Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 30 de abril de 2015

Buenas Noches


Promesas sin cumplir

¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! [...] ¡pon manos a la obra, y que el Señor te acompañe!1 Crónicas 22:13, 16


Ya falta un día para que se acabe este cuarto mes del año y te está preocupando que muchas de las cosas que prometiste cambiar en el inicio del año aún no las puedes cumplir.


En este día, te motivo a que no te des por vencido. Un hábito no se cambia de la noche a la mañana, ni tampoco dejar de hacer algo que sabemos que no es la voluntad de Dios. A decir verdad, nos cuesta muchísimo cumplirlo.


Por lo tanto, nuestra oración diaria debe ser pedirle a Dios que nos permita desarrollar el dominio propio y estoy segura que, con el favor de Jesús, lo lograremos.


No te desanimes, Dios te ama y te ayudará a cumplir tus promesas.
Repítete: «Yo puedo, yo lo haré, yo lo lograré. Lo que me propongo, eso haré».
De ese modo, estoy segura que lograremos cumplir nuestras promesas.
¡Ánimo, aún nos faltan ocho meses para hacerlo!

Dar es mejor que recibir - Vídeo Reflexivo


La roca

Cuenta una historia que después de un naufragio en una terrible tempestad, un marinero pudo llegar a una pequeña roca y escalarla, permaneciendo en ella durante muchas horas.Cuando finalmente pudo ser rescatado, un amigo suyo le preguntó:


- ¿No temblabas de espanto por estar tantas horas en tan precaria situación, amigo mío?


- Sí, - contestó el náufrago- la verdad es que temblaba mucho; pero… ¡la roca no! Y esto fue lo que me salvó.No importa lo fuerte que sea la tempestad, si nuestro barco se hundió o si llevamos días esperando un rescate, lo cierto es que mientras permanezcamos en la Roca, nada podrá dañarnos.


Tu tempestad puede llamarse problemas financieros, familiares, de salud, sentimentales, crisis política y social en tu país, desastres naturales, etc.; sin importar de qué se trate, puedes estar seguro que ninguno de ellos te hundirá, no perecerás por muy fuertes que sean.


Aférrate a Dios, pon en Él tu confianza, porque es el único Refugio seguro que tendrás, es la Roca que no se mueve y te ayuda a mantenerte a salvo en medio de la tormenta.


“El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite!” Salmos 18:2 (NTV)


Al igual que el náufrago, puede ser que estés temblando de miedo pero no temas, si te refugias y permaneces en Dios, no habrán olas, ni viento ni ningún tipo de tempestad que te venza.


Deja de luchar con tus fuerzas, sostente de la Roca y refúgiate en Dios, permite que Él detenga el viento y calme las aguas, entrégale esa tormenta que te atemoriza; verás que Dios nunca falla.

Levanta Tu Altar

Génesis 20:22-24


Y Jehová dijo a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Vosotros habéis visto que he hablado desde el cielo con vosotros. No hagáis conmigo dioses de plata, ni dioses de oro os haréis. Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré.Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de cantería; porque si alzares herramienta sobre él, lo profanarás.


Dios dice, te voy a llevar al lugar donde voy a poner mi memoria, con tierra o piedra haz un altar y presenta tus ofrendas. En ese lugar él se va a encontrar contigo y te va a bendecir. Pero, hace una aclaración, no hacer dioses de oro, ni de plata y las piedras que utilices no pueden ser talladas.


¿Por qué Dios no quería oro, plata, ni piedras talladas? ¿Por qué sólo quería piedras ásperas? Dios no le cambia el carácter a nadie. Podemos ver como hay gente que va a la iglesia por muchos años y siguen siendo los mismos, con el mismo carácter, y aun así los usa como instrumentos. Dios no necesita que moldees la vida de alguien porque de todas maneras, él obrará en ellos.


¿Por qué no construir el altar de oro o plata? Para que nunca hagas más grande al altar que a la memoria que tienes en el altar. El mundo es experto haciendo majestuosos altares, donde la gente va a celebrar, no lo que pasó allí, sino van a celebrar al altar que está en ese lugar.


En Génesis 22, Abraham no fue a cualquier lugar a ofrecer como sacrificio a su hijo Isaac, sino que fue al lugar donde Dios le había dicho. Cuando preparó el altar y la leña, ató a Isaac, entonces escuchó la voz del ángel de Jehová que le dijo, Abraham, no extiendas tu mano sobre el muchacho porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Abraham alzó sus ojos y miró, y a sus espaldas había un carnero trabado por sus cuernos en un zarzal, el cual ofreció en holocausto en lugar de su hijo.


El carnero estaba a sus espaldas, esto nos implica que Abraham ya había pasado por el lado de la bendición y no la había visto. ¿Cuántas veces has pasado delante de la bendición y no la ves? No es hasta que llegas al lugar donde Dios te habla, que puedes darte cuenta en dónde está la bendición para tu vida.
Abraham llamó aquel lugar, donde vio el carnero, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Abraham dijo aquí es que yo conocí a Jehová proveerá, nunca me olvidaré de este lugar y levantó un altar donde Dios cambió su memoria. Abraham aprendió lo que él estaba dispuesto hacer por Dios, y la bendición que Dios tenia para su vida.


Dios no quiere que vivas errante, porque hay un lugar donde él te va a establecer y te va a enseñar lo que no has aprendido en otro lugar. Que como Abraham, conocerás todo lo que eres capaz de hacer por Dios y conocerás todo lo que Dios está dispuesto a hacer por ti. Él te dará una nueva memoria y vivirás confiadamente en él.

Volver a Creer - Pelicula

Voluntad cotidiana

“Por eso, desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual.” Colosenses 1:9 (NVI)

Estos últimos dos meses han sido muy intensos en el trabajo. Tenía un equipo de 7 personas y en un mes renunciaron 3. Las bajas fueron favorables porque se fueron personas que no acompañaban al proyecto, pero el reemplazo de los puestos se hizo esperar y recién ahora, estamos cubriendo dos de esos tres puestos vacantes. Esto nos forzó a trabajar el triple para cubrir las faltas.

Cuando uno tiene poco tiempo, prioriza sus obligaciones y le da más importancia a los temas que considera vitales. Invierte el esfuerzo y el poco tiempo disponible en aquellos asuntos que considera de mayor jerarquía.

