado candidato para vivir santo y sin mancha delante de Dios. No hubo que esperar mucho para conocer el resultado. Dios te lo cuenta en forma instantánea. No hubo dudas en Dios al momento de poner tu voto en su urna. Dios te escogió con seguridad y determinación.

Ahora, vos sos el elegido desde el cielo para una tarea especial. Dios seleccionó tu nombre desde antes de la fundación del mundo para elegirte como una persona santa. Separada de los demás, escogida, apartada, principal, una responsabilidad que ni los ángeles del cielo tienen. Tenés que vivir cada día con la dignidad de ser parte del Reino de Dios, mostrando la santidad y la justicia de Dios es tu vida cada día.

Dios te escogió para que las personas puedan ver cuál es el efecto práctico y cotidiano de la influencia de Dios en la vida. Como habla, como actúa, como se viste, como colabora, como estudia, como trabaja, como es un padre, una madre o un hijo elegido por Dios. Fuiste elegido para una misión, ¿la está cumpliendo?



La sabiduría tiene que ser demostrada

“Y cuando la reina de Sabá vio toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado, asimismo la comida de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que ofrecía en la casa de Jehová, se quedó asombrada. Y dijo al rey: Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría.”1 Reyes 10:4-6

Al leer este pasaje me preguntaba ¿cómo se puede ver la sabiduría? Y la respuesta fue sencilla: la sabiduría tiene que estar demostrada en hechos. Fíjese que las Escrituras dicen que la reina de Sabá vio toda la sabiduría de Salomón. Ella la vio demostrada en hechos, por eso ella vino a conectarse con alguien de quien se hablaba de su sabiduría. Vino para comprobarlo con sus propios ojos. Trajo una cantidad de semillas para honrar y conectarse con esa clase de sabiduría que se ve en los hechos.

La sabiduría tiene que ser una cosa práctica y demostrada en su caminar diario en todo lo que Dios le enseña. Por eso es importante que cambie los hábitos que trajo del mundo. Cuando aceptó a Cristo su ser espiritual se renovó porque pasó a ser un hijo de Dios, pero las costumbres siguen siendo las mismas. Por ejemplo: en la manera de manejar las finanzas igual a como lo hacía en el mundo. Pero si usted retiene de la Palabra la sabiduría y la aplica, la verá manifestada en su vida en forma de cosecha. Todo lo que el hombre sembrare lo va a cosechar, porque Dios no puede ser burlado. Porque es Él quien le enseña, el que le abre las puertas, el que lo posiciona arriba.

Cuando Salomón sembró, Dios se le presentó y le dijo: “Vamos a otra cosa mayor, te voy añadir además de la sabiduría y la ciencia, riquezas, bienes y gloria y toda tu fama se va a extender y van a saber que fue por Dios.” La mujer fue ahí porque quería aprender de alguien que tenía resultados, no de charlatanes. Usted tiene que aprender de Dios, de la Palabra, y de la gente que no sólo habla, sino que los resultados están a la vista.

Por eso hoy lo animo a que se enfoque en construir relaciones con personas que sean productivas como lo hizo la reina de Sabá con Salomón.


Oración: Padre, aprendí que la sabiduría se puede ver en los hechos. Yo quiero tu sabiduría y la pondré en hechos para que otros puedan verla. También me fijaré en aquellos que demuestran sabiduría y me pegaré a ellos para aprender y honrarlos. Hoy recibo tu sabiduría y la pondré en práctica. En el nombre de Jesús, amén.

DE TODO CORAZÓN


“... me buscaréis y me encontraréis, si es que venís a buscarme de todo corazón”. Jeremías 29:13 (BLP)


Cuando estamos pasando por una situación difícil tratamos de encontrar una salida. Cuando esto pasa sentimos que Dios está lejos de nosotros y por más que lo buscamos, solo encontramos el silencio por respuesta. A veces buscamos a Dios por desesperación y cuando ya no nos queda otra opción, pero cuanto mejor es cuando lo buscamos no por la simple necesidad sino porque queremos tener una relación con El. En estos casos ponemos todo nuestro corazón en buscar de su presencia. Búscalo de todo corazón y no solo por lo que Él puede darte.

El amor hacia los enemigos

Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan.Lucas 6:27-28


El mandato de Dios de amar a los que nos han hecho daño y perdonar a los que nos ofenden, trae bendición a nuestra vida.
¿Te imaginas que aparte de perdonar debemos orar por ellos y bendecirlos? Ya sé lo que quizá estés pensando: «¿Pero cómo se le puede ocurrir a ella decir eso?». No te asombres, eso es lo que dejó estipulado el Señor Jesús. Así que, debes creerlo.


Cuando entramos en ese plan de obedecer a Dios, comienzas a recibir un cambio en tu ser, pues el odio y la falta de perdón crean raíces de amargura que hasta nos enferman. Es más, esto es lo que el rencor trae como resultado en el ser humano. Por eso Dios nos da la oportunidad de que conozcamos la verdad y luego nos hace libres.


Amar a los amigos es muy fácil, pero Dios quiere que apliquemos lo más difícil: Amar a los enemigos. De esta manera honraremos a Dios.

Buenas Tardes


EL ADVERSARIO


El enemigo.
Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.
Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.
Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo.


Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.


Estad, pues, firmes, CEÑIDA VUESTRA CINTURA CON LA VERDAD, REVESTIDOS CON LA CORAZA DE LA JUSTICIA, y calzados LOS PIES CON EL APRESTO DEL EVANGELIO DE LA PAZ; en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.
No te alegres de mí, enemiga mía. Aunque caiga, me levantaré, aunque more en tinieblas, el SEÑOR es mi luz.


