Evangelismo

Ultimas fotos

martes, 30 de septiembre de 2014


No me mires!


En alguna de sus obras, el filósofo Jean-Paul Sartre cuenta un recuerdo de su infancia. Un día había hecho algo muy malo y se había encerrado en el cuarto de baño. Pero como se sentía observado por el ojo de Dios, no dejaba de dar vueltas y repetir furioso en voz alta: «¡No me mires, no me mires!».

Al evocar esta anécdota, el escritor se burlaba de su ingenuidad infantil. El pecado, la conciencia y la existencia de Dios eran nociones que negaba totalmente, pues eran impensables en su filosofía existencialista. Sin embargo, en su propia historia no olvidaba esta anécdota.

Gústenos o no, Dios nos mira atentamente a cada uno, incluso cuando creemos que estamos solos. Es imposible que un hombre sincero consigo mismo no sea consciente de su alejamiento de Dios. El sentimiento de la santidad de Dios y de la imposibilidad de escapar de su ojo escrutador le impactará muchísimo más que los principios de la moral más estricta, o incluso la censura más severa.Se dará cuenta de la necesidad que tiene de estar en paz con Dios, de ser liberado de sus pecados, de experimentar la justicia perfecta y segura de Cristo, y el amor de Dios que fue derramado en nuestro corazón.

Entonces ya no temerá la mirada de Dios, sino todo lo contrario, podrá decirle lleno de paz, al igual que David: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno” (Salmo 139:23).


Desde los cielos miró el Señor; vio a todos los hijos de los hombres; desde el lugar de su morada miró sobre todos los moradores de la tierra. Él formó el corazón de todos ellos; atento está a todas sus obras. Salmo 33:13-15


Proverbios 20 – Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre

Proverbios 20 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora,Y cualquiera que por ellos yerra no es sabio.

2 Como rugido de cachorro de león es el terror del rey;El que lo enfurece peca contra sí mismo.

3 Honra es del hombre dejar la contienda;Mas todo insensato se envolverá en ella.

4 El perezoso no ara a causa del invierno;Pedirá, pues, en la siega, y no hallará.

5 Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre;Mas el hombre entendido lo alcanzará.

6 Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad,Pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?

7 Camina en su integridad el justo;Sus hijos son dichosos después de él.

8 El rey que se sienta en el trono de juicio,Con su mirar disipa todo mal.

9 ¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón,Limpio estoy de mi pecado?

10 Pesa falsa y medida falsa,Ambas cosas son abominación a Jehová.

11 Aun el muchacho es conocido por sus hechos,Si su conducta fuere limpia y recta.

12 El oído que oye, y el ojo que ve,Ambas cosas igualmente ha hecho Jehová.

13 No ames el sueño, para que no te empobrezcas;Abre tus ojos, y te saciarás de pan.

14 El que compra dice: Malo es, malo es;Mas cuando se aparta, se alaba.

15 Hay oro y multitud de piedras preciosas;Mas los labios prudentes son joya preciosa.

16 Quítale su ropa al que salió por fiador del extraño,Y toma prenda del que sale fiador por los extraños.

17 Sabroso es al hombre el pan de mentira;Pero después su boca será llena de cascajo.

18 Los pensamientos con el consejo se ordenan;Y con dirección sabia se hace la guerra.

19 El que anda en chismes descubre el secreto;No te entremetas, pues, con el suelto de lengua.

20 Al que maldice a su padre o a su madre,Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa.

21 Los bienes que se adquieren de prisa al principio,No serán al final bendecidos.

22 No digas: Yo me vengaré;Espera a Jehová, y él te salvará.

23 Abominación son a Jehová las pesas falsas,Y la balanza falsa no es buena.

24 De Jehová son los pasos del hombre;¿Cómo, pues, entenderá el hombre su camino?

25 Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración,Y después de hacerlo, reflexionar.

26 El rey sabio avienta a los impíos,Y sobre ellos hace rodar la rueda.

27 Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre,La cual escudriña lo más profundo del corazón.

28 Misericordia y verdad guardan al rey,Y con clemencia se sustenta su trono.

29 La gloria de los jóvenes es su fuerza,Y la hermosura de los ancianos es su vejez.

30 Los azotes que hieren son medicina para el malo,Y el castigo purifica el corazón.

La buena importunidad

A Dios no le molesta que golpees las puertas del cielo
Ser inoportunos no deja buenos resultados, es mas a las personas no les gustan los inoportunos.Inoportuno significa: Fuera de tiempo o de propósito"Dios no quiere que seas inoportuno, pero sí que tengas importunidad"
La gente que esta fuera del tiempo, o del propósito siempre cae mal, siempre genera discordia, siempre produce rechazo.
"Nadie llega muy lejos, siendo inoportuno…"
Dice Lucas 11:5-8, "Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite."
Si queremos algo en Dios, debemos mantener una convicción firme.A nosotros nos han hecho creer que Dios nos quiere complicar las cosas. Que Dios no tiene ganas de darnos nada porque no lo merecemos.Quiero enseñarles algo: "Si Dios te da, si Él te responde, Él queda honrado. Así que Dios quiere hacerlo, quiere darte, yo debo estar dispuesto a que eso suceda.
Mateo 11:12 (PDT) dice: "Desde el tiempo de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de Dios avanza con poder y es de los valientes."
Si quiero tomar, si quiero poseer, debo avanzar, en el mismo lugar, no se alcanza nada.
La sanidad no la alcanzas en el mismo lugar, la prosperidad no la alcanzas dando lo mismo, un buen matrimonio no lo logras quejándote siempre por lo mismo, tu presente no lo cambias en la misma posición. Tenes que avanzar.
Dice la Biblia, que el Reino Avanza con Poder… eso debo hacer, AVANZAR… Avanza pero no a los golpes, avanza con poder. Así debemos Avanzar, con poder, no pidiendo permiso, sino con la fuerza de Dios.El Reino es de los Valientes, pero Valientes no es un súper hombre, Valiente para Dios es el que se atreve a creer, a tener Fe, a obedecer, en medio de tanta negatividad.
Hay que tener una buena importunidad.
Importunidad es una palabra fuerte. Porque habla de "desvergüenza", habla de persistir a pesar de todo lo que parece razonable, rehusando aceptar una negativa.
En otras palabras, Jesús dice en Lucas: "Aunque te parezca que no es el momento para pedir (medianoche) golpea igual. Aunque te encuentres con una negativa (no molestes, la puerta ya está cerrada) insistí. Porque tu bendita importunidad hará que se desate algo glorioso sobre tu vida.
Razonablemente hablando es imposible, pero para Dios nada es imposible.Quítate la vergüenza, no le tengas miedo a Dios, resistí la negatividad que te rodea, o que quiere abrazar tu mente.
Abel rompió la realidad del momento y se atrevió a dar lo que Caín no fue capaz, por estar acostumbrado, por tener sometida su mente a la maldición que existía en la tierra.
Génesis 4:4 dice, "Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda"
Luego, Lucas refleja unas palabras extraordinarias (Vs.9-10)(PDT), "Entonces yo les digo: Pidan, y Dios les dará; busquen, y encontrarán; llamen a la puerta, y esta se abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra, y al que llama a la puerta se le abrirá."

La buena importunidad, te permite ser más atrevido en el propósito, te permite saber que el acceso al Reino no está cerrado, está más abierto que nunca.
El mejor tiempo es este… Debemos comenzar a conquistar, sabiendo que a Dios no le molesta que golpees las puertas del cielo.