Siempre me asombró leer la vida del apóstol Pablo. Un hombre realizando una empresa titánica en obvia inferioridad de condiciones. Sin recursos, ni apoyo político, ni mano de obra, ni marketing, Pablo llevó con éxito el evangelio a todo el mundo conocido. Una empresa que le demandaba un esfuerzo sobrehumano y una dedicación de 25 horas por día. Leyendo este pasaje, me llamó la atención este detalle. ¿Por qué un hombre tan ocupado, con la agenda tan ajustada, se dedicaría con tanto esfuerzo a orar cada día para que los cristianos de Colosas conozcan la voluntad de Dios? ¿Acaso no es clara la Biblia y los mandamientos, para mostrarnos que es lo que Dios espera de nosotros cada día?

Y es acá donde el apóstol vuelve a sorprenderme, en una frase, nos deja una enseñanza magistral de lo verdaderamente importante. ¿Qué tiene prioridad en tu vida hoy? ¿A qué le dedicas más tiempo de tu día? Para Pablo, lo más importante era que sus hermanos conozcan plenamente la Voluntad de Dios. Y dedicaba horas de oración cada día para lograrlo.

Porque conocer la voluntad de Dios, es comprender espiritualmente las prioridades de Dios. Vivir en nuestra vida cotidiana, con las urgencias, los apuros, los apremios y las complicaciones del colegio, del trabajo, de la salud, de la familia, de la casa, de nuestras dudas personales, de nuestros éxitos y fracasos, con el parámetro de Dios.

¡Qué desafío tan glorioso por el que oraba Pablo! Un desafío para vos en este siglo XXI.

REFLEXIÓN – ¿Te animás a orar y a vivir por esto cada día?

Transformando los pensamientos

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”Romanos 12:2

Las Sagradas Escrituras dicen que siempre que la Palabra venga a nosotros, viene como la lluvia sobre la tierra, para que ésta fructifique. Y toda Palabra viene de Dios para que usted pueda manifestar fruto. ¡Vienen días de crecimiento y manifestaciones de parte de Dios! Primero, viene a ser revelado en el corazón de cada creyente para que sea un instrumento de gran bendición. Es muy importante que tengamos en claro que cuando empezamos a transformar nuestros pensamientos con la Palabra de Dios, toda nuestra manera de pensar será transformada. También es importante permitir que la Palabra de Dios se le revele y vaya renovando en el corazón para ver la transformación de todo su ser. Dios lo quiere ver en bienestar financiero y físico, en todas las áreas. Él envía la Palabra para que eso se produzca.

Cuando usted cambie radicalmente sus pensamientos, cambiará su vida y su destino. A veces, nuestras vidas se van encaminando hacia un espacio conflictivo, pero a medida que nos renovamos en nuestra manera de pensar, vamos cambiando nuestro estilo de vida. El estilo de bendición es el que Dios ha creado y ese es el que usted tendrá. Verá cosas muy poderosas que se manifestarán en su intimidad con Dios. Se levantará a un nivel de mayor bendición con el Señor. Con Dios no vamos para menos ni para fracaso, sino que siempre vamos a ver cambios poderosos y transformadores en nuestras vidas que serán para nosotros y para nuestros herederos. Es bueno que cuando vivimos en intimidad, compañerismo con Dios, comencemos a recibir cosas que solamente provienen del Espíritu Santo. A medida que los pensamientos van cambiando nuestra visión de la vida, vamos a ir teniendo resultados correctos. No le quedará tiempo para fracasar sino que irá a mayores victorias de las imaginadas.

Declare: “¡Mi alma está prosperando, mi mente se está renovando!” Hay cosas que vienen de parte de Dios que se irán revelando con fuerza. Su vida irá prosperando en línea con la Palabra de Dios en usted.


Oración: Padre, hoy comenzaré a transformar mis pensamientos con tu palabra. La recibiré cada día con gozo y la guardaré en mi corazón para ponerla por obra. Gracias por ella. En el nombre de Jesús, amén.

Buenas Tardes


Que el enojo no te controle

Permitir que el enojo nos controle y nos lleve a pecar, es un acto de inmadurez espiritual. Hoy el Señor te bendecirá con dominio propio para que puedas mantener la calma en momentos de tensión.


 

En Efesios 4:25 dice (NTV): “no pequen al dejar que el enojo los controle. No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, porque el enojo da lugar al diablo”. Y en el versículo 31, agrega: “Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta”. El enojo, la ira o la furia son de las emociones más cotidianas y destructivas. La biblia nos advierte que mantener el enojo en el corazón, le da lugar al diablo para actuar en nosotros. Las personas que se enojan fácilmente carecen de templanza y dominio propio. Que alquilen tenga una mala actitud con nosotros o que algo injusto nos enoje, no es un pecado, pero al enojarnos debemos recordar que un eso no nos debe llevar al insulto, a la ofensa, ni a palabras destructivas. 

Podemos hablar o reprender a alguien por su mala acción, pero no hay necesidad de humillarlo, ni destruirlo con nuestras palabras. Debemos tocar el punto en conflicto y evitar añadir violencia, para no producir problemas mayores. No descontrolarse es la clave para no pecar. Es necesario tener un momento de apaciguar la emoción, pedir ayuda a Dios y pensar claramente. Dejemos las cosas injustas en manos del Señor, y no tomemos venganza con ira ni mano propia.


Oremos de esta forma: “Dios Padre, te pido que se manifieste en mí, el dominio propio para que el enojo no domine mi vida. Renuncio a la ira, el descontrol, la furia y la violencia física y verbal. Te pido perdón si he lastimado a otros. Declaro que por el Espíritu Santo venceré al enojo en el nombre de Jesús. 

¡Amén!


Que el enojo no te controle

Permitir que el enojo nos controle y nos lleve a pecar, es un acto de inmadurez espiritual. Hoy el Señor te bendecirá con dominio propio para que puedas mantener la calma en momentos de tensión.


En Efesios 4:25 dice (NTV): “no pequen al dejar que el enojo los controle. No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, porque el enojo da lugar al diablo”. Y en el versículo 31, agrega: “Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta”. El enojo, la ira o la furia son de las emociones más cotidianas y destructivas. La biblia nos advierte que mantener el enojo en el corazón, le da lugar al diablo para actuar en nosotros. Las personas que se enojan fácilmente carecen de templanza y dominio propio. Que alquilen tenga una mala actitud con nosotros o que algo injusto nos enoje, no es un pecado, pero al enojarnos debemos recordar que un eso no nos debe llevar al insulto, a la ofensa, ni a palabras destructivas. 

Podemos hablar o reprender a alguien por su mala acción, pero no hay necesidad de humillarlo, ni destruirlo con nuestras palabras. Debemos tocar el punto en conflicto y evitar añadir violencia, para no producir problemas mayores. No descontrolarse es la clave para no pecar. Es necesario tener un momento de apaciguar la emoción, pedir ayuda a Dios y pensar claramente. Dejemos las cosas injustas en manos del Señor, y no tomemos venganza con ira ni mano propia.


