Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 31 de julio de 2014


Los tiempos de silencio

ECLESIASTES 11:5 “Así como no sabes por dónde va el viento, ni cómo se forma el niño en el vientre de la madre, tampoco sabes nada de lo que hace Dios, creador de todas las cosas.”
Muchas personas al no ver en el presente la obra de Dios se desaniman y dejan de orar y buscar a Dios. Hay tiempos de la vida cristiana donde pareciera que nuestras oraciones no llegaran al Señor pero eso no significa que Él no esté obrando. Precisamente los tiempos de silencio pueden ser tiempos en los cuales Dios está activamente trabajando para acomodar las cosas y facilitar Su obrar. El desánimo durante los tiempos de espera muchas veces vence al cristiano más ferviente.
Quizás tú en este día te encuentres cansado y desanimado por haber orado por tanto tiempo y nunca recibiste respuesta específica, nunca viste el obrar del Señor. El pasaje de este día nos quiere animar diciendo que Dios obra de maneras misteriosas a nuestro simple parecer.
El ejemplo del viento y la gestación de un nuevo ser, ponen de manifiesto que a pesar de que no veamos el obrar de Dios, ¡Dios está obrando desde el mismo momento en que empezamos a orar, hace ya tanto tiempo!.
Dios no es un anciano que pierde la memoria. Él es Todopoderoso para nunca olvidar tu clamor y a la vez preparar el momento específico y visible de Su obrar. Cree en este día que, aunque todavía no lo ves, ¡El Señor está gestando Su obrar en tu vida!


ORACION: Perdóname Señor por pensar que eres un Dios natural, terrenal como lo soy yo. Tú eres el Señor Creador de todas las cosas ¡El Todopoderoso! capaz de hacer todo lo que estoy esperando y mucho más. ¡Gracias por recordarme en este día que estás gestando Tu obrar en mí! Por Cristo Jesús, amén.

Reflexión – El chofer

Inline image 1

En cierta ocasión un hombre muy rico y poderoso, pero también lleno de años, decidió jubilar a su chofer de toda la vida. Puso un anuncio en el diario de la ciudad, contratando los servicios de un chofer.
Llegaron muchos a la entrevista para ver quién tenía más experiencia para manejar y sobre todo prudencia. La prueba para ver quién se quedaba con el puesto consistía en una simple pregunta:¿Qué tanto podrían manejar un auto en un barranco sin caer al precipicio?.

Simple la pregunta.El primer entrevistado dijo: "yo podría manejar tan cerca que si usted sacara la cabeza para escupir, su saliva caería al precipicio". Al hombre rico no le fue muy grato el comentario. Decidió entrevistar otro.

El siguiente dijo: "yo podría manejar tan cerca que los neumáticos rozarían el precipicio sin caernos y con los ojos vendados". Todos exclamaron: Oh!. Pero al hombre rico no le asombró. Pensaron algunos, que era un hombre exigente. Decidió entrevistar a otro.

El tercer conductor dijo: "yo podría manejar tan cerca y sin caer que solo conduciría el auto con las llantas laterales al precipicio en el aire, y las otras rozando la orilla del barranco. Hubo otra exclamación todavía más fuerte. Ya nadie podría manejar mejor.

Entre la exclamación hubo un hombrecito en un rincón que dijo: "yo podría manejar el auto tan lejos del precipicio como me fuera posible" El hombre rico escuchó y dijo:"Este es el hombre que busco, y lo contrato de inmediato."
¿Por qué buscarle 3 patas al gato si sabemos que tiene 4?¿Por qué jugar con la tentación hasta estar al borde del precipicio? Huye lo más lejos posible!

1 Corintios 10:13No os ha tomado tentación, sino humana: mas fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podeís llevar; antes dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis aguantar.

Santiago 1:12Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman.



Apocalipsis 3:10Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar á los que moran en la tierra.


El ordenamiento

“El que sacrifica alabanza me honrará;y al que ordenare su camino, le mostraré la salvación de Dios”.
Salmos 50.23
La llave del ordenamiento es clave para la utilización de nuestro tiempo y esfuerzo. Si querés ser bendecido por Dios, ordená tus pasos.

No te olvides que el desordenado, por lo general, está desorientado y, además, no logra concretar lo que se propone por falta de prioridades.
La mayoría de los que concretan un proyecto no desarrollan más de uno a la vez y, si tienen otros, esperan terminar con el que están desarrollando, para hacerlo.
La llave del ordenamiento te bendice, ya que Dios es un Dios de orden, aplicalo a todos los ámbitos de tu vida.
Como Pueblo de Dios, junto con las noches de celebración, necesitamos implementar también noches de ordenamiento, ya que por este se experimenta la salvación del Señor.

Cuando querés ser verdaderamente productivo, necesitás ordenarte recordando que esto te convierte en alguien altamente eficiente.

El orden también te simplifica la vida y esto, sin duda, hará que puedas lograr más cosas y mejorar tu calidad de vida.

El orden siempre habla bien de vos y transmite un mensaje de que estás en control y no desbordado por ninguna situación.Ordená tu mente para saber con claridad lo que deseás lograr.Ordená tu casa y tu ámbito laboral para darle oxígeno a tu vida.Haz del orden un estilo de vida y podrás disfrutar mucho más.
Yo bendigo tu vida para que puedas ordenarte en todo y de esta manera experimentar en cada área la salvación de Dios.

Como ser medio de bendición?

Inline image 1"Los labios del justo instruyen a muchos, pero el necio muere por su imprudencia." Prov 10:21

Nuestras palabras pueden tanto bendecir como lastimar a otros. Así como un cuchillo sirve para cortar los alimentos y comer, también puede ser usado para matar.

Muchas veces somos descuidados con las palabras que decimos y en vez de bendecir, lastimamos y destruimos a los que nos rodean. Gracias a la ayuda del Señor, nuestros labios pueden transformarse en un canal de bendición hacia otros.

El pasaje de hoy, nos dice que los labios del justo “apacientan”. La palabra “apacentar” significa “dar buenos pastos”. Adaptándolo a lo que sale de nuestra boca, podemos decir que, cuando hablamos palabras que edifican y bendicen, estamos dándole a los demás algo positivo y productivo.

Tantas veces, por los nervios y la ira descontrolada, decimos palabras hirientes o expresiones que luego queremos arrepentirnos y a pesar de que Dios nos perdone, quedan secuelas en aquellos que nos rodean.

Dios nos ha creado con dos oídos y una boca para que aprendamos primero a escuchar y luego a hablar palabras que apacienten a los demás. ¿Estamos apacentando a todos los que nos rodean con nuestras palabras?

CONFESIÓN DE FE: CON EL PODER DE DIOS MIS LABIOS BENDICEN A LOS QUE ME RODEAN

ORACIÓN: Dios mío, Padre celestial. Anhelo ser un canal de bendición Señor, por eso Te pido que toques con el poder de tu Espíritu Santo mis labios para que ellos digan palabras de bendición que apacienten a otros. Cuídame de hablar sin pensar y de expresarme en forma ligera cuando estoy nervioso. Enséñame a callar cuando sea necesario. Gracias Jesús. En Tu Nombre, amén.