No hables como cualquiera

Job estaba pasando un tiempo duro, había perdido a sus seres queridos y, al mismo tiempo, sus posiciones; por lo que se encontraba en duelo e inestable económicamente. Por otro lado, enferma con una plaga maligna que le causaba malestar desde la cabeza a los pies. Al ver toda esta situación la esposa de Job muestra una actitud no esperada:“Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete. Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.” Job 2:9-10 RVR 1960Las palabras traducidas en la biblia como "fatua" o "insensata", significan: "Necio, ignorante, falto de razón, sin entendimiento, que no muestra buen juicio o madurez en sus actos". En su respuesta Job le muestra a su mujer que estaba hablando sin entendimiento.En medio del sufrimiento que le producían todas esas llagas y sin saber si algo de su situación iba a cambiar, Job se mantuvo firme. Él le dijo, en realidad: “No puedes hablar de esa manera.” Y además le hace una pregunta muy significante: “Recibimos el bien de parte de Dios, ¿y no recibiremos también el mal?”.En otras palabras Job decía: ¿No tiene Él el derecho de hacerlo? ¿No es Él el alfarero y nosotros el barro? ¿No es Él el pastor y nosotros las ovejas? ¿No es Él el amo y nosotros los siervos? Job era un hombre temeroso de Dios en todo tiempo, sabía quién era Él, por tanto no podía pensar en alejarse de su presencia por más difícil que sea lo que estaba enfrentando.Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? Job 1:8 RVR 1960Lastimosamente son pocos los que pueden dar el lugar que merece el Señor cuando enfrentan una dificultad. Es posible que en este momento te encuentres en una situación difícil, lo que debes analizar es que actitud estás tomando: la de Job con temor a Dios o posiblemente la actitud de su esposa y estás hablando como cualquiera hablaría, sin entender, actuando inmaduramente, reclamando y queriendo renunciar al camino, porque ignoras realmente quién es Él.“Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.”En el momento de la dificultad Job se puso de rodillas, adoró y bendijo el nombre de Dios, ¿Qué harás ahora? Pídele perdón por actuar sin entender su voluntad y que te ayude a ser un hombre que confía en Él, ya no reclames, ya no te quejes, no bajes los brazos, no pienses siquiera en apartarte de sus manos, y aprende a decir: “Señor te seguiré amando” aunque no te conceda aún las peticiones de tu corazón.
¡No hables como cualquiera, habla como un siervo de Dios!

Días de preparación

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar [...] a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.2 Timoteo 3:16-17, RV-60

Si estás buscando un cambio en tu vida, y en especial le has pedido a Dios que te dé una oportunidad para cambiar, servir y cumplir con un llamado, piensa que Dios escucha con mucha seriedad tus peticiones. Por eso, va a empezar a dirigir tu vida de tal forma que te irá llevando a dejar cosas, a tomar decisiones muy duras para ti, pero que serán necesarias para los planes que tienes. Conozco personas que han hecho pactos con Dios y han dejado sus trabajos seculares que no honraban su nombre y han buscado algo que vaya de acuerdo a su estilo de vida.
¿Sabes lo que pasa a veces? Parecemos muy espirituales y nos dejamos llevar por las emociones. Le decimos al Señor: «Quiero ser misionero, quiero ser pastor y vivir para ti».
«Perfecto», dice Dios. «¿Estás dispuesto a dejarlo todo por mí? ¿Dejarías ese trabajo que te
da buen dinero, pero te roba tiempo con tu familia? ¿O estás listo para ser misionero dejando
tu familia y viajando a lugares en los que quizá no tengas una cama donde dormir y la comida no sea la más apetitosa?».
El servicio a Dios tiene un precio y sacrificios que enfrentar. Sin embargo, la gran verdad es que si Dios te llama, te capacita y te prepara. Creo que ya te lo dije, pero lo repito ahora: Así como los soldados van a la guerra, pero antes necesitan preparación física y entrenamientos muy fuertes, igual sucede con nosotros. Dios necesita prepararnos para darnos lo que anhelamos.

Dios te acompaña en medio de tu dolor

Hace poco te recordé que Dios está contigo. Hoy déjame decirte que Él te acompaña en tu dolor, cualquiera que éste sea: físico, espiritual o emocional.
"Dios nos ayuda en las dificultades y sufrimientos. ¡Demos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Él es un Padre bueno y amoroso, y siempre nos ayuda. Cuando tenemos dificultades, o cuando sufrimos, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas". 2 Corintios 1:3-4 (Traducción Lenguaje Actual)
"Ustedes los cielos, ¡griten de alegría! Tierra, ¡regocíjate!Montañas, ¡prorrumpan en canciones!Porque el Señor consuela a su puebloy tiene compasión de sus pobres". Isaías 49:13 (Nueva Versión Internacional)
"Dios nuestro Padre es bueno; por eso te ha amado, te ha dado el consuelo eterno y la seguridad de que serás salvo. A él y a nuestro Señor Jesucristo les pido que te den ánimo y fuerzas para que siempre digas y hagas lo bueno". 2 Tesalonicenses 2:16-17 (TLA)
"Así que, Mabel, pon tus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ti". 1 Pedro 5:7 (TLA)
Sabiendo que Él nos acompaña, podemos decir como el salmista:"Puedo cruzar lugares peligrososy no tener miedo de nada,porque tú eres mi pastory siempre estás a mi lado;me guías por el buen caminoy me llenas de confianza". Salmos 23:4 (TLA)
"Tus promesas me dan vida; me consuelan en mi dolor". Salmos 119:50 (TLA)

La incredulidad lo separa del milagro

“No pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos”.

Marcos 6:5 y 6

En Marcos 6:5-6 la Biblia cuenta que cuando Jesús pasó por Nazaret no puedo hacer muchos milagros por causa de la incredulidad de la gente. Él no había perdido el poder ni la voluntad de poder manifestar lo mejor de Dios en ese lugar, era la gente que lo limitó. Porque todo lo que Dios ha puesto disponible para cada uno de sus hijos, siempre está allí. La diferencia entre los que lo reciben y los que no lo reciben es la fe o la incredulidad que haya en el corazón de ellos.

Usted no tiene que limitarlo con cuestionamientos, razonamientos y con una mente carnal, tiene que creerle completamente diciendo: Dios lo dice yo lo creo. No le dé lugar a la incredulidad porque lo separa del milagro.

Fíjese que Jesús se asombró de la incredulidad de ellos. Así como se agrada en la fe, se asombró de la incredulidad. En otras oportunidades había sanado multitudes y la Palabra dice que sanó a todos los enfermos. Ellos creían que recibirían el milagro. Pero en esta ocasión pudo sanar sólo a unos poco que creyeron en él aunque no lo diga expresamente la Palabra. Los que no creyeron, no recibieron.

Mientras vaya alimentando su vida interior con la palabra de Dios y vaya renovando sus pensamientos cambiará el punto de vista de las cosas. Al ponerse del lado de Dios, empezará a ver las cosas desde el punto de vista de Dios y no de la gente o de la mente natural. Del lado de Dios su vida está completa. Dios lo ve sano, salvo, saludable, fuerte y próspero.
Facilítele la tarea a Dios de aquello que él ve completo en usted. Permita que se haga realidad en su vida. No lo arruine con la duda o la incredulidad.

Por eso Pablo y Silas usaron su boca para orar, declarar, cantar y bendecir a Dios en vez de dudar o tener temor, y toda la gente vio en ese lugar que Dios intervino. Hizo algo grande y empezaron a cambiar las cosas.

Cuando habla las cosas que Dios habla, las hace suyas y esa palabra comienza a manifestarse con poder. Usted comenzará a formar un mañana de bendición y un futuro de victoria.

Tiene que analizar bien lo que habla para empezar a cambiar sus circunstancias. Hable lo que Dios habla. Ponga en línea con la Palabra de Dios su manera de pensar y su manera de hablar cambiará y fluirá en la abundancia de su corazón.

No deje que sus hijos se llenen de información de este mundo terrenal, natural que los atemoriza, los llena de cosas negativas y dudosas, háblele usted antes que le hable el mundo. Lo que usted plante hoy en ellos va a formar un mañana de gran bendición y un futuro de gran victoria formando familias benditas.

No use la boca para formar un camino de derrota, de fracaso donde después se va acomodando a la misma forma que vive todo el mundo. Usted es una persona que Dios ha elegido y ha marcado para hacer una diferencia. Usted tiene que traer algo del cielo, revelar algo del reino y manifestar algo de bendición. No deje que su milagro se pierda por la incredulidad. Créale a Dios, él habló y así será hecho.


Oración: Padre, no dejaré que el milagro que tienes preparado para mi vida se pierda por incredulidad. Me esforzaré en llenarme a diario de tu palabra para alimentar mi fe. Hablaré a mis hijos también de lo que hablas y sé que mis generaciones serán bendecidas por ellos. Gracias por darme todo para manifestar los cielos en la tierra. En el nombre de Jesús, amén.

