Evangelismo

Ultimas fotos

lunes, 30 de junio de 2014


Señales de Conversión

En los últimos años, una larga lista de famosos entre actores, cantantes y deportistas, han confesado su fe en Jesucristo. En algunos casos, la noticia ha sido causa de sorpresa y de regocijo. Pero en otros, nos ha producido un desconcierto porque cuando miramos sus conductas y las evaluamos a la luz de la Biblia, muchas interrogantes surgen, pues a veces sus vidas no reflejan evidencias de una conversión.
Eso desde luego no solo aplica a las celebridades que dicen haber entregado sus vidas a Jesucristo. Los creyentes “comunes y corrientes” también debemos mirar en nuestras vidas para ver si hay evidencias y las señales de una conversión.
Entonces la interrogante que debemos responder es ¿cuáles son las evidencias de haber nacido de nuevo? ó ¿cuáles son las señales de una conversión?
La pregunta quizás la podemos responder de muchas maneras pues las santas escrituras, han provisto de mucha información respecto a este tema. Sin duda, las palabras de Juan el Bautista, cuando dijo “haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento” (Mateo 3:8), nos ayudan a identificar las señales de nuestra conversión, en los frutos del Espíritu de Gálatas 5.
Por otro lado, Jesús resaltó el amor como una de las grandes virtudes para identificar a los creyentes cuando dijo “en esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (S.Juan 13:35 RVR60).
Pero también me gustaría destacar las palabras del apóstol Pablo a su joven discípulo cuando hablaba de este tema:
“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2 Timoteo 3:1-5 RVR60)
Para comprender la extensión de este pasaje, debemos considerar que estas cualidades eran parte de hombres que “aparentaban piedad”. En otras palabras, eran personas que “parecían creyentes” e incluso eran parte de la iglesia. Por eso, no debemos adelantarnos a pensar que una persona ha nacido de nuevo, solo por el hecho de asistir a una iglesia. Pablo asegura que estas personas han negado una virtud inequívoca de un creyente: la piedad.
La palabra que se usa para “piedad” en griego se escribe “eusebés” y quiere decir “bien reverente”. Mejor dicho, la piedad es una actitud y una disposición de respeto primeramente hacia Dios y luego hacia las personas. La idea se puede comparar como el temor de Jehová del que hablaba David en sus salmos. La conducta piadosa debe ser una marca indiscutible en la vida, el carácter y las acciones de una persona que ha nacido de nuevo.
Si estas señales no están presentes, debemos orar a Dios y pedirle que nos ayude a exhibir sus frutos y el carácter de Cristo, sin olvidar que estas señales no son “provocadas” por el hombres sino más bien, brotan de forma inevitable cuando nos convertimos. Los frutos del Espíritu, la santidad, el amor y la piedad son virtudes inherentes de un corazón regenerado.
La otra oración que pudiéramos hacer es:
“Señor, sálvame y regenérame, porque quiero convertirme”.

5 aspectos que debes conocer de la oración privada

La oración es un disciplina practicada desde tiempos antiguos y consiste en dirigirnos a Dios -con palabras- para adorarlo, presentarle nuestras necesidades, darle gracias y pedirle perdón por nuestros pecados. El pueblo de Dios siempre que se dedicó a la oración, vio los beneficios de la misma. Ya en el Nuevo Testamento fue enseñada de manera particular por el Señor, pues él mismo fue un modelo de oración, de carácter, de espiritualidad y de piedad durante toda su vida.
Pero cuando hablamos de orar, el énfasis que Jesús hace -por lo que enseñó y por el ejemplo que dejó- es que la oración es sobre todas las cosas una disciplina privada. Para decirlo de otra manera, la oración debe ser practicada, si es posible, a solas. Entendemos -cuando leemos el libro de los Hechos y las epístolas- que la oración colectiva tiene un lugar relevante en la vida de la iglesia, pero no debemos ignorar el valor y la necesidad de orar individualmente. Ambas prácticas son importantes. Ambas cumplen un propósito.
Sin embargo, cuando Jesús está predicando el Sermón del Monte, les advierte a sus discípulos de no ser como los hipócritas que quieren ser vistos por los hombres y les dice: “Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mateo 6:6).
Por eso, a partir de este mandato e invitación que nuestro Señor hace, vamos a considerar cinco aspectos y beneficios propios de la oración privada:
1. El efecto lógico y más practico de la oración personal, es que nos ayuda a evitar distracciones y de esa manera podemos centrar nuestra atención en Dios. Cuando estamos a solas en alguna habitación, será más fácil enfocarnos en lo que oramos.
2. La oración privada, nos provee un tiempo para meditar en nuestras acciones y así examinarlas a la luz de la palabra de Dios. Dicho de otra manera, cuando estamos a solas podemos pesar nuestras acciones, actitudes y motivaciones y pedirle a Dios que nos guíe en el camino eterno (Salmos 139:23-24).
3. Asimismo, la oración privada provee un escenario propicio para el arrepentimiento de pecados, ya que por lo general nos inhibimos cuando estamos rodeados de otras personas. En las devociones personales, podemos confesar a Dios nuestras ofensas con mayor sinceridad. Aunque en ocasiones, entendemos que es correcto y necesario confesar nuestros pecados a otros hermanos (Santiago 5:16).
4. De otro lado, la oración personal nos debe recordar que los creyentes vamos a rendir cuentas individualmente por nuestros actos. Aunque la vida cristiana se da en un contexto de comunidad, los creyentes seremos juzgados y recompensados por nuestras acciones individuales. El apóstol Pablo decía que Dios “…pagará a cada uno conforme a sus obras” (Romanos 2:6).
5. Para terminar, tomando como referencia la promesa que Jesús hace a sus discípulos, concluimos que la oración privada resalta la importancia de valorar más la opinión de Dios que la del hombre. La oración personal, se constituye en unas de las disciplinas que solo son vistas y recompensadas por Él, porque “tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (S. Mateo 6:6).
Por lo tanto, los creyentes debemos procurar desarrollar el hábito de la oración personal, y si es posible en un lugar apartado, alejados del bullicio y las distracciones. La oración privada es un mandato que se constituye en un medio de bendiciones y contribuye a nuestro crecimiento espiritual. Por eso cierra la puerta.


PRECIOSO JESÚS, POESÍA.


No hay amor más grande que tu amor
precioso Jesús,
tu fuiste a la cruz, para darme perdón
..
Precioso Jesús.
a ti cantare, solo a ti cantare
..
Precioso Jesús, mi Dios bondadoso
te adora mi alma y todo mi ser
recibe mi canto, y esté mi llanto
precioso Jesús.
..
En esa cruz, sufriste por mi
precioso Jesús,
tus manos clavadas, tu rostro golpeado
precioso Jesús,
a ti cantare, a ti cantare.
..
Precioso Jesús, mi Dios bondadoso
te adora mi alma y todo mi ser
recibe mi canto, y esté mi llanto
precioso Jesús.
..
Tu sangre preciosa, por mi derramada
precioso Jesús,
pagando el precio, que l padre pedía
..
Precioso Jesús,
sufriste en silencio, oh Cristo bendito
precioso Jesús.
..
Precioso Jesús, mi Dios bondadoso
te adora mi alma y todo mi ser
recibe mi canto y este mi llanto
precioso Jesús.
..
Ahora en el cielo, cuidas de mi
precioso Jesús,
con toda tu gloria, oh Cristo bendito
tu brillas por siempre
precioso Jesús.
..
Precioso Jesús, mi dios bondadoso
te adora mi alma y todo mi ser
recibe mi canto y este mi llanto
precioso Jesús.
..
Autor: Tanik YESCA W.