Lc. 10:19 I P. 5:8 Stg. 4:7 Ef. 6:11-16 Miq. 7:8


Es mejor seguir a Jesús

“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él lo he perdido todo y lo tengo por basura, para ganar a Cristo” (Filipenses 3:7, 8).


El profesor Julián San Valero era decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valencia (España). Un día, cuando yo estaba terminando la licenciatura en Historia, me propuso dar clases en el Departamento de Historia Antigua: “Puyol, procure leer lo antes posible la tesina, para que pueda comenzar a dar clases como PNN (profesor no numerario), pues ante el incremento de alumnos, vamos a formar grupos”. Este era, en aquel tiempo, el cursus honorum para llegar a ser catedrático en la universidad española. Asociado a un departamento, dabas como PNN algunas clases mientras trabajabas en la tesis doctoral, opositabas después a una plaza de profesor asociado y, finalmente, catedrático. La oferta era tentadora, pero yo era pastor de una iglesia y profesor de Biblia en nuestro colegio, así que le respondí que no podía aceptar. Nunca me he arrepentido.


“El hombre que usted pudo haber sido”, es el título de la historia de un banquero que sesteando se encontró un día con un extraño personaje que le contó muchas cosas que había hecho, y que al banquero le resultaron muy agradables porque le recordaban viejas aspiraciones y sueños de su juventud. Cuando al final del ensueño el banquero le preguntó: “Pero, oiga, señor, ¿quién es usted?” El desconocido, clavando su mirada en el banquero, le dijo: “Yo soy el hombre que usted pudo haber sido”.


Las cosas que el mundo nos ofrece –posición, fortuna, renombre, notoriedad, gloria– nunca son fáciles y no siempre se consiguen, pero, en todo caso, no son comparables con lo que Cristo nos proporciona. Por amor a Jesús, el apóstol Pablo hizo a un lado el magisterio rabínico en alguna de las escuelas hebreas de la época, al igual que Shamai, Hillel o Gamaliel, su propio maestro. Dios nos conduce a algo infinitamente mejor, y el hombre que podemos y debemos llegar a ser por la gracia divina es el que Juan anuncia en un texto singular: “Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es” (1 Juan 3:2).


Hoy te invito a considerar el servicio a Dios como el mayor privilegio que tienes en tu vida.

Para tener fuerzas

Los ciervos son animales bastante organizados, por lo menos así lo ha revelado un estudio hecho por la Universidad de Castilla en España. Al introducir a 44 hembras de la especie en una granja experimental, se describieron varios comportamientos muy interesantes, pero lo que más les llamó la atención fue lo siguiente:


Las ciervas se dividen en grupos por edades: el liderazgo le pertenece a las de mayor edad y las jóvenes son subordinadas. También se observó que las que dominaban seleccionaban la comida. Al tener en la granja una variedad de alimentos a disposición, ellas separaban para sí los cereales por su alto contenido de nutrientes y dejaban las legumbres por su bajo poder alimenticio.Esto ocurría porque las que eran más grandes estaban encargadas del cuidado y la alimentación de las crías. Quizás ese comportamiento no se puede apreciar en la seguridad de la granja experimental, pero si tiene muchas sentido cuando la manada está expuesta a un ambiente salvaje.


Muchas especies de animales actúan de la misma manera; los que cuidan a la manada, los que dirigen al grupo, los machos alfa, etc. Siempre son los que procuran mejores alimentos por la tarea que desempeñan.Algo podemos aprender del comportamiento de los animales en la naturaleza.Imaginemos que un atleta debe hacer el recorrido de 50 Km (31 millas aproximadamente) para ganar un premio. Por lógica, su preparación física y su alimentación, no van a ser iguales a la de una persona que no tiene que enfrentar el mismo reto.


El ambiente espiritual es similar. La recomendación que hace Pablo en 1 Corintios 9:24 en la Versión Reina-Valera 1960 dice: “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis”


Es una instrucción en la que queda implícita la preparación continua a la que debe estar sujeto el atleta, de lo contrario es imposible que pueda realizar una carrera competitiva y pugnar por el premio.


De igual manera, si no existe una alimentación espiritual adecuada no hay mucha esperanza para el que quiere correr en la carrera que Dios ha puesto por delante (Hebreos 12:1).


Desánimo, frustración, cansancio, desaliento, pena, angustia, confusión, ansiedad, ira, deseos de abandonarlo todo, sensación de monotonía, aburrimiento, etc. son algunos de los factores que anuncian una hambre espiritual. Si no se suplen a tiempo, es posible terminar en un pecado y alejado de Dios.


Los ciervos en el ámbito natural comprenden esa necesidad de alimento para su supervivencia. Toma ese ejemplo y sé responsable, comprende que el alimento espiritual es importante para que puedas correr la carrera que Dios a trazado delante de ti.


“Tu promesa es más dulce a mi paladar que la miel a mi boca. De tus preceptos he sacado entendimiento; por eso odio toda conducta falsa. Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino.” Salmos 119:103-105 Versión Dios Habla Hoy (DHH)


Feliz Viernes Bendecido


Feliz Viernes Bendecido,

Hasta aquí nos ha ayudado Dios

y seguirá con nosotros

dándonos fortaleza y gozo

cada día que pasa.

Andamos en este viernes

con un corazón agradecido por todo

lo que hemos tenido,

por lo que tendremos en un futuro

Hoy es un lindo día

disfrutaremos con optimismo y fe

de nuestras labores,

confiaremos más en Dios

y depositaremos en sus manos

todas nuestras ansiedades y preocupaciones

sabiendo que Él tiene cuidado de nosotros.