Tiempo perfecto de Dios



Cuando piensas que Dios no contesta tus peticiones es porque Él tiene algo mejor para ti. Muchas veces oramos por un deseo y cuando no vemos el resultado de nuestras peticiones pensamos que Dios no nos escucha. Los pensamientos del Señor no son nuestros pensamientos, Él siempre tiene planes mejores de lo que habíamos pensado. Dentro de Su Plan perfecto está un orden predestinado por el tiempo del Señor, no del nuestro. El problema es que cuando pedimos a Dios, queremos las cosas al tiempo de nosotros y no al tiempo del Señor.
Esto no significa que Dios se haya olvidado de tu necesidad, el Señor conoce cuándo es el momento preciso para responder a tus necesidades y a tus sueños. Algunas veces tenemos que recorrer un camino bien largo para ver realizar nuestros sueños y nuestras necesidades. Si eres fiel al Señor y crees por fe, lograrás poder ver tus sueños y tus peticiones realizarse, recuerdas que “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:3).
Hay cosas que están fuera de nuestras manos y solo depende de lo que Dios va a hacer con nuestras vidas y nuestro tiempo pues Su reloj no es igual al nuestro. El Divino Reloj del Señor no va al compás del reloj de nosotros. El Reloj de Dios camina en el Tiempo Perfecto, en cambio nuestro reloj tiene la tendencia de atrasarse o detenerse por diferentes circunstancias de nuestras vidas. El reloj de nosotros es dirigido por medio del tiempo kronos. El tiempo kronos es el tiempo humano, es el tiempo donde se producen ansiedades por lo cual está dirigido por medio de las horas y los minutos.
El Reloj del Señor nuestro Dios jamás se detiene y no está gobernado por las horas ni tampoco por las manecillas de los minutos. El Reloj del Señor, está gobernado al Tiempo Perfecto de Dios mejor conocido el Tiempo Kairos. El Tiempo Kairos es el Tiempo del Señor y todo lo que viene del Señor es bueno. Bajo el Tiempo del Señor podemos sentir la convicción que Dios está al control de nuestras circunstancias. Cuando reposamos en el Tiempo del Señor, no tenemos que temer porque Dios está al control en todo tiempo.
El miércoles en la madrugada mi hijo se levantó aquejado de un dolor y despertándome me dijo: “Mami me duele el estómago”, rápido fui al botiquín en busca de medicinas. Mientras buscaba las medicinas hablaba con el Señor por la pronta recuperación de mi hijo. Dentro de las medicinas tenía un frasco de aceite ungido y lo agarré para ungir el cuerpo de mi hijo creyendo en las palabras que me dice en Santiago 5:14-15“¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubieren cometido pecados, le serán perdonados.”
Cuando ungía a mi hijo, sentía en mi interior una paz inmensa pero a la misma vez sentía una necesidad que debía correr hacia el hospital. Mientras nos dirigíamos hacia el hospital, el Señor me decía que Él estaba al control de mi hijo y de las personas que iban a cuidarlo, por tanto no tenía miedo. En el hospital mi hijo empezó a desmejorarse aun así, sentía una paz que todavía no puedo describir, ya no estaba intercediendo por mi hijo, estaba intercediendo por las personas que se encontraban alrededor de mi hijo en el nombre de Jesús.
Cuando les hicieron los análisis, el médico me informó que era necesario hacerle una intervención quirúrgica de apendicitis. Pensé que iba a llorar y a preocuparme pero solo escuchaba la voz de Dios que me decía: “no te preocupes, Yo estoy al control”. Cuando llevaban a mi hijo camino a la sala de operación, sentía que temblaba pero una vez el Señor me sustentaba y me decía “Yo estoy al control”. Todavía no le habían administrado la anestesia a mi hijo y le dije: “hijo…antes que entres a la sala de operación quiero que le ore al Señor y así lo hiso. Su oración fue corta pero muy precisa y dijo: “Señor confió que Tú me va a sacar de esto pronto”.
Mi condición de madre me hiso gemir pero aun en mis gemidos seguía escuchando la voz del Señor que me decía “todo va a salir bien, no te preocupes”, “todo está a Mi control”. En la sala de espera, ya después de una hora, vino el doctor con la buena noticia que mi hijo había salido bien de la operación y también me dijo: “Fue bueno que viniera en el tiempo preciso, si hubiese esperado media hora más, tu hijo pudo haber corrido el riesgo de que la apendice explotara”.
Hoy le doy las gracias al Señor porque vinimos al hospital en Su Tiempo Perfecto. Hoy mi hijo puede dar testimonio de las grandezas del Señor y de Su Tiempo Perfecto. ¡Alabar a Jehová porque Él es bueno porque para siempre es Su misericordia!
Gracia Padre Celestial por tu Tiempo Perfecto, enséñanos a esperar en Tu Tiempo. Gracias por llegar a Tu Tiempo. Vivo agradecida de Ti. Amén.
“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Eclesiastés 3:1

Se conforme con lo que te ha tocado

Inline image 1

Si pudiéramos probar todas aquellas cosas que creemos que son más livianas que la nuestra, llegaríamos a la conclusión de que ninguna de ellas nos queda tan bien como la nuestra.

Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota; y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medioJuan 19:17-18

Tiene Razón

Buenas Tardes


Practica el perdón de Dios en medio del sufrimiento

¿Piensas que has sufrido mucho a causa del evangelio? Tal vez piensas que ya no tiene sentido hacer el bien, pues te trae más dolor que satisfacción. Mira lo que nos dice el apóstol Pedro:
"Dios bendice a los que, por ser fieles a él, sufren injustamente y soportan el sufrimiento. Si alguno es castigado por hacer algo malo, y soporta con paciencia el castigo, no está haciendo nada extraordinario. Pero si uno sufre y soporta el sufrimiento por haber hecho algo bueno, Dios lo bendecirá. Si acaso sufren injustamente, recuerden que Dios les ha ordenado sufrir con paciencia. Y en eso Cristo les ha dado el ejemplo, para que hagan lo mismo, pues él sufrió por ustedes.
Cristo no pecó nunca, y jamás engañó a nadie. Cuando lo insultaban, jamás contestaba con insultos, y jamás amenazó a quienes lo hicieron sufrir. Más bien, dejó que Dios se encargara de todo y lo cuidara, pues Dios juzga a todos con justicia." 1 Pedro 2:19-23 (Traducción Lenguaje Actual)
"Dios bendice a los que son maltratados por practicar la justicia, pues ellos forman parte de su reino. Dios los bendecirá cuando, por causa mía, la gente los maltrate y diga mentiras contra ustedes. ¡Alégrense! ¡Pónganse contentos! Porque van a recibir un gran premio en el cielo. Así maltrataron también a los profetas que vivieron antes que ustedes."Mateo 5:10-12 (TLA)
Si otros te han lastimado, ya sea a causa de Cristo o no, tu misión en esta vida es perdonar. La vida se hace muy difícil cuando decides no perdonar a otros. Hasta la más pequeña ofensa, si no la pasas por alto, puede impedirte avanzar en la vida y convertirse en una gran roca de tropiezo. Jesús nos dijo: "Si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho, Dios, su Padre que está en el cielo, los perdonará a ustedes. Pero si ustedes no perdonan a los demás, tampoco su Padre los perdonará a ustedes." Mateo 6:14-15 (TLA)
En una ocasión, "Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: -Señor, si un hermano de la iglesia me hace algo malo, ¿cuántas veces debo perdonarlo? ¿Sólo siete veces? Jesús le contestó: -No basta con perdonar al hermano sólo siete veces. Hay que perdonarlo una y otra vez; es decir, siempre." Mateo 18:21-22 (TLA)
Sigue hablando Jesús: "Cuando oren, perdonen todo lo malo que otra persona les haya hecho. Así, Dios, su Padre que está en el cielo, les perdonará a ustedes todos sus pecados". Marcos 11:25 (TLA)

Y el autor de Colosenses escribe: "Sean tolerantes los unos con los otros, y si alguien tiene alguna queja contra otro, perdónense, así como el Señor los ha perdonado a ustedes." Colosenses 3:13 (TLA)

Me encanta la actitud que tenía Pablo: "Hermanos, yo sé muy bien que todavía no he alcanzado la meta; pero he decidido no fijarme en lo que ya he recorrido, sino que ahora me concentro en lo que me falta por recorrer. Así que sigo adelante, hacia la meta, para llevarme el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Jesucristo." Filipenses 3:13-14 (TLA)


Hoy, Dios te dice: "Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados." Isaías 43:18-19 (NVI)

Considera a los líderes cristianos

Hijo,
considera a los líderes cristianos como a servidores míos y como a administradores de Mis obras misteriosas…

…Si alguno es Mi administrador, se le exigirá cumplir……Porque no te debe importar lo más mínimo cómo te juzguen tus hermanos o cualquier autoridad humana. Y tampoco lo que te juzgas humanamente a ti mismo……y aún a pesar de que no veas nada que reprocharte ti mismo, eso no basta para justificarte: Yo Soy el que debo juzgar tus actitudes y motivaciones……por lo tanto, no juzgues antes de tiempo; espera a que Yo saque a la luz lo que ocultaban las tinieblas y pondré en evidencia las intenciones secretas. Entonces cada uno recibirá de Mí la alabanza que merece……huye de las comparaciones con otros, aprende a no valerte de las comparaciones a costa del otro para engreírte……porque: ¿Será necesario que se fijen en ti? ¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿por qué te alabas a ti mismo como si no lo hubieras recibido?…no sean como los que ya son ricos y están satisfechos y se sienten reyes excluyendo a otros hermanos……porque a Mis primeros apóstoles, los he colocado en el último lugar, como condenados a muerte; como un espectáculo para el mundo, para los ángeles y para los hombres……algunos han actuado como unos locos por Mi, otros ostentan “la sabiduría” cristiana. Mis apóstoles se consideraban débiles, pero algunos ahora se auto consideran fuertes… …los líderes ahora son gente reconocida y respetada… pero Mis primeros siervos fueron despreciados……algunos pasaron hambre, sed, frío; fueron abofeteados, y los mandaban a otra parte……algunos se cansaron trabajando con sus manos… los insultaban, pero ellos bendecían… los perseguían pero ellos lo soportaban todo……los calumniaban, pero ellos confortaban a los demás. Eran considerados la basura del mundo……busca el mejor ejemplo, como ellos siguieron el mío……quiero que entiendas que Mi Reino no es cuestión de palabras bonitas o convincentes, sino de poder, pero el poder que cambia vidas para la salvación……otros prefieren gente que vaya con un palo para obligarlos a hacer cosas……Mi reino es ejemplo en amor y verdad… Jesús

Confesión: Hoy declaro que trataré de no juzgar a nadie y actuaré con respeto con todos… Dios juzgará con justicia a cada uno a su tiempo… yo seguiré el ejemplo de dedicación y entrega de los primeros apóstoles… Lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblicas: 1 Corintios Capítulo 4


Caminando por el camino de Dios

“3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.”