¡En ti estará mi corazón!


Busqué la felicidad en mí alrededor
Amistades, trabajo, pasiones o sueños
Nada de esto me hacía estar satisfecho
Sólo por ti Jesús, yo puedo estar completo
..
Anhelo del corazón sediento de Tu amor
Que reconoce que nada lo podrá saciar
Sólo tu Presencia y hermosa paz
Dará a mi alma la verdadera identidad
..
Tengo deseos y anhelos en mi interior
¡Pero si no te tengo a Ti, nada soy!
De que me sirve ganar al mundo entero
¡Si mi alma junto a ti no está Señor!
..
Eres más que un deseo terrenal
No eres pasajero, siempre estás
Eres amor eterno sin condición
¡A Ti te quiero encontrar!
..
En ti buscaré mi plena felicidad
No en algo o alguien más
En ti buscaré mi verdadera identidad
¡Tú reino veré y a Ti te amaré!
..
Amarte con todo lo que soy
Alma, cuerpo y acción
¡En ti estará mi deleite!
¡En ti estará mi corazón!
..
Autora: Gloria Guajardo García

Frase Cristiana

“Dios no da testimonio al mundo sacando a su pueblo del sufrimiento sino demostrando su gracia en medio del dolor a través del mismo.”

Autor: Samuel Storms

Control.

Salmos 139:13-16 (RVR1960)

“Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.”
Si nos ponemos a pensar un poco sobre nuestro cuerpo, nos daríamos cuenta lo maravillosos que somos. Los humanos tenemos aproximadamente 5 litros de sangre, la cual está compuesta en su mayoría por células de color rojo llamadas eritrocitos. Estas células transportan el oxigeno tan necesario para vida y sacan de los tejidos el dióxido de carbono, que sería nocivo en cantidades elevadas. Tienen que tener un tamaño y una configuración adecuada para realizar su trabajo, si fueran más grandes o más pequeños o si tuvieran algún defecto en su formación, terminaran siendo atrapados en el bazo y el propio cuerpo los destruirá. ¿No es fascinante?
El cuerpo sabe cuando la cantidad de eritrocitos es suficiente, cuando necesita más y cuando necesita menos. Sin que se lo ordenemos, o tan siquiera seamos consciente de ello, nuestra sangre transporta nutrientes, hormonas, oxigeno, plaquetas, glóbulos blancos y mucho mas. Nuestro organismo es una maquina que trabaja sola. ¿O no?

“Me tienes rodeado por completo; ¡estoy bajo tu control!” (Salmos 139:5) Aunque creamos que trabajamos solos, por nuestra propia voluntad, esto no es así. Estamos bajo el control y la autoridad de aquel que nos creo. Él es quien ha formado cada parte de nuestro cuerpo y le ha dado una función. Y aunque conscientemente seamos capaces de desobedecer al Señor, inconscientemente nuestro cuerpo sigue fiel a su palabra. Si le dijo al corazón que latiese, este latirá hasta que El Padre ordene lo contrario.

Consejo Cristiano del Día: Se que estoy seguro, porque tu tienes el control de mi vida.

Perdonados

No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones.

He disipado como una densa nube tus transgresiones, y como espesa niebla tus pecados.
Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados.
Venid ahora, y razonemos–dice el SEÑOR– aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como blanca lana quedarán.
Perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado.
Eres tú quien ha guardado mi alma del abismo de la nada, porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados.
¿Qué Dios hay como tú, que perdona la iniquidad y pasa por alto la rebeldía del remanente de su heredad? No persistirá en su ira para siempre, porque se complace en la misericordia
Al que nos ama y nos libertó de nuestros pecados con su sangre… a El sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.


Sal. 25:7 Is. 44:22; 43:25; 1:18 Jer. 31:34 Mi. 7:19 Is. 38:17 Mi. 7:18 Ap. 1:5,6

Buenas Tardes


Pensamiento

“En el mundo hay más pollos que personas. Hay otras cosas que abundan más que las personas. El pecado abunda más que las personas, pero la Gracia de Dios sobreabunda para tocar y cambiar las vidas ”. Serafín Contreras G.


Efesios 3:2“Seguramente habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros”.
2 Corintios 12:9“Y me ha dicho: «Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”.
Romanos 11:5-6Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia. Y si es por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no sería gracia. Y si es por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no sería obra.
1 Corintios 15:10Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; aunque no yo, sino la gracia de Dios que está conmigo.
2 Corintios 8:7Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en conocimiento, en toda solicitud y en vuestro amor por nosotros, abundad también en esta gracia.

Busca un Motivo para Reír

Una buena sonrisa es la luz de una casa!
Cuando te sientas con mucha tensión, no te permitas explotar enojado. Tómate un rato, si lo necesitas y busca un motivo para reír… ¡Y verás como la tensión se desvanece!

Proverbios 15:30La luz de los ojos alegra el corazón, y las buenas noticias fortalecen los huesos.
Proverbios 15:29El SEÑOR está lejos de los impíos, pero escucha la oración de los justos.
Salmos 145:18El SEÑOR está cerca de todos los que le invocan, de todos los que le invocan en verdad.
Proverbios 15:8El sacrificio de los impíos es abominación al SEÑOR, mas la oración de los rectos es su deleite.
Proverbios 25:25Como agua fría para el alma sedienta, así son las buenas nuevas de una tierra lejana.


Dios mío, no desistas de mí

“Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.” Filipenses 1:6

Cuenta la historia del herrero que, después de una juventud llena de excesos, decidió entregar su alma a Dios. Durante muchos años trabajó con ahínco, practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada parecía andar bien en su vida. Muy por el contrario: sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.
Una hermosa tarde, un amigo que lo visitaba, y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó:
- Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado.
El herrero no respondió enseguida: él ya había pensado en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida. Sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar y terminó por encontrar la explicación que buscaba. He aquí lo que dijo el herrero:
- “En este taller, yo recibo el acero aún sin trabajar y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú como se hace esto? Primero, caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone roja. Enseguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada. Luego la sumerjo en un balde de agua fría y el taller entero se llena con el ruido del vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura. Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta: una sola vez no es suficiente”.
El herrero hizo una larga pausa, y siguió:
- “A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento. El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras. En ese momento, me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada. Y entonces, simplemente lo dejo en la montaña de hierro viejo que ves a la entrada de mi herrería.
Hizo otra pausa más, y el herrero terminó:
-Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío e insensible como el agua que hace sufrir al acero. Pero la única cosa que pienso es: “Dios mío, no desistas, hasta que yo consiga tomar la forma que Tú esperas de mí. Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que quieras, pero nunca me pongas en la montaña de hierro viejo de las almas”.
Dice la palabra en hebreos 12:6-7 “Porque el Señor corrige a quien él ama y castiga a aquel a quien recibe como hijo.” Soportad la corrección, y así Dios os tratará como a hijos. ¿Acaso hay algún hijo a quien su padre no corrija? “
Así que si has decido seguir a Cristo y tu vida parece ir de mal en peor, no te desanimes; cambia la óptica de como analizar tu situación. Dios solo te está capacitando a ser mejor administrador de tus finanzas, de tu tiempo, de tus talentos. Dios está quitando todas las capas de cualidades negativas que se adhirieron a ti mientras estabas fuera de Su comunión.
Estos procesos suelen ser dolorosos; pero si descansas y confías en aquel que comenzó la buena obra, lo verás completarla a la perfección.
Toma un poco de tiempo y medita sobre lo que te está pasando, Dios nunca hará algo para dañarte, todo lo contrario, es solo que a veces no conocemos el plan completo y ni siquiera conocemos lo malo que hay en nosotros; pero dejemos al maestro trabajar, el buen herrero sabe cuánto calor y martillazos necesita cada uno de nosotros para llegar a ser esa herramienta fina, útil y perfecta.