Que este fin de semana

sus ángeles nos protejan a donde vayamos

disfrutemos de la familia y los amigos,

y demos honra a Dios reconociendo su amor.


Feliz Viernes, eres bendecido.

Salmo 129: 1-4

Plegaria pidiendo la destrucción de los enemigos de Sión

Cántico gradual

129 Mucho me han angustiado desde mi juventud,

puede decir ahora Israel;

2 mucho me han angustiado desde mi juventud,

pero no prevalecieron contra mí.

3 Sobre mis espaldas araron los aradores,

hicieron largos surcos.

4 ¡Jehová es justo,

cortó las coyundas de los impíos!

Buenos Dias


jueves, 29 de octubre de 2015

Buenas Noches


¿ABANDONADO?

En el transcurso de la vida solemos pasar por situaciones muy difíciles y a veces es en esos tiempos cuando más solos y desamparados nos sentimos. Si hoy sientes esa soledad y hasta has pensado en rendirte, recuerda que Dios tiene esta promesa para ti “¡Así que sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni sientas pánico frente a ellos, porque el Señor tu Dios, él mismo irá delante de ti. No te fallará ni te abandonará” Deuteronomio 31:6 (NTV). En esta noche decide confiar en aquél que jamás te abandonará.

Jesús y los juramentos

«Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno».Mateo 5:37

Desde siempre hemos escuchado que no debemos jurar, mucho menos usando el nombre de Dios en vano. Esto se debe a que Dios espera que digamos la verdad en todo momento.

En el Manual de Instrucciones también encontramos que el Señor espera que nuestra palabra sea sincera y que tengamos una sola respuesta. Cuando somos personas de una sola palabra, tenemos credibilidad y confiabilidad ante otros, mucho más al decir que somos cristianos. Si quedamos mal, también se afectará el nombre de Dios.

Cada vez que les prometamos algo a nuestros hijos, debemos cumplirlo. Les hacemos mucho daño si los ilusionamos con algo y no lo llevamos a cabo. Así que distingámonos y aprendamos a ser hombres y mujeres de carácter.


Entre bambalinas

Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe (v. 30).
Lectura: Juan 3:22-31


Las conferencias de evangelización de nuestra iglesia concluyeron con una reunión para toda la ciudad. Mientras el equipo que había organizado y encabezado el evento, conformado por el grupo juvenil de música, consejeros y líderes de la congregación, subía al escenario, todos aplaudíamos emocionados y expresábamos nuestra gratitud por su ardua labor.


Sin embargo, hubo un hombre que casi pasó inadvertido, aunque era el líder de ese equipo. Días después, lo vi, le agradecí y lo felicité por su trabajo, y agregué: «Casi no lo vimos durante el programa».


«A mí me gusta trabajar entre bambalinas», respondió. No le interesaba que lo reconocieran, sino que prefería que apreciaran el trabajo de los colaboradores.

Su forma de ser discreta fue todo un sermón para mí. Me recordó que, cuando sirvo al Señor, no debo buscar reconocimiento, ya que puedo honrar a Dios aunque los demás lo valoren expresamente o no. Una actitud cristocéntrica puede refrenar los celos mezquinos o las rivalidades perjudiciales.


Es necesario que Jesús, el cual «es sobre todos» (Juan 3:31), «crezca, y que yo disminuya» (v. 30 LBLA). Con esta actitud, procuraremos que la obra de Dios progrese. El centro de todo lo que hacemos no debemos ser nosotros, sino Cristo.

Señor, sé el centro de mis pensamientos, deseos y acciones. 


El centro de la escena le pertenece a Cristo.

Volverse invisible

Todo tiene su tiempo… (Eclesiastés 3:1).
Lectura: Éxodo 2:11-22


Donde vivo, este es el momento del año en que las plantas desafían la muerte, permaneciendo bajo tierra hasta que es seguro volver a salir. Antes de que llegue la nieve y el terreno se congele, se despojan de sus hermosas flores y se retiran a un sitio donde pueden descansar y ahorrar energía para la próxima estación. Aunque parecen estar muertas, no es así; solo están inactivas. Cuando se derrita la nieve y el terreno se ablande, volverán a elevar sus cabezas hacia el cielo, saludando con colores brillantes y dulces fragancias a su Creador.


A veces, las estaciones de la vida exigen que entremos en un período de latencia. No estamos muertos, pero sentimos que nos hemos vuelto invisibles e inútiles. Incluso, dudamos de que Dios vuelva a utilizarnos. Sin embargo, esas etapas son para protegernos y prepararnos. Cuando lleguen el momento y las condiciones apropiadas, el Señor volverá a llamarnos para que lo sirvamos y adoremos.


Moisés experimentó un período similar. Después de matar al egipcio que había herido a su compatriota hebreo, tuvo que huir a una tierra distante para proteger su vida (Éxodo 2:11-22). Allí, el Señor lo protegió y lo preparó para la mayor tarea de su vida (3:10)


Así que, no te desanimes. Nunca somos invisibles para Dios.

¿En qué etapa de la vida estás? 


Para Dios, no hay nadie invisible.

Dios, no desistas

Cuentan que durante muchos años un herrero trabajó con ahínco practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada perecía andar bien en su vida; muy por el contrario, sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.

Una tarde, un amigo que lo visitaba y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó: "Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado".

El herrero no respondió enseguida, él ya había pensado en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida; sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar y terminó por encontrar la explicación que buscaba. Esto es lo que dijo el herrero:

"En este taller yo recibo el acero aún sin trabajar, y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú cómo se hace esto? Primero caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone al rojo vivo, enseguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada, luego la sumerjo en un balde de agua fría, y el taller entero se llena con el ruido y el vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura. Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta, una sola vez no es suficiente."