Buenas Tardes


NO VUELVAS SOBRE TUS PASOS

Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace. —Santiago 1:6–8



¿Qué le sucede a un barco si lo diriges en una dirección en un momento, y en el siguiente lo das vuelta en el sentido opuesto y sigues haciendo eso una y otra vez? Muy simple: no va a ningún lado. Esto es lo que pasa cuando las personas empiezan a hablar de las cosas buenas que esperan que pasen y al minuto siguiente pasan media hora hablando de todas las cosas negativas que les suceden y que les impiden lograr aquellas. Andan en círculos. Durante un rato alinean sus palabras con el lugar a donde quieren, y luego, cuando encuentran una tormenta en el camino, lo único que hacen es hablar del mal tiempo y pierden la noción de hacia dónde se estaban dirigiendo. Olvidan que tienen el poder de dar vuelta sus vidas en la tormenta o seguir adelante hacia la luz del sol que está al otro lado. Olvidan que el "Hijo" jamás dejó de brillar en sus vidas, por muy oscuras que estuvieran las nubes en el cielo.

ORACIÓN:

Padre, ayúdame a mantenerme concentrado en ti cuando afronte pruebas. Tú eres más grande que cualquier desafío que pueda afrontar. Que mis palabras siempre reflejen esa verdad. Amén.

Entre Menos Diga, Mejor

A menudo me arrepiento de lo que dije: Nunca de haberme callado.
Cuando se sienta movido a expresar una opinión mida el impacto de sus palabras y mantenga esto presente: Entre menos diga, mejor.
Proverbios 10:19En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios es prudente.
Santiago 1:19Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira;
Santiago 3:2Porque todos tropezamos de muchas maneras. Si alguno no tropieza en lo que dice, es un hombre perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.
Job 11:2¿Quedará sin respuesta esa multitud de palabras, y será absuelto el que mucho habla?
Proverbios 17:27El que retiene sus palabras tiene conocimiento, y el de espíritu sereno es hombre entendido.
Proverbios 18:21Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto.
Eclesiastés 5:2No te des prisa en hablar, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo y tú en la tierra; por tanto sean pocas tus palabras.
Eclesiastés 5:3Porque los sueños vienen de la mucha tarea, y la voz del necio de las muchas palabras.


Dante Gebel "Milagros - La serie" Parte 6. Dante Gebel prédica completa.

Todo lo que hace el Padre, eso también hace el Hijo de igual manera.

El SEÑOR da sabiduría, de su boca vienen el conocimiento y la inteligencia.

Yo os daré palabras y sabiduría que ninguno de vuestros adversarios podrá resistir ni refutar.

Espera al SEÑOR; esfuérzate y aliéntese tu corazón. Sí, espera al SEÑOR.

Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.

… los santificados en Dios Padre…

Porque tanto el que santifica como los que son santificados, son todos de un Padre; por lo cual El no se avergüenza de llamarlos hermanos.

¿No lleno yo los cielos y la tierra?–declara el SEÑOR.

La plenitud de aquel que lo llena todo en todo.

Yo, yo soy el SEÑOR, y fuera de mí no hay salvador.

Gracia y paz de Dios el Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador.


Jn. 5:19 Pr. 2:6 Lc. 21:15 Sal. 27:14 II Co. 12:9 Jud 1:1 Heb. 2:11 Jer. 23:24 Ef. 1:23 Is. 43:11 Jn. 4:42 Tit. 1:4

¿Como podemos comprender el razonamiento de Dios?

Para algunos Cristianos las acciones o inacciones de Dios parecen irrazonables y no saben como comprender el razonamiento de Dios.

Cuando nuestro Creador hace una gran cosa que está más allá de la comprensión del hombre, el hombre erróneamente concluye que no hay ninguna razón que Dios deba hacer lo que hace.
Para el hombre, no es razonable que un prisionero pueda convertirse en un presidente, primer ministro o un gobernador de un país o estado del que no es ciudadano.
La verdad es que Dios hace cosas razonables cada minuto. Él tiene sus propias razones para hacer lo que hace que pueden ser contrarias a la del hombre.
¿Por qué son las razones del Hombre diferentes a las de Dios? Esto es en parte porque el hombre es finito y Dios es infinito. Dios es el Creador, pero el hombre es una criatura.
Isaías 29:16 (RVR1960) dice:
16 Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió?


Esta es la descripción clara de la situación de muchas personas con sus hacedor. Ellos creen que debido a su riqueza, posición, educación, fama, sabiduría o inteligencia, son mejores que Dios o al menos iguales a él. Esto no es más que la arrogancia viviente.
Cada hombre / mujer debe saber que Deuteronomio dijo
Deuteronomio 29:29 (RVR1960)
29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.


Son aquellos que temen y se humillan que están con sus secretos. Ellos conocen sus razones para hacer las cosas, no los que son arrogantes y tercos.
¿Sabe usted que Él también quiere mostrarle algunas de las razones? Él le invita en Isaías cuando dice:
Isaías 01:18 (RVR1960)
18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.


Esto simplemente se puede poner como “venir ahora que usted puede entender algunas de las razones de mis acciones o inacciones. Resolvamos el problema del pecado en su vida. Déjeme lavarlo a usted y será limpio.” El lavado y la limpieza Se resumen en Juan:
Juan 3: 3 (RVR1960)
3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Ese es el mensaje de salvación. Usted debe darse cuenta de que usted es un pecador y confesarlo. Entonces, se arrepiente y abandona su pecados. Acepte a Jesucristo como su Señor y Salvador.
Esto marca el comienzo de la reconciliación entre Dios y usted. Estar reconciliado con Él a través de Jesucristo le pone en condicion de comprender las razones de cada una de sus acciones y:
Romanos 8:28 (RVR1960)
28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


Va a ser lo suficientemente humilde para saber que
Salmos 115: 3 (RVR1960)
3 Nuestro Dios está en los cielos;
Todo lo que quiso ha hecho.


Por lo tanto, sabemos que Dios es un Dios razonable si nos humillamos ante el y nos sometemos a él, podremos ver las cosas con sus ojos.

Día 10, 40 Días de Ayuno y Oración

Motivos de Oración:

1.- Señor, quiero ser un instrumento útil dispuesto para toda buena obra.

2.- Señor, límpiame de todo lo que me aparta de Tí.

3.- Señor, renuncio a toda vanagloria y todo orgullo, la honra y la gloria son tuyas.


Acción Práctica:

Haz una lista de cosas que aún están presentes en tu vida y te alejan de Dios. Comparte tus luchas, no te quedes solo, refuerza tus vínculos con los hermanos. Toma la decisión de servir a Dios desde hoy como un instrumento útil.



Bendecido y Feliz Martes para ti
Un Cielo bendecido se abre para ti en este Martes,
El Agradecimiento es tu sonrisa al Creador
por todo lo que hace y lo que hará,
su amor no te faltará,
su cuidado y dirección allí estarán,
en el tiempo de su perfecta voluntad
tus peticiones respondidas serán.
Feliz Martes con muchas sonrisas.

Salmo 65: 11-13

Tú coronas el año con tus bienesy tus nubes destilan abundancia,12 destilan sobre los pastizales del desiertoy los collados se ciñen de alegría.13 Se visten de manadas los llanosy los valles se cubren de grano;¡dan voces de júbilo y aun cantan!

Día 10, 2014 - Norberto Saracco

Buenos Dias


lunes, 29 de septiembre de 2014

Buenas Noches


Jesús, nuestro sustituto


Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, ni dar a Dios su rescate.

Salmo 49:7
Fuisteis rescatados… con la sangre preciosa de Cristo.

1 Pedro 1:18-19

En Francia, una ley promulgada en 1798 había establecido que todos los jóvenes de veinte años debían presentarse ante la comisión de reclutamiento militar. Luego se hacía un sorteo para designar a los que formarían parte del contingente, es decir, el conjunto de aquellos que serían llamados para servir a la nación. Pero para librarse del servicio militar, los más ricos podían comprar un sustituto. A cambio de una suma de dinero, este último tenía que servir en lugar del que le pagaba. En tiempos de guerra era, pues, común que un militar muriese en lugar de aquel a quien reemplazaba.