DECLARACION: ¡Aquel que comenzó la buena obra en mí, la completará!
Oración: Amado Padre, que bueno es recibir tu dirección y guía en medio de estas tribulaciones. No entiendo todo lo que pasa; pero sé que como mi Padre siempre quieres lo mejor para mí. Gracias por los procesos que me ayudan a ser mejor. Te pido que no desistas de trabajar esta pieza de hierro hasta llevarla a tu obra perfecta, por Cristo Jesús. Amen.

La Mejor Lección de Vida

Soy director de ventas en una compañía de distribución grande y, diariamente, comparto un pensamiento o cita con mi personal. Hoy les compartí la historia de Frank, el joven de Taco Bell para reiterar la importancia de “lanzar” sólo lo positivo a nuestros clientes y compañeros de trabajo para asegurarnos que lo positivo “regrese a nosotros”.
Hoy iba tarde para almorzar y, como suele pasar, me detuve a comprar comida chatarra, pero no en cualquier lugar. Necesito una dosis de Frank… posiblemente el mejor empleado de ventanilla de comida rápida con que jamás me he tropezado.
Frank siempre saluda a los clientes con una exhuberancia indescriptible. Es supremamente conocedor de sus productos, y eficiente en mostrarles sus opciones. Él dispensa alegría con su comida rápida con especial carisma.
En un reciente seminario de atención al cliente, me pidieron que compartiese mi mejor experiencia de servicio al cliente y compartí mi secreto con todos. Cuando necesito un empujón en mi día, voy a este particular restaurante de comida rápida por una dosis del entusiasmo de Frank. Me sorprendí al escuchar que muchos en el salón también habían conocido a Frank y que sentían lo mismo que yo. ¿Sabrá Frank a cuántas vidas ha tocado? Probablemente no. Nunca se lo he dicho personalmente, por temor de hacer esperar al auto que espera, ansioso, detrás de mí en la línea.
En cada interacción que uno tiene con alguien, uno tiene la oportunidad de saludarlo con entusiasmo y exhuberancia, lo que generalmente nos será reciprocado. Nunca sabremos cuántas vidas hemos tocado, porque la mayoría de las personas no compartirán esa información con nosotros, pero la próxima vez que vayamos la milla extra para complacer a alguien, ya sea a través de un saludo entusiasta por teléfono o al mantener abierta la puerta para alguien, sepamos que son las cosas pequeñas las que hacen la mayor diferencia en la vida de la gente.
Si evitamos el contacto con otros, ellos harán lo mismo. Si buscamos contacto con otros, y agregamos a ese contacto un gozo en la interacción, tendremos la oportunidad de alegrar su día… como Frank lo ha hecho en mi caso en tantas ocasiones.
Una vez compartí mi anécdota con Frank, a la gerencia de Taco Bell, y me hicieron saber cuán afortunados se sentían de tener a Frank en su equipo.
Descubrimos también que Frank había dado charlas a organizaciones locales sobre atención al cliente, por lo que le pedimos que visitara nuestra compañía para compartir su sabiduría. Descubrimos que, Frank, es el Gerente General del Taco Bell local, y desde que le enviaron a esa sucursal unos años antes, las ventas se han duplicado (lo que no nos sorprendió). Él trabaja el auto-rápido cada día.
¡Qué gran ejemplo para sus empleados el que se remangue la camisa y trabaje junto a ellos! Su charla a nuestro grupo fue tan inspiradora que todos salimos con una nueva perspectiva de la atención al cliente y con hambre por tacos.
Kim Patterson, copyright 2005 (editado)
Jesús nos dió ejemplo, vino a tierra para enseñarnos cómo operar. La mejor lección que se comparte en la vida es el ejemplo. Vivamos de tal manera que otros vean ejemplo en nosotros hoy.
Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. Juan 13:15
Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros. 1 Corintios 4:6
Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Fil 3:17

Dios promete responder a la oración de Sus siervos

Pidan, y se les dará; busquen, y hallarán; llamen, y se les abrirá. Lucas 11:9

Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces. Jeremías 33:3


Dios nos estimula a orar. La gente nos dice que la oración es un ejercicio piadoso que no goza de influencia alguna excepto en la mente involucrada en ella. Nosotros sabemos que no es así. Nuestra experiencia declara que esa aseveración infiel es mil veces una mentira. Aquí Jehová, el Dios viviente, promete claramente responder a la oración de Su siervo. Invoquémosle una vez más, y no alberguemos ninguna duda en cuanto al tema de que nos oiga y nos responda. El que hizo el oído, ¿acaso no oirá? Quien dio a los padres el amor por sus hijos, ¿no escuchará los clamores de Sus propios hijos e hijas?
Dios responderá a Su pueblo suplicante en su angustia. Él tiene maravillas reservadas para ellos. Él hará en favor de ellos lo que nunca han visto, ni han oído, ni han soñado. Él inventaría nuevas bendiciones si fuese necesario. Él despojaría al mar y a la tierra para alimentarlos: Él enviaría a cada ángel desde el cielo para socorrerlos, si su zozobra así lo requiriera. Él nos asombrará con Su gracia, y nos hará sentir que nunca había sido hecho así de esa manera. Todo lo que pide de nosotros es que clamemos a Él. No puede pedir nada menos de nosotros. Entreguémosle alegremente nuestras oraciones de inmediato.

Yo conozco tus obras

Hijo, Yo conozco tus obras, no seas un tibio espiritual…

…porque a los tibios los vomitaré de mi boca……no digas Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; porque puedes ser delante de Mis ojos un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo……si eres así, Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas……Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete cuando ves pecado en ti……he aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si oyes Mi voz y abres la puerta, entraré a ti, y cenaré contigo, y tú Conmigo……si vencieres, te daré que te sientes Conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono……si tienes oídos espirituales abiertos para oír, oye lo que el Espíritu te dice… Jesús

Confesión: Hoy declaro que no seré tibio para con el Señor… no prestaré atención a mis logros sino a mi verdadera comunión e intención hacia Cristo… me veré en el espejo de Su Palabra y sabré a ciencia cierta cómo estoy delante de Él… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: Apocalipsis Capítulo 3

Oración por paz en el corazón

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.Juan 14:27

Acuérdate, Señor, de tu ternura y gran amor que siempre me has demostrado.
Ayúdame, Señor, a relacionarme cada día más contigo y así poder confiar plenamente en ti.
Perdóname por los momentos en que he hecho todo en mis propias fuerzas, poniendo la confianza en mi propia sabiduría.
Deseo, Señor, ser una persona madura en ti y me comprometo a conocerte mejor, a pasar más tiempo a tu lado y así poder experimentar la bendición de tenerte como el Padre que cuida de mi familia y de mí.

Gracias, mi Señor, y te entrego el resto de este día en tus manos. En el nombre de Jesús, amén y amén.