El herrero hizo una larga pausa y siguió: "A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento. El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras. En ese momento me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada, y entonces simplemente lo dejo en la montaña de fierro viejo que ves a la entrada de mi herrería".Hizo otra pausa más y el herrero terminó: "Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío e insensible como el agua que hace sufrir al acero. Pero la única cosa que pienso es: Dios mío, no desistas, hasta que yo consiga tomar la forma que Tú esperas de mí. Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que quieras, pero nunca me pongas en la montaña de fierro viejo de las almas".

Dios no va desistir. Él quiere ir transformándonos y va a perfeccionar la obra que comenzó en cada uno de nosotros.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6

Él tiene un plan para nuestras vidas y sin duda alguna, es el mejor que pueda existir. Pidámosle a Dios, como lo hizo el herrero, que no desista hasta que tomemos la forma qué Él espera de nosotros.

De Conquistador a Conquistado

En los evangelios, se nos narra el momento del bautismo de Jesús por Juan el bautista. Jesús se acercó al Jordán para ser bautizado por Juan, como estaba escrito; pero Juan se negaba a hacerlo, entendiendo que él debía ser bautizado por Jesús. Pero Jesús insistió, porque tenía que cumplirse la palabra.

En términos espirituales, podemos entender que Jesús estaba por encima de Juan, podemos entender la autoridad que estaba en Jesús, podemos entender lo que Juan entendía en aquel momento. De ahí el rechazo, al insistir en que debía ser el Señor quien le bautizara. Pero no fue sino hasta que Juan –que es el más pequeño – cumplió lo que Jesús le estaba diciendo, que entonces vemos aquella expresión del cielo que todos pudieron escuchar; la voz audible de Dios, diciendo: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Cuando tú entiendes y te sometes a aquellas autoridades espirituales que Dios ha puesto sobre tu vida, cuando ejerces la honra que corresponde, aunque en el mundo natural te corresponda hacer algunos actos, en el mundo espiritual, eres confirmado por Dios.

Vivimos en una sociedad en la que hay resistencia para la honra a los padres. Pero la Biblia nos dice: Honra a tu padre y a tu madre. Y nosotros tenemos que aprender a cumplir con líneas de mando, como corresponde. La Biblia es muy específica en las líneas de mando, en el respeto a nuestras autoridades, en el respeto a nuestros padres, en el respeto a nuestros jefes, a aquellos que le servimos en la tierra, al punto que dice que sirvamos a nuestros jefes, como a Dios.

Como cristianos, tenemos que aprender a guardar las líneas de respeto, para poder recibir los resultados que queremos, para poder activar los milagros en nuestra vida, para que nuestra fe pueda llegar a un nuevo nivel. Si tú aprendes a trabajar con la honra en tu vida, Dios te va a elevar, y te va a llevar a nuevos niveles y vas a experimentar cosas que tú jamás habías experimentado.

En Mateo 8, un centurión se acercó a Jesús porque su siervo estaba muy enfermo. Jesús le dijo que iría a sanarle, pero el centurión dijo que no era digno de que Jesús entrara en su casa, que solo enviara la palabra, y sanaría. Es interesante ver por qué el centurión entendió que aquello sería suficiente: Porque también él era hombre bajo autoridad.

Era el concepto de la autoridad, de la honra, de entender el depósito que había sido conferido en otra persona, lo que había hecho que este hombre entendiera que Jesús no tenía que ir hasta su casa. Esto podemos contrastarlo con la historia de Jairo, quien entendía que Jesús tenía que dejar lo que estaba haciendo, para ir a sanar a su hija. Y Jesús fue, y la sanó; pero este centurión entendía el concepto de la autoridad, y tuvo la fe de que Jesús no tenía que llegar hasta allí, porque él entendía autoridad, él sabía la autoridad que había en una palabra.

Jesús se maravilló, no tan solo porque vio a un hombre bajo autoridad, un hombre que entendía el concepto de la autoridad, sino porque Jesús era un judío, y el centurión era un romano. El gobierno de Roma había sometido a los judíos, había conquistado a los judíos. Aquel centurión era un hombre bajo autoridad, que se expresaba con autoridad, pero la expresión que estaba haciendo en aquel momento, ponía su autoridad por debajo de la autoridad de Jesús, rogándole por ayuda. El conquistador se somete, y se convierte en el conquistado, para que pueda estar el orden establecido para que se manifestara el milagro.

Puede que tengas espíritu de conquistador, pero tienes que entender que Dios ha puesto autoridades sobre tu vida, ha puesto reglas. Cuando cumples con las autoridades y con las reglas establecidas, comienzas a manifestar resultados que no podrías manifestar de ninguna otra manera.

Vemos, también, en la Biblia, la historia de un hombre que tenía lepra, y fue a casa del profeta, y el profeta no le recibió, sino que, desde adentro de su casa, le envío una instrucción: Que se sumergiera siete veces en el río. Pero aquel hombre estaba furioso, ofendido porque no fue recibido como pensó que debía haber sido recibido. Fue su sierva quien le hizo entrar en razón, para que se sometiera a uno más humilde que él, y pudiera recibir su milagro.

Hay momentos en donde nos corresponde someternos en humildad, bajo otras autoridades, para seguir una palabra del Señor. Es en esos momentos donde los milagros se manifiestan sobre nuestra vida, y donde nuestra fe puede elevarse a un nuevo nivel.

Entiende hoy el concepto de la honra, el concepto de la autoridad. Dios te ha conferido autoridad, pero ha puesto también autoridad sobre tu vida; y es cuando te sometes a las autoridades espirituales establecidas por Dios para tu vida, que se desatan los más grandes milagros que has estado esperando de parte de Dios.