Debido a nuestros pecados, todos formábamos parte del contingente de aquellos que merecían la muerte, pero Jesucristo fue nuestro sustituto. Se presentó en nuestro lugar para sufrir el juicio que debía caer sobre nosotros. La gran diferencia fue que no nos pidió nada a cambio. Por amor a cada uno de nosotros murió en una cruz para salvarnos.

En 1872 la sustitución de soldados fue abolida. A partir de ese momento nadie pudo comprar más un sustituto y de ese modo librarse del riesgo de morir en la guerra.

Un día también será demasiado tarde para aceptar la salvación que hoy se nos ofrece en Jesucristo, y cada uno por sí mismo tendrá que responder ante Dios por todos sus actos. Entonces ya no se podrá pedir a Jesús que sustituya a aquel que no quiso saber nada de él. Es preciso ir a él ahora mismo. ¡No deje pasar más tiempo!

Proverbios 19 – Mejor es el pobre que camina en integridad

Proverbios 19 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 Mejor es el pobre que camina en integridad,Que el de perversos labios y fatuo.

2 El alma sin ciencia no es buena,Y aquel que se apresura con los pies, peca.

3 La insensatez del hombre tuerce su camino,Y luego contra Jehová se irrita su corazón.

4 Las riquezas traen muchos amigos;Mas el pobre es apartado de su amigo.

5 El testigo falso no quedará sin castigo,Y el que habla mentiras no escapará.

6 Muchos buscan el favor del generoso,Y cada uno es amigo del hombre que da.

7 Todos los hermanos del pobre le aborrecen;!!Cuánto más sus amigos se alejarán de él!Buscará la palabra, y no la hallará.

8 El que posee entendimiento ama su alma;El que guarda la inteligencia hallará el bien.

9 El testigo falso no quedará sin castigo,Y el que habla mentiras perecerá.

10 No conviene al necio el deleite;!!Cuánto menos al siervo ser señor de los príncipes!

11 La cordura del hombre detiene su furor,Y su honra es pasar por alto la ofensa.

12 Como rugido de cachorro de león es la ira del rey,Y su favor como el rocío sobre la hierba.

13 Dolor es para su padre el hijo necio,Y gotera continua las contiendas de la mujer.

14 La casa y las riquezas son herencia de los padres;Mas de Jehová la mujer prudente.

15 La pereza hace caer en profundo sueño,Y el alma negligente padecerá hambre.

16 El que guarda el mandamiento guarda su alma;Mas el que menosprecia sus caminos morirá.

17 A Jehová presta el que da al pobre,Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.

18 Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza;Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

19 El de grande ira llevará la pena;Y si usa de violencias, añadirá nuevos males.

20 Escucha el consejo, y recibe la corrección,Para que seas sabio en tu vejez.

21 Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre;Mas el consejo de Jehová permanecerá.

22 Contentamiento es a los hombres hacer misericordia;Pero mejor es el pobre que el mentiroso.

23 El temor de Jehová es para vida,Y con él vivirá lleno de reposo el hombre;No será visitado de mal.

24 El perezoso mete su mano en el plato,Y ni aun a su boca la llevará.

25 Hiere al escarnecedor, y el simple se hará avisado;Y corrigiendo al entendido, entenderá ciencia.

26 El que roba a su padre y ahuyenta a su madre,Es hijo que causa verg:uenza y acarrea oprobio.

27 Cesa, hijo mío, de oír las enseñanzasQue te hacen divagar de las razones de sabiduría.

28 El testigo perverso se burlará del juicio,Y la boca de los impíos encubrirá la iniquidad.

29 Preparados están juicios para los escarnecedores,Y azotes para las espaldas de los necios.


Estancamiento general

Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.Isaías 54:2, RV-60

¿Estás viviendo una etapa en la cual te hayas estancado? ¿Te parece que no te encuentras en ninguna parte y a veces sientes que se te une el cielo con la tierra? ¿Que te agobian los problemas familiares o la falta de trabajo? ¿Que tratas de servir en la iglesia pero como que tampoco te llena?
Quiero decirte que es válido sentirte de esa manera. Lo que no es válido es quedarse en esa condición.
Siempre he visto que nuestra vida está llena de ciclos que deben cerrarse. Así que le debemos dar oportunidad a Dios para tener nuevos comienzos cuando no cerramos esos círculos de relaciones inconclusas o proyectos que empezaron, pero que nunca terminaron. Hasta en el servicio a Dios tenemos ciclos y eso nos lleva a nuevas etapas.
Dios muchas veces permite que nos sintamos así, porque quiere sacarnos de nuestra zona de comodidad y llevarnos a otras experiencias. La pregunta que cabe es la siguiente: ¿Qué pasa si nos provoca estas molestias? Lo más probable es que nos quedemos quietos y no tomemos ninguna decisión de crecer.
Por lo tanto, realiza cambios radicales que vayan de la mano de nuestro Dios y verás que tendrás la garantía de una vida llena de éxito.

¡Reten lo que tienes!

En el hogar de mi Padre, hay lugar más que suficiente. Si no fuera así, ¿acaso les habría dicho que voy a prepararles un lugar? Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.” Juan 14:2-3 (NTV)Han pasado más de dos mil años desde que nuestro Señor Jesucristo hizo esta promesa, muchos se cansaron de esperar y abandonaron la carrera, otros han perdido las esperanzas de que Jesús vuelva pronto y algunos ya no aspiran llegar a la eternidad, al contrario, dedican su vida entera a buscar las cosas de este mundo. Jesús dijo: “Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón.” Mateo 6:21 ¿Dónde está tu tesoro? ¿En la tierra o en el cielo?
Los que acumulan tesoros en la tierra son los que satisfacen los deseos de su carne, los que traicionan su fe y viven ignorando la palabra Santa de Dios; esos no heredarán el Reino de Dios. Los que acumulan tesoros en el cielo son aquellos pobres en Espíritu que buscan ser llenados cada día, aquellos que crucifican sus propios deseos pecaminosos y deciden ser fieles hasta la muerte, son quienes que se ponen de pie cuando un problema los golpea y siguen adelante su carrera.
Si has dejado de orar como lo hacías antes, ya no buscas el consejo de Dios en su palabra, no frecuentas mucho la iglesia, has dejado de servirle y la vida se ha hecho más fácil desde que has dejado tu primer amor, lamento decirte que estás a punto de perderte para siempre.Llegar a la eternidad es para valientes, para aquellos que guardan la palabra de Dios y viven una vida de consagración, oración, integridad, santidad, justicia, fe y amor. ¿Tienes una vida de esa forma? “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.” Apocalipsis 3:10Llegará el día en que Dios llame a su iglesia, el día en que se vayan los justos, en que los muertos en Cristo resuciten, el momento en el que tú y yo nos iremos a una eternidad con Jesús. ¿No es hermoso? Ese día que anhelamos no está muy lejos para los que amamos a Dios y entendemos su palabra. Los acontecimientos en el mundo anuncian el pronto retorno de nuestro Señor Jesucristo y por ende, el arrebatamiento de una iglesia santa, pura y sin mancha.Que tu arrepentimiento no sea cuando Él llame a su iglesia, que tus rodillas no caigan al suelo después de todo, que tu consagración no sea cuando todo se haya cumplido. No importa si las condiciones en la que te encuentras son dolorosas, si has perdido a un ser querido, si te desilusionó la persona que amas, si la enfermedad aun no sana y ya no tienes fuerzas. Te animo a que permanezcas fiel a Dios, recuerda quién es Él para ti, y lo que el apóstol Pablo dijo: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.” Hechos 16:22Que nada ni nadie te quite la salvación tan grande que Dios te ha dado, retenla con todo tu corazón, porque el enemigo, el diablo, sabe que estamos cerca de nuestra meta y querrá a toda costa que te quedes. A muchos ya los apartó, que tu no seas el próximo.Ora, escudriña y ayuna. “He aquí, yo vengo pronto; reten lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.” Apocalipsis 3:11¡Que nadie tome tu lugar y la corona que Dios tiene preparada para ti!