El verdadero amor

Hace unas semanas, en un pequeño descuido, mi pequeña se cayó y se hizo una herida en el rostro. Al ver a mi hija llena de sangre me asusté muchísimo y me dolió verla llorar, sufriendo las consecuencias de su caída, me sentía tan impotente por no poder quitarle ese dolor y deseé con todo mi corazón ponerme en su lugar para que ya no siguiera sufriendo.De la misma forma, Dios que es nuestro Padre, al ver que el pecado nos estaba destruyendo envió a su único hijo para que se pusiera en nuestro lugar y de esa forma, nos hizo libres de las consecuencias de nuestro pecado.“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”. Isaías 53: 4-6 (RVR 1960)Todos necesitamos de Jesús porque Él nos ama, desea tener una relación personal y darnos una vida llena de gozo y de propósito.Jesús es tu amigo, tu hermano y aun conociendo lo peor de tu vida te ama. ¿Por qué? Porque no te ve cómo eres, te ve como serás después de que Él haya terminado su obra en tu vida.La única forma de acercarte a Él es aceptándolo como tu único y suficiente Salvador, Él cambiará tu vida y ya no tendrás que sufrir las consecuencias de tu pecado.Todos de alguna manera y en algún momento dado dejaremos este mundo, pero la única forma de llegar hasta Dios es a través de Jesucristo pues Él es el puente para acercarnos a Dios.“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Juan 14:6 (RVR 1960)Ya no lo pienses más y entrégate a Jesucristo.

Que este Lunes y toda la semana, Dios te llene de su Amor. buenos deseos cristianos

Que este Lunes y toda la semana,
Dios te llene de su infinito Amor
el amor que vence al temor,
vence el miedo de emprender nuevos retos,
que busca amistad y perdona el error.

Dios te llene de ese amor que levanta 
al caído cuando solo él no lo puede hacer,
el amor que nada lo detiene
ni lo alto, ni lo profundo, ni las circunstancias
porque Dios lo da de la manera especial
como sólo Él lo hace.

Que las infinitas bendiciones del Señor
estén contigo cada día de esta semana,
de este año y de los que vendrán,
que así como un ciego recibe su vista
y luego ve todo lo que hay a su alrededor
que te maravilles de las cosas que Dios hace
en ti y a tu alrededor,
que abras tus ojos espirituales
que mires dónde Dios ya está actuando
y te unas a sus propósitos.  

Los que esperan en Dios
recibirán grandes cosas porque no los defrauda,
cuando esperan en búsqueda de su voluntad,
cuando su caminar es en fidelidad y bajo su cuidado,
bajo la sombra de sus alas,
donde hay seguridad, refugio y salvación.
Feliz Lunes con la gran bendición de Dios.

Salmo 44: 20-22

Si nos hubiéramos olvidado del nombre de nuestro Dioso alzado nuestras manos hacia un dios ajeno,21 ¿no lo descubriría Dios?,pues él conoce los secretos del corazón.22 Pero por causa de ti nos matan cada día;somos contados como ovejas para el matadero.


domingo, 29 de junio de 2014


Trabaje Menos.

Mateo 6:26 (RVR1960)

“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?”
Jehová de los ejércitos; El Dios de Israel, se ofrece a trabajar por nosotros. En su palabra existen cientos de promesas que así lo afirman. : “Yo los hare descansar” (Mt. 11.8) “Yo pagare” (Dt. 32.35) “Peleare por ti” (Dt. 20.3). Y estas solo por mencionar algunas. Pero a pesar de las maravillas que el Señor nos brinda, nos encanta hacer las cosas por nuestra cuenta.

Caminamos por donde mejor nos parece sin dejarnos guiar por el Espíritu. “Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.” (Pv.16:25). Hablamos sin medir nuestras palabras. Obramos hasta el cansancio sin ningún tipo de dirección. Hacemos temblar nuestro corazón con preocupaciones sin sentido, olvidando completamente la palabra. “Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?” (Mt 6:25).

Dios quiere cuidar de ti. Velar por tu bienestar y el de tus seres queridos. Pero necesita que decidas trabajar menos por tu propia cuenta y le dejes espacio para trabajar en tu vida. Ponte en sus manos y relájate. Jehová de los Ejércitos tiene el control.

Consejo Cristiano del Día: Padre permíteme trabajar menos y dejarte trabajar más. En el nombre de Jesús. Amén.

La Historia de Ruth


Mensaje Cristiano para Jóvenes

Frase Cristiana

“No se dé por vencido, no importa cómo haya sido su pasado. Con Dios, hay siempre un futuro.”

Autor: Charles Stanley

No hagas daño

LEA: Romanos 13:8-10

"No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor."
Muchos consideran a Hipócrates, el antiguo médico griego, el padre de la medicina occidental. Él entendía la importancia de seguir principios morales en la práctica de la medicina, y se le atribuye la escritura del juramento hipocrático, que, hasta hoy, sirve como una guía ética para los médicos. Un concepto clave del juramento es «no causar daño». Esto implica que un médico debe hacer solo lo que crea que beneficiará al paciente.
El principio de no hacer daño se extiende a nuestras relaciones con los demás en la vida cotidiana. Es más, la benevolencia es crucial en la enseñanza del Nuevo Testamento sobre el amor a los demás. Al reflexionar en la ley de Dios, Pablo considera que el amor es el objetivo detrás de muchos mandatos bíblicos: «El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor» (Romanos 13:10).
Cada día, a medida que seguimos a Jesucristo nuestro Salvador, enfrentamos decisiones que afectan la vida de los demás. Al escoger un modo de actuar, tenemos que preguntarnos: «¿Esto refleja el interés de Cristo en los demás o tengo una motivación egoísta?». Esta sensibilidad demuestra el amor de Cristo, que busca sanar al herido y ayudar al necesitado.

Ocuparse de las cargas de los demás nos hace olvidar las nuestras.

Siempre listos para Escuchar, lentos para hablar y aun mas lentos para enojarnos

En nuestro diario vivir, escuchamos a Dios de muchas maneras. A veces Él nos habla a través de otros cristianos o de un predicador. En otras ocasiones puede hablarnos mientras escuchamos una alabanza o mientras leemos la Biblia.

En fin, así como es de grande nuestro Dios, así también es su capacidad y no debemos de limitarlo a como Él nos enseña en esta vida a ser mejores hijos suyos y mejores seres humanos.

Hay momentos que necesitamos estar en silencio y darle a nuestro Señor la oportunidad de que nos hable, ¿no es así? ¿Quién sabe cuántos mensajes nos hemos perdido de parte de Dios porque sin darnos cuenta lo interrumpimos en el momento mas importante.



Por ejemplo, cuando oramos hablamos y hablamos, pedimos y pedimos, ¿pero cuantas veces nos detenemos a meditar en lo que nuestro Padre Eterno nos quiere decir?

El Espíritu Santo, que está en todos los creyentes desea tener una relación bien bonita e intima con cada uno de nosotros. Parte de esa relación es avisarnos cuando nos estamos saliendo de su voluntad y para ello nos inquieta, nos hace sentir incomodos cuando estamos haciendo algo que lo desagrada.

También nos deja sentir su Presencia y nos invita a tener un momento de oración. De igual manera, siempre esta ahí para ser nuestro pronto auxilio en medio de la tribulación. Gracias mi Señor por tu misericordia y amor.

Un buen consejo Biblico es que debemos ser prontos para oír y tardos para hablar. Hay un dicho que dice que tenemos dos oídos y una boca por lo que debemos escuchar el doble de lo que hablamos.


Necesitamos conocer realmente la Palabra de Dios: y para ello debemos tener la disciplina propia de leer la Biblia aunque sea un poquito cada dia. Debemos meditar en ella y darle espacio en nuestros corazones.

Tenemos que establecer hábitos rutinarios de adoración, de oración, de estudio y del compañerismo sano entre hermanos sin chismes ni comportamientos mundanos.

Tenemos que huir de las tentaciones y examinar nuestros corazones con regularidad y confesar todo pecado que tengamos en nuestro diario vivir. Pureza personal y la integridad moral es el estándar para los cristianos creyentes en la Biblia. La meta de todo cristiano debe ser arreglar su vida, aprender y buscar alcanzar la paz que viene con esta meta.