Una advertencia antes de la gran bendición

Jamás olvidemos que todas las bendiciones, grandes o pequeñas, fueron y serán posibles porque el Señor nos abrió la puerta para recibirlas. Nuestra fuerzas, capacidad y entusiasmo son su regalo, por eso, nunca caigamos en la vanagloria.
Versión Audio:

En Deuteronomio 8:13-14 dice: “Cuando haya aumentado mucho el número de tus rebaños y tu ganado, y se haya multiplicado tu plata y tu oro, junto con todo lo demás, ¡ten mucho cuidado! No te vuelvas orgulloso en esos días y entonces te olvides del Señor tu Dios, quien te rescató de la esclavitud en la tierra de Egipto”.


Jamás hay que olvidar que todas las bendiciones que hemos recibido proceden de Dios. Desde la más grande, hasta la más pequeña. Él nos rescató de Egipto, que simboliza haber sido libres de la condenación, por medio del perdón en la cruz. Desde esta salvación tan grande, como las cosas pequeñas de cada día, han venido a nosotros porque una puerta de bendición ha sido abierta. A medida que vamos recibiendo nuevas bendiciones, debemos ser más humildes que nunca. Reconociendo plenamente que la gracia del Señor nos ha alcanzado. Las fuerzas, inteligencia y oportunidades, también han sido provistas por Él. Cuanto más recibimos, más responsabilidad tenemos. El Señor nos advierte esto antes de que las bendiciones lleguen, para que no nos volvamos necios y le demos siempre la gloria a Él.

Oremos así:

“Dios mío, todo lo que he recibido procede de ti. Te doy gracias de antemano por toda pequeña y gran bendición que vendrá a mi vida. Todo lo que puedo hacer, es porque los cielos están abiertos sobre mí. Padre, te doy toda la gloria, en el nombre de Jesús. Amén”

Buenas Tardes


REFLEXIÓN – Si Dios habla fuerte, ¡preocupate!

“El Señor me habló fuertemente y me advirtió que no siguiera el camino de este pueblo.” Isaías 8:11 (NVI)
Fuerte

Juampi y Connie son dos hijos preciosos y obedientes, hasta que dejan de serlo. Como todo niño, prueban todo el tiempo la paciencia de sus padres. Para colmo de males, Juampi ya entró en la adolescencia y como todo chico de 12 años cuestiona cualquier decisión paterna. Gracias a Dios todavía, cuando nos ponemos serios con Miri, recapacitan y hacen caso. Es notable como el cambio del tono de voz en la conversación termina con la rebeldía o el cuestionamiento.

Todavía, hablarles más fuerte que lo de costumbre les hace reflexionar y modifican su conducta. Se que no es habitual, sino que son la excepción a la regla. Tenemos dos hijos muy educados con Miri que son nuestro orgullo.

Lamentablemente los adultos perdimos esa sensibilidad a los cambios de tonalidad. Se nos hicieron callos en el alma y no percibimos la molestia de Dios al comunicarnos algo. Le pasó a Isaías el gran profeta de Dios. Era un hombre obediente, y estaba acatando las indicativas divinas. Pero su mensaje no estaba llegando al pueblo. Las personas no estaban cambiando la actitud. No querían escuchar, se mantenían en sus malos hábitos.

Entonces el profeta comenzó a cambiar. Es muy difícil ir en contra de la corriente. Te cansa, te agota remar contra el río. Dios siempre nos pide que vayamos en contra de la corriente. Este mundo va por la autopista que el diablo les propone, plagada de luces de colores y situaciones agradables que seducen. Dios en cambio te propone un camino angosto y difícil, subiendo y trabajoso, que no parece tan divertido y es más complicado.

Isaías comenzó a resbalar. Se empezó a amoldar a sus vecinos y comenzó a copiar los malos hábitos de aquellos a quienes debía predicar. Frente al cambio de actitud Dios endureció su tono y habló más fuerte. A veces es suave como el silbo apacible, otras es como una mano dura.
El fin siempre es el mismo. Dios quiere que volvamos al camino.

¿Cómo está hoy tu oído espiritual? ¿En qué tono te habla Dios? ¿Vas en contra de la corriente por el camino angosto o estás derrapando por el camino ancho? Dios te llama a escucharlo. A veces tiene que hablarte con dureza, porque no querés escuchar. ¡Que pueda ser como Juampi y Connie que cuando cambio el tono de voz, recapacitan en su actitud y la cambian!



6 Pasos para triunfar esta semana!

Espero que estés bien, disfrutando lo que Dios tiene para ti cada día.6 Pasos para triunfar esta semana:

1. Conoce a Dios. No un conocimiento histórico, sino personal. Conoce Sus caminos, Su voluntad y Su poder. Que puedas decir como Job: "De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven." Job 42.5 (RVR 1960)

2. Conócete a ti mismo. Tienes un origen sobrenatural con un propósito específico en la vida y un destino eterno. Aprende lo que Dios piensa y dice de ti. Descubre "Tu Condición en Cristo"

3. Mira con quién te juntas. Rodéate de personas de fe. “Quien con sabios anda, a pensar aprende; quien con tontos se junta, acaba en la ruina.” Proverbios 13.20 (Biblia Lenguaje Sencillo). Elije muy bien tus amistades.