Efesios 1:3

Hoy lo invito a pensar en alguna bendición espiritual, porque la escritura tiene promesas para que sea bendecido en cada cosa que haga. Efesios 1:3 dice que Dios nos bendijo con toda bendición espiritual. Toda. Le ha dado poder para prosperar en cada área de la vida, para caminar en la sabiduría de Dios, en el favor, la bondad y la fortaleza de Dios. Eso es tener la bendición espiritual que Dios le ha dado. Lo ha colocado a usted en un nivel de autoridad espiritual y lo espiritual gobierna todo lo demás. Tiene un espíritu recreado y tiene la bendición y el poder de la bendición para que lo hable, lo trasmita y lo traslade a toda persona a su alrededor. El conocimiento de esta verdad revelada le da poder para entrar al terreno del enemigo y recuperar todo lo que él le robó. ¿Se da cuenta?

Cuando el hombre desobedeció en el Edén, obtuvo la muerte espiritual. La muerte que hacía separación entre nosotros y Dios, pero con la llegada de Jesucristo fuimos restaurados y tenemos vida, la vida de Dios, la vida resucitada y la vida poderosa, vencedora y triunfante que hoy está dentro suyo. La misma palabra de Dios nos muestra que lo que perdió por desobediencia el primer Adán, lo recuperó por obediencia al padre el postrer Adán.

Y lo más importante que le quiero trasmitir hoy es que nos trazó ese camino a nosotros para que caminemos como él haciendo las cosas con fe a la manera de Dios. El reino de Dios se va a ir estableciendo en su estilo de vida y cada día va a estar mejor. El desafío siempre va a ser de ir entrando a un estilo más alto a una vida más bendecida y para eso hay que ir rompiendo las limitaciones.

Tiene que ir hablando bendición y liberando bendición. Cuando ve que las cosas no funcionan busque en intimidad con Dios y en la palabra para ver lo que tiene que hacer. Decir que no a todos les funcionan bien las cosas es un concepto religioso, frustrante y de un fracasado. Nunca se aparte de su boca la Palabra de Dios, medite en ella, deje que su mente se renueve, de día y de noche, guárdela y póngala por obra, hará prosperar su camino y todo le saldrá bien.

Hablando, meditando, actuando sobre la palabra todas las bendiciones vendrán sobre usted. ¿Por qué hay tantos creyentes en la tierra que viven más mal que los inconversos? Porque se acomodaron a un estilo de vida que no es el de Dios. No andan por su camino.

Por eso, hoy usted tiene la ventaja de conocer cuál es el camino de Dios, su perfecta voluntad y caminar en él. No se deje engañar por los religiosos, los mentirosos y principalmente por le enemigo que viene para matar, hurtar y destruir. Eso no forma parte de su vida ni del camino por el que usted como hijo de Dios tiene que transitar. La Palabra de Dios es la guía máxima. Dios y su Palabra tienen que ser en su vida su primera prioridad y su máxima autoridad para que su camino sea el camino de Dios.

Oración: Padre, hoy me determino a caminar por tu camino. Seguiré hacia delante bajo la luz de tu Palabra. Sé que nunca tropezaré y me mantendré arriba y no abajo, soy cabeza, bendecido, un triunfador. Te creo y lo manifestaré en mi caminar diario. En el nombre de Jesús, amén.

Buscadme y Vivireis


Feliz Jueves en amor, alegría y paz. Imágenes cristianas con días de la semana, hoy es jueves, bendiciones. Pensamientos y reflexiones para este nuevo día. Buenos deseos. Postales Cristianas.

Feliz Jueves.
Hoy y siempre vivamos en amor, alegría, paz,
paciencia y humildad.

Amor para cubrir todo lo que hagamos.
Alegría para darle brillo a la vida.
Paz, nos permitirá pensar y entender.

Paciencia desarrollará la fe.
Humildad, con ella alcanzaremos el mayor amor,
la mayor alegría, la paz más profunda
y la paciencia nos permitirá sobrellevar a los demás.

Confianza en el Señor

Nicodemo, el que había venido a Jesús antes.

Pedro le fue siguiendo de lejos.
Muchos, aun de los gobernantes, creyeron en El, pero por causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. Porque amaban más el reconocimiento de los hombres que el reconocimiento de Dios.
El temor al hombre es un lazo, pero el que confía en el SEÑOR estará seguro.
Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera.
No quebrará la caña cascada, ni apagará el pabilo mortecino; con fidelidad traerá justicia.
Fe como un grano de mostaza.
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
Por tanto, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, prisionero suyo, sino participa conmigo en las aflicciones por el evangelio, según el poder de Dios,
Y ahora, hijos, permaneced en El, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de El avergonzados en su venida.
Por tanto, todo el que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.


Jn. 7:50 Mt. 26:58 Jn. 12:42,43 Pr. 29:25 Jn. 6:37 Is. 42:3 Mt. 17:20 II Ti. 1:7,8 I Jn. 2:28 Mt. 10:32

Dios Te Habla Hoy

Jesús les dijo: Yo no puedo hacer nada por iniciativa Mía; como oigo, juzgo, y Mi juicio es justo porque no busco Mi voluntad, sino la voluntad del que Me envió.
Juan 5:30

Pero Micaías le contestó: "Vive el SEÑOR, que lo que mi Dios me diga, eso hablaré."
2 Crónicas 18:13

Salmo 51: 10-12

¡Crea en mí, Dios, un corazón limpio,y renueva un espíritu recto dentro de mí!11 No me eches de delante de tiy no quites de mí tu santo espíritu.12 Devuélveme el gozo de tu salvacióny espíritu noble me sustente.

Buenos Dias


miércoles, 30 de julio de 2014


¿ Cómo es Dios ?

Yo siempre he querido ir al centro comercial y hacer una encuesta de una sola pregunta. He aquí la pregunta que yo haría: Describe a Dios.
¿Qué tipo de respuestas conseguiría usted en su centro comercial local? Que tal usted? ¿Cómo respondería a esa pregunta?




Nuestras respuestas a esta simple pregunta están por todo el mapa, ¿no? Es por eso que es tan crucial que pasemos tiempo de calidad con la lectura, el estudio y la meditación de la Biblia. Allí es donde encontramos la única respuesta autorizada a la pregunta, “¿Quién es Dios y cómo es él?”
Y es por eso que una gran pregunta que hacer al leer cualquier porción de la Escritura es la siguiente: ¿Qué me enseña este pasaje acerca de Dios (Dios Padre, Dios Hijo, y / o Dios el Espíritu).
Obviamente, algunas porciones de la Biblia ofrecen respuestas más detalladas a esta pregunta que otras, pero esta es una pregunta que se debería hacer cada vez que uno lea la Biblia.
Leo con regularidad a través del libro de los Salmos, por lo general leo un capítulo (un salmo) en la mañana para empezar el día. Hay 150 salmos, por lo que me lleva unos 5 o 6 meses para leerlos todos. Y luego empezar de nuevo y hacerlo de nuevo. He estado haciendo esto durante los últimos 5 años, y si tienes un par de horas, yo estaría encantado de decirle cómo el cultivo de este hábito ha cambiado mi vida y me ha enseñado un bote lleno de la verdad acerca del Dios de la Biblia.
Pero hay un salmo que nunca leí de una sentada. Ese sería el Salmo 119. Es el capítulo más largo de la Biblia (176 versos), dividido en 22 estrofas de ocho versos. Hay demasiada verdad aquí para digerirla en una sola sesión.
Así que me tomo por lo general 22 días para leer el Salmo 119. Así como una gran fiesta se debe comer en bocados más pequeños! Leí una estrofa de ocho versos cada día durante 22 días, y me gusta mantener un diario para registrar mis pensamientos. Nada de lujos simplemente un cuaderno espiral con mis garabatos por todos lados. Voy a escribir la fecha y la referencia de la Escritura en la parte superior de la página, y luego voy a buscar un versículo en particular que “salta” de la página a mi corazón. Apunto el porqué me gusta ese versículo y lo que creo que significa, o qué tengo que hacer para vivir ese verso en mi vida. Y luego voy a escribir una oración basada en el verso, derramando mi corazón pidiéndole a Dios que me cambie para que sea más como Jesús haciendo, pensando, diciendo o convirtiendo me en lo que acabo de leer.
Es una diario. Es lo que parecía entrar en mi cerebrito al leer la Biblia ese día.
Al leer los salmos, tiendo a centrarme en los versículos que hablan de Dios, su carácter y atributos, sus acciones y propósitos, su reino y reinado. Y hay muchos de ellos!
Por ejemplo, el 18 de junio 2013 leí el Salmo 119:73-80. He aquí un extracto de mi diario. Es una respuesta a la pregunta, “¿Qué me enseña este pasaje acerca de Dios?”
Salmo 119:73-80 (extracto de mi diario)
Él es mi Creador (v. 73a)
Él es justo, porque sus juicios son justos (v. 75a)
Él es fiel incluso cuando me aflige (v. 75b)
Su amor nunca falla (v. 76a)
Él es la fuente de consuelo (v. 76a)
Él es el Dios de las promesas (v. 76b)
Él es compasivo (v. 77a)
Él es la fuente de alegría porque su ley es mi delicia (v. 77b)
Probablemente me pasé unos 15 o 20 minutos en leer estos ocho versículos y escribir estas declaraciones acerca del carácter de Dios. Y me encantó cada segundo de esos minutos!