Tenemos que desarrollar un sistema de apoyo. Cultivar profundas amistades espirituales. La vida es corta y debemos vivirla buscando agradar a Dios antes que a los hombres. Si hacemos eso, entonces no importa cuando nuestras vidas terminen pues habremos cumplido con el plan de Dios para nosotros.

“Recuerden esto, queridos hermanos: todos ustedes deben estar listos para escuchar; en cambio deben ser lentos para hablar y para enojarse. Porque el hombre enojado no hace lo que es justo ante Dios.” (Santiago 1:19-20, DHH)

El Espíritu Santo en Su manifestación de Poder está disponible para todo aquél que cree

Pablo les preguntó: "¿Recibieron el Espíritu Santo cuando creyeron?" Ellos le respondieron: "No, ni siquiera hemos oído si hay un Espíritu Santo." Hechos 19:2

Y Samuel no conocía aún al SEÑOR, ni se le había revelado aún la palabra del SEÑOR. 1 Samuel 3:7

A través de toda la historia del pueblo de Dios, Dios siempre se ha movido por medio de la impartición de Su Poder sobre individuos escogidos para llevar a cabo Su Obra.
En el Antiguo Testamento estas personas eran reyes y profetas que Dios escogía específicamente para una labor, eran jueces también como el caso de Gedeón, y Sansón, y otros que Dios escogía, dotaba con Su Poder selectivamente para llevar a cabo una tarea heróica y sobrehumana.
En la nueva administración de las iglesias, sin embargo, lo que vemos es que Dios hace disponibles Sus dones y la unción de Su Espíritu no solamente a esos reyes y profetas, y jueces sino a todo creyente. Y lo que nos dice la Escritura es que: "La unción de Dios es para todo aquél que cree" como dice el apóstol Pedro en su primer sermón en el Día de Pentecostés.
Él dice en el versículo 39 del capítulo 2 del Libro de los Hechos: "Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos Dios, nuestro Señor llamare." Y esa promesa de la cual habla el apóstol Pedro es precisamente la promesa del Espíritu Santo.
El Espíritu Santo en Su Poder, en Su manifestación de Poder está disponible para todo aquél que cree, para todo creyente, y el deseo, el propósito de Dios es que todo creyente, al recibir a Cristo como su Señor y Salvador reciba también el mover del Espíritu Santo para ser un siervo, una sierva, un instrumento útil al Señor en llevar a cabo la Gran Comisión, y llevar a cabo las asignaciones que el Espíritu de Dios quiera darle a ese creyente.
Entonces tenemos que entender esto: muchos creyentes y viven una vida débil e inefectiva porque les falta esa experiencia, esa impartición, ese Poder del Espíritu Santo. Y muchas iglesias no enseñan a los creyentes cómo entrar a esa bendición de la vida llena del Espíritu Santo. No se les da momentos en que se les imparte la unción de Dios, en que se les entra en la experiencia pentecostal. Entonces estos creyentes muy fieles, muy amantes del Señor, pero no conocen lo que es el mover poderoso del Espíritu Santo en esa dimensión.
Y recuerdo un pasaje, me viene a la mente ahora en el capítulo 19 del Libro de los Hechos, donde Pablo se encuentra con unos creyentes en Éfeso que no conocen de esa dimensión pentecostal de la vida llena del Espíritu Santo. Han conocido a Cristo pero ni siquiera saben del Espíritu Santo. Entonces Pablo se encuentra con ellos, Hechos capítulo 19 versículos 1 y 2, dice: "Pablo vino a Éfeso y hallando a ciertos discípulos" es decir esta gente ya creían en Jesucristo como su Señor y Salvador, "y hallando a ciertos discípulos les dijo: ¿recibisteis el Espíritu Santo cuando creisteis?"
Mire la pregunta del apóstol Pablo acá. Pablo está diciendo: yo sé que ustedes creyeron pero no necesariamente quiere decir que ustedes recibieron el Espíritu Santo. ¿Qué quiere decir eso de recibir al Espíritu Santo? En el Antiguo Testamento eso de recibir al Espíritu Santo es un término en código que quiere decir: recibieron el bautismo del Espíritu Santo, entraron ustedes en esa dimensión pentecostal de la vida cristiana. Es posible uno haber recibido a Cristo como Señor y Salvador pero no estar bautizado en el Espíritu Santo, y es posible tener el Espíritu Santo, yo creo, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de Dios que entra en una persona cuando cree en Jesucristo como Señor y Salvador, pero no tener la experiencia pentecostal del bautismo del Espíritu Santo. Son dos cosas diferentes.
Yo sé que eso puede resultar escandaloso para muchos, pero hay muchos creyentes que tienen el Espíritu de Dios dentro de ellos, pero no tienen la experiencia pentecostal del bautismo en el Espíritu Santo. Y eso es lo que Pablo les está preguntando a ellos: ¿ustedes recibieron el bautismo del Espíritu Santo cuando creyeron?
Y miren lo que ellos le contestan. Ellos le dijeron: "Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo." Estos creyentes habían recibido una enseñanza básica de la vida cristiana pero no habían sido discipulados porque todavía no habían métodos y sistemas de adoctrinar a los creyentes, sino que muchos creyentes simplemente pasaba alguien por su pueblito o su aldea, les hablaba de Cristo como el Mesías, aceptaban que Cristo era el Mesías y después esas personas seguían caminando, y simplemente tenían un entendimiento muy rudimentario del a vida cristiana.
Entonces Pablo se encuentra alguno de estos creyentes y quiere como entrarlos a un nivel mayor, se da cuenta quizás por la forma que actúan que no han tenido esa impartición más poderosa del bautismo del Espíritu Santo. Y ellos le dicen: mira Pablo, nosotros ni siquiera sabíamos que hay tal cosa como el Espíritu Santo, solamente sabemos que Jesús es el Mesías, eso es todo.
Pablo entonces les pregunta: "¿En qué pues fuisteis bautizados? ellos dijeron: en el bautismo de Juan." ¿Cuál era el bautismo de Juan? el bautismo en agua. Juan dijo: yo bautizo en agua pero viene uno que bautiza en fuego y Espíritu Santo. Entonces ellos sólo habían sido bautizados en el bautismo de arrepentimiento de agua pero no en el bautismo del Espíritu Santo.
Entonces Pablo les dice: "Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquél que vendría después de él, esto es en Jesús, el Cristo" ¿ve? él está aclarando. Hay un bautismo en agua, hay una experiencia de arrepentimiento de pecados, eso es muy bueno, pero eso no es todo lo que él está diciendo; estamos en 19 Hechos versículos 5 y 6.
En el versículo 6 dice: "Y habiéndoles impuesto Pablo las manos" porque una de las formas de recibir el bautismo del Espíritu Santo es por medio de la impartición de manos de alguien que ha tenido esa experiencia en su vida, "habiendo impuesto las manos sobre ellos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban, y eran por todos, unos doce hombres."
Cuando el apóstol Pablo les impone manos son llenos del Espíritu Santo, son bautizados en el Espíritu Santo y en este caso hablan en lenguas, profetizan ¿qué quiere decir que profetizaban? Estaban hablando misterios, estaban adorando al Señor, estaban hablando bajo la unción y la inspiración del Espíritu Santo porque habían sido llenos del bautismo del Espíritu Santo. Entonces esa es la idea.
Nosotros tenemos que tener mucho cuidado porque sí, tenemos el Espíritu de Dios, somos salvos, nos hemos arrepentido, hemos recibido a Cristo como nuestro Señor y Salvador, pero nos falta esa experiencia pentecostal y tenemos que buscarla, y pedirle al Señor que nos llene. Por eso es tan importante esta doctrina del bautismo del Espíritu Santo y por eso me he estado tomando tanto tiempo en analizarla con ustedes.