Oremos de esta forma: “Dios Padre, te pido que se manifieste en mí, el dominio propio para que el enojo no domine mi vida. Renuncio a la ira, el descontrol, la furia y la violencia física y verbal. Te pido perdón si he lastimado a otros. Declaro que por el Espíritu Santo venceré al enojo en el nombre de Jesús. 

¡Amén!

Versículos bíblicos de ánimo y motivación

Hoy me gustaría recordarte que “El Dios sempiterno es tu refugio; por siempre te sostiene entre sus brazos. Expulsará de tu presencia al enemigo y te ordenará que lo destruyas.” Deuteronomio 33:27 (Nueva Versión Internacional)

“Cuando Dios se enoja, el enojo pronto se le pasa; pero cuando ama, su amor dura toda la vida. Tal vez lloremos por la noche, pero en la mañana estaremos felices.” Salmos 30:5 (Traducción Lenguaje Actual)

Mabel, Dios te dice: “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.” Isaías 41:10 (NVI)

No hay nada que te pueda distanciar del amor de Dios, y el apóstol Pablo lo expresaba de esta manera: “Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida, ni la muerte, ni los ángeles, ni los espíritus, ni lo presente, ni lo futuro, ni los poderes del cielo, ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!” Romanos 8:38,39 (TLA)

Sea cual sea la situación que estés viviendo hoy, proclama en alta voz como lo hizo Pablo: “Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones.” Filipenses 4:13 (TLA)

Declara como el salmista: “Aún no quiero morir. Quiero vivir y seguir hablando de lo que Dios ha hecho.” Salmos 118:17 (TLA)

“Por eso me armo de valor, y me digo a mí mismo: "Pon tu confianza en Dios. ¡Sí, pon tu confianza en él!" Salmos 27:14 (TLA)

Mabel, “tú que confías en Dios, ¡dale ánimo y valor a tu corazón!” Salmos 31:24 (DHH)

“¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas.” Josué 1.9 (NTV)

BENDECIDO JUEVES



SALMO 58
Líbrame de mi enemigo, Dios mío;
protégeme de mis agresores,
líbrame de los malhechores,
sálvame de los hombres sanguinarios.


En Dios encontrarás refugio contra tus enemigos

Colócate la armadura de Dios

y ella te servirá de protección contra aquellos 

que quieran lastimarte

Vive confiado Dios está a tu lado

y jamás dejará al justo desamparado


FELIZ Y BENDECIDO JUEVES

Salmo 102: 8-11

Cada día me deshonran mis enemigos.


Los que se burlan de mí

ya se han conjurado en mi contra.

9 Por lo cual yo como ceniza a manera de pan

y mi bebida mezclo con lágrimas,

10 a causa de tu enojo y de tu ira,

pues me alzaste y me has arrojado.

11 Mis días son como una sombra que se va

y me he secado como la hierba.

Buenos Dias


miércoles, 29 de abril de 2015

Buenas Noches


Nuestra oración de hoy

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Salmo 51: 1, 2


La alabanza pertenece solo a Dios, pero ¿cómo alabarlo cuando vivo en el pecado? ¿Cómo alabarlo cuando estoy angustiada o atribulada?
El Salmo 50:15 dice: “Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás”. El versículo 14 dice: “Sacrifica a Dios alabanza, y paga “tus votos al Altísimo”. Y el 23 afirma: “El que sacrifica alabanza me honrará; y al que ordenare su camino, le mostraré la salvación de Dios”.


Entonces pienso: “¿Cómo, si estoy llena de pecados, puedo alabar a un Dios santo?”. El Salmista dice: “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado” (Sal. 51:1, 2). “Purifícame con hisopo” (vers. 7).


Cuando siento su mano en mi vida, digo: “En verdad, oh Dios, tu Espíritu está presto a auxiliar al que reconoce su necesidad de ti. ¡Gracias! “He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría” (Sal. 51:6). Me has llenado de gozo a pesar de mi pasado, a pesar de mis limitaciones. Aleja tu vista de mis pecados, y borra todas mis maldades. Hazme sentir el nuevo gozo de tu salvación. Entonces, y solo entonces, el mundo podrá ver la luz que emana de ti a través de mi relación contigo, para que enseñe a los rebeldes tus caminos y los pecadores se vuelvan a ti (ver Sal. 51:12, 13). “Señor, abre mis labios” (vers. 15). Las ofrendas a Dios son un espíritu arrepentido.
“¡Tú no desprecias, oh Dios, un corazón hecho pedazos! […] Por tu buena voluntad; vuelve a levantar los muros de Jerusalén’ (vers. 17, 18; DHH)”. Porque él, Jesús, es el muro que protege el corazón contrito. Entonces, mi alabanza será aceptada, mi familia será fortalecida, mi iglesia será bendecida por medio de mi relación con Cristo. “Entonces aceptarás los sacrificios requeridos, las ofrendas y los holocaustos” (vers.19; DHH); es decir, ahora el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, me hace perfecta. ¡Amen!.

El más fuerte


¿Cuántos kilos puedes levantar? ¿Qué tanta fuerza tienes?¡Uno de los hombres más fuertes del mundo es un iraní de nombre Hossein Reza Zadeh, que ha ganado competenciaspor su impresionante capacidad de levantar hasta 263 kilos durante algunos segundos!


El escarabajo rinoceronte macho puede levantar un objeto que pesa hasta 850 veces su propio peso y cargar durante una hora, uno de treinta veces su peso. No es el insecto más fuerte de la naturaleza. Su fuerza la supera un diminuto ácaro, capaz de levantar hasta 1180 veces su peso. ¿Sería posible que un ser humano como Reza Zadeh hiciera lo mismo? Pues no.


Sansón fue una excepción. Su fuerza provenía de Dios. No era dueño de la fuerza de sus brazos, con los que mató a aquel león, o con los que derribó las columnas que sostenían el templo donde se adoraba a Dragón. Con toda su fuerza, era tan frágil que cuando le cortaron el cabello ni siquiera pudo liberarse de sus captores.

Si la fuerza de Hossein Reza Zadeh gana medallas, si la fueraza de un insecto es magnífica y si la fuerza de Sanzón fue única, ¡es imposible imaginar la fuerza de Dios! Él los creó a todos, es dueño de la fuerza y el poder y está a tu disposición para cuando lo necesites.


