Evangelismo

Ultimas fotos

miércoles, 30 de abril de 2014


Sembrando y cosechando lo mejor

“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.”2 Corintios 9:6

Hoy lo invito a reflexionar en la ley de la siembra y la cosecha. Quizá usted hoy, nunca antes haya oído hablar sobre esta ley, o quizá haya oído mucho. Pero sabe algo, cuando Dios nos habla algo una y otra vez es porque todavía no lo hemos entendido o creído por completo. A lo mejor todavía no lo aplicó en su vida.

Por eso hoy tendrá la oportunidad de meditar esta palabra y hacer los cambios que sean necesarios. Cuando usted siembra una semilla en buena tierra, cosecha. Esa cosecha viene multiplicada. Entonces si sembramos lo mejor, vamos a recibir lo mejor. Por eso es muy importante que seleccionemos bien nuestras semillas. Mire este ejemplo. Observe lo que siembra en su casa.

A veces nos preparamos para hablar las mejores palabras en casa, el trabajo, en el estudio, en la profesión. Pero después no lo hacemos. Si siembra buenas palabras, eso mismo recibirá. Si usted a su esposo/a le vive diciendo que no sirve para nada, que es un desastre ¿Qué piensa que va a recibir de su parte? Seguramente también le dirán cosas malas ¿No cree? En cambio, si usted reparte semillas de amor, de bendición, a través de palabras, recibirá unbuen trato también.

Usted en su casa tiene que hablar las mejores palabras. Tiene que valorar a la gente que está a su alrededor. Sea su familia, sus compañeros de trabajo, sus compañeros de estudio, sus vecinos. En el mundo lo más normal es el desprecio, se desvaloriza. Como cristianos debemos darle valor a nuestra vida.

La vida suya no se merece soltar semillas malas. Se merece soltar la Palabra de Dios que fluyan en su corazón. Cuando llegue a su casa si tiene esposo, esposa, hijos e hijas hábleles palabra de bendición. Y también siembre semillas en las almas que están perdidas. Eso es lo que más le gusta a Dios.

Porque Dios tiene todo, lo único que no tiene son esos que se le escaparon de las manos. Si usted se los trae, Dios lo va a tratar a usted como su hijo mimado. Cada vez que usted le habla a alguien en el trabajo, en la calle para que venga al reino de Dios, Dios está emocionado. Y se imagina qué cosecha le va a venir ¿no? Porque sembró lo mejor.

El Dios de lo mejor le va a dar de lo mejor y lo va a bendecir. Él quiere que nosotros veamos el dar como un acto de amor. ¿Que dice la Biblia en Juan 3:16? De tal manera amó Dios al mundo que nos dio a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda sino que tenga vida eterna. Me amó y me dio lo mejor. Él es el ejemplo de dar lo mejor. Entonces sepa que cuando usted siembra lo mejor, cosechará indefectiblemente lo mejor.


Oración: Padre, a partir de hoy comenzaré a sembrar lo mejor porque sé que tengo la cosecha asegurada y viene en sobreabundancia. Gracias por dar lo mejor y enseñarme a hacerlo también. En el nombre de Jesús, amén.


Nuestra Esperanza

Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús.
…. la esperanza…la cual tenemos como ancla del alma, una esperanza segura y firme, y que penetra hasta detrás del velo, donde Jesús entró por nosotros como precursor.
…a quien el cielo debe recibir hasta el día de la restauración de todas las cosas, acerca de lo cual Dios habló por boca de sus santos profetas desde tiempos antiguos.
…cuando El venga para ser glorificado en sus santos en aquel día y para ser admirado entre todos los que han creído.
Sabemos que la creación entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora. Y no sólo ella , sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, aun nosotros mismos gemimos en nuestro interior, aguardando ansiosamente la adopción como hijos, la redención de nuestro cuerpo.
Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.
Cuando Cristo, nuestra vida, sea manifestado, entonces vosotros también seréis manifestados con El en gloria.
El que testifica de estas cosas dice: Sí, vengo pronto. Amén. Ven, Señor Jesús.