Que el Señor les continúe bendiciendo.

Buenas Tardes


Yo decido Amar

Tener amor es saber soportar, ser bondadoso; es no tener envidia, no ser presumido, orgulloso, grosero o egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, soportarlo todo.
1 Corintios 13: 4-7

Una vez escuché a alguien decir: “El amor no es un sentimiento, es una decisión”, la verdad es que estaba totalmente en desacuerdo con ese comentario en aquel momento; pero con el pasar del tiempo me he dado cuenta que es verdad.

El amor es algo más que sentir emoción, alegría o cosquillas en el estomago, es una condición en la que decidimos movernos y mantenernos. El amor hay que trabajarlo, cuidarlo, cultivarlo, mantenerlo vivo, hay que “decidir” vivir en amor. Si no lo crees pregúntale a una pareja que tenga 40 años de casado.

En esta cita bíblica podemos analizar la profundidad de las cosas que se deben procurar para sentir amor por alguien, dice “tener amor es saber soportar…” ¿Quién dijo que soportar es un sentimiento? Usted decide soportar los defectos de la otra persona, por eso el amor es una decisión.

Dios es nuestro mejor ejemplo de amor. Dice la palabra en Romanos 8:39 “Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús, nuestro Señor”; y es que tanto nos ama que sacrificó a su único hijo para darnos salvación, y no se ha arrepentido de lo que hizo por amor y más aún nos sigue amando sin importar que seamos buenos o malos, fieles o pecadores, no hay nada en la tierra ni en los cielos que haga a Dios dejar de amarnos. Podemos vivir confiados que cuando venimos a buscar de Dios el siempre tiene amor abundante e incondicional para nosotros. Que maravilloso amor!

Ciertamente ningún ser humano puede amar a tal extremo, porque somos seres complejos e imperfectos; pero esta es la guía que Dios nos deja para que en cada oportunidad, con cada relación de nuestra vida lo intentemos, lo pongamos en práctica.

Amar es dejar el orgullo atrás y pedir perdón o perdonar cuando sea necesario. Amar es no enojarse ni guardar rencor cuando te hacen algo que no te agrada sino aclarar las cosas y fortalecer más las relaciones. Amar es sufrir y soportar todo en lugar de abandonar o rendirnos sin antes luchar por ese amor.

No tenemos los mejores padres; pero los respetamos. Nuestras amistades están llenas de defectos; pero lo soportamos. Nuestros hijos no siempre son lo que esperamos; pero los amamos; nuestra pareja no es el príncipe azul o la princesa rosa; pero hemos aprendido a amarles con profundidad, porque lo decidimos. También esto es tener amor.

¿Como estas amando hoy? ¿Solo mientras dure el sentimiento o ya decidiste amar?

DECLARACION: EN MI SER ESTA SEMBRADO EL AMOR DE DIOS.

Oración: Padre nuestro que en las alturas de los cielos habitas, muchas gracias por darnos la herencia del amor, dice tu palabra que estamos hechos a Tu imagen y semejanza; y también dice que Tu eres el amor mismo, por eso sé que yo también tengo la capacidad de amar. Hoy tomo la decisión de amar, ayúdame Señor a ponerlo en práctica, por Cristo Jesús. Amén.

Mi Esperanza está en Dios


Dios esta listo para Sostenerte

Dios quiere permanecer en nosotros, y anhela que permanezcamos en Él.
Esta permanencia se hace más fácil para unos que para otros. Nos siempre es posible saber lo qué Dios ha planeado para nuestras vidas, pero podemos asegurar que cualquier cosa que sea, Él está listo para sostenernos en esa situación y capacitarnos con lo necesario para soportar, mientras ahí Él nos quiera. La permanencia comienza con la confianza y concluye con absoluto descanso.
Juan 15:4Permaneced en mí, y yo en vosotros.
1 Juan 2:6El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo.
Juan 15:10Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

LUZ A MI VIDA

El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores.
Por tanto, tened cuidado de cómo oís.

Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría.
…en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.
Mucha paz tienen los que aman tu ley, y nada los hace tropezar.¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!, más que la miel a mi boca.
De tus preceptos recibo entendimiento, por tanto aborrezco todo camino de mentira
Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino.
Tengo más discernimiento que todos mis maestros, porque tus testimonios son mi meditación.
…aun Satanás se disfraza como ángel de luz.
Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema.


I Ti. 4:1 Lc. 8:18 Col. 3:16 Ef. 6:16 Sal. 119: 165, 103, 104, 105, 99 II Co. 11:14 Gal. 1:8


Palabras de Jesús

El propósito de las parábolas

Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? El respondiendo, les dijo:Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo:
De oído oiréis, y no entenderéis;Y viendo veréis, y no percibiréis.Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,Y con los oídos oyen pesadamente,Y han cerrado sus ojos;Para que no vean con los ojos,Y oigan con los oídos,Y con el corazón entiendan,Y se conviertan,Y yo los sane.
Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen. Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron

Promesas de Dios

Esdras 6:22 – Y celebraron con regocijo la fiesta solemne de los panes sin levadura siete días, por cuanto Jehová los había alegrado, y había vuelto el corazón del rey de Asiria hacia ellos, para fortalecer sus manos en la obra de la casa de Dios, del Dios de Israel.Esd. 7:10 – Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.Esd. 8:21-23 – Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes. Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo: La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan. Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio.


Que tengan un Feliz Domingo de Unión. Imágenes cristianas de este día domingo en familia. Buenos deseos con mensaje cristiano, Bendiciones en tarjeta para facebook, sms, mensaje texto, whatsap.
Que tengan un Feliz Domingo,
que la Unión y el Amor brillen como un sol  
en sus corazones, les de su calor y sanidad,
les restaure y renueve.

Bendecido y lindo Domingo,
confiando en que Dios cuida de cada uno,
los protege y los libra de todo peligro,
sus ángeles les cuidan estando a su lado.

Salmo 44: 17-19

Todo esto nos ha venido, y no nos hemos olvidado de tini hemos faltado a tu pacto.18 No se ha vuelto atrás nuestro corazónni se han apartado de tus caminos nuestros pasos,19 para que nos arrojaras al lugar de los chacalesy nos cubrieras con la sombra de la muerte.

Buenos Dias


sábado, 28 de junio de 2014

Buenas Noches


Un grito en la oscuridad

No te confíes!!!

El partido de fútbol de esa mañana pronosticaba un excitante encuentro. Los changuitos estaban ansiosos por iniciar el partido. Se oye el silbato y empiezan a correr todos tras la bola, pases cortos, pases largos y allí van corriendo de un lado a otro, de extremo a extremo de la cancha, de pronto un tiro largo, largo, largo. La bola fue a parar justo en medio del pantano que se encontraba al otro lado de la cancha.

Los changuitos se paran la orilla del pantano pretendiendo alcanzar el balón apoyados con un palo, otro tira una piedra y nada. De pronto un osado y valiente changuito va dando semejantes saltos hasta llegar donde la bola. La sujeta, mientras el resto de changos desde la orilla le aplaudían y animaban. De pronto el changuito se empieza a hundir, mientras mas se movía pretendiendo avanzar o salir mas se hundía.