¿En qué aspecto de tu vida eres débil? ¿Una materia en la escuela? ¿Una amistad prohibida? ¿Un hábito que daña tu salud mental o física? ¿Eres débil cuando de ir a la iglesia se trata? ¿Te sientes débil ante aquella persona que te molesta? Dios, con su poder, puede derribar cualquier cosa que te debilite.Dios usó su fuerza para liberar a su pueblo, Israel, de la mano del faraón que lo oprimía. Usará su fuerza hoy mismo a tu favor si te rindes ante él. Reconoce su grandeza, fuerza y poder; él hará proezas en tu vida.


«El Señor su Dios está con ellos, y ellos lo aclaman como rey. Dios que los sacó de Egipto, es para ellos lo que son para el búfalo sus cuernos» (Números 23:21,22)


Dios mira el corazón

«Pero Jehová respondió a Samuel: “No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”». (1 Samuel 16: 7)


Mil años antes de que los pastores de Belén oyeran cantar al coro angelical y fueran a adorar al niño Jesús en el establo de Belén, otro pastorcillo cuidaba los rebaños de su padre en las mismas colinas de Belén.


Aquel muchacho llegó a ser el más grande de los reyes de Israel, un brillan­te estratega militar, un músico virtuoso, un genial compositor y poeta, ancestro de Jesús de Nazaret, un tipo del Mesías Rey, un hombre según el corazón de Dios… Pues bien, ni sus hermanos, ni su padre, ni el propio profeta Samuel habían visto en aquel muchacho rubio, de bello aspecto, de estatura normal, experto con la honda, valiente con las bestias que atacaban al ganado, otra cosa que un músico sensible y un pastorcillo responsable. Samuel se equivocó, por­que al ver a Eliab, el primogénito de Isaí, muy parecido a Saúl en estatura, de porte principesco y bellas facciones, pensó que él era el elegido del cielo, pero el Señor le dijo: «No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón». ¿Por qué escogió Dios a David? ¿Qué vio el Señor en él? Observó su corazón.


Al respecto, Elena White dice lo siguiente: «La sabiduría y la excelencia del carácter y de la conducta expresan la verdadera belleza del hombre; el valor intrínseco y la excelencia del corazón determinan que seamos aceptados por el Señor de los ejércitos. […] Del error de Samuel podemos aprender cuán vana es la estima que se basa en la hermosura del rostro o la nobleza de la estatura. Podemos ver cuán incapaz es la sabiduría del hombre para comprender los secretos del corazón o los consejos de Dios, sin una iluminación especial del cielo» 


Aunque el profeta realizó en secreto la ceremonia del ungimiento y el jo­ven pastor volvió a las colinas con los ganados de su padre, para David fue el anuncio del destino sagrado que le esperaba, por eso decidió ser siempre fiel al propósito de Dios. Todo eso vio la divina providencia en el corazón de David.
Recuerda hoy que Dios observa tu corazón. El carácter es lo que único que llevarás al cielo.

SEGUROS EN EL



Esté su izquierda bajo mi cabezay su derecha me abrace.
Debajo están los brazos eternos.
Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! Y al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo: Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?


Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino. Cuando caiga, no quedará derribado, porque el SEÑOR sostiene su mano.

Habite el amado del SEÑOR en seguridad junto a aquel que le protege todo el día, y entre cuyos hombros mora.


Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.
El que os toca, toca la niña de su ojo.


Yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano.
Mi Padre que me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre.


Cant. 2:6 Dt.33:27 Mt.14:30,31 Sal.37:23,24 Dt.33:12 I P.5:7 Zac.2:8 Jn.10:28,29

El Dios que nos justifica

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. Romanos 8:33


Como un padre se compadece de sus hijos, Así se compadece el SEÑOR de los que Le temen. Salmos 103:13


La santificación no es para cobardes. Es agónica, y es el esfuerzo de toda una vida. No se trata de un asunto blanco y negro, todo o nada. Al recordar los accidentes y peripecias de nuestra propia jornada de crecimiento, podemos identificarnos con los que luchan con adicciones, deformaciones emocionales y ataduras de diversos tipos. Cuando reconocemos lo complejo, arduo y sutil que es el proceso de la santificación del creyente, esto nos permite ser más entendidos y pacientes con aquellos que experimentan caídas y fallas en su propio peregrinaje espiritual.


La contradicción y la inconsistencia son parte inevitable de la experiencia cristiana. La formación de un hijo o hija de Dios inevitablemente involucrará caídas penosas e inconsistencias que han de contradecir las aspiraciones más nobles del alma. Esto no es necesariamente indicio de una perversidad personal, sino producto de nuestra condición genética de seres caídos e imperfectos. No cabe la menor duda de que personajes bíblicos como Josafat, Abraham, David y Pedro, amaban apasionadamente a Dios. A través de toda su vida, dieron muestras de que estaban dispuestos a tomar grandes riesgos y confrontar grandes peligros para defender los intereses del Reino de Dios. Sin embargo, su condición de hombres caídos, propensos al pecado y a la desobediencia a pesar de sus mejores intenciones, los llevaron a pecar y errar en más de una ocasión.


Al detenerse a enfocar los momentos bajos de la biografía de estos personajes, la Palabra los humaniza. Los saca de la estratósfera espiritual y los hace descender a nuestro nivel. Les permite trascender su época, alcanzar a través de los siglos y hablarle a nuestra propia experiencia moderna. Nos provee la oportunidad de ver cómo gente que amaba tan profundamente a Dios podía también fallar en maneras tan dramáticas. Al analizar el alma tan compleja y matizada de estos hombres y mujeres de Dios, podemos entender mejor los resortes que mueven nuestra propia experiencia, y tener una comprensión más cabal de los principios que rigen el proceso de la santificación del creyente.


El salmista declara en el Salmo 103:13 y 14:


13 Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen.14 Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.


Dios se compadece y es paciente con nosotros precisamente porque El sabe que nuestra naturaleza misma nos conduce inexorablemente al pecado. Por más que queramos, habrá momentos en que nuestra condición biológica misma nos hará tropezar y pecar contra el Dios que tanto amamos y queremos agradar. Por eso también el escritor de Eclesiastés declara: “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque” (Eclesiastés 7:20).


Ese entendimiento sobrio y complejo de la condición de todo ser humano nos debe llevar, entonces, a una actitud de profunda misericordia y paciencia para con los demás. A la misma vez que nos alentamos entusiastamente hacia la santidad y la perfección a la cual nos llama la Palabra, debemos hacer provisión para los momentos de inconsistencia que inevitablemente vendrán.