Culto Domingo 29












"Si crees verás la gloria de Dios"







San Juan 5

Dios nos ama por gracia

Dios los bendiga

Amonestación contra la impureza


Proverbios 5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)Amonestación contra la impureza

1 Hijo mío, está atento a mi sabiduría, Y a mi inteligencia inclina tu oído,

2 Para que guardes consejo,Y tus labios conserven la ciencia.

3 Porque los labios de la mujer extraña destilan miel,Y su paladar es más blando que el aceite;

4 Mas su fin es amargo como el ajenjo,Agudo como espada de dos filos.

5 Sus pies descienden a la muerte;Sus pasos conducen al Seol.

6 Sus caminos son inestables; no los conocerás,Si no considerares el camino de vida.

7 Ahora pues, hijos, oídme,Y no os apartéis de las razones de mi boca.

8 Aleja de ella tu camino,Y no te acerques a la puerta de su casa;

9 Para que no des a los extraños tu honor,Y tus años al cruel;

10 No sea que extraños se sacien de tu fuerza,Y tus trabajos estén en casa del extraño;

11 Y gimas al final,Cuando se consuma tu carne y tu cuerpo,

12 Y digas: !!Cómo aborrecí el consejo,Y mi corazón menospreció la reprensión;

13 No oí la voz de los que me instruían,Y a los que me enseñaban no incliné mi oído!

14 Casi en todo mal he estado,En medio de la sociedad y de la congregación.

15 Bebe el agua de tu misma cisterna,Y los raudales de tu propio pozo.

16 ¿Se derramarán tus fuentes por las calles,Y tus corrientes de aguas por las plazas?

17 Sean para ti solo,Y no para los extraños contigo.

18 Sea bendito tu manantial,Y alégrate con la mujer de tu juventud,

19 Como cierva amada y graciosa gacela.Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,Y en su amor recréate siempre.

20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena,Y abrazarás el seno de la extraña?

21 Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová,Y él considera todas sus veredas.

22 Prenderán al impío sus propias iniquidades,Y retenido será con las cuerdas de su pecado.

23 El morirá por falta de corrección,Y errará por lo inmenso de su locura.

Convierte lo amargo en miel



“Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente. Así que, ¡no tengan miedo! Yo cuidaré de ustedes y de sus hijos. Y así, con el corazón en la mano, José los reconfortó.” Gen 50:20-21

En estos días muchos caminaran por las calles y conducirán sus vehículos o simplemente se quedarán en sus casas, masticando la amargura, la desilusión y rechinando sus dientes con un pequeño hálito de venganza. La frustración ha inundado sus corazones, porque han sufrido algún maltrato y/o no han sido comprendidos.

Todos, alguna vez de nuestra vida, hemos transitado ese sendero pero hoy, no caigamos en ese pozo de la desesperación, pues con la ayuda de Dios cambiaremos lo amargo en miel.

José tenía suficientes razones para la venganza, porque su vida fue hundida en la desesperación. La división y separación de su familia causada por los corazones tenebrosos de sus hermanos, quienes se llenaron de envidia, egoísmo y crimen, hicieron que lo vendieran como esclavo.
Años de sufrimiento, soledad y angustia inundaron a José, pero un día, glorioso día, salió de la oscuridad, del anonimato, de la desesperación y de la ignorancia, hacia la luz del reconocimiento, la sabiduría y el amor. Ocupó un lugar de importancia en Egipto, mientras sus hermanos poco a poco se hundían en la tristeza, en el hambre y en el vacío.

Un día José, quien no esperaba lo que sucedió… vio llegar hasta él a sus hermanos sin que éllos supieran que él era José. Y cuando él los vio, los reconoció. Vinieron para nutrirse de alimentos, pero recibieron aún más: la sabiduría y la misericordia de José.

Esa era la gran oportunidad para ajustar cuentas, pero el corazón de José no se había dañado y por eso dijo: “Ustedes pensaron en hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos, para salvar la vida de mucha gente”. Si, Dios cambio el mal en bien, pues José anheló cambiar lo amargo en miel, y así extendió sus manos y su corazón a quienes lo quisieron destruir.

Que esta historia nos inspire a pedir la ayuda de Dios para convertir lo amargo en miel, y El convertirá lo malo en bueno, así nuestro corazón no se contaminará.


ORACIÓN: Señor, qué bueno es saber que no me encuentro sólo y qué bueno es saber que Tú conviertes lo malo en bueno para edificar a otros. Ayúdame a no quedarme contemplando con ojos de víctima las circunstancias oscuras que me puedan tocar o que me estén rodeando, y que siempre pueda ver como José, tu mano dirigiéndolo todo y canalizando todo para que yo pueda ministrar. Que no contamine mi corazón con la amargura y en lugar de eso si algo amargo viene, si alguien hoy me hiere y quiere hacerme daño, que yo pueda tomar la decisión de convertir lo amargo en miel, para que pueda fluir Tu propósito en mi y bendecir a otros. En Cristo Jesús. Amén

Quién podrá creer

Hijo, ¿quién podrá creer esta buena noticia? Esta buena noticia es la obra mayor del Padre…

…Yo, la mayor obra de salvación del Padre, crecí ante Dios como lo hace un pequeño retoño, de una raíz seca… no tenía brillo ni belleza……fui despreciado y marginado, dolido, sufriente y abandonado……sin embargo, eran tus dolencias las que Yo llevaba, eran tus dolores los que Me pesaban……fui castigado y humillado, y eran por tus faltas por las que era destruido y por tus pecados, por los que era aplastado……Yo soporté el castigo que te trae la paz y por Mis llagas tú has sido sanado……andabas por tu propio camino, fui maltratado y humillado por ti y no dije nada, fui llevado como cordero al matadero, pero nadie pensó en mi suerte……fui arrancado del mundo de los vivos y herido de muerte por tus pecados……fui sepultado junto a los malhechores y Mi tumba quedó junto a los ricos……a pesar de que nunca cometí una violencia ni nunca salió una mentira de Mi boca……quiso el Padre destrozarme con padecimientos y Yo ofrecí Mi vida como sacrificio por el pecado……pero no importa, porque veré a los que me pertenecen, Mis hijos, y me gozaré grandemente con el resultado… Jesús

Confesión: Señor Jesús, te alabo por salvarme, por quitar todos mis pecados… por eso declaro hoy que no quiero cargar con ninguna culpa, tú las cargaste por mí, te las entrego… te entrego mis dolores, porque Tú los cargaste por mi… te entrego mis heridas, porque Tú las cargaste por mí… te entrego mis rebeldías, porque Tú mansamente las cargaste por mí… te entrego mis orgullos, porque Tú te humillaste a Ti mismo por mí… te entrego mi boca que ha maldecido, porque Tú tomaste la maldiciones de los que te maldecían por mí y nunca salió maldición de tu boca… te entrego la condenación que me corresponde, porque Tú te hiciste culpable por Mí… te hiciste último para levantarme a mi… gracias, gracias Señor Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: Isaías Capítulo 53

Buenas Tardes


Hoy… Me Levantaré De Las Cenizas –

“Yo sé que mi Redentor vive y aún del polvo me levantará y aunque la piel se me caiga a pedazos, en persona, veré a Dios. Job 19:25, 26.