4. Aprende a perdonar. “Cuando oren, perdonen todo lo malo que otra persona les haya hecho. Así, Dios, su Padre que está en el cielo, les perdonará a ustedes todos sus pecados.” Marcos 11: 25-26 (BLS)5. NUNCA te rindas. Lo que no has logrado todavía es porque no lo has intentado. Aprende de tus fracasos. Mabel, si has fallado significa que no funciona de esa manera y debes intentarlo de otra forma. "Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse" Proverbios 24.16 (RVR 1960)

6. Cuida tu grandeza. Somos herederos en el reino de Dios. Las gallinas caminan con la cabeza hacia abajo, pero la Biblia habla de nosotros como águilas que remontan vuelo en las alturas: “pero los que confían en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán”. Isaías 40:31 (NVI)

Como Soñar en Grande


Bendecido y Feliz Jueves 


Feliz y Bendecido Jueves 

Sonríe, estás vivo, eres único,

además eres super especial con un Maravilloso Dios

que te ayudará hoy por tu buen camino

para que lleves a cabo lo que tienes planeado,

para que marques la historia con tu distintivo actuar.

Muchas Bendiciones para ti y tu familia,

que tengas el mejor uso de este día,

como dice la Biblia, Aprovechando bien el tiempo.

Grandes cosas ha hecho Dios 

y las seguirá haciendo en ti.

Salmo 128: 5-6

¡Bendígate Jehová desde Sión,

y que veas el bien de Jerusalén todos los días de tu vida,

6 y que veas a los hijos de tus hijos!

¡La paz sea sobre Israel!

Día 40, 40 Días de Ayuno 2015 | Alejandra Cabrera





SEAMOS LA SAL DE LA TIERRA Y LA LUZ DEL MUNDO

"Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee. Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse."
Mateo 5:13-14

MOTIVOS DE ORACIÓN

1. Oremos atando todo espíritu de incredulidad que ha cegado el entendimiento de las personas.
2. Pidamos que Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, resplandezca en cada corazón para que sea iluminado y conozca su gloria a través de Jesucristo.
3. Oremos por la cosecha de estos 40 Días de Ayuno y Oración. Los ponemos bajo el señorío de Jesucristo para que veamos el favor y la victoria del Señor.

ACCIONES PRÁCTICAS

1. Al comer en un restaurante, antes de orar por los alimentos, pregúntale al mozo si tiene una petición e inclúyela en la oración.
2. Prepara versículos con bendiciones para tu cónyuge y/o hijos y colócalos en su portafolio o mochila.
3. Comparte el Evangelio, tu testimonio, con la persona que atiende la verdulería, con el cajero, con tu compañero de trabajo, etc.

Buenos Dias


miércoles, 28 de octubre de 2015

Buenas Noches


Mirando las cosas como Dios las mira

“Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. Y Gedeón le respondió: Ah, señor mío, si Jehová está con nosotros, ¿por qué nos ha sobrevenido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas, que nuestros padres nos han contado, diciendo: ¿No nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.”Jueces 6:12-16

En la Palabra de Dios podemos ver que hay muchas personas triunfadoras que experimentaron grandes contratiempos y adversidades pero permanecieron. Esos testimonios son reales y poderosos para que nosotros también recibamos esos principios y los pongamos en práctica en nuestras vidas. No hay que rendirnos frente a la adversidad y mirar las cosas como el mundo que no encuentra la salida. Tenemos que mirar las cosas como Dios las mira para que podamos caminar sobre la tierra como hijos vencedores, triunfadores, que no se rinden frente a la adversidad y que frente a los desafíos crecen y avanzan.

Hoy usted debe aprender a no rendirse fácilmente sino a aceptar el desafío con la poderosa que tiene dentro suyo que lo va nutriendo con la Palabra de Dios. Entonces usted va desarrollando una visión con Dios en su Palabra y ve las cosas como Dios las ve. En vez de estar triste, nervioso y estresado, enfrenta las situaciones paso a paso con la Palabra de Dios y obtiene la victoria. Por aplicar los principios de la palabra de Dios por fe, la sabiduría de Dios fluye y la bendición del cielo va en crecimiento para su vida. En lugar de rendirse y abandonar, los triunfadores prevalecen.

En el libro de los Jueces, podemos observar al pueblo de Israel pasando tiempos difíciles pero saliendo en victoria cuando obedecía las instrucciones de Dios. Esto tiene que ser muy claro en su vida porque es lo que va formando una mirada de fe, es lo que a usted le ayuda a ver las cosas desde la perspectiva de Dios. En ese tiempo Israel se hallaba en una temporada sombría. Durante siete años sufrieron la opresión de los madianitas que invadían sus cultivos, los destruían y reducían a Israel a la pobreza. De alguna manera el enemigo le va a querer traer situaciones para deprimirlo pero la Palabra de Dios dice que es mayor el que está dentro suyo que el que está en el mundo. Usted no fue destinado a la pobreza sino a la riqueza, a la abundancia. Lo que vemos acá en la Palabra es que Dios no se olvidó de su gente. Él nunca se olvidará de usted y menos en medio de los problemas. Él tenía un plan de liberación, escuchó la oración de su pueblo, se movió y comenzó a intervenir en las necesidades de su gente. Así que Dios se acordó de ellos y el llamado divino vino sobre la vida de Gedeón. Dios miraba las cosas de otra manera. Él tenía un plan.

Aprenda hoy a mirar como Dios ve y no mire las circunstancias porque lo distraen de su destino de gloria.


Oración: Padre, hoy quiero mirar las cosas como tú las miras. No me dejaré distraer por el enemigo y me enfocaré en lo que dice tu palabra. Gracias porque sé que tengo la victoria, en el nombre de Jesús, amén.

El Padre te ha dado la vida eterna


Hijo,el Padre te ha dado la vida eterna, y dicha vida está en Mi.