Esa actitud tolerante no sólo nos permitirá perdonar a otros cuando nos fallen, sino que también nos permitirá perdonarnos a nosotros mismos cuando le fallemos a Dios. Paradójicamente, cuando asumimos esa postura iluminada, quedamos libres para agradar a Dios y hacer su voluntad. Al rehusarnos a condenarnos a nosotros mismos o a los demás, liberamos energías que podemos entonces canalizar hacia la verdadera batalla de sujetar nuestra carne a los principios de la Palabra de Dios.

Tú ahora atraviesa

Hijo, tú ahora atraviesa junto con los tuyos tu Jordán y pasa a la tierra que te daré para que la poseas…


…te daré cualquier lugar que pise tu pie…


…mientras vivas, nadie podrá resistirte. Estaré contigo así como estuve con mis siervos fieles, no te olvidaré ni te abandonaré jamás…


¡Sé valiente y ten ánimo! Tú harás que este pueblo tome posesión del lugar espiritual que juré darles…


¡Sé valiente y ten ánimo! Trata de observar en todo Mi Palabra. No te apartes ni a la derecha ni a la izquierda, y tendrás éxito por donde vayas…


…re-oirás constantemente Mi Palabra… la meditarás de día y noche para que actúes en todo según lo que allí está escrito: de ese modo llevarás a cabo tus proyectos y tendrás éxito…


…esta es mi orden: Sé valiente y ten ánimo; no tiembles ni tengas miedo; Yo Estoy contigo adonde quiera que tú vayas… Jesús.


Confesión: Hoy confieso que tomaré la decisión de seguir el camino bueno que El Señor me propone y pasaré los obstáculos que debo pasar confiando en las promesas de Dios… releeré la Palabra de Dios constantemente y la meditaré y me fortalecerá en la fe para vencer los desafíos que tengo enfrente… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Josué Capítulo 1

Usted tiene que avanzar

“A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.”1 Timoteo 6:7

Tiene que saber que lo que Dios desea de usted es bueno, agradable y perfecto. Dios es bueno y siempre lo será, no cambiará. Los pensamientos de Él son de hacerle bien. Él quiere que usted alcance el fin que ha esperado. Por eso hoy lo invito a meditar en estos puntos clave para el avance de su vida en todos los niveles.

1- Tiene que avanzar en el conocimiento de la voluntad de Dios para su vida La Palabra le revela el conocimiento de la voluntad de Dios. Dios quiere hacerle bien, planea hacerle bien. A medida que se enfoca en Dios lo hace por medio de conocer que la voluntad de Dios es buena para con usted y que las cosas que le han ido mal no es por causa de Dios sino por caminos y decisiones en las que usted se ha metido. El deseo de Dios es que seamos prosperados en todas las cosas para que llevemos a cabo sus planes divinos para nuestras vidas.

2- Al tener un conocimiento de los caminos de Dios en lo que concierne al favor financiero nos vamos curando de una forma de pensar de escasez y la vamos quitando de nuestra vida.
El apóstol Pablo le dice a Timoteo (1ª Timoteo 6:17) que su esperanza no esté puesta en las riquezas porque son inciertas. Claro, su esperanza está puesta en Dios, en los principios del reino y por buscar el reino y establecerlo todas las demás cosas le serán añadidas. Dios le ha puesto en su vida el poder de hacer riquezas a fin de confirmar el pacto. Entonces no tiene que confundir las cosas sino tener en claro que su esperanza no está puesta en las riquezas que son inciertas. Inciertas da la idea que son como el viento que uno no sabe para donde va, si está confiando en las riquezas no sabe dónde termina, pero no va a terminar bien. Pero si está confiando en Dios va a terminar enriquecido. Irá avanzando.Para terminar lo invito a que declare: ¡Tengo que conocer más la voluntad de Dios para mi vida! ¡Tengo que conocer más del favor de Dios sobre mi vida en lo que concierne a las finanzas!


Oración: Padre, hoy conozco que tengo que ir en avance en mi vida y para ello tengo que conocer tu voluntad para poder entender cómo quieres que viva. Estoy bendito, próspero, sano e iré en avance. En el nombre de Jesús, amén.

Buenas Tardes


Mejor restaurar que condenar

Hermanos, aun si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedes que son espirituales, restáurenlo en un espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Gálatas 6:1


Con el benigno Te muestras benigno, Con el íntegro Te muestras íntegro. Salmos 18:25

Una actitud de gracia y misericordia para con el caído debe ser parte esencial del equipaje espiritual de todo creyente. Cuando un hermano cae, debemos inmediatamente reflexionar sobre nuestra propia experiencia y condición, y esforzarnos por ayudar a restaurarlo y dejarlo más fuerte y en mejor condición espiritual que antes de caer.


Ese es el entendimiento que está detrás de las palabras del apóstol Pablo en Gálatas 6:1: 1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.


En este versículo, la palabra “restauradle” viene del verbo griego katartizo, el cual entre otras cosas se refería a la reparación de redes o la restauración de un hueso quebrado. La idea en ambos casos es reparar algo que está dañado y dejarlo en perfecta condición, como si nada hubiera sucedido. Lo que Pablo está diciendo es que en vez de condenar al creyente cuando cae o comete un error, lo primero que debemos hacer es recordar deliberadamente nuestra propia condición imperfecta, e inmediatamente tratar de ayudar al hermano caído a restaurarse y seguir su jornada hacia la santidad con más fuerza y entusiasmo que antes de caer. Ese proceso de restauración podrá en ocasiones involucrar algún tipo de disciplina, pero siempre tendrá que infundir esperanza, y estar penetrado por un profundo sentido de gracia y misericordia hacia el caído.


El que ha recibido misericordia de parte de Dios, debe dar misericordia a los demás. Debemos siempre recordar cuán difícil ha sido para nosotros el camino hacia la santidad, a fin de estar dispuestos a extenderle compasión y asistencia al caído. Para el que reconoce su verdadera condición ante Dios, siempre le resultará más fácil restaurar que condenar.


Recuerda que los pensamientos del rey

Hijo, recuerda que los pensamientos del rey igual que el agua en una tubería, corren por donde Yo los dirijo…


…cada uno considera buenos los caminos que ha tomado, pero Yo peso los corazones…


…practicar la justicia y el derecho vale más ante Mí que el que me ofrezcas muchos sacrificios…


…cuando ves iluminados los ojos despreciativos y tú ves el corazón altanero, lo que estás viendo realmente es pecado…


…los proyectos del empeñoso acaban en ganancias; para el que se agita solamente sin saber a dónde apunta sólo hay déficits…


…amontonar con estafas un tesoro es la breve ilusión de los que van a la muerte…


…su violencia arrebatará a los malvados, porque se niegan a practicar la justicia…


…confía en Mí y no en la injusticia… Jesús.