Hay un proverbio español que dice: Si el incendio quema tu casa, caliéntate con ese fuego”. El laboratorio de Thomas Edison fue virtualmente destruido por un incendio en Diciembre de 1941. Aunque el daño excedió a dos millones de dólares, los edificios estaban asegurados por 238.000 porque eran catalogados como edificación a prueba de fuego.
Mucho del trabajo de toda una vida de Edison fue consumido por las espectaculares llamas esa noche de Diciembre. En medio del fragor del incendio, el Hijo de Edison de 24 años buscó frenéticamente a su padre en medio del humo y finalmente lo encontró, mirando serenamente la escena mientras su pelo blanco era soplado por el viento.
Cuando Edison vio a su hijo le gritó. Charles donde está tu madre? Encuéntrala y tráela porque quizá en toda su vida no volverá a ver un incendio tan grande como este. Al día siguiente, Edison miró las ruinas y dijo: “ Hay un gran valor en el desastre. Todas nuestras equivocaciones se queman. Agradezcamos a Dios que podemos volver a comenzar”. Tres semanas después del incendió, Edison sacó a la luz el primer fonógrafo.
Con el Señor siempre hay un nuevo comienzo, como dijo Job, aún del polvo nos levantará. Creo que definitivamente solo con el Señor tenemos nuevas y grandes esperanzas.
Hoy quiero recordar tal hecho. Hoy por fuertes que sean los incendios en mi vida, podré estar seguro que con el Señor a mi lado, siempre hay esperanza para volver a comenzar. Oh, a cuantas personas he encontrado en la vida llorando sus pérdidas y dolores y por estar llorando tales cosas no han tenido tiempo ni fuerza para volver a comenzar. Dios ha dicho, nuevas son todas las cosas.
Realmente todas nuestras equivocaciones se queman, pero aún del polvo y de la ceniza podemos volver a comenzar. Este es un buen día para volver a comenzar. Con el Señor todo comienzo es más fuerte y sólido porque le enseñanza obtenida en la pérdida, clarifica mi visión y amplia mi camino para volver a comenzar.
Pablo comenzó de nuevo mientras iba camino a Damasco y aunque todo lo anterior se quemó llego a ser el apóstol Pablo con nuevas bases y buenos fundamentos.
Señor, Gracias porque en el hermoso camino de la vida cristiana aún las pérdidas se convierten en ganancias. Hoy quiero aprovechar las circunstancias por difíciles que sean para caminar en un nuevo camino.
Señor quiero decir hoy como Job, en medio de sus crisis. Yo se que mi Redentor vive y aún del polvo de la tierra me levantará. Hay seguridad en amarte y en servirte. Cada lección aprendida en el largo trayecto de la vida tiene raíces profundas para que germine un nuevo árbol. Este es un buen día para comenzar de nuevo contigo en fe, esperanza y amor. Amén.

Amor A La Vida.

Dios nos dió la vida para que lo honremos y lo adoremos y de esa manera cumplamos su propósito.
“De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él crea, no se pierda sino que tenga vida eterna” Juan 3:16
Cada día hay testimonios del poder transformador de Dios en la vida de miles de personas. Son abundantes los testimonios de personas que al igual que el ciego sanado por el Señor Jesús lo hizo en el evangelio de San Juan Capítulo 9.
“Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado cuando Jesús hizo el barro y le abrió los ojos al ciego. Por eso los fariseos, a su vez, le preguntaron cómo había recibido la vista.—Me untó barro en los ojos, me lavé, y ahora veo —respondió.
Algunos de los fariseos comentaban: «Ese hombre no viene de parte de Dios, porque no respeta el sábado.» Otros objetaban: «¿Cómo puede un pecador hacer semejantes señales?» Y había desacuerdo entre ellos.
Por eso interrogaron de nuevo al ciego:—¿Y qué opinas tú de él? Fue a ti a quien te abrió los ojos.
—Yo digo que es profeta —contestó.
Pero los judíos no creían que el hombre hubiera sido ciego y que ahora viera, y hasta llamaron a sus padres y les preguntaron:—¿Es éste su hijo, el que dicen ustedes que nació ciego? ¿Cómo es que ahora puede ver?
—Sabemos que éste es nuestro hijo —contestaron los padres—, y sabemos también que nació ciego. Lo que no sabemos es cómo ahora puede ver, ni quién le abrió los ojos. Pregúntenselo a él, que ya es mayor de edad y puede responder por sí mismo.
Sus padres contestaron así por miedo a los judíos, pues ya éstos habían convenido que se expulsara de la sinagoga a todo el que reconociera que Jesús era el Cristo. Por eso dijeron sus padres: «Pregúntenselo a él, que ya es mayor de edad.»
Por segunda vez llamaron los judíos al que había sido ciego, y le dijeron:
—Júralo por Dios.A nosotros nos consta que ese hombre es pecador.
—Si es pecador, no lo sé —respondió el hombre—. Lo único que sé es que yo era ciego y ahora veo”.


Llaves de la Felicidad

Tres puntos de vista se mencionan como las llaves de la felicidad:

1.) No te preocupes -Él te ama (juan 13:1)

2.) No desfallezcas -Él te sostiene (Salmo 139:10)

3.) No temas -Él te guarda (Salmo 121:5)

Es factible tenerlo “todo”, si permitimos que Dios sea nuestro “todo”.
Salmo 73:25-26

¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.Mi carne y mi corazón pueden desfallecer,pero mi Dios es la fortaleza de mi corazóny mi porción para siempre.
Filipenses 3:8Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo,
Salmos 16:2Yo dije al SEÑOR: Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de ti.
Salmos 73:25¿A quién tengo yo en los cielos, sino a ti? Y fuera de ti, nada deseo en la tierra.
Salmos 140:6Dije al SEÑOR: Tú eres mi Dios; escucha, oh SEÑOR, la voz de mis súplicas.

Los Cargos de Dios en contra de Nosotros !

Cargos de Dios: ¿Alguna vez se sintió libre de cargos y pecados en la tierra? Este articulo le mostrara el peligro y las consecuencias de pensar así…

Oseas 4: 1,2,4 (RVR1960)
1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.
2 Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.
4 Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre, porque tu pueblo es como los que resisten al sacerdote.


Usted es uno de los habitantes de esta tierra. Acerca de los cargos anteriores, no es necesario fijar la culpa en alguien más. Usted no puede juzgar a ninguna otra persona responsable mas que a usted. Usted no tiene que dedicarse a buscar lo que otras personas están haciendo mal para encubrir su propio mal.
El Señor dice en Mateo 7: 3-5 (RVR1960)
3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?
4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?
5 !!Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.
Libre se de su carga en primer lugar, si puede. El cargo puede, en resumen, explicar como “hay pecadores (malhechores) en la tierra ‘. ¿Quiere decir que usted no es uno de ellos?
1 Juan 1: 8,10 (RVR1960) le tiene que decir esto:
8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

¿Qué debe hacer sobre los cargos ahora?
Acepte el hecho de que usted es culpable de esos cargos y que no puede ayudarse a sí mismo. Ningún criminal puede aliviar su causa por sí mismo. Se necesita un mediador. Usted también!
1 Juan 1: 9 (RVR1960) dice:
9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Por lo tanto, declare lo siguiente,
“Señor Jesucristo, me di cuenta de que soy un pecador. No puedo salvarme a mí mismo. Ten piedad de mí. Perdóname. Acabare con todas mis malas acciones hoy. Te acepto como mi Señor y Salvador.
Te entrego mi corazón a ti, Señor. Dame tu Espíritu Santo para que me guié para siempre.”

Ahora tendrá que convertirse en un miembro de un grupo que había gozado de tanta libertad cerca de usted para que razonen juntos regularmente de las Escrituras y vivan según los mandamientos de su Creador.
Permanezca bendito y listo para el rapto.

No podemos aprender paciencia sin tribulación

También nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia (perseverancia). Romanos 5:3

Con todo yo me alegraré en el SEÑOR, me regocijaré en el Dios de mi salvación. Habacuc 3:18

Esta es una promesa en su esencia aunque no lo sea en su forma. Tenemos necesidad de paciencia, y aquí vemos la forma de obtenerla. Es sólo mediante la práctica que aprendemos a tener paciencia, de la misma manera que nadando los hombres aprenden a nadar. No podrían aprender ese arte en tierra firme, ni podríamos aprender paciencia sin tribulación. ¿Acaso no vale la pena sufrir tribulación con el objeto de alcanzar esa hermosa ecuanimidad de mente que quietamente se somete en todo a la voluntad de Dios?
Sin embargo nuestro texto expresa un hecho singular, que no es de conformidad a la naturaleza, sino que es sobrenatural. La tribulación en sí y por sí obra petulancia, incredulidad y rebelión. Es únicamente por la sagrada alquimia de la gracia que es llevada a obrar paciencia en nosotros. No trillamos el grano para aplacar el polvo: sin embargo, el flagelo de la tribulación hace esto sobre la era de Dios. No sacudimos a un hombre para darle descanso, y sin embargo, así trata el Señor a Sus hijos. Ciertamente esto no corresponde a la manera humana de hacer las cosas, sino que redunda grandemente para gloria de nuestro infinitamente sabio Dios.
¡Oh que la gracia me conceda que mis tribulaciones me bendigan! ¿Por qué habría de querer detener su agraciada influencia? Señor, yo te pido que quites mi aflicción, pero te suplico diez veces más que quites mi impaciencia. Precioso Señor Jesús, con Tu cruz graba la imagen de Tu paciencia en mi corazón.

Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús.