Aquél que Me tiene, tiene la vida; el que no Me tiene, no tiene la vida.Tú, que crees en Mi Nombre sabes que tienes la vida eterna.Puedes tener la certeza de que si pides algo en Mi Nombre conforme a la voluntad del Padre, Él te escuchará.


Y si eres escuchado en todo lo que le pides, sabes que ya tienes lo que le has pedido, Jesús.


Confesión: Hoy declaro que tengo la vida eterna porque creí en Cristo. Pediré al Padre conforme a Su voluntad y obtendré las peticiones que le haya hecho. Lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: I Juan 5


LA BENDICION DE DIOS


A quien tú bendices es bendecido.
Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí.


Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.
Dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan.
Bienaventurados los que obedecen sus mandamientos para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad.


Nu. 22:6 Mt. 5:3-12 Lc. 11:28 Ap. 22:14

Mejores decisiones - 2 Cronicas 30:13-19 - Emmanuel Espinosa

Dios se va a Encargar de Ti

En Mateo 6, vemos parte del mensaje del Señor de las bienaventuranzas, lo que conocemos como el sermón del monte.


19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Mateo 6:19-21
El Señor lo que está diciendo es: No te concentres en las cosas naturales, en lo que está pasando en el mundo natural; en la tierra, las cosas se corrompen, se dañan, se pierden; haz tesoro en el cielo, mira hacia arriba y espera en el Dios Todopoderoso, porque es él quien trae la solución para tu vida.


Pon tu mirada en las cosas del cielo. De lo contrario, Jesús habla de tres cosas que van a pasar en tu vida.


22 La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas? Mateo 6:22-23


Lo primero que se daña cuando no haces tesoros en el cielo, es que se daña tu visión. Si no descansas en que es la economía del Dios al que le sirves la que te prospera, se va a dañar tu visión. Ves a tu país en tinieblas, no porque lo esté, sino porque tu ojo está en tinieblas, porque no has hecho tesoro en el cielo.
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24


Este verso no habla únicamente de los ricos, sino de aquellos que están obsesionados con el dinero, de aquellos que piensan que el dinero es su única salida para todas las cosas, sin darse cuenta que tienen un Dios a quien le sirven, y que no pueden estar sirviéndole al dinero. Hay quienes se mudan de país, no porque sea más seguro, sino porque creen que en otro lugar hay más dinero. No solo hay ricos que le sirven a las riquezas; hay pobres que le sirven más a las riquezas que muchos ricos, porque lo único que gobierna sus vidas es su situación económica. Cuando no haces tesoro en el cielo, viene a tu vida la controversia de a quién vas a servir.


Y lo tercero que llega a tu vida son el afán y la ansiedad acerca de qué vas a comer, a beber y a vestir. Y Jesús dice: 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.


Cuando no has hecho tesoro en el cielo, llega a tu vida el afán de cómo vas a vivir, de cómo va a estar tu futuro, de que tus planes no van a funcionar. No hay nada malo con planificarse financieramente; el afán es cuando te planificas, pero crees que tus planes no van a funcionar, porque tu fe es infructuosa, porque el afán te ha estado gobernando.


¿Quieres sentir el Espíritu Santo? Deja el afán. ¿Quieres que Dios te hable? Deja el afán. ¿Quieres crecer espiritualmente? Deja el afán; deja de estar preocupado, desesperado por lo que va a pasar. No se trata de que seas irresponsable o que malgastes, sino que tiene que haber plena confianza en el Dios al que tú le sirves.


Jesús lo que estaba diciendo es que tú tienes un Padre en los cielos, y él se va a encargar de ti. Tienes que estar seguro que tu Padre se va a encargar de que mañana tú tengas. Tienes que estar seguro de que mañana va a haber. Mañana habrá también problemas, pero, para cada problema, tu Padre que está en los cielos se va a encargar de ti y va a hacer algo para ti, te va a prosperar, te va a bendecir, y te va a dar victoria.


Mañana tendrás qué comer y qué vestir, no porque hayas hecho planes, sino porque le sirves a un Dios que tiene cuidado de ti. Si tiene cuidado de las aves, él va a cuidar de ti. Pase lo que pase allá afuera, él te va a abrir una puerta a ti. Tú lo que tienes es que dejar el afán; seguir trabajando, seguir creyendo, esforzándote; pero no vas a dejar que nada te gobierne. Dios te va a suplir. Él se va a encargar de ti.


La solución para tu país no es dinero. La solución para tu país es Dios. Y, si la gente cree en Dios, el dinero va a llegar. Tienes que creerle a Dios. El Dios que te puede prosperar en otro país, te puede prosperar en el tuyo. Dios va a suplir tus necesidades, te va a abrir una puerta. Haz tesoro en el cielo, y verás cómo el afán desparece de tu vida, y toda tu vida va a ser transformada.

Dios te habla

El Rey de reyes y Señor de señores; el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A El sea la honra y el dominio eterno. Amén.1 Timoteo 6:15


Vengamos ante Su presencia con acción de gracias; Aclamemos a El con salmos. Porque Dios grande es el SEÑOR, y Rey grande sobre todos los dioses.
Salmos 95:2

Como un fuego en sus huesos

Las severas palabras de Jeremías contra Pasur y la nación no eran sus propias palabras; no fueron expresadas con enojo por haber sido puesto en el cepo. Eran las palabras de Dios dadas a él para el pueblo.


Sin embargo, lo que continúa proviene directamente del corazón del propio Jeremías, y está escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo. Es el clamor que siente un ser humano a quien no le gusta la situación en la que está, y reclama acerca de ella.