Confesión: Hoy declaro que no pondré mi confianza en la injusticia porque eso no beneficiará a mi alma ni mi futuro a pesar que vea ganancia inmediata… confiaré que el Señor dirigirá las decisiones de las personas que están sobre mi… no solamente tomaré caminos limpios sino trataré de tener puro mi corazón… pondré mis proyectos delante de Dios y cuando los tenga claros me esforzaré en ellos con consistencia, dirección y paciencia… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Proverbios Capítulo 21

¿Cuál es tu voluntad?

Nosotros tenemos anhelos y sueños, le pedimos a Dios que nos ayude a cumplirlos pero a veces estamos con la mirada tan fija en lo que queremos que no vemos cuál es la voluntad de Dios.


Muchas veces hemos criticado el modo en que los hijos han perdido el respeto e ignoran las órdenes o decisiones de los padres cuando se trata de permisos, limitándose a avisar sus decisiones y no así a consultar a los padres si están de acuerdo o si está mal, si pueden o no hacer algo. Piensan que no necesitan el consentimiento de ellos y sólo se limitan a informarles lo que van a hacer.


Nosotros, al igual que estos jóvenes, actuamos de la misma manera sin haber orado o consultado con nuestro Padre. Estamos acostumbrándonos pedirle a Dios que bendiga nuestras decisiones sin haberle consultado cuál es su voluntad, le pedimos que bendiga una compra, una relación, esto y aquello, obviando por completo su decisión y sin analizar si está dentro de lo que Él quiere para nosotros.


“El hombre propone y Dios dispone. A cada uno le parece correcto su proceder, pero el Señor juzga los motivos. Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.” Proverbios 16:1-3


No ignores la opinión de Dios y su voluntad, recuerda que sus planes y pensamientos son mucho más grandes y mejores que los nuestros. En tu tiempo de comunión y oración podrás hallar la respuesta y la decisión que Dios tomó acerca de tu vida y por ende recibirás su bendición pues estarás cumpliendo con lo que Él dispuso.


Hoy te animo a buscar su voluntad, a preguntar a Dios cuál es su decisión antes que su bendición; si estás dentro sus planes ten la seguridad que todo saldrá mejor de lo que tú hubieras planeado

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES


FELIZ MIERCOLES LLENO DE BENDICIONES



Sé obediente a DIOS,

Perdona y serás perdonado

Si perdonas podrás sanar heridas de tu corazón,

esas heridas que no te permiten

disfrutar de todo lo que Dios

tiene preparado para tu vida

El perdón es la llave para dejar atrás el pasado

y romper las cadenas que te atan a él

Mateo 6:14-15, “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

Perdona y tendrás el favor de Dios en tu vida

FELIZ MIERCOLES

Salmo 102: 4-7

Mi corazón está herido

y seco como la hierba,

por lo cual me olvido de comer mi pan.

5 Por la voz de mi gemido

mis huesos se han pegado a mi carne.

6 Soy semejante al pelícano del desierto;

soy como el búho de las soledades;

7 Me desvelo y soy

como un pájaro solitario sobre el tejado.

Buenos Dias


martes, 28 de abril de 2015

Buenas Noches


El Pacto es de Bendición

En Génesis 15, vemos cuál fue el pacto de Dios con Abraham. Abraham le cuestiona a Dios cómo es que iba a darle todas aquellas bendiciones, si no tenía hijo que le heredara. La promesa de Abraham era precisamente para la próxima generación. La promesa, lo que Abraham estaba creyendo era que él tendría generaciones futuras.


Dios quiere cumplir su pacto en ti, porque él es Dios, pero no es solo para ti, sino también para las futuras generaciones. El pacto de Dios se ha ido manifestando desde Abraham hasta Isaac, hasta Jacob, hasta José, hasta todas las tribus. Y así mismo nos corresponde a nosotros llevar este pacto, esta palabra, a nuestras futuras generaciones.


No vas a la iglesia solo por ti. La Biblia dice que, en Abraham, fueron benditas las naciones de la tierra y que, en sus lomos, él cargó la bendición hasta Leví, que era la cuarta generación. Y la Biblia dice que dejaremos herencia, hasta la cuarta generación.


Esto no necesariamente significa que tienes que prosperar lo suficiente como para dejar dinero en el banco hasta para la cuarta generación, sino que el sistema de creencias que tú enseñes a tu familia, se va a seguir moviendo de generación en generación.


Si tienes un sistema de creencias incorrecto, si en tu casa te enseñaron que en tu familia no son muy inteligentes, que no pueden estudiar, que no tienen habilidades para los negocios, que lo que corre en tu familia es la enfermedad, o los vicios, o el adulterio, ponle fin a esas creencias equivocadas para tu familia.


El pacto que Dios hizo con tu familia no es pasar la diabetes, la hipertensión, los problemas con el alcohol, la tendencia al divorcio. Lo que Dios quiere pasar de generación en generación en tu familia es el pacto de prosperidad que él ha hecho contigo. Que en ti y tu familia y en las futuras generaciones haya habilidad y acceso a recursos ilimitados. Que tú puedas entender que, a través de ti, Dios quiere bendecir todas las naciones de la tierra.

Tienes una identidad y una misión

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será́ salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así́ alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Mateo 5:13-16.


Una de las maravillas que te ofrece la vida cristiana es que Jesús no solo te rescata del drama del pecado y de sus consecuencias, no solo te enseña un estilo de vida superior, ennoblecedor y edificante: también te da el privilegio de convertirte en instrumento para bendecir y salvar a otros. En otras palabras, Jesús te da una misión.


Los cristianos sabemos dónde están la verdad y el bien, la vida y la esperanza. No vivimos en las tinieblas, sino en la luz.


Pero el gran drama del cristianismo como fenómeno histórico y sociológico, por lo cual provoca tanta apatía e indiferencia, cuando no rechazo y desprecio, es, entre otros factores, la pérdida de su identidad y de su razón de ser, es decir, de su misión. El cristianismo se ha convertido más en una cuestión social, de tradición familiar, o de esnobismo, que en una fuerza vital que transforma la vida, y eleva y ennoblece.


Por un lado, están aquellos cristianos que se aíslan del “mundo”, para no ser contaminados por él, pero que dejan de cumplir su misión de mezclarse entre los hombres para dar sabor, preservar de corrupción e iluminar su entorno. Por el otro, están los cristianos secularizados, que participan del mundo y con el mundo, pero que han perdido de vista su identidad y, por ello, también su misión.