No juzguéis antes de tiempo, sino esperad hasta que el Señor venga, el cual sacará a la luz las cosas ocultas en las tinieblas y también pondrá de manifiesto los designios de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de parte de Dios.
Porque ni aun el Padre juzga a nadie, sino que todo juicio se lo ha confiado al Hijo…y le dio autoridad para ejecutar juicio, porque es el Hijo del Hombre.
El Hijo de Dios… tiene ojos como llama de fuego.

Y dicen: ¿Cómo lo sabe Dios? ¿Y hay conocimiento en el Altísimo?

Estas cosas has hecho, y yo he guardado silencio; pensaste que yo era tal como tú; pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tus delitos .

Nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse.

Señor, todo mi anhelo está delante de ti, y mi suspiro no te es oculto.

Examíname, oh SEÑOR, y pruébame; escudriña mi mente y mi corazón.


Ro. 2:16 I Co. 4:5 Jn. 5:22,27 Ap. 2:18 Sal. 73:11; 50:21 Lc.12:2 Sal. 38:9; 26:2

Cuando pasé por el mundo

Hijo,

cuando pasé por el mundo viví y sufrí por tí y tus hermanos…

…sufrí la traición del que amaba… me insultaron, escupieron, maldijeron, golpearon, ataron, abrieron Mi carne, clavaron con una lanza y me crucificaron……sufrí la vergüenza de la desnudez, el odio del enemigo, la amargura de la soledad de Mis amados y sobre todo el abandono del Padre……todos tus pecados los cargué y pagué la culpa como si estos pecados fuesen míos propios, a pesar de nunca haber pecado… fui obediente en el dolor hasta morir y derramar Mi sangre por ti……todo esto para librarte de la muerte eterna y para que ya no cargues por tus pecados para librar tu alma……si te toca sufrir algo por causa de Mi, recuerda Mi sufrimiento y da Gloria a su Nombre, porque te será un peso de gloria para la eternidad… Jesús

Confesión: Hoy alabo al Señor por el sacrificio que hizo por mi… cuando alguien me traicione, cuando me insulten, cuando me maldigan sin causa, cuando me hieran maliciosamente, me acordaré de Ti Señor y perdonaré… Siempre hablaré de tu Gracia… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: Isaías Capítulo 53

Día 9 40 Días de Ayuno y Oración

Motivos de Oración:

1.- Oramos por una iglesia consagrada a Dios.

2.- Oramos por pastores y líderes que tengan el ADN de Jesús.

3.- Oramos por una visión renovada del Reino de Dios.

Acción Práctica:

Decide desde hoy tomar la cruz y seguir a Jesús.
Decide dejar de ver modelos distorsionados y fija tus ojos sólo en Jesús.
Decide ser imitador de Jesús para poder mostrar su gloria en tu pueblo, ciudad y nación.

Sueña Despierto con Posibilidades

El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste. —Salmos 138:8, ntv



Debes tomar un tiempo para considerar cuidadosamente el curso de tu vida. ¿Hacia dónde te diriges? ¿Cómo se verá cuando llegues allí?
Permite que tu imaginación tome el control. Dedica tiempo a soñar despierto sobre dónde quieres que esté tu vida. Lee al respecto. Estudia ese lugar. Escribe al respecto en tu diario. Dibújalo. Píntalo. Deja correr libremente tu mente con las posibilidades de lo que puedes obtener, lo que puedes ser, y lo que puedes lograr. Transforma tu imaginación en intenciones. Actúa intencionalmente en vez de reaccionar inconscientemente.
Ahora habla de ello. Alinea tu boca con el lugar hacia el cual te diriges. Sé constante y mantén el curso.

ORACIÓN:

Nada es imposible con Dios; por lo tanto, no limitaré lo que Él puede hacer por mí. Libero mi mente y mi corazón para soñar. Doy lugar a esos sueños que el Espíritu Santo colocó en mi corazón hace mucho tiempo, sueños que enterré por miedo o descreimiento. Les ordeno que despierten. Padre, mi corazón está abierto a recibir tus deseos para mí. Solo quiero hacer tu voluntad. Amén.


Oración del Lunes, gracias Dios por este día, Gracias Señor, confío en ti. Entrego este día en tus manos. Imagen cristiana con mensaje.

desde el amanecer hasta el anochecer
descansaré en tus promesas de amor,
de dirección, de protección, de gracia y verdad.

Confiaré en ti porque Tú has sido fiel,
siempre las cumples, siempre eres el mismo
y no cambias, Tú eres mi Padre Celestial.

Mi Dios, tú vas conmigo,
por eso estoy seguro que nada me faltará,
me guiarás por caminos de justicia.
Aunque pase por situaciones difíciles,
voy a confiar en ti y ser valiente,
Tú me confortas y me ayudas a seguir.

Te alabo por tu grandeza y tu bondad. Amén.

Salmo 65: 9-10

Visitas la tierra y la riegas;en gran manera la enriqueces.Con el río de Dios, lleno de aguas,preparas el grano de ellos cuando así la dispones.10 Haces que se empapen sus surcos,haces correr el agua por sus canales,la ablandas con lluvias,bendices sus renuevos.

Día 9, 2014 - Ángel Paniagua


domingo, 28 de septiembre de 2014


Una actitud de total humildad y de total entrega a la Voluntad del Padre

En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos. Mateo 18:3

He calmado y acallado mi alma; Como un niño destetado en el regazo de su madre, Como un niño destetado está mi alma dentro de mí. Salmos 131:2


El Señor quiere inculcar en nosotros esa actitud de completa humildad, completa sujeción, total entrega al Señorío y a la Voluntad de Dios. En esa actitud de entrega total al Señor reside nuestra posibilidad de ser siervos verdaderamente útiles y de ser promovidos, y adelantados en el Reino de Dios, y de adquirir, y alcanzar toda la grandeza que Dios quiere que alcancemos.
Así que, paradójicamente, cuando aprendemos a considerarnos siervos, es decir, esclavos de Dios, entonces es cuando Dios nos exalta y nos puede levantar a un nivel muy alto. Y esa verdad fundamental que luego yo voy a matizar con otra idea muy interesantemente casi contraria a esta que yo acabo de exponer acá, pero que es complementaria a la primera, esa verdad de entrega total, sujeción total, reconocimiento de nuestra propia pequeñez e insignificancia ante el señorío y la soberanía de Dios, esa verdad está expuesta a través de toda la Escritura, y nosotros tenemos que tratar de entrar en ella y cultivarla, y hacerla una parte central de nuestra mente y nuestra forma de vernos en nuestra relación con Dios, porque Dios ve el corazón.
Y cuando Él ve esa actitud de total entrega y sumisión a Él, y de reconocimiento de Su grandeza y Su Señorío total, Dios es animado y estimulado entonces a bendecirnos y a usarnos, y ponernos en lugares de gran influencia en el Reino de Dios, pero tiene que estar allí con toda sinceridad y con toda naturalidad.
Y yo veo esa verdad explayada en todas partes de la Escritura. Por ejemplo, se me ocurrió hace un momentito antes de comenzar este estudio, si uno mira por ejemplo en el capítulo 131 de Salmos, el Salmo 131, David dice: "Jehová, no se ha envanecido mi corazón, ni mis ojos se enaltecieron, ni anduve en grandezas, ni en cosas demasiado sublimes para mí. En verdad que me he comportado y he acallado mi alma" y aquí está la clave, dice: "como un niño destetado de su madre; como un niño destetado está mi alma."
¿No ve usted aquí esa actitud de total humildad y de total entrega a la Voluntad del Padre? ¿No vemos nosotros en esta postura que describe el salmista, de que se ha comportado ante Jehová como un niño destetado de su madre? Es decir, lo que David está diciendo es: Padre, reconoce mi total entrega a Ti, mi total reconocimiento de que yo soy como un niño destetado, soy frágil, soy indefenso, totalmente dependiente de Ti, como un niño no tiene derecho a gobernarse a sí mismo, como depende de su madre para todo lo que puede hacer y de la protección de su madre, y no tiene voluntad propia, de esa misma manera yo me he comportado delante de Ti Señor.
Y la razón por la cual David está describiendo esa actitud es porque él sabe que a Dios le agrada cuando un hombre, una mujer, asumen esa actitud de total dependencia ante el Señor. Es esa cualidad de reconocer el señorío y la grandeza de Dios que conmueve el corazón del Padre y que nosotros tenemos que cultivar cada día. Esa actitud de fragilidad, de total necesidad de Dios, de total entrega a la grandeza y el señorío del Padre, de asombro ante la grandeza, la santidad, el Poder de Dios y de reconocerle todos los derechos posibles al Padre.
Porque la actitud contraria es la actitud de rebeldía, de autosuficiencia, de gobernarnos a nosotros mismos, de decidir por nosotros mismos que aún cuando a veces no la expresamos verbalmente, Dios la discierne en nuestro corazón y Su Espíritu es contristado, y lo mueve a Él a alejarse de nosotros y no bendecirnos como Él quiere.
Cuando Dios discierne esa actitud de David como un niño destetado de su madre, frágil e indefenso y dependiente totalmente de ella, cuando Dios discierne esa actitud en nosotros Su corazón de Padre se conmueve y entonces Dios está dispuesto a bendecirnos en todas las maneras posibles, y por eso es que es tan importante que nosotros cultivemos esa actitud.
Otro pasaje que se me ocurre en este sentido de total asombro y de estar siempre como pensando en Dios antes que en nosotros mismos lo encuentro en el Salmo, creo que es el Salmo 139, no estoy totalmente seguro pero no me critiquen si no es, pero lo sé de memoria, y allí el salmista dice: "¿A dónde me iré de Tu Espíritu, y a dónde huiré de Tu Presencia? Si subiere a los cielos allí estás Tú, y si en el seol hiciere mi estrado, he aquí allí Tú estás."
El salmista en todo ese Salmo habla de que fue formado en las entrañas de su madre, de que Dios escribió cada episodio, cada diseño que hay en su cuerpo y en su vida, y que el Señor es todo ¿no? y que tiene la totalidad de su vida bajo su control. Una y otra vez uno ve en la Biblia esa exposición del Señorío de Dios y de la pequeñez del hombre.
Y nosotros debemos cultivar esa doble actitud. Por una parte, la grandeza, el total control de Dios sobre nuestra vida, y por otra parte nuestra pequeñez, nuestra fragilidad, nuestra sencillez ante el poderío de Dios. El hombre como la flor del campo dice, que pasó el viento por ella y pereció, y su lugar no la conocerá más.
Entonces esa idea de que el Poder de Dios es mucho mayor que nuestra fragilidad y que en esa actitud hay gran poder, y esa verdad que como vemos, va desde el Antiguo Testamento hasta los mismos finales del Nuevo Testamento, y nosotros debemos cultivar eso, y por eso es que el Señor usa esa parábola que fue nuestro punto de partida, de que cuando hayamos hecho todo lo que Dios nos ha mandado, aún así debemos considerarnos como siervos inútiles.
Dios te bendiga