Los changos expectantes gritaban: ¡Sálvate a ti mismo! ¡Sálvate a ti mismo!. Ante los animosos gritos el changuito se sujeta a sus propias orejas y empieza a tirar hacia arriba, pretendiendo salvarse a si mismo de hundirse.

"Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia" Prov. 3.5

A mi juicio esta es una de las escrituras mas retadoras al orgullo humano que se cree demasiado sabio, que se cree que por sus propios medios saldrá avante.

Los que hemos tenido la oportunidad de estudiar una profesión, obtener algún diplomado o lograr una carrera profesional exitosa, incluso los que han alcanzado una posición social, económica o laboral trascendente, nos encontramos de pronto en medio del pantano al igual que el changuito de la anécdota. Tratar de salir solos de nuestros problemas, pretender hacer las cosas sin ayuda o peor aún, fingir que no necesitamos de nadie para salir adelante en la vida es la peor de las falacias.

El libro de proverbios nos muestra los beneficios que ofrece la Sabiduría, entregarse por completo en buscar inteligencia y buen juicio como si buscara plata o un tesoro escondido.


Te digo

Hijo, te digo que si te irritas con tu hermano serás llevado a juicio… si le insultas, serás llevado ante el tribunal supremo y si le injurias gravemente serás llevado al fuego……por eso, si tú estás por presentar tu ofrenda en el altar, y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda ante el altar, y vete antes a hacer las paces con tu hermano; después vuelve y presenta tu ofrenda……es como ponerte pronto de acuerdo con el adversario que pleitea contigo; que debes hacerlo mientras aún estés a tiempo, no dándole lugar a que te lleve ante el juez, y el juez pueda entregarte a la policía y termines en la cárcel……asimismo, si no perdonas y estás en armonía con tu hermano, puedes caer en prisiones espirituales, Jesús

Confesión: Hoy declaro que pondré diligencia en ir y hacer las paces con mi hermano… renunciaré en provocarle o haberle provocado cualquier agresión y le pediré perdón… me pondré de acuerdo con mi adversario… perdonaré y no me sentiré ofendido… le bendeciré… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Mateo Capítulo 5

Déjate sorprender

Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.Jeremías 31:3, RV-60

Si Dios es el Creador de mundo, si es el que nos creó, nos separó y escogió como sus hijos, nos dejó un libro lleno de promesas que hablan cosas maravillosas y positivas, no nos dejemos vender otras falsas ideas.
Cuanto más dudas de su poder, más difíciles se pueden volver tus situaciones.
Recuerda que esto de no temerles a las circunstancias no es de un día para otro. Se trata de un fruto que es producto de estar conectados con Dios. Entonces, poco a poco, aprendemos a confiar en Él, de manera que cuando lleguen los problemas, no tendremos miedo ni terror.
Por el contrario, sabremos que aunque la situación es fuerte, Dios es más poderoso que cualquier mala noticia o problema.
Dios es tu ayudador y te ama.

Decisiones del corazón

El matrimonio es una de las decisiones más importantes de nuestra vida, es la unión de dos personas que quieren hacer un proyecto de vida común y formar una familia.Para establecer un matrimonio es necesario que la pareja coincida en principios o valores que ayudarán a la permanencia de su relación. También es trascendental que los dos estén de acuerdo en lo que creen y en lo que practican, en cuanto a su fe.Lamentablemente muchas parejas se unen sin considerar estos puntos y creen que el matrimonio lo solucionará todo como arte de magia, en cambio los que toman en cuenta estos factores tienen una alta probabilidad de que su relación perdure.En la Biblia encontramos dirección con respecto a esta decisión importante, la primera a tomar en cuenta es “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” 2 Corintios 6:14 (RVR1960)Joven, reflexiona en Proverbios 31:30 que dice: “La hermosura es engañosa,la belleza es una ilusión;¡sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios!”Señorita, medita en Efesios 5:28-29 (TLA) “El esposo debe amar a su esposa, así como ama a su propio cuerpo. El hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo. Porque nadie desprecia su propio cuerpo. Al contrario, lo alimenta y lo cuida, del mismo modo que Cristo cuida a la iglesia.”Para ambos, la motivación del verdadero amor es “proteger y proveer”, proveer no sólo de lo material, sino de lo emocional y espiritual.Si tú que estás de novia/o y notaste estas diferencias y no has considerado lo que la Biblia dice, es mejor que lo pienses muy bien antes de seguir, consulta a Dios y a su palabra para saber qué hacer.Dios quiere que formes un hermoso hogar, pues es el único que nos capacita y prepara para esta etapa.Él quiere que los matrimonios perduren hasta el fin y si tú quieres lo mismo debes obedecer las instrucciones que se nos da en la Biblia.

Cree

¿Se está enfriando tu amor por Dios?

Es muy fácil para nosotros, los seres humanos, perder nuestro enfoque. Por eso el Señor le repetía diariamente Su palabra al pueblo de Israel, aunque aun así el amor de ellos se enfriaba. Por eso Dios les decía:
"¿Qué voy a hacer contigo, Efraín?¿Qué voy a hacer contigo, Judá?El amor de ustedes es como nube matutina,como rocío que temprano se evapora." Oseas 6:4 (NVI)
Ellos escogían desviarse de los planes de Dios, y esta misma situación la vemos en el último libro de la Biblia, Dios le dice a Su Iglesia: "Hay algo que no me gusta de ti, y es que ya no me amas tanto como me amabas cuando te hiciste cristiano." Apocalipsis 2:4 (TLA)
Si las actividades de este mundo están enfriando tu amor por Dios, no te desanimes! Dios sabe que estás pasando por esa situación y Él te dice:
"Levántate y esfuérzate por mejorar las cosas que aún haces bien, pero que estás a punto de no seguir haciendo, pues he visto que no obedeces a mi Dios. Estoy enterado de todo lo que haces, y sé que no me obedeces del todo, sino sólo un poco. ¡Sería mejor que me obedecieras completamente, o que de plano no me obedecieras!". Apocalipsis 3:2,15 (TLA)
"¡Pero tengan cuidado! Presten atención y no olviden las cosas que han visto sus ojos, ni las aparten de su corazón mientras vivan. Cuéntenselas a sus hijos y a sus nietos." Deuteronomio 4:9 (NVI)
"Por eso, no dejes de confiar en Dios, porque sólo así recibirás un gran premio. Mantente fuerte, y por ningún motivo dejes de confiar cuando estés sufriendo, para que así puedas hacer lo que Dios quiere y recibas lo que él te ha prometido". Pues Dios dice en la Biblia: "Muy pronto llegará el que tiene que venir. ¡Ya no tarda!" Hebreos 10:35-37 (TLA)
"En los años que nos quedan de vida debemos dejar de pecar, y dejar también de lado lo que nos estorba para vivir confiando totalmente en Dios. Porque la vida es como una carrera, y el pecado es como un estorbo que se nos enreda en los pies y no nos deja correr." Hebreos 12:1 (TLA)
Mabel, si estás pasando por esta situación, te invito a que levantes tu voz al cielo y hables con Dios como lo hizo David hace muchos años:"Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende. Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare. Llévame a la roca que es más alta que yo, Porque tú has sido mi refugio, Y torre fuerte delante del enemigo." Salmos 61:1-3 (RVR1960)

Imitando a Cristo - Orando como Él

Cristo, en los días de Su carne, habiendo ofrecido oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas al que Lo podía librar de la muerte, fue oído a causa de Su temor reverente. Hebreos 5:7

Sea puesta mi oración delante de Ti como incienso, el alzar de mis manos como la ofrenda de la tarde. Salmos 141:2