No permitas que ninguna influencia te robe el tesoro que has hallado al encontrar a Jesús. Afirma tu identidad de cristiano, viviendo el cristianismo hasta las últimas consecuencias, y permite que, por medio de tu carácter cristiano, tu conducta consecuente con tu fe y tu servicio desinteresado, Jesús llene de sabor, de luz, de valor y esperanza la vida de quienes te rodean.


Vivir Agradecida

Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo. Salmo 92:1.

Doy gracias, Señor, por el inmenso amor que me prodigas; porque antes de que yo naciera, dejaste tu gloria para venir a buscarme.
Gracias por tener en cuenta mi condición humana al dar a tu único Hijo para que cargara con mis pecados y pagara por mis culpas. ¡Creo que jamás entenderé por qué es tan grande tu amor hacia nosotros!
¿Morir por mí, siendo yo la culpable? ¿Dejarme libre y darme a diario la abundancia de tus misericordias? Sé que no lo merezco, pero agradezco tanto ese amor, y no podría pagarlo, aunque lo intentara.


Vivo agradecida por tantas cosas que jamás podré terminar de agradecerte. Porque en todas las pruebas, aprendí mucho de tu amor, del perdón, de la inmerecida alianza hecha con nosotros, tu pueblo, para salvarnos.
¿Cómo no agradecerte por el día nublado que permitió que viera la belleza de las nubes blancas? De no haber escuchado algún grito e insulto, ¿entendería tu ternura? Si no fuera por el agotamiento que causa el maltrato, ¿buscaría reposar en ti? Por los días oscuros aprendí a amar los días claros. El negro hizo que amara todos los colores.


¿Cómo no contarles a otros acerca de tu protección y majestuosidad? Rompe mis entrañas el llanto cuando te pienso. ¡Nos eres fiel aun cuando te hemos defraudado tanto! ¿Cómo no te cansas de tus buenas dádivas?


¡Ciegos, no entendemos! ¿Por qué olvidar atarnos a tu justicia cuando nos ataca el maligno? ¿Por qué nos creemos fracasados, si tú venciste en la cruz? Dime, Señor. Dime lo que quieres que yo haga, porque dispuesta estoy a hacerlo; así como tú hiciste todo por mí.


Te ofrendaré mi vida, buscaré tu rostro, y en tus promesas derramaré mi ser. Sana mis heridas; y que, al morir en ti mi ego, venza el amor. Mi vida es tuya desde siempre, desde que me pensaste, formaste y compraste. Tu amor lo cambia todo…


Siempre das color a nuestra vida. Y porque agradecimiento sin entrega no es amor, te doy todo lo que soy y lo que he querido ser. ¡Ven y vive en mi corazón, siempre!

El Padre habló

Hijo el Padre habló al mundo de diversas maneras en diferentes ocasiones en el pasado antes que Yo llegará como hombre…


…pero en estos últimos 2 milenios, ha hablado por medio de Mi…


…el me hizo destinatario de todo y dispuso por Mi las edades del mundo…


…Yo Soy el resplandor de Su gloria y por Mi medio Él les expresó a los hombres lo que es El en sí mismo…


…por Mi Palabra poderosa se mantiene el universo y por mi medio se purificó al mundo de sus pecados y luego me senté en los cielos a la derecha de Dios el Padre en majestad…


…estando tanto más por encima de los ángeles cuanto más excelente es el Nombre que recibí del Padre, el nombre Jesús…


…porque ¿A qué ángel le dijo Dios el Padre jamás: Tú eres mi Hijo, yo te he dado la vida hoy? ¿Y de qué ángel dijo Dios: Yo seré para él un Padre y él será para mí un Hijo?


…por tanto no temas usar Mi Nombre para respaldar tus peticiones al Padre, es el Nombre que el Padre me dio para que te presentes ante El y pidas con confianza ante Su presencia… Jesús


Confesión: Hoy declaro que usaré confiadamente el nombre de Jesús como la Clave Divina que me abre el camino al Padre… por Su sacrificio y Su sangre derramada me abrió las puertas del cielo y el paso al Trono Celestial para peticionar y alcanzar el favor y la Gracia que necesito para vivir lo que me resta en esta vida en la carne… Él es el Hijo… el que está sobre todo principado y autoridad y dominio en el cielo, tierra o mar… todo se sujeta ante Él y Su divino nombre:Jesús.


Referencia Bíblica: Hebreos Capítulo 1

Hoy es día de dar gracias

Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos.Cantar de los cantares 8:7, RV-60


En tu caso, no sé lo que tienes que agradecerle a Dios en un día como hoy. En el mío, tengo una gran razón para decirle «GRACIAS»: Me regaló el amor y la felicidad al lado de mi esposo, Edgar.


Además, ¡el día de nuestra boda es inolvidable! La ceremonia se realizó en la bellísima ciudad de Homestead el 26 de abril. Allí me acompañaron muchos de ustedes, mis oyentes, no solo en la iglesia, sino con sus oraciones, sus tarjetas, regalos, detalles y cientos de correos electrónicos.


También doy gracias a Dios por mis compañeros de trabajo que disfrutaron conmigo de un día absolutamente hermoso. Ese día no solo fue azul, sino que vimos a Dios en cada detalle. Lo vimos en el vestido, las flores, la tarta y todo lo que personas tan lindas y cercanas a mí aportaron para que fuera un día donde honraríamos a Dios.


Le doy gracias también porque ahora somos una familia completa. Mis princesas tienen el apoyo en todo de mi esposo y yo tengo una linda relación con sus tres hijos y su familia. Así que valió la pena esperar a que fuese Dios el que trajera a mi vida el hombre que Él sabía me haría muy feliz.


Por eso hoy testifico que la felicidad sí existe y que, cuando confiamos nuestra vida a papito Dios, Él nos sorprende y nos da lo mejor.

Duetos con Marcela Gandara

Asociaciones positivas

“Y se enriqueció el varón muchísimo, y tuvo muchas ovejas, y siervas y siervos, y camellos y asnos.”Génesis 30:43

¿Sabía que cuando usted se asocia con otras personas ocurren cosas en el mundo espiritual? Bueno, si no lo sabía hoy quiero contarle que cada vez que usted se asocia con alguien algo viene a su vida. Puede ser bueno o malo. En esta ocasión voy a hablarle de las cosas positivas. Cuando usted se asocia al liderazgo correcto, a los compañeros de pacto, a la Palabra correcta viene incremento a su vida. Es la ley espiritual sobre el incremento por asociación.