Servimos a un Dios grande. Y este Dios se ha revelado en la escritura con gran claridad. Este creativo, justo, fiel, cariñoso, cómodo, cumple promesas, compasivo, encantador Dios es el único verdadero Dios. Él nos hizo para sí mismo. Y él envió a su Hijo, el Señor Jesucristo, a la tierra hace 2000 años para demostrar su carácter impresionante en toda su gloria.
Él hizo todo eso para nosotros, a pesar de que lo hayamos rechazado y dado la espalda a menudo.
En vista de ello, ¿no es un privilegio hacer las oraciones de esta estrofa nuestras? “Hazme entender, y aprenderé tus mandamientos. … Sea mi corazón íntegro en tus estatutos» (Salmo 119:73b y 80a). Después de meditar sobre los atributos impresionantes de nuestro Dios, no podemos dejar de expresar nuestro deseo de sentarnos a sus pies y experimentar la pura alegría de su instrucción y presencia, y luego ponernos de pie con ganas y con amor de obedecerle todos los días de nuestra vida.

Cantar.

Salmos 98:4-6 (RVR1960)

“Cantad alegres a Jehová, toda la tierra; Levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos. Cantad salmos a Jehová con arpa; Con arpa y voz de cántico. Aclamad con trompetas y sonidos de bocina,Delante del rey Jehová.”
Cantar mejora nuestro ánimo. Cuando cantamos nuestra canción favorita liberamos endorfinas que nos ayudan a sentirnos mejor.
Considerando esto también podemos deducir que:

Cantar para Dios mejora aun más nuestro estado de ánimo; ya que fuimos creados para adorarle así que nuestro cuerpo y espíritu sienten completamente a gusto. Cuando cantamos de corazón nuestras alabanzas al Señor, liberamos Espíritu Santo, lo que nos ayuda en cualquier situación que tengamos en nuestra vida.

Consejo Cristiano del Día: Cante al Señor toda la creación.


Deja de llorar

¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado! ¡La gloria del Señor brilla sobre ti!Isaías 60:1

No podemos llorar toda la vida por una pérdida. Ya escuchaste que debemos vivir el luto y que el dolor es normal cuando hemos tenido una adversidad. Aun así, ten presente que ese dolor puede desaparecer con la ayuda de Dios.
Hoy les hablo a los que después de cierto tiempo aún siguen llorando esa pérdida, pues es tiempo de que digan: «¡Me levantaré y resplandeceré!».
Al igual que la Palabra nos recuerda que hay tiempo de sembrar y tiempo de recoger lo sembrado, también nos dice en Eclesiastés que hay «un tiempo para llorar, y un tiempo para reír» (3:4).
No se trata de que olvides que murió tu hijo, que te abandonó tu cónyuge, ni que le fallaste a Dios. Nunca se nos olvida, pero Dios en su infinito amor nos restaura de tal manera que nos quita el dolor y nos sana cada herida.
Por eso no te puedes quedar llorando. Tus lágrimas no cambiarán lo sucedido. Y el hecho de que dejaras de llorar por tu fracaso no significa que ya no te importe. Todo lo contrario, se debe aprender del dolor.
No obstante, si sigues llorando, no te recuperarás. ¡Dale la oportunidad a Dios de recuperarte!

Honra para hallar honra

Eric Henry Liddell fue un atleta escocés que sirvió como misionero en China, su historia posiblemente la conozcas por la película Carros de fuego.
Se cuenta que Liddell, quien ganó la carrera de cuatrocientos metros de los juegos olímpicos celebrados en París, cuando supo que su disciplina iba a desarrollarse en domingo se rehusó a competir, aunque eso lo auto eliminaba de la competencia, alegando que se oponía a los deportes en el día de descanso dedicado al Señor.La prensa deportiva de Europa lo criticó, recibió la burla y el ataque de todas partes, inclusive de los periodistas de su propio país. Pero la actitud de un atleta tan notable no fue en vano, tuvo su efecto y la carrera se realizó días después, entre semana.Después, él comentó: “Recuerdo que cuando me disponía a correr en las pruebas finales, el entrenador me dio una pequeña nota. La abrí y leí las palabras: ‘Yo honraré a los que me honran’. Esta fue la promesa de Dios. Él me ayudó y yo gané”El público que lo había condenado cambió su opinión y las burlas y críticas se convirtieron en un gran aplauso.Al igual que Eric Liddell, debemos buscar honrar a Dios con nuestras vidas. No se trata sólo de guardar el domingo, sino de buscar honrarlo en todo lo que hagamos, que Él siempre sea la prioridad.“Si vivimos, es para honrar al Señor, y si morimos, es para honrar al Señor. Entonces, tanto si vivimos como si morimos, pertenecemos al Señor”. Romanos 14:8 (NTV)No busques un momento específico o especial para honrar a Dios, toda tu vida debe ser una continua alabanza y reconocimiento porque sin Él no somos nada, sólo por su misericordia y gracia estamos en el lugar que ocupamos y tenemos la familia, el trabajo, la salud, los bienes y hasta las dificultades a través de las cuales crecemos.A veces perdemos el rumbo y queremos agradar a los hombres y a nosotros mismos, olvidando a quién le debemos todo lo que somos y tenemos.No busques hallar gracia delante de los hombres. Recuerda que aquellos que honran a Dios hallan gracia delante de sus ojos y son honrados delante de los hombres.

Él te Ayuda

¿Le interesa a Dios lo que nos sucede en el día?
¡Por supuesto! Cuando nos agobiamos, cuando hacemos de las pequeñas cosas una montaña, Él nos ayuda a reponernos. Paso a paso Él nos muestra el camino y nos renueva nuestras fuerzas para seguir.
Salmos 23:4
Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porqie tú estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Isaías 40:31pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.


prom-dia23

La Taza de Té

Un hombre calvo y demacrado se hallaba en su cama, la cara pálida, le habían trasplantado la médula ósea porque tenía leucemia.
La enfermera Hanne Dina se le acercó, lo saludó y le preguntó si quería sopa y él dijo que no, que solo quería dormir. Al rato Hanne le llevó la medicina y él se la tomó con disgusto y volvió a hundirse en la almohada.
Hanne fue a la cocina del hospital preparó para ella una taza de te, preparó una bandeja y colocó la tetera y dos tazas y se dirigió al cuarto del enfermo preguntandole: Lo molesto si tomo el té aquí? Quisiera ver las noticias acá mientras tomo el té.
Claro que no me molesta respondió. Ella encendió el televisor mientras le decía: Traje una taza extra por si quiere té. Sí, me sirve media taza, por favor, respondió el enfermo.
Al día siguiente Hanne volvió con la bandeja y dos tazas y así lo hizo por una semana. A los pocos días se fue: se había restablecido lo suficiente para irse a terminar su convalecencia en su casa.
Cuatro meses más tarde Hanne estaba en un centro comercial cuando oyó una voz potente. ¡ Hanne, que gusto de verla”. La enfermera lo reconoció. Era el enfermo de la taza de té. Él la abrazó y presentándole a la esposa , dijo: “ Ésta es Hanne, la mujer que me salvó la vida con una taza de té”.
Pequeños gestos pueden mostrar grandes amores y grandes simpatías. No tenemos idea de lo que Dios puede hacer con lo poco que tenemos a mano. Pueden ser dos panes y dos peces pero con el aderezo del corazón algo milagroso puede suceder. No menosprecies lo poco que tiene y extiéndelo hoy al que está cerca de ti.
“Les aseguro que Dios no se olvidará de premiar al que dé un vaso de agua fresca a uno de mis seguidores, aunque se trate del menos importante”.Mateo 10:42
Luego tomó los cinco panes y los pescados, y dio gracias a Dios. Partió los panes y los pescados en pedazos y se los entregó a sus discípulos, y ellos los repartieron a la gente.Mateo 15:36
Jesús les dijo: –Denles ustedes de comer. Pero ellos respondieron: –Sólo tenemos cinco panes y dos pescados. Si fuéramos a dar de comer a toda esta gente, tendríamos que ir a comprar comida,Lucas 9:13

gestos24

NO SUBESTIMES TU FORTALEZA - Oración

Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios. —1 Pedro 2:9




Un rey no pide nada: un rey emite sus decretos porque tiene autoridad para hacerlo, y quienes están en su mundo corren para hacerlos cumplir. Jamás pienses que eres una víctima débil o derrotada. Eres real sacerdocio engalanado con una unción real. Nunca subestimes la fortaleza que reside en ti por medio de Cristo. Tienes dominio sobre un poder que puede cambiar el curso de tu destino con el que los héroes del Antiguo Testamento solo podrían haber soñado.