Tito 2:13 Heb. 6:19,20 Hch. 3:21 II Ts. 1:10 Ro. 8:22,23 I Jn. 3:2 Col. 3:4 Ap. 22:20


Busca la Cruz

TESTIMONIO IMPACTANTE Jim Caviezel, actor de la Pasión de Cristo‏

Promesas – Aprender a Obedecer

El que aprendió a obedecersabrá cómo dar órdenes.
Proverbios 10:8El sabio de corazón aceptará mandatos,mas el necio charlatán será derribado.
Mateo 7:24Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca;
Proverbios 9:8No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; reprende al sabio, y te amará.
Proverbios 10:10El que guiña el ojo causa disgustos, y el necio charlatán será derribado.
Proverbios 10:14Los sabios atesoran conocimiento, pero la boca del necio es ruina cercana.

El Barril

Un hombre que vivía en un lugar donde había sequía, día a día le pedía a Dios que le cumpliese su mayor sueño el cual era, poder llenar un barril de agua, y meterse en el y disfrutar.
Un día, a eso de la 1:00 a.m. escuchó en la lámina de su casa como gotas de agua, efectivamente estaba lloviendo. Pero el estaba cansado y adormitado, pensó varias veces levantarse, el sueño lo vencía, hasta que al fin con fuerza de voluntad se levantó y así adormitado como estaba, colocó un barril en el canal donde caían las grandes cantidades de agua.
Al otro día este hombre se levanto feliz, pensando que al fin su sueño se cumpliría, corrió con una toalla al barril pero la sorpresa fue que este estaba vació. ¿Que fue lo que sucedió? Este hombre estaba adormitado y cuando coloco el barril lo colocó al revés y toda el agua se había desperdiciado.
Dios esta derramando grandes bendiciones sobre tu vida, pero depende de tí el no desperdiciarlas, ¿Cómo esta tu corazón? ábrelo y permítele a su espíritu morar en tí.
Juan 10:10yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Efesios 3:20Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,
Santiago 1:17Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.
Mateo 7:11Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?


La pipa de la paz

Tal vez escuchaste acerca de “La Pipa de la paz”, ésta era una forma de sellar un tratado o acuerdo de paz entre los indios, caciques y comanches de las tribus. Los jefes firmaban así un tratado de paz que había comenzado a considerarse cien años atrás, cuando las tribus guerreras de los comanches habían decidido hacer la paz entre ellos.
El disparo de rifle, hecho por un indio desconocido, había dado fin con todas las negociaciones y se había desatado otra vez la guerra entre las tribus.Después de un siglo, y tras haber pasado por cambios en la historia de los indígenas, los caciques culminan el tratado y fuman juntos la pipa tradicional, la pipa de la paz.En esto podemos observar que el perdón que daban era sólo de palabra y por un acto simbólico, no lo hacían sinceramente, pues nadie perdonaba, sólo declaraban una supuesta paz entre ambos.Si al fumar la pipa de la paz con otras personas, todos los malos entendidos, agresiones, la traición y el dolor provocado se podrían arreglar, se fumaría una pipa de la paz entre esposos distanciados, también lo harían entre padres e hijos, entre jefes y empleados, entre naciones, etc. y así lo harían todas las personas que estén peleadas y distanciadas por alguna causa.Tal vez hasta ahora has estado dando el perdón como la pipa de la paz, sólo de dichos, pero no de corazón y es que no se puede dar perdón solo de palabra o con algún acto simbólico, si no con sinceridad y con el corazón abierto.Hoy te puedo asegurar que sí se puede tener paz, pero solamente cuando Jesucristo reina en nuestra vida. Cristo es quien da la paz a cada persona, primeramente debemos tener paz con Dios y después con los demás, porque cuando el hombre alcanza la paz con su Padre puede comenzar a establecer la paz con el prójimo.Hoy te invito a entregar tu voluntad, tu corazón, toda tu vida a Jesucristo, ese será el punto de partida para una reconciliación en tu familia, matrimonio, etc. Invita a Dios para que te libere de todo rencor, falta de perdón y odio; permite que ponga paz a través de su amor.Comienza a dar perdón, no como la pipa de la paz, si no como Jesucristo nos enseñó y lo hizo con nosotros, de corazón y sinceramente.