Mire que poderosa es esta ley que cuando un familiar no le encuentre solución a sus problemas, usted va a ser de influencia para ellos trayéndole bendición. Esa influencia positiva va a afectar su vida familiar. Mire un ejemplo bíblico: Dios bendijo a Labán por asociarse con Jacob. Por eso nosotros estamos unidos bajo una visión, bajo una unción que va fluyendo en nuestra vida para traer luz y revelación. Es cierto que para alcanzar todo lo que tenemos en Dios, vamos a tener trabas y problemas, pero siempre tendremos la solución positiva. Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción, pero confiad yo he vencido al mundo.” El que venció le ha dado a usted una fe que vence, y una palabra para que se plante como un vencedor, un ganador. No haga provisión para el fracaso. Usted está bajo esa unción de vencedor y los que se conectan con usted serán bendecidos así como Labán fue tan bendecido por su conexión con Jacob. Donde usted trabaja, toda esa gente será toda bendecida. Sus familiares serán bendecidos porque usted está en esa familia.

Por eso lo invito a que mire bien con quién se asocia de ahora en adelante y piense qué asociaciones debería cortar. No le estoy diciendo que desprecie a la gente, no. Le estoy diciendo a la luz de la palabra de Dios que sus asociaciones deben ser para bendición tanto para usted como para quien se asocia con usted. Por eso usted tiene que cuidar su vida cortando con aquellas personas que no son de buena influencia para su vida. Sea de testimonio y de bendición para ellas, pero no se asocie con ellas. Hoy usted tiene que empezar a caminar hacia su destino de gloria. Recuerde el ejemplo de Jacob y Labán. Medite en esa palabra. Dios quiere lo mejor para usted y que sea de bendición para muchos. Créalo y comience a vivirlo.


Oración: Padre, hoy declaro que estoy bendecido para ser de bendición. Comenzaré a mirar mis asociaciones y procuraré que sean positivas. Quiero crecer y manifestar tu gloria sobre la tierra. Gracias por tu Palabra. En el nombre de Jesús, amén.

Buenas Tardes


ESPERAMOS LA PROMESA DEL SEÑOR




Hermanos, el tiempo ha sido acortado.


El hombre, nacido de mujer, corto de días y lleno de turbaciones, como una flor brota y se marchita, y como una sombra huye y no permanece.
El mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.


Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Devorada ha sido la muerte en victoria.
Si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos; por tanto, ya sea que vivamos o que muramos, del Señor somos.
Pues para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia.


Por tanto, no desechéis vuestra confianza, la cual tiene gran recompensa.
Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.


Porque dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá y no tardará.
La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Por tanto, desechemos las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.
Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed pues prudentes y de espíritu sobrio para la oración.


I Co. 7:29 Job 14:1,2 I Jn.2:17 I Co. 15:22, 54 Ro.14:8 Fil.1:21 Heb.10:35-37 Ro.13:12


¿Por qué Dios no me responde?

Una de las principales claves para una vida de fruto bajo el favor de Dios es tener un buen trato con nuestro prójimo. Amar es un mandamiento y hoy el Señor te capacitará y llenará para que puedas ver su mano de poder. Amén.


En 1 Pedro 3:7 dice: “De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes”. No servirán de nada tus muchas oraciones y ayunos, si no sabes tratar bien a tu prójimo, si no sabes respetar, amar, ser comprensivo y paciente. Las personas que tienden a ver el lado negativo de los demás, que esparcen palabras odiosas, críticas constantes, menosprecio y soberbia; difícilmente puedan vivir bajo el favor de Dios. Jesús nos enseñó a tratar a los demás como quisiéramos ser tratados, también nos indicó que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Muchos se preguntan qué pasa en sus vidas que no prosperan, porque sus oraciones no son contestadas, porque que las cosas les van mal; y no se dan cuenta de algo muy básico: que deben mejorar el trato con su prójimo. Ya sea entre esposo y esposa, entre padres e hijos, entre hermanos y hermanas, entre amigos o entre los líderes y seguidores, si no hay un trato amable, respetuoso y en amor, no pretendamos que Dios conteste todas nuestras oraciones.
Oremos ahora de esta manera: “Señor te pido perdón si he sido cruel, duro y odioso con mis palabras, si he juzgado, herido, criticado o tenido un mal trato con los demás. Te pido que me llenes de tu amor, derramando tu Espíritu Santo sobre mi y me ayudes a tratar a los demás como tú lo quieres, te lo pido en el nombre de Jesús. Amén”

Su fidelidad

Reconoce, por tanto, que el Señor tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor a quienes lo aman y obedecen sus mandamientos.Deuteronomio 7:9


La fidelidad de Dios es grande y se ve reflejada en cada detalle de nuestra vida.
Mi sueño era poder ir en crucero de luna de miel. Y por razones de documentos, no lo habíamos podido considerar. Sin embargo, unos días antes de la boda, Dios me concedió recibir mi residencia permanente y me la entregó como si fuera un regalo más para nuestra boda.


Debido a que Él es fiel, todo lo que te digo en este libro es sencillamente mi experiencia con Dios. Es más, no tendría días para contar, ni libros para escribir, acerca de todo lo que Él ha hecho en mi vida.


Dios nos ama y nos complace desde lo más profundo de su ser. Por más equivocados que hayamos estado en el pasado, Él no nos guarda rencor.
Cuando somos obedientes a sus mandamientos, se complace en darnos todo lo que soñamos.


Por eso te extiendo mi invitación a través de este libro porque si lo hizo conmigo, lo hará también contigo. Sé que tienes sueños por realizar. Tienes metas que alcanzar. De modo que en ocasiones ves esto muy lejano y hasta imposible. Aun así, Dios te dice en este día lo siguiente: «Confía, pues es tiempo de cambiar y creerme. Yo soy fiel con los que me buscan».

BENDECIDO Y VICTORIOSO MARTES


1era Corintios 15:57 “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Teniendo a Cristo en nuestros corazones

nuestra victoria estará asegurada

Dios solo nos pide FE,

que confiemos en ÉL

que le dejemos a ÉL todas nuestras cargas

y ÉL hará

Lleva una vida llena de gozo y paz,

ese gozo y esa paz,

que solo Dios da


FELIZ Y BENDECIDO MARTES

Salmo 102: 1-3

Oración de un afligido

Oración del que sufre, cuando está angustiado y delante de Jehová derrama su lamento.


102 Jehová, escucha mi oración

y llegue a ti mi clamor.

2 No escondas de mí tu rostro

en el día de mi angustia;

inclina a mí tu oído;

apresúrate a responderme el día que te invoque,

3 porque mis días se desvanecen como el humo

y mis huesos cual tizón están quemados.

Buenos Dias