ORACIÓN:


Padre, soy parte de una generación escogida, un real sacerdocio, una nación santa. No estoy impotente. Creo una atmósfera de éxito en el nombre de Jesús. Padre, sana la tierra del malestar social, el tráfico humano, las pandemias, la falta de vivienda y todo trabajo infame. Cambia el rumbo económico a nuestro favor y trae mejoras. Que los cargos públicos sean ocupados por líderes libres de corrupción. Aparta a los que son movidos por la ambición y la codicia. Reemplázalos con líderes servidores. Padre, en ti tenemos esperanza. En el nombre de Jesús, amén.

Buenas Tardes


Depende de Vos

 


 Letra completa: Tanta gente sin voz, Tanta gente sin ver, Tanta gente que cae y sabe que esta vez se acabó. Tantos mueren de sed, Tantos sin descansar, Tantos chicos que mueren sin saber que es tener tu amor. Depende de vos, depende de mí, Que veas en ellos a Jesús. Hijo que te pasó, Quien te hizo sufrir, Quien te hizo esa herida tan profunda mi amor, que pasó. Muerte por soledad, No me dejes papá, Hago lo que me pidas ya no puedo vivir sin tu amor. Depende de vos, depende de mí, Que veas en ellos a Jesús. Un chico y el revólver de su padre que estalló, La culpa que condena a ese hombre a mendigar, Decime porque tanta, tanta pena sin calmar, Si aquella cruz nos trajo, trajo tanta libertad. Depende de vos, depende de mí, Que veas en ellos a Jesús.

Gustad y Ved la Bondad de Dios

Tú me has dado la heredad de los que temen tu nombre.
Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR,y su justificación viene de mí–declara el SEÑOR.

El ángel del SEÑOR acampa alrededor de los que le temen, y los rescata.

Probad y ved que el SEÑOR es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!

Temed al SEÑOR, vosotros sus santos, pues nada les falta a aquellos que le temen.

Los leoncillos pasan necesidad y tienen hambre, mas los que buscan al SEÑOR no carecerán de bien alguno.
Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mí.
Mas para vosotros que teméis mi nombre, se levantará el sol de justicia con la salud en sus alas; y saldréis y saltaréis como terneros del establo.
El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas?


Sal. 61:5 Is. 54:17 Sal. 34:7-10; 16:6 Mal. 4:2 Ro. 8:32


Dios Te Habla Hoy

Pero cuando El, el Espíritu de verdad venga, los guiará a toda la verdad, porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber lo que habrá de venir.
Juan 16:13

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica.Zacarías 12:10

Nada os dañará

“19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.”

Lucas 10:19

Hoy quiero animarlo a que se pare fuerte sabiendo que está peleando con un enemigo vencido. Porque hay personas que le dan el crédito a alguien que le hizo un trabajo para dividirle la familia, para arruinarle la economía. Pero ¿Sabe de dónde viene todo eso? Del reino de las tinieblas, de Satanás. Y ¿Quién es Satanás? Su enemigo. El enemigo de Dios y de los hijos de Dios.

Usted ya tiene un conocimiento espiritual para pararse desde un lugar de autoridad. Sabe que tiene la salida, la solución y la autoridad que lo respalda, que es la palabra de Dios. ¿Qué cosas podrán atemorizarlo entonces? Si él es la fuerza de su vida y es la luz y su salvación. Todo lo que Dios está trabajando y haciendo en su vida es para colocarlo en la posición correcta para que camine en esta tierra como un verdadero hijo de Dios.

¿Qué es lo que usted puede hacer? Revertir todo lo malo en bueno, o sea, traer de vuelta el jardín del Edén a su camino. No hay nada oculto por ahí que pueda tener autoridad para controlarlo a usted, el que vive dentro suyo es mayor que el que está en el mundo. Entonces usted mismo puede atar y desatar cosas del mundo espiritual como dice la palabra de Dios. Pero se ha creado el concepto dentro de la cultura religiosa de que el que tiene autoridad sólo es el apóstol, el profeta, el pastor, el maestro o el evangelista todo queda allí. Pero esos son conceptos religiosos. Porque la Palabra de Dios dice que cada hijo de Dios tiene autoridad delegada por Dios y es superior a cualquier fuerza del enemigo que venga en contra de su vida, no hay nada que puedan hacer en contra de su vida. La victoria viene a partir de lo que usted conoce, por eso tiene que conocer esa verdad que lo hace libre.

Jesús le ha dado autoridad sobre todas las fuerzas del enemigo y nada lo puede dañar. Usted está sentad en lugares celestiales y en esa posición el enemigo no puede alcanzarlo, porque él está debajo de sus pies. Usted tiene autoridad, el cielo lo respalda y la bendición de Dios está en su vida. No se olvide nunca de esto porque es fundamental para su caminar diario y su ascenso de nivel. Usted tiene que ir siempre de gloria en gloria, de triunfo en triunfo.

Usted es miembro del cuerpo de Cristo, de la familia de Dios y es una parte fundamental en el reino de Dios sobre la tierra porque a donde usted se mueve, se mueve Dios, su presencia y usted lo representa en todo lugar. La comprensión de eso es lo que lo hace vivir feliz y que sea productivo para la gente. Usted recibe de Dios, para trasmitirlo en todo lugar. Tiene que entender espiritualmente lo que tiene en Cristo, lo que puede y lo que es en Cristo. Y también lo que Cristo va a hacer a través de su vida en esta tierra revelando el reino de los Cielos y mostrando la gloria de Dios. Cada día está siendo transformado para revelar esa presencia y esa gloria. Nuestro enemigo está derrotado y lo único que puede hacer es falsificaciones. No le crea.


Oración: Padre, una vez más comprendí lo que me has dado. Hoy sé que tengo autoridad sobre el enemigo porque está vencido. Nunca más podrá engañarme con sus falsificaciones. Sólo te creeré a ti. En el nombre de Jesús, amén.

Que tu alma Me alabe

Hijo, que tu alma Me alabe y proclame todas Mis maravillas…

…alégrate y regocíjate, y canta a Mi Nombre que es Altísimo……porque haré retroceder a tus enemigos, ellos tropiezan y dejan de serlo ante Mí……Yo me he sentado en Mi trono cual juez justo y he reivindicado tu causa y tus derechos……Yo reino para siempre y establezco Mi trono para el juicio……gobernaré la tierra con justicia y juzgaré con rectitud a las naciones……Yo Soy tu apoyo, apoyo para el oprimido, un refugio para los tiempos de angustia……que en Mí confíen los que veneran Mi nombre, porque no abandono a los que me buscan……Yo pido cuentas por la sangre vertida, Me acuerdo de los oprimidos y no olvido su clamor……Tendré compasión de ti, porque miro cómo te afligen los que te odian……porque no será olvidado el pobre para siempre ni será en vano la esperanza del humilde…¡Me levantaré, para que el hombre no triunfe… sean en Mi presencia juzgadas las naciones…! confía en Mí y alábame… Jesús

Confesión: Hoy declaro que Jesús está en Su trono de Gracia y como juez justo ha reivindicado mi causa y él hace retroceder a mis enemigos… Él gobernará la tierra con justicia y todos glorificarán Su Nombre… Él escuchará al pobre cuando clamare… Él tiene compasión de mi… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Salmos Capítulo 9


Feliz Miércoles para ser fuertes en Dios. Frases de aliento para hoy miércoles, imágenes / postales cristianas con mensaje de ánimo para saludar amigos y familia por facebook, twitter, pinterest, instagram. Saludos del Miércoles.


Feliz Miércoles para avanzar, 
para fortalecerse en Dios,
para no dudar sino CONFIAR que nos irá bien. 
Que tengas las fuerzas y la valentía necesaria para 
salir adelante en cualquier situación que la vida te traiga,
teniendo presente que todo lo puedes en Cristo que te fortalece.

Dios ha puesto en ti un espíritu de amor, poder y dominio propio 
y no de temor. ¡Ánimo, tú puedes!