“Esforzaos”

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. 1 Corintios 16:13.

Tengamos todos en cuenta que la obra cristiana no es una obra para holgazanes. Dios demanda hombres activos y que afronten el peligro. No dialoguéis con Satanás, sino enfrentadlo con un “escrito está”. “Portaos varonilmente, y esforzaos”. La fe genuina solamente puede ser la base de nuestras acciones y probar por un limpio y puro ejemplo que es posible ser activo, “no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor” (Romanos 12:11), y entonces todas las empresas comerciales serán conducidas sobre principios bíblicos…
Deseo repetir una y otra vez la bendita invitación hasta que sea indeleblemente grabada en el corazón: Permaneced en mí. Leed la Palabra, y a la luz de un así dice Jehová, meditad en ella. Orad hasta que la lección y el significado de permanecer en [Cristo] sean completamente aprendidos … Aquellos que deseen escuchar lo que el Espíritu les diga, no escucharán en vano. Fijad los ojos únicamente en Cristo, dependiendo quedamente de él para escuchar su voz que dice: “permaneced en mí, y yo en vosotros”…
Hay muchos que vienen al Salvador de una manera débil. Reciben el bautismo y aun así no hay cambio evidente en su carácter. Quisiéramos invitar a todos a venir, a permanecer en Cristo, a avanzar diariamente en la perfección del carácter permaneciendo en Cristo. A medida que lo hacen, encuentran ese descanso que puede venir solamente por medio de la obediencia perfecta.
Pero yo os amonesto, sed cuidadosos en cuanto a la forma en que os establecéis en la mitad del camino entre la espiritualidad y la mundanalidad. “No podéis servir a Dios y a las riquezas”. Mateo 6:24. Estaréis totalmente de un lado o del otro… Cristo atrae hacia su lado, Satanás enarbola toda atracción para atraer hacia el suyo. ¿A quién elegiréis? ¿Bajo qué bandera os pondréis?


Oración por afirmación

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.Filipenses 4:13

Señor Jesús, te doy gracias por este nuevo día. Quiero agradecerte también que he podido comprender que tienes tu mirada puesta en mí y que me ves como un ser de bendición.
Gracias por perdonar mis pecados y por olvidar mis faltas.
Ayúdame, oh Dios, a estar firme en ti y a ver las cosas de otra manera.
Necesito que me ayudes a restablecer mi autoestima y verme como me ves tú.
No permitas que nada ni nadie me robe la tranquilidad, la paz y el gozo.
Afirma mi vida, Jesús, en ti. Quiero agradarte y ser canal de bendición para otros.
Señor, fortalece mi vida, mi corazón, mi alma y todo mi ser.
En el nombre de Jesús, amén y amén.

Listos para disfrutar lo que por ser hijos nos corresponde

Listos para disfrutar lo que por ser hijos nos corresponde. Así pues, tú ya no eres esclavo, sino hijo de Dios; y por ser hijo suyo, es voluntad de Dios que seas también su heredero. Gálatas 4: 7

Es tiempo de que hagamos nuestras las promesas de Dios. Ya no permitamos que nuestra mente nos haga permanecer esclavos y creer que no tenemos derecho a recibir la herencia de nuestro Padre Celestial. Si el mismo Dios envió a Su Hijo Jesucristo para deshacer la esclavitud que imperaba y nos separaba de Él, a fin de que por medio del sacrificio de la cruz se rompiera todo pacto y derecho legal que no nos permitía constituirnos en herederos del Reino…
Por lo tanto, tenemos una herencia a nuestra disposición, la cual podemos reclamar cuando queramos. Pero para esto tenemos que vernos como hijos y romper las estructuras del pasado que nos hacen ver muy diferentes a como Él quiere que veamos. Vernos como hijos nos hace entender que toda la herencia del Padre es nuestra.
Sintámonos bendecidos y listos para disfrutar lo que por ser hijos nos corresponde. No permitamos que algo nos haga vernos en otra condición que no sea la de hijos de Dios y herederos de Su Reino.

Reflexiones – Una FE victoriosa!



Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?Juan 11:25-26
Si crees, verás la gloria de Dios.Juan 11:40
(Lea Juan 11:1-44)Lázaro estaba enfermo. Sus hermanas mandaron llamar a Jesús, pero cuando él llegó, Lázaro ya había muerto hacía aproximadamente cuatro días. Jesús halló a Marta y le dijo: “Tu hermano resucitará”. Luego, al ver a María llorando, y a los amigos que habían ido a consolarla también llorando con ella, se conmovió. Comprendía el dolor de María, y aún más, la causa de ese dolor: medía la intensidad del poder de la muerte y su impacto en nuestro ser. Jesús lloró. Él llora con los que lloran, y mediante sus lágrimas muestra su simpatía hacia todos los que pasan por el duelo.


Jesús ordenó quitar la piedra que cerraba el sepulcro. Entonces Marta, quien a pesar de todo había mostrado fe, dudó. Dijo: “Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”. Pero el Señor le recordó su promesa: “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?”. Luego ordenó al muerto salir; y Lázaro salió de la tumba.
Esta duda de Marta se parece a las nuestras cuando las situaciones por las que hemos orado continúan degradándose. ¡Apropiémonos de las promesas de Jesús! No dejemos desfallecer nuestra confianza en Dios, pues cuando intervenga, veremos su gloria. Quizá no actúe exactamente como lo habíamos imaginado, pero lo hará con poder y sabiduría. ¡Así podremos darle las gracias y alabarlo!
El “Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación” (2 Corintios 1:3-4).