Buenas Tardes


El Huevo o la Gallina, Los Sacrificios del Amor

En esta graciosa animación podrás ver los sacrificios que requiere el amor matrimonial de una forma divertida. Como dice la escritura: "(el amor) no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor (...)" 1 Corintios 13:5

Oración para hacer su voluntad

Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu buen Espíritu me guíe por un terreno sin obstáculos.Salmo 143:10


Señor, en estos días me has hablado acerca de mantener mi mirada en ti, sin importar las situaciones que pueda estar viviendo.
Hoy estoy reconociendo que te he juzgado, que me he enojado contigo y te he culpado por todo lo que estoy pasando y por todo lo que viví en el pasado.
Te pido perdón y te suplico que me ayudes a hacer tu voluntad y morir a mis caprichos.
También te pido que me ayudes a andar en tus caminos y a hacer tu voluntad para mi vida.
Límpiame y purifica mi mente, Jesús.
Enséñame a entender que tú has estado en cada adversidad, aunque no te haya visto.
Quiero confiar en ti y serte fiel.
Amén y amén.


Frase Cristiana

“No debemos entender todo lo que nos ocurre, pero debemos aprender a confiar en Dios en vez de confiar en nuestra capacidad para darle sentido a las cosas.”
Autor: John MacArthur

Confianza y seguridad.

Salmos 46:1-3 (RVR1960)


“Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.”
De pequeña era muy asustadiza. Fácilmente impresionable. Los ruidos fuertes me causaban bastante ansiedad. Incluso llegue a ser hospitalizada luego de asistir a un show de fuegos artificiales con mi familia. Pero si había algo que realmente temía, y aun me dan escalofríos, son los truenos.
Recuerdo que cuando había una tormenta eléctrica teníamos todo un ritual. Mi madre cubría todos los espejos por la superstición de que atraían los rayos. Mis hermanas y yo corríamos al cuarto de mis padres, nos acostábamos, nos cubríamos con sabanas y mantas. Al final terminábamos las tres en medio y uno de mis padres en cada extremo, acostados los cinco en la cama mientras mi padre recitaba el salmo 47. Los truenos resonaban mientras mi Padre decía: Jehová es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Las ventanas temblabas y él decía: no temeremos aunque la tierra sea removida. Reflexionando en la importancia de los salmos y recordando cuanta seguridad encontraba en ese momento, pensé también en la gran confianza que tenía el salmista en el poderoso nombre de Jehová.

Aunque la tierra sea removida, aunque haya tormentas, aunque ruja el mar y se turben las aguas, es reconfortante poder decir que todo esto no importa porque Dios es mi amparo. Aunque el miedo quiera devorarte poder levantarse y decir que Dios es mi fortaleza no tiene precio. Cuan asombrosa e inspiradora fuera nuestra vida si pudiéramos no solo recitar el salmo 47, sino creerlo y vivirlo. Tener fe y confianza ciega en Dios. Aun en medio de la tribulación. Aun en medio de la prueba. Que nuestro corazón tenga descanso porque nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Consejo Cristiano del Día: Mi refugio en la tormenta, mi fortaleza en la debilidad eres tu Señor.

El video más conmovedor que he visto - Es fácil OLVIDAR Pero es casi imposible... NO AMAR

Reflexión - Vuela Más Alto!


Enseguida después de la 2a Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.


Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de atrás de su asiento y se dió cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión.
Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas.
Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.
Puede que hayan situaciones u obstáculos que estén poniendo en peligro tu vida espiritual, NO permitas que esto te derribe, VUELA MÁS ALTO..!! Elévate a la presencia de Dios, Él te hará levantar vuelo y te hará volar siempre alto, muy alto, y desde arriba podrás ver tus problemas como insignificancias y en Su presencia perecerán…!

"Señor es mi fortaleza, El cual pondrá mis pies como de ciervas, Y me hará andar sobre mis alturas"Habacuc 3:19

"Mas he aquí que en los cielos está mi testigo, Y mi testimonio en las alturas."Job 16:19

"El señorío y el temor están con él: El hace paz en sus alturas."Job 25:2

"Dios en las alturas es más poderoso Que el estruendo de las muchas aguas, Más que las recias ondas de la mar."Salmos 93:4

"Porque he aquí, el que forma los montes, y cría el viento, y denuncia al hombre su pensamiento; el que hace á las tinieblas mañana, y pasa sobre las alturas de la tierra; Dios de los ejércitos, es su nombre."Amós 4:13

"El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas,"Hebreos 1:3

Sigue las pisadas del maestro…


Jesús te dice hoy: “Es hora de que
aceptes tu llamado”, tienes talentos que Yo
quiero usar para bendecir y transformar
esta humanidad, la cual tiene hambre y sed de mi.


Para esto fuisteis llamados, porque también
Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo
para que sigáis sus pisadas.


1 Pedro 2:21

Vida plena para testimonio

Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en Su Hijo. 1 Juan 5:11

Me he gozado en el camino de Tus testimonios, más que en todas las riquezas. Salmos 119:14