Cómo permanecer fieles a Dios

Cómo permanecer fieles a Dios en medio de la persecución La mayoría de los salmos contienen el nombre del autor. Así que me pareció curioso que no se haya mencionado el autor del Salmo 119, a pesar de que este es el salmo más largo y el capítulo más largo en la Biblia. Así que sólo podemos especular sobre el autor de este salmo.
El nombre de David suele estar bien arriba en la lista. La evidencia interna llega a un clímax en el Salmo 119:81-88, en esta estrofa el autor describe mucho sobre su circunstancia en esa época.


Salmo 119:81-88 (RVR 1960)


81Desfallece mi alma por tu salvación,
Mas espero en tu palabra.
82 Desfallecieron mis ojos por tu palabra,
Diciendo: ¿Cuándo me consolarás?
83 Porque estoy como el odre al humo;
Pero no he olvidado tus estatutos.
84 ¿Cuántos son los días de tu siervo?
¿Cuándo harás juicio contra los que me persiguen?
85 Los soberbios me han cavado hoyos;
Mas no proceden según tu ley.
86 Todos tus mandamientos son verdad;
Sin causa me persiguen; ayúdame.
87 Casi me han echado por tierra,
Pero no he dejado tus mandamientos.
88 Vivifícame conforme a tu misericordia,
Y guardaré los testimonios de tu boca.
Quien escribió este salmo estaba experimentando grandes dificultades a manos de hombres malvados. Fue perseguido injustamente y estuvo a punto de ser asesinado por ninguna buena razón. Fue buscado como criminal aún sin haber echo nada para merecer ese trato. El estrés de esos tiempos turbulentos lo había desgastado y estaba en un estado de agotamiento físico y mental “Porque estoy como el odre al humo” (v. 83).

A pesar de todo, sin embargo, nunca perdió su fe en Dios o su esperanza en la Palabra de Dios. Se aferró a su Dios con una perseverancia inquebrantable. Gritó pidiendo ayuda y anhelaba que Dios lo guardara y castigara a sus enemigos. “¿Cuándo harás juicio contra los que me persiguen?” (v. 84) “Casi me han echado por tierra, pero no he dejado tus mandamientos.” (v. 87)
Ciertamente David experimentó tiempos como estos, especialmente al principio de su vida cuando él era la víctima inocente de los estallidos de celos violentos del errático Rey de Saúl.
Independientemente de quién escribió este salmo, los versículos 81-88 son únicos en que los ocho versos de esta estrofa contienen una combinación única de la frustración del autor y de la fe en medio de una crisis sobre la que no tenía control.
Y así se nos da un ejemplo estelar de la gracia bajo fuego. Tenemos mucho que aprender del ejemplo de este hombre de fe, a todos los creyentes se les ha prometido una vida de persecución. Pablo escribió: ” Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;” (2 Timoteo 3:12). Jesús dijo a los discípulos: “Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.” (Juan 15:18).
Ciertamente, la naturaleza y el grado de hostilidad anticristiana varía enormemente en todo el mundo. Los cristianos en los países occidentales se enfrentan a mucho menos persecución que hacen los cristianos en Asia y el Medio Oriente, por ejemplo.
Pero la oposición estará allí, y podemos contar con ello. Haríamos bien en confiar en la misericordia de Dios en medio de la tribulación, sin dejar de “Desfallece mi alma por tu salvación” (v. 81), independientemente de nuestras circunstancias. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, y tengo que admitir que, como cristiano estadounidense tengo poca experiencia con el tipo de persecución que nuestros hermanos y hermanas están pasando en el otro lado del mundo.
Así que oramos por la iglesia perseguida, agradeciendo a Dios por organizaciones como “Voice of the Martyrs”, que nos mantienen informados y ofrecen oportunidades para nosotros apoyar a los necesitados.
Nos vemos obligados a hacer la pregunta, “¿Cómo se mantienen fieles?” ¿Cómo mantienen los creyentes perseguidos el curso cuando la tentación de abandonar el barco se hace más fuerte cada día? ¿Cómo el autor del Salmo 119 continuo a confiar en Dios sin importa qué?
Creo que estos ocho versículos son la clave. Nota cómo el salmista está fijado en el carácter de Dios y la Palabra de Dios. Cada versículo en esta estrofa menciona algo acerca de Dios y/o su verdad. Mientras corre por su vida, él esta muy consciente de quién es Dios. Él pasa mucho tiempo meditando sobre los atributos de Dios y el hecho de que su Dios es la fuente de la salvación, esperanza, consuelo y la justicia, porque Dios es digno de confianza, servicial, dador de vida y de amor.
Este pasaje nos enseña que una fe fuerte es el resultado de una mente saturada con la Palabra. “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17). Hay una relación de causa y efecto entre el gasto de tiempo en la Palabra y fortalecer nuestra fe. Así es como cualquier creyente de cualquier edad puede perseverarse en medio de cualquier crisis.

Para que tu Mundo Reaccione

En Éxodo 34, Jehová dijo a Moisés que escribiera las palabras del pacto: Los diez mandamientos. Al descender del monte, el rostro de Moisés resplandecía.
Cuando hablamos con alguien, su rostro nos dice más que lo que nos habla la persona. Cuando Dios hace que el rostro de Moisés brille, es por una razón.
Dice la palabra que el pueblo tuvo miedo de acercarse a Moisés. Hubo una reacción del pueblo. Moisés los llamó y les habló, mandando todo lo que dijo Jehová en el monte Sinaí. Cuando hubo terminado de hablar, puso un velo sobre su rostro, y solo se lo quitaba para ir ante Dios y para hablarle al pueblo lo que Dios le había dicho, y luego se volvía a cubrir.
Pero esta no era la primera ocasión en que Moisés les pronunciaba aquellas palabras.
En una ocasión, como Moisés tardaba en bajar del monte, el pueblo hizo un becerro de oro. Moisés, entonces, comienza a hablarle al pueblo, y el pueblo no tuvo reacción alguna ante sus palabras. ¿Has tenido tú la experiencia de hablarle a alguien y que tus palabras no causen ningún efecto en su vida? Puedes estar diciendo lo que Dios quiere que tú digas, pero la gente no reacciona. Es frustrante tener las palabras que alinearían el corazón de aquellos a tu alrededor, pero darte cuenta que tus palabras no tienen efecto ni en su conducta ni en su relación con Dios.
Todos queremos que el mundo a nuestro alrededor reaccione ante nuestras palabras. Es parte de tu naturaleza divina. Dios creó el mundo, a través de la palabra. Todo debe reaccionar a la palabra. Y la frustración viene, cuando nuestras palabras no provocan ninguna reacción.
Moisés siente esa frustración, porque el pueblo siguió bailando con el becerro, mientras que Aarón lo que hizo fue justificar al pueblo porque Moisés se tardó en bajar. La reacción de Moisés fue romper las tablas que Dios, con su dedo, había escrito.
Fue entonces que Moisés tuvo que volver al monte a buscar revelación. Lo curioso es que, cuando lo hizo, Dios le dijo lo mismo que le había dicho la primera vez.
Hay veces que oramos por segunda vez, esperando que Dios nos diga algo diferente a lo que nos dijo la primera vez. Y, si frustrante es que no haya reacción ante nuestras palabras, frustrante es también volver a donde Dios y oír lo mismo. Moisés quería algo diferente. Pidió a Dios ver su gloria, y Dios le mostró sus espaldas; pero le volvió a decir las mismas palabras, con la diferencia de que, esta vez, Moisés tendría que escribir las tablas.
Aquellos eran los mismos diez mandamientos que Dios le dio en la primera ocasión. Cuando Moisés bajó del monte, dijo lo mismo que había dicho la primera vez. La primera vez no hubo reacción del pueblo. La segunda vez, el pueblo entendió. Y la única diferencia no fueron las palabras, no fue el monte, fue que el rostro de Moisés brillaba.
Cada vez que Moisés quería decirle al pueblo lo que Dios había dicho, mostraba el rostro para que el pueblo recibiera las palabras, porque era entonces que el pueblo reaccionaba a las palabras. El pueblo no reaccionaba al rostro de Moisés, sino al rostro de Dios en Moisés.
Tu mundo no va a reaccionar a tu rostro, a tu semblante. Tu mundo va a reaccionar, cuando la gente pueda ver la imagen y la gloria de Dios en tu rostro. Tus palabras toman relevancia, cuando son dichas con un rostro que resplandece, porque nadie se puede escapar de reaccionar a la presencia de Dios.
Tu rostro no brilla por tu talento, por tus habilidades, por tus logros, por tu potencial, sino que brilla si has estado en la presencia de Dios, y todo el mundo tiene que reaccionar a esa presencia.

La recompensa

“Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?”.1 Samuel 17.26

La llave de la recompensa es clave para determinar el rédito del proyecto, es decir, qué quiero lograr.