Lee Jeremías 20:7 al 14. ¿Qué está queriendo decir el profeta? ¿Qué nos enseña acerca de su humanidad, y también de nuestra propia humanidad?
Sus palabras al principio parecen blasfemas. Sin embargo, uno se pregunta por qué diría él que Dios lo había seducido [“engañado”, DHH], si desde el mismo principio Dios le había advertido que afrontaría dura oposición. Se queja, diciendo: “Cada vez que hablo, todo lo que digo es ‘violencia y destrucción’. No es extraño que la gente esté en contra de mí”.


Al mismo tiempo, ¿cuál es la importancia vital de lo que dice en Jeremías 20:9?


A él le habría gustado abandonar todo y dejar de predicar, pero la palabra de Dios era como un fuego en su corazón y en sus huesos. Qué metáfora poderosa de alguien que conoce su vocación y, a pesar del dolor personal y sin importar lo que le ocurra, continúa con ella. (Encontramos pensamientos similares en Amós 3:8 y 1 Cor. 9:16.)


En todos estos versículos, vemos la lucha que enfrenta Jeremías; podemos ver la gran controversia rugiendo tanto fuera como dentro de él. En un momento está alabando a Dios por salvar a los necesitados de los malvados; en el siguiente (como veremos mañana), está maldiciendo el día en que nació.

Buenas Tardes


Una Puerta Abierta

Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. Apocalipsis 3:8


El gran “YO SOY”, que lee nuestros más recónditos pensamientos y discierne las intenciones del corazón, conoce nuestras acciones, nuestro diario vivir y nuestra motivación al obrar de esta o aquella manera. A pesar de que no merecemos nada, de que fallamos, y de que somos como paja que se lleva el viento, Dios nos ama. Por eso nos motiva y nos asegura que él va delante de nosotros. En su misericordia, obra para bendición de sus hijos y abre puertas que nadie puede cerrar. Te invito a hacer tuya esta declaración de fe: “Por cuanto creo en Dios, Cristo ha puesto delante de mí una puerta abierta, que nadie puede cerrar”. Es la puerta de las bendiciones que el cielo tiene para mí. Es la puerta abierta de la oportunidad para servirle de todo corazón, con todos los talentos que él mismo me ha dado. Es la puerta abierta para testificar y exaltar su nombre. Es la visión para usar los talentos de una forma que traiga a otros a los pies del Maestro, y que inspire a quienes ya transitan la senda estrecha.


Es la fuerza para continuar adelante con paso firme, siguiendo las huellas de Cristo; es el llamado a salir de la rutina y levantar vuelo en las alas de la oración para recibir del cielo la unción. Es la puerta que me atrae hacia él, para sentarme a sus pies y recibir su enseñanza. De esa puerta emana la luz que me guía a toda verdad. Esa puerta abierta me lleva a los encuentros que el divino Maestro ya concertó para mí; son cada oportunidad de ser útil, cada oportunidad de testificar, y cada oportunidad de ser bendición a otros de alguna manera, aunque sea pequeña.


Cristo mismo es la Puerta que nadie puede cerrar. “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Juan 10:9). Él mantiene esa puerta abierta. Poniendo mi voluntad en sus manos, él mismo me da la disposición para entrar por la puerta y lograr victorias en su nombre, nombre que es sobre todo nombre.


REFLEXIÓN – Confiá, Dios tiene el control.

“No temerá recibir malas noticias; su corazón estará firme, confiado en el Señor.” Salmo 112:7 (NVI)
Noticias

Cuando yo era adolescente no había celulares, ni facebook, ni play station. Nos comunicábamos únicamente por teléfono de línea que no todos tenían o por carta. Había algunos teléfonos públicos en las calles que no siempre andaban. Así que la información viajaba mucho más lenta. Por eso un llamado telefónico que era caro, se usaba generalmente para dar malas noticias.

No nos gusta recibir malas noticias. No estamos preparados para esto. Y nos sacude según la intensidad de problemas que se generan por la novedad. El ser humano tiende a evitar las situaciones conflictivas o dañinas. Esquivamos la responsabilidad y los problemas porque buscamos mantener la sensación de bienestar. Esto es normal y saludable. Pero a veces no podemos.

En estos tiempos de tanto conflicto, las malas noticias se han vuelto habituales. Con el incremento de la inseguridad y de las enfermedades, cada familia se ve atacada por alguna situación conflictiva regularmente. A esto se le suman los problemas personales y familiares de cada uno, entonces, se arma un combo de problemas que sacuden el ánimo y nos bajonean.

El salmista estaba en una situación parecida. No sabemos bien cuáles eran sus problemas, pero tenía varios. Y cada vez le llegaban más. Llegó un momento en que temía recibir un nuevo mensaje, suponiendo que sería otra mala noticia. Prefería esconderse antes que tener que enfrentar la nueva situación. Tal vez vos estás en la misma. Temiendo lo que puede venir. Incertidumbre del futuro, temor por lo que puede o no puede llegar.

Entonces este hombre de Dios levanta la mirada y recuerda. Hay un Dios soberano que sigue estando en su Trono. Dios no se toma vacaciones, ni cambia su estado de ánimo por las circunstancias temporales. Dios es siempre fiel. Dios es siempre amor. Dios es siempre cuidado. Este es mi Dios, es también el tuyo. El que no se olvida de sus hijos. El que siempre está atento a sus necesidades.

Tal vez no llega cuando vos querés, pero nunca llega tarde. El salmista recordó esta enorme verdad, y cambió su ánimo. No iba a temer recibir malas noticias, porque sabía que Dios era confiable. Su corazón podía estar firme y confiado sabiendo que Dios no falla. No te angusties. Dios tiene el control y sabe extender su mano para ayudarte en el momento oportuno. Todo está bajo su soberanía. Incluso las noticias que te llegan.