Cada vez que me acuerdo del día de mi conversión, no puedo más que conmoverme de agradecimiento. Yo andaba confundido por el mundo, pero lo ignoraba y era un creyente intelectual de todas las deidades invisibles. El único verdadero dios, era yo mismo. Cuando se llega a una cierta edad creyendo haber tenido algún éxito en la vida sin la aparente intervención de Dios, entonces ¿para qué creer en algo que no había necesitado para vivir hasta ahora? ¿Para qué complicar mi existencia llenándome de compromisos religiosos que ocuparían mi tiempo libre y mis domingos de descanso y de celebraciones impías?
Jamás tuve una conciencia real de mi necesidad del Dios viviente, pero fui un cancerbero presumido de otros dioses que no hablan, ni oyen, ni ven, ni obran; por tanto yo era igual que ellos (Salmo 115). De tanto afán en la vida y en el trabajo hubo épocas en que mi nivel de vida llegó a ser 100 veces superior al del cubano promedio. ¿Para qué necesitaba a Cristo en mi vida?
Pero el Señor me tenía en sus planes. ¡Es increíble pensar que Dios tiene planes para el pecador! ¿Yo pecador? ¿Por qué, si yo soy un hombre bueno, si no hago daño a nadie y hasta abrigo en mi corazón sentimientos nobles para la gente? Así pensaba yo, justificando mis desórdenes mundanos. Sin embargo Él no se cansaba de enviarme señales, de tocar a mi puerta alzando su voz. Mientras yo continuaba poniendo búcaros de flores a mis deidades “protectoras”, Él, piadoso y amante, me enviaba mensajeros generosos con versos de amor y no cesaba de intentar llamar mi atención. Aquellos apóstoles de carne y hueso, hombres y mujeres cristianos que me predicaban constantemente, me traían el mensaje de salvación y yo lo ignoraba, callaba, lo rechazaba, me resistía…hasta que vino mi peor crisis. Dios usa todas las maneras para que sus planes se cumplan. ¿Yo, miserable, desobediente, mundano, orgulloso, en los planes del Dios de Abraham, Josué, Pablo y de Jesús, el propio Dios encarnado?
Un gran poeta hindú, Rabindranath Tagore, dijo en una ocasión: “Si cierras la puerta a tus errores, dejarás afuera la verdad”. Eso es una gran verdad. Como yo no quería ver mis errores –ni siquiera era consciente de que era un tipo que cargaba un gran zurrón lleno de miserias humanas- la verdad me parecía muy relativa.
En medio de una crisis total; la pérdida del trabajo y una grave disfunción en la familia, vino el derrumbe. Estaba en juego mi estabilidad emocional, mi matrimonio y todo lo que verdaderamente tiene valor para el ser humano. Uno de aquellos mensajeros del Señor se me acercó una vez más y me dijo: -“¡En Cristo encontrarás consuelo, búscalo!”- Y en aquellos días de enclaustramiento, sufrimiento y dolor, “el mensajero” me hizo llegar una biblia y la Palabra de Dios comenzó a labrar el alma de manera tan real que Dios, en su misericordia, me fue revelando la cara verdadera de mis pecados, mis rebeldías, mi orgullo, mi falsa autoestima.
Aquellas madrugadas que yo llamo madrugadas “sin ojos” -porque no podía dormir del sufrimiento-se convirtieron en vigilias de lectura y de algo parecido a la oración. Hasta que una noche, en mi habitación vacía de afectos, al llegar a Mateo 9.13 “…porque no he venido a llamar a justos sino a pecadores”, sentí que el Señor me arropaba con su manto de misericordia y bajé toda mi autosuficiencia hasta las rodillas para entregarme arrepentido y vencido definitivamente a sus pies. Hubo como una luz en mi interior, fue como un bálsamo con aroma del cielo.
De entonces acá ha llovido bastante. El final de la historia fue la restauración completa de todo lo que supuestamente había perdido –del trabajo, la familia, la vida-. ¿Conocen a Job? Dios hizo algo parecido en mí. Para Él no hay nada imposible. Cristo cambió las perspectivas de mi vida porque el arrepentimiento trae liberación. Me sabía perdonado y comencé a saborear las mieles de la gracia en el gozo pleno y también en los muchos tropiezos. El viejo hombre pugna sin cesar por volver a salir porque el pecado tiene buenos amigos que son seductores, traicioneros, buscadores de la destrucción del cristiano: el amor al dinero, los placeres del mundo, la desobediencia. Es una guerra que sólo el Espíritu Santo puede enfrentar. Por eso Cristo venció en la Cruz toda la maldad del mundo al cargar con la culpa que yo y todo pecador merecíamos.
Dios tiene su aljaba celestial llena de sicómoros (higueras) para que podamos subirnos a ver a Jesús cuando pase y aceptemos su invitación a cenar con Él (Lucas 19, historia de Zaqueo). Yo derrumbé unos cuantos de esas higueras antes de decidir subir a ellos para mirarle y escuchar su orden a bajar – hasta las rodillas – y seguirlo a Él. Jesús entró a mi templo de dioses extraños y me llenó de su gracia con su suficiencia. Mi sicómoro fue la crisis, una vida incompleta; con casa, pero sin hogar; con mujer, pero sin matrimonio; con hijos, pero sin flechas que lanzar al aire (Salmo 127. 3-5) para que Dios fuera glorificado en mi vida. ¿Cuál es el árbol sicómoro que Jesús está usando para que le veas? ¿Lo has visto pasar? ¿Te crees tan suficiente como para arreglártelas en la vida sin la sinfonía de Jesús en tu corazón?
Este mundo te hace promesas, te propone sueños y bienestar con éxito garantizado. Yo caí en esa trampa y me busqué deidades para que me ayudaran a hacerlos realidad: un dios (con minúscula) para que abriera mis caminos (“yo soy el Camino”, dijo Jesús – Juan 14.6-), otro dios para que me guardara de los peligros y temores (“no te dejaré, ni te desampararé”, dice el Señor -He 13.5b-), y otros más para usarlos a mi conveniencia. Así va el mundo, de dios en dios, de mal en peor, de su suficiencia a su propia exaltación, negando al único y verdadero Señor de todas las cosas, la plenitud en quien el Padre se plació para que en Él cohabitara el todo para tu salvación y para la mía. Él es suficiente.
Si tú corazón anda buscando reposo, humíllate y clámale: Él escucha al corazón que se humilla. Si no tienes paz; Él es el príncipe de paz que anhela que descanses en su gracia. Si crees que ya no puedes más, Él puede darte de beber agua de vida que saciará tu sed, refrescará tu humanidad y te hará crecer alas como las águilas para vivir una vida plena y abundante (Juan 4.14). ¡Ven a Cristo y no te arrepentirás!
Desde entonces mi familia y yo hemos sido bendecidos espiritualmente más de lo que merecemos y hemos visto la mano de Dios cada día desde que Cristo entró a nuestro hogar.
Amados, en Jesús hay libertad y amor. No te escudes en aquello de que aún no estás preparado para aceptar su amor y venir a sus pies. Sólo un poco de fe basta. Él te ama, tal como eres y desea sólo que vengas a Él. Dale una oportunidad. Él sólo quiere tu corazón en la condición que se encuentra hoy. No esperes las crisis para inclinar tu rostro, probar la fortaleza de tus rodillas y humillarte. Él espera, Él anhela tu abrazo y tu rendición. Él puede ser tu pastor, tu sustentador, tu gran Señor.
¡Dios te bendiga!