Es fundamental preguntar por esto antes de comenzar con lo que debo hacer, como hizo David, que lo averiguó antes de enfrentar a Goliat.

Este rédito puede ser espiritual, familiar, personal, material, y es fundamental tener bien en claro los beneficios que recibiremos.

Si tu proyecto es ganar dinero, este debe aumentar tus ingresos.Si tu proyecto es evangelizar, este debe hacer crecer la Iglesia.Si tu proyecto es mejorar tu familia, esto debe verse en el seno de tu hogar.
Hay personas que no especifican lo que esperan lograr al concretar un proyecto, y aun lográndolo no saben si se cumplieron las expectativas o no.

Para esto es fundamental establecer mediciones permanentes y poder ir monitoreando si está dando el resultado esperado o no.

La llave de la recompensa es la que determina el premio a recibir, y la que nos ayuda a concentrarnos en el beneficio que queremos alcanzar.Definí claramente qué esperás recibir al concretar tu proyecto.Expresá con sinceridad cuál es la motivación para realizarlo.Mientras lo estás ejecutando, monitoreá si estás recibiendo lo que esperabas.
Yo bendigo tu vida para que en este tiempo establezcas con claridad la recompensa que recibirás y puedas analizar de forma concreta el cumplimiento de la misma.

Salmo 51: 7-9

Purifícame con hisopo y seré limpio;lávame y seré más blanco que la nieve.8 Hazme oír gozo y alegría,y se recrearán los huesos que has abatido.9 Esconde tu rostro de mis pecadosy borra todas mis maldades.

Buenos Dias


martes, 29 de julio de 2014


Nuevas oportunidades

Susténtame conforme a tu palabra, y viviré; y no quede yo avergonzado de mi esperanza.Salmo 119:116, RV-60

En el transcurso de este libro hemos comprobado por los testimonios y los pasajes bíblicos que nuestro Padre es un Dios de oportunidades. A veces la gente nos frustra nuestros sueños. Incluso, los padres por error cortamos las alas de nuestros hijos. Muchos líderes también cortan los anhelos de sus discípulos y, en otros casos, hasta los cónyuges arruinan la vida de sus parejas. Sin embargo, la buena noticia es que no todo está perdido. Por el contrario, Dios nos está llamando a brindarnos más oportunidades con nuevo retos. Claro está, todo dependerá de nosotros si estamos alertas a los cambios que Él quiere en la vida de sus hijos.
Aunque pensemos que es imposible salir adelante, debemos tener presente que Dios está siempre dispuesto a darnos la salida. Nunca nos dejará solos y nos pondrá nuevos anhelos. El secreto es confiar en Él.
Pídele a Dios que resucite esos sueños que ya habías enterrado y empieza a visualizarte alcanzado esos logros. Ubícate en el futuro, mírate renovado y trabaja hacia ese blanco con la seguridad que alcanzarás tu meta. No importa la edad que tengas. Aunque para otros sea absurdo, recuerda que Dios es el que tiene la última palabra. Por lo tanto, Él es el que decide cuándo, cómo y dónde cumple ese anhelo de tu corazón.

EL me Fortalece

Tú me has ceñido con fuerza para la batalla.
Entonces Asa invocó al SEÑOR su Dios, y dijo: SEÑOR, no hay nadie más que tú para ayudar en la batalla entre el poderoso y los que no tienen fuerza; ayúdanos, oh SEÑOR Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos y en tu nombre hemos venido contra esta multitud. Oh SEÑOR, tú eres nuestro Dios; que no prevalezca hombre alguno contra ti.
Josafat clamó, y el SEÑOR vino en su ayuda.
Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en el hombre. Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en príncipes.
El rey no se salva por gran ejército; ni es librado el valiente por la mucha fuerza. Falsa esperanza de victoria es el caballo, ni con su mucha fuerza puede librar.
Nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.


Sal. 18:39 II Co. 12:10 II Cr.14:11; 18:31 Sal. 118:8,9; 33:16,17 Ef. 6:12,13


Nuevas Fuerzas

Dios Te Habla Hoy

Al desembarcar, Jesús vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas.
Marcos 6:34

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; Pero el SEÑOR hizo que cayera sobre El La iniquidad de todos nosotros.
Isaías 53:6

Mírate en el espejo

Cuando obtienes lo que deseas en tu lucha por ser alguien, y el mundo te convierte en Rey por un día, solo acércate a un espejo a mirarte, y fíjate en lo que esa imagen te dice.
Lo que más importa en la vida es el veredicto del que está al otro lado del espejo.
Proverbios 16:32El que domina a otros es fuerte,el que se domina a sí mismo es poderoso.
Gálatas 5:22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad.
Efesios 4:2con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor,
Proverbios 14:29El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad.
Proverbios 16:32Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.
Eclesiastés 7:1Mejor es el buen nombre que el buen ungüento, y el día de la muerte que el día del nacimiento.
Santiago 1:19Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira;
Proverbios 14:29El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad.
Proverbios 16:31La cabeza canosa es corona de gloria, y se encuentra en el camino de la justicia.
Proverbios 16:33La suerte se echa en el regazo, mas del SEÑOR viene toda decisión.
Proverbios 19:11La discreción del hombre le hace lento para la ira, y su gloria es pasar por alto una ofensa.
Proverbios 25:28Como ciudad invadida y sin murallas es el hombre que no domina su espíritu.
Eclesiastés 7:8Mejor es el fin de un asunto que su comienzo; mejor es la paciencia de espíritu que la altivez de espíritu.

prom-espejo24

Dante Gebel "El favor de mi hermano" Parte 2

Nadie como tu

Cuando esta noche te acuestes sobre tu cama, extiende tus extremidades al máximo, luego relájate por un momento y medita en el hecho de que tu cuerpo ha sido formidable y maravillosamente creado.
Cuando te detengas a pensar en todos los complejos detalles envueltos en el funcionamiento normal de tu cuerpo, una creación entre las innumerables especies y organismos del planeta, tendrás que llegar a la siguiente conclusión: El Diseñador de esta obra, con certeza tenía un maravilloso plan.
Escucha el latido de tu corazón. Dobla los dedos de tus manos y de tus pies. Al hacerlo piensa que:
• en toda la humanidad no hay otra persona con las mismas huellas dactilares, de las manos o los pies,• ninguna otra persona tiene tu timbre de voz,• nadie más tiene tu código genético, la posición exacta de los muchos genes que definen tus características físicas.
Además, ninguna otra persona posee con exactitud tu historia en materia de tiempo y espacio. Nadie ha ido donde tú has ido, hecho lo que tú has hecho, dicho lo que tú has dicho o creado lo que tú has creado. Eres en verdad, una obra maestra única.
El Señor conoce con precisión, cómo y por qué, fuiste creado. Si en tu vida algo anda mal, Él sabe como arreglarlo. Cuando pecas o no cumples sus mandamientos, Él sabe cómo atraerte con lazos de amor y hacer que la peor de las tragedias y errores obren para tu bien, una vez que te hayas arrepentido.
Has sido creado con exclusividad para un propósito específico en esta tierra. Él tiene un diseño para tu vida y lleva implícita su propia estampa, su propia marca. Durante estas horas de la noche, toma la firme decisión de ser fiel a lo que el Señor desea que seas y hagas.
Salmos 139:14Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.

refle-duerme14

Buenas Tardes


Oración por sentimientos destructivos

Refrena tu enojo, abandona la ira; no te irrites, pues esto conduce al mal.Salmo 37:8

Jesús, este día me presento delante de ti reconociendo que me cambies, Señor. He visto cómo estos sentimientos que he venido experimentando me han estado robando la calma, la paz y me han alejado de ti.
Señor, hoy te entrego la mentira, la intriga, el odio, el rencor y cualquier otro comportamiento que te estén desagradando. Sé que llevar esto conmigo me está destruyendo y no puedo más.
Por eso, mi Dios, te necesito. Sin ti es imposible cambiar. Solo tú puedes poner en mí ese deseo de cambiar. Ayúdame, Señor, a ser firme y comenzar una nueva vida sin mentiras, sin odios y sin rencores.
Te amo, Dios mío, y te necesito. Gracias por escucharme y por darme la oportunidad de cambiar. Amén y amén.