El Cristo divino en su vida terrenal oró al Padre en su condición de hombre. El hombre que sintió compasión observando a la multitud perdida "como ovejas sin pastor" (Mt 9.36), el hombre que lloró ante la tumba de su amigo Lázaro (Juan 11.35) y al ver la ciudad de Jerusalén (Lc 19.41) a pocos días de su muerte de cruz. Oró con la convicción de ser escuchado por el Padre, con la certeza de que su plegaria sería un legado de amor para los discípulos que también oyen su clamor.
El Verbo que era Dios (Juan 1.1) oró por nosotros, los que fuimos dados por Dios a su hijo Jesús para ser testimonio en el mundo, para ser enviados a cumplir su misión. Si deseamos ver el corazón del Dios - Hombre, su naturaleza humana, sus sueños y anhelos para su iglesia, sus sentimientos de redención para el mundo, su temor reverente hacia el Padre y su deseo de glorificarlo, volvamos a Juan 17, un himno clamado del Dios encarnado, una oración que debemos imitar. La única oración registrada de Jesucristo en “los días de su carne”.
“Padre santo, guárdalos en tu nombre, el nombre que me has dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno” (Juan 17.11) ¿Oramos con reverente sumisión? ¿Pedimos porque el Señor guarde (proteja y cuide con celo) en su nombre a nuestros hermanos? ¿Oramos por la unidad del cuerpo de Cristo, por ser una vía diligente de bendición para los demás? ¿Por la multitud que anda “como ovejas sin pastor?
Dice Hebreos 5.7 que Jesús fue escuchado por su reverente sumisión. ¿Qué significa esto para nosotros? ¿Una oración “de pasada” para que Dios vea que le tenemos presente? ¡No!, más bien es un temor mezcla de amor y respeto que muestra disposición del corazón a acatar la voluntad del Padre, cualquiera que fuera, sin condicionantes. La oración de Cristo al Padre es reflejo del corazón celoso del Señor invitándonos al servicio en beneficio de los demás, un recordatorio para los cristianos que el sacrificio que hemos visto en Jesús en favor de otros es también una manera de unirnos, de buscar una unidad espiritual, un solo sentir, no en el sentido ecuménico, sino en la apropiación unánime del Espíritu para ser “sal y luz” en un mundo de tinieblas. La unidad es vital para la iglesia si queremos trastornar al mundo con el mensaje de salvación.
Una súplica de Jesús a considerar en su oración: “Como tú me enviaste al mundo, yo también los he enviado al mundo” (Jn 17.18). Una y otra vez el mensaje evangélico de redención y vida eterna se manifiesta en los labios del Redentor; Él nos ha enviado al mundo. No fue el pastor o la junta de misiones local, sino Jesús, quien en su deseo de glorificar al Padre, le suplica que nos cuide y nos bendiga en la misión. El mundo del primer siglo y del siglo XXI tienen mucho en común. El cristianismo nació en el siglo I permeado de ideologías y filosofías que manifestaban criterios diversos sobre Dios(es) y Cristo irrumpió en la historia justo en el momento en que la historia le necesitaba para comenzar a establecer un orden y encarnar al verdadero y único Dios. Por eso “fue enviado”, y así nos envía hoy a un mundo que continúa jactándose en mostrar una canasta de dioses para todos los gustos, colores y naciones. ¿No parece esta una buena razón para imitar a Cristo, orar en favor del misionero que se conmovió al leer la oración de Jesús por sus discípulos, orar porque el Señor nos dé un corazón apasionado “para ser enviado”?
Una esperanza para ti y para mí: “Padre, quiero que los que me has dado, estén también conmigo donde yo estoy, para que vean mi gloria, la gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo”. (Juan 17.24). (Subrayado por mí). Estaremos donde Él está, por su gracia y para su gloria. La oración de Jesús a punto de sufrir el martirio de la cruz y padecer por nuestros pecados hasta la muerte, tenía un solo propósito: la gloria del Padre. Por Cristo hemos sido santificados en la verdad de su Hijo (Jn 17.17): Su palabra es verdad. Hermanos y hermanas, les invito a la oración por los mismos motivos que tuvo Cristo y a imitarle en súplica a Dios, mientras nos edificamos unos a otros, soportándonos y mostrando al mundo el amor por el cual Él se entregó.

¡Dios te bendiga!

Buenas Tardes


El Buen Samaritano


Dios abre camino

En Josué 3, podemos ver que Dios levanta a Josué como líder a dirigir al pueblo de Israel hacia la tierra prometida. Era un pueblo de jóvenes que había nacido en el desierto, por lo que no conocía de Egipto. Dios le da instrucciones a Josué para conquistar la tierra prometida, y Josué les dice: Vamos a ver cosas grandes en el día de mañana; vamos a ver cosas que nunca habíamos visto.
Podemos apreciar dos detalles claves en las instrucciones de Dios para el pueblo: Sigue el arca del pacto; y santifícate. ¿Por qué esas dos instrucciones? Porque por el lugar al que iban a pasar, nunca lo habían caminado. Ya habían oído las historias de sus padres, de cómo Dios abrió el Mar Rojo delante de ellos, pero ellos no habían tenido la experiencia de ver a Dios obrar de esa manera.
Dios los prepara, diciéndoles: Van a comer comida que nunca antes han comido y caminarán por un lugar que no conocen. Es importante entender que, cuando vas para una etapa desconocida, no sabes cómo vas a reaccionar. Hay quienes les da temor o ansiedad salir de la zona de comodidad, y prefieren no entrar a lo desconocido.
Hay quienes son incapaces de soportar el estado de incomodidad que causa el moverse a los cambios que Dios va a hacer en sus vidas, y prefieren quedarse en el lugar donde están y seguir dando vueltas y vueltas en lo conocido, en vez de permitirle a Dios que les abra un nuevo camino.
La gente que quiere experimentar lo que nunca antes habían vivido y entrar a lo nuevo de Dios, hace dos cosas: 1. Seguir el pacto; y 2. Santificarse.
Seguir el pacto es mirar a dónde Dios se está moviendo, qué Dios está haciendo. Quien no mira lo que Dios está haciendo, vive con temor, pendiente a lo que las noticias hablan y a lo que el gobierno está haciendo. El problema está en que, mientras estés pendiente a lo que el mundo está haciendo, el arca del pacto puede estar pasando delante de ti y puedes perder la oportunidad que está abriendo a lo nuevo de Dios en tu vida.
Deja de estar pendiente a lo que el mundo está diciendo y mirando lo que el mundo está señalando, porque Dios está señalando para el lugar donde te quiere llevar. Declaro que la percepción espiritual se abre en tu vida y podrás ver a Dios abriendo camino. La meta es la tierra prometida, pero te mantendrás mirando la presencia de Dios y dejándote dirigir.
Santifícate no es solamente dejar el pecado, sino también saber que Dios te ha separado con un propósito. La gente peca, porque no sabe que ha sido separada con propósito. Santifícate, sepárate para Dios; ahorra, planifícate, haz ejercicio, prepárate para lo nuevo que Dios tiene para ti. Si no te separas, no podrás ver por dónde camina la presencia de Dios, abriendo camino, y te quedarás dando vuelta en el desierto.
Es verdad que estaban cómodos recibiendo maná del cielo, pero sabían que la tierra que fluía leche y miel estaba al otro lado. Enfócate en la presencia de Dios y sepárate. Comienza a prepararte al nuevo “yo” que Dios quiere hacer en tu vida.
Arregla tu vida, cambia de horarios, de amistades, de lugares y hazlo creyendo que Dios hará maravillas en tu vida.
Enfócate en la presencia de Dios, sepárate para El y verás como abre camino donde hoy no lo ves.