Dios sabe donde encontrarte

En Juan 21, se nos narra el momento en que Jesús aparece a sus discípulos por tercera vez, luego de haber resucitado. Pedro y otros 6 discípulos estaban pescando. Pedro había regresado a las barcas, al lugar de donde Jesús lo había sacado; regreso a lo cotidiano, a lo que era normal, lo natural para él.
Muchas veces, las circunstancias a nuestro alrededor quieren provocar que regresemos al lugar de donde Dios nos sacó, al lugar de donde Dios nos llamó para hacer algo grande con cada uno de nosotros. Lo triste es que Pedro se lleva a otros con él.
Lamentablemente, cuando una persona pierde de perspectiva la visión de lo que Dios lo ha mandado a hacer, se lleva consigo a un grupo de personas a un lugar de pocos resultados.
¿A cuánta gente tú has estado acompañando a la barca que está vacía? O peor aún, ¿a cuánta gente tú has llevado a una barca que está vacía?
Pero gloria a Dios que la primera vez tan solo se encontraron en aquel lugar, en las barcas; pero, en esta ocasión, Cristo fue a buscarlo. Cristo fue a buscarlo, al lugar en donde él sabía que iba a estar.
A Dios no se le ha perdido tu dirección. Dios sabe dónde buscarte.
Cuando le entregaste tu vida al Señor, aquello fue un encuentro. Pero ahora, ha pasado el tiempo y, aunque el Señor se te haya aparecido ya en varias ocasiones, y has querido regresar al lugar de donde él te sacó, esta vez no va a ser un encuentro casual, no es que Cristo va a estar pasando frente a tu barca, sino que esta vez Cristo va a ir a buscarte, porque lo que él dijo que él iba a hacer contigo, lo va a hacer.
Aunque no salgas de una para meterte en otra, Dios te ha seguido persiguiendo. Porque esta vez no se trata de un encuentro casual, sino de que Cristo va a buscar a aquel a quien él le había dicho: Tengo algo más grande para tu vida.
Dios ha estado buscándote mañana, tarde y noche, para decirte: Lo que yo dije que iba a hacer contigo, lo voy a hacer y, aunque tú hayas querido regresar y te hayas llevado a otros contigo, yo vengo a buscarte para que sepas que sigo siendo el mismo, que tengo la misma palabra, el mismo llamado, para que sepas que no importa lo que hayas hecho, no importa que me hayas negado, lo que yo dije que iba a hacer contigo, lo voy a hacer, y ya no se trata de ti, se trata de que, cuando te llamé, yo empeñé mi palabra, y yo de ti voy a sacar algo grande.
De esta no te escapas. Dios te va a perseguir, hasta que saque de ti lo que él dijo que iba a sacar. Desde el día que decidiste servirle, tu vida jamás será la misma. Por el resto de tu vida, él sabrá dónde encontrarte. Él sabe que, cuando te deprimes, vuelves a la barca, al mismo sitio. Allí se te va a aparecer, y te va a decir: Pude haber ido a buscar a otro, pero vengo a buscar al mismo que un día me encontré, para decirte que voy a hacer contigo lo que te prometí.

Salmo 34: 4-10

Busqué a Jehová, y él me oyóy me libró de todos mis temores.5 Los que miraron a él fueron alumbradosy sus rostros no fueron avergonzados.6 Este pobre clamó, y lo oyó Jehováy lo libró de todas sus angustias.7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que lo temeny los defiende.8 Gustad y ved que es bueno Jehová.¡Bienaventurado el hombre que confía en él!9 Temed a Jehová vosotros sus santos,pues nada falta a los que lo temen.10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre;pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

Buenos Dias


martes, 29 de abril de 2014

Buenas Noches


Puesto los ojos en Jesús…


Por medio de la gracia y la de fe en Cristo
nuestros errores pueden ser escalones en
lugar de piedras de tropiezo.


Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro
tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso
y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia
la carrera que tenemos por delante.
Hebreos 12:1

El Señor es mi fuerza y mi canción…


Cuando mi mente está dirigida a Jesús, cuando mis ojos
están enfocados en lo eterno, cuando mis oídos oyen mas allá
de las voces del momento, puedo escuchar el canto del océano.
El Señor en una forma milagrosa pone todo en su debida
perspectiva cuando mi mente y corazón se centran
en Su persona, Sus obras y Sus promesas.


Dios es mi salvación! confiaré en El y no temeré.
El Señor es mi fuerza y mi canción. El es mi Salvación!!!!!
Isaías 12:2

Luz en las Tinieblas


Que nadie te detenga

Dice la biblia que, cuando Jesús resucitó, hubo personas que pagaron mucho dinero para que mintieran, diciendo que el cuerpo había sido robado, y no que había resucitado. Cuando el enemigo, el mundo, no puede apagar lo que Dios ha hecho contigo diciendo mentiras, el segundo intento es burlarse de ti.
En libro de Hechos, capítulo 2, se nos relata el momento que hoy conocemos como el día de Pentecostés. Ese día, un grupo de personas fue lleno del Espíritu Santo y comenzaron hablar en otras lenguas. Al ver esto, unos quedaron atónitos, perplejos, maravillados; pero hubo otro grupo que, burlándose, decía que estaban borrachos.
Cuando Dios comienza hacer una obra transformadora en tu vida, unos se quedan atónitos y maravillados, pero otros van a burlarse de ti y te llamarán loco. ¿Cuántos hemos experimentado la burla del mundo? Y todo porque antes eras como Pedro, un simple pescador, y ahora dices que eres pescador de hombres. Ahora le comentas a tus amistades y al grupo que te rodea que tú fuiste llamado para algo más grande y poderoso. El mundo como no entiende, se confunde y comienza a burlarse del propósito de Dios en tu vida.
Luego, continúa diciendo en Hechos 2 que, cuando se burlaban, entonces Pedro se levantó y dio su primer mensaje. El Pedro que estuvo confundido, oculto, con miedo, el Pedro que negó a Jesús tres veces, ese mismo Pedro, el Espíritu Santo le dio las fuerzas y se paró firme con valentía y comenzó a predicar a los que se burlaban. Les decía: La razón por la cual se están burlando, esa es la razón por la cual un día le seguí: Él es el Cristo resucitado.
Es fácil cuando el mundo se maravilla de lo que Dios ha hecho contigo, pero es difícil cuando te llaman loco y borracho por hablar lo que él hizo contigo. Pero los que hemos sido resucitados, ante la burla, nos paramos firmes y hablamos de sus maravillas.
Cuando Pedro terminó de predicar, 3 mil personas aceptaron al Señor como su Salvador.
La razón por la cual tú comenzaste a seguir a Cristo comenzará a cumplirse cuando te atrevas a pararte firme y con valentía a hablarles a aquellos que se burlan de ti. No fuiste llamado para vivir una vida cotidiana, fuiste llamado para que lleves la vocación del supremo llamamiento por el cual un día decidiste seguir a Cristo.
No te atemorices, no te escondas, no te quedes callado ante la burla. Levántate firme, con valentía y háblales. Pero, recuerda que esto no se trata de ti, sino de Él. No es hablarles de ti, es hablarles del que se levantó de entre los muertos, del Cristo resucitado. Diles: Díganme loco, borracho, arrebatado y búrlense todo lo que quieran; pero, cuando nadie daba un centavo por mí, él me llamó, me amó y pagó un gran precio por mí. Dio su vida, para que hoy tú tengas vida.
Levántate y habla con valentía ante los que se burlan de ti, y verás como comenzará a cumplirse el propósito de Dios en tu vida.

Tuya es la alabanza Oh Dios

Mas yo esperaré continuamente, y aún te alabaré más y más.

No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto.
Por tanto, dejando las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez, no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas y de la fe hacia Dios.
La senda de los justos es como la luz de la aurora, que va aumentando en resplandor hasta que es pleno día.
Amo al SEÑOR, porque oye mi voz y mis súplicas.
Porque a mí ha inclinado su oído; por tanto le invocaré mientras yo viva.
Bendeciré al SEÑOR en todo tiempo; continuamente estará su alabanza en mi boca.
Día y noche no cesaban de decir: SANTO, SANTO, SANTO, es EL SEÑOR DIOS, EL TODOPODEROSO.
El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra.Tuya es la alabanza en Sión, oh Dios,
Estad siempre gozosos;

Una cualidad para destacarnos

“Después de él Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib sumo sacerdote”Nehemías 3.20

En la versión NVI: “El tramo siguiente, es decir, el sector que va desde la esquina hasta la puerta de la casa del sumo sacerdote Eliasib, lo reconstruyó con entusiasmo Baruc hijo de Zabay”.
Una cualidad fundamental para destacarnos es hacer las cosas con fervor, es decir, con entusiasmo.

Se dice que el entusiasmo es un signo de salud espiritual, ya que esta palabra significa ‘poseído por Dios’.

El entusiasmo hace que te destaques del resto, ya que las personas que logran resultados extraordinarios son entusiastas en lo que hacen.

El entusiasmo es más que el optimismo, ya que el optimista cree que algo bueno va a ocurrir o está esperando que algo bueno suceda.

El entusiasmo es acción para la transformación de la realidad y de las cosas, y se traduce en nuestra forma de actuar.
No son las cosas que van bien las que producen entusiasmo, sino que es el entusiasmo lo que hace que hagamos bien las cosas.
Entusiasmate para que Dios pueda obrar en vos y, a través de vos, para vencer desafíos, solucionar problemas y crecer en todo lo que hagas en la vida.

Hoy en día la gente tiene tanta falta de entusiasmo que necesita más que nunca ver al Pueblo de Dios viviendo de forma entusiasta.

Recordá que Baruc fue reconocido entre el resto, no por lo que hizo sino por la forma en que lo hizo, o sea, con todo fervor, es decir, con todo entusiasmo.

Cuando vivís con fervor y entusiasmo, el primer bendecido y beneficiado sos vos. Y, además, serás también de bendición para aquellos que te rodean.

Que el fervor y el entusiasmo sean un signo distintivo en el Pueblo de Dios, primeramente para con el