No duermas en tus cuatro paredes

Hace poco se realizó una campaña en las calles, que tenía como uno de sus fines el que las personas pudieran conocer una iglesia que recién se está levantando y en la cual podrían escuchar la palabra de Dios. Lastimosamente no pude colaborar como deseaba, debido a las ocupaciones que presentaba ese momento, pero grande fue mi sorpresa al ver a tantos adolescentes y jóvenes nuevos que ese día recibieron al Señor. Fue ahí que me di cuenta que me estaba perdiendo de lo más importante: ¡No estaba donde Dios quería que esté!Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Mateo 9:36-37Jesús salió a las calles a predicar la palabra de Dios y al ver a tanta gente necesitada tuvo compasión de ella, porque no tenían alguien que los guíe. Él menciona que hay mucho trabajo pero que lamentablemente los obreros son pocos.Referente a esto en una ocasión observé un gráfico en el que personas, fuera de una iglesia, mostraban letreros que decían: “¡Cristianos afuera! ¡Cristianos afuera!” Al principio no lo entendí bien, hasta que finalmente leí la parte final que decía “Se necesita que los cristianos no estén encerrados en cuatro paredes, nosotros quisiéramos escucharlos”.Existe una frase muy conocida: “ojos que no ven, corazón que no siente” Si nosotros como iglesia permanecemos encerrados en nuestras cuatro paredes, siguiendo sólo nuestra propia agenda, rutina, actividades, etc., continuaremos siendo insensibles a las necesidades de los de afuera, he ahí la necesidad urgente de salir. Es necesario primero ver para luego sentir. Jesús veía y en su corazón nacía compasión por los demás.En las calles hay mucha gente necesitada como los encarcelados, huérfanos, pobres, enfermos, atribulados y la lista podría continuar. Sin embargo, son pocos los que entienden y hacen algo por ellos mientras que la mayoría de las personas están totalmente ocupadas en sus actividades.Alguna vez te has preguntado ¿qué haría el Señor Jesús si estuviera en la tierra?, ¿estaría encerrado en cuatro paredes? Creo que sabemos la respuesta. No es malo estar ocupados en actividades dentro la iglesia, el error está en sólo preocuparnos por nosotros mismos y olvidarnos que los demás necesitan escuchar la buena noticia que un día también nosotros recibimos.Si tú eres un discípulo de Jesús, hazte la siguiente pregunta: ¿A cuántas personas les hablé de Jesús? Querido amigo, si Jesús salía a las calles, nosotros también debemos seguir ese ejemplo.

 

¿Te Suena a Dios?

Lo que encamina tu vida hacia las promesas de Dios y hace que se despierte dentro de ti lo que nunca antes había despertado no es lo que ves, sino lo que oyes. Esto es vital para toda tu vida, para tu trabajo, para tu empresa, para tus relaciones, para todo lo que haces.
En esta vida vas a ser expuesto a muchas cosas. Hay quienes dicen cosas que se oyen bien, pero suenan mal. Tienes que cuidarte de esas personas, tienes que afinar tu oído para oír verdaderamente la voz de Dios en tu vida.
Dios te puede hablar de muchas maneras, a través de sueños, a través de la biblia, pero, muchas veces, te va a hablar a través de una persona. Usará la voz de alguien para decirte algo, pero tú no puedes estar pendiente a la voz de esa persona, sino al sonido de sus palabras. Sus palabras, ¿suenan como Dios?
En Juan 10, Jesús habla de 3 grupos de personas: El ladrón y salteador; los extraños, y los asalariados. Estos son 3 sonidos que tienes que evitar, para poder identificar la voz de Dios.
Las ovejas siguen la voz del Pastor, así como Dios espera que sigamos su voz. El sonido de su voz es diferente a la de los religiosos, es diferente a lo que decían los líderes judíos a quienes Jesús se dirigía al hablar estas palabras.
Con esto, les decía que hay mucha gente que habla las palabras que Él habla y que dice muchas cosas que Él dice, pero su sonido es diferente. Jesús dijo que sus ovejas podrían identificar a los ladrones y salteadores, los extraños y los asalariados; podrían identificar a aquellos que quisieran desviarles de su camino, hablando cosas semejantes, pero con diferente sonido.
Todavía hoy, hay quienes actúan como ladrones, salteadores, extraños y asalariados; personas que, aunque pueden tener apariencia correcta, su sonido es diferente.
Si quieres ser dirigido por Dios, tienes que aprender a identificar la voz de Dios en tu vida.
El Señor está haciendo la diferencia entre sus ovejas. Él no está pidiendo que lo entiendas; Él lo que te está pidiendo es que le sigas, porque el sonido de su voz es diferente a lo que tú oyes.

Dios nos indicará su voluntad

Si es necesario, Dios moverá cielo y tierra para mostrarnos su voluntad.
2 Crónicas 20.12

Dios siempre quiere lo mejor para nosotros, y está comprometido a mostrarnos cómo seguir el plan específico que ha diseñado para cada uno de nosotros. Él quiere que vivamos pendientes de su voz, para oír lo que quiere que hagamos y cómo quiere que lo hagamos (Is 30.19–21).
Si empezamos a desviarnos del curso que Dios ha fijado para nosotros, Él tomará toda clase de medidas para captar nuestra atención y protegernos del peligro. Él tiene una gran variedad de métodos para ayudarnos a ver la situación, entre ellos:


1. Un espíritu intranquilo
A veces Dios nos llama la atención quitándonos el sueño (Est 6). Si experimenta algún tipo de intranquilidad en lo profundo de su ser, o siente algo que no puede identificar, deténgase y ore: «Señor, ¿estás tratando de decirme algo?» Cada vez que Dios estuvo a punto de pasarme de una posición pastoral a otra, yo me sentí muy inquieto.


2. Una palabra específica
Dios también capta nuestra atención utilizando las palabras de otros. Fue el método que usó para darles un mensaje tanto al joven Samuel como al viejo sacerdote Elí (1 S 3.4–18). Si varias personas empiezan a decirle lo mismo en un lapso breve de tiempo, pregúntele al Señor si está tratando de hablarle a través de ellos.


3. Una bendición inusual
Dios puede darle alguna bendición inusual para llamar su atención. Por supuesto, si usted se considera una persona autosuficiente, el Señor probablemente usará otro método para que usted fije su atención en Él, pero recuerde que Él expresa su amor sin importar qué método utilice.


4. Una oración no contestada
A veces la respuesta de Dios a una oración es «no». A pesar de las oraciones de David para preservar la vida del bebé que concibió en adulterio, el niño murió (2 S 12.15–18). El Señor puede guardar silencio ante nuestras oraciones para que tomemos la iniciativa de examinar nuestro corazón.


5. Una desilusión
Cuando la nación de Israel desacató la instrucción divina de tomar posesión de la tierra prometida, Dios juzgó al pueblo por su incredulidad. Luego cambiaron de parecer y dijeron que ahora sí deseaban entrar a la tierra, pero el Señor les dijo que no, que ya era demasiado tarde (Nm 14). Dios captó su atención mediante el sentimiento de desilusión. De manera similar, el Señor puede permitir reveses que nos impidan trazar nuestro propio rumbo.
Dios nos indicará su voluntad


6. Circunstancias extraordinarias
En algunas ocasiones Dios usará circunstancias inusuales para que nos detengamos a escuchar. Moisés vio una zarza ardiente que no se consumía. Cuando se acercó a investigar, el Señor le habló desde el fuego (Éx 3). Usted y yo debemos aprender a buscar la presencia de Dios en cada circunstancia de la vida. Él deja sus huellas y evidencias de su obra en todo lo que nos rodea.


7. Derrotas
Dios puede usar la derrota para mostrarnos la verdad. Tras su victoria aplastante sobre Jericó, los israelitas abordaron una pequeña población con confianza de sobra, ignorando el mandato del Señor (Jos 7). Dios captó toda la atención de Josué al permitir que la nación sufriera una derrota vergonzosa. Este tipo de derrota puede convertirse en una piedra que nos permite dar otro paso hacia el éxito, si oramos: «Señor, ¿qué me estás diciendo? Ayúdame a ver cuál fue el error que cometí».


8. Problemas económicos
En el tiempo de los Jueces «cada uno hacía lo que bien le parecía» (Jue 17.6) y la nación cayó en idolatría y desobediencia. Dios trajo juicio por medio de los madianitas, quienes devastaron el territorio. El pueblo clamó a Dios sólo cuando Él les quitó toda posesión material (Jue 6.3–6). Dios sabía con exactitud qué era necesario para llamarles la atención, y cuando ellos se volvieron a Él de corazón, Él los libró de sus opresores y los bendijo.


9. Tragedias, enfermedades y aflicciones
Debemos considerar nuestras tragedias y aflicciones como razones para preguntarle al Señor: «¿Qué estás tratando de decir?» Cuando el rey Ezequías se llenó de orgullo, Dios usó su enfermedad para alertarlo del problema (2 Cr 32.24). De modo similar, cuando Saulo de Tarso persiguió a los cristianos, Dios lo hirió con ceguera y así logró captar toda su atención (Hch 9.1–19).


Dios siempre sabe dónde nos encontramos en nuestro peregrinaje de fe, y sabe exactamente qué se requiere para llamarnos la atención. Por eso, esté alerta; note si alguno de estos métodos divinos ocurren (o son recurrentes) en su vida. Si lo son, pregúntele qué quiere decirle y dispóngase a escuchar, no para informarse, sino para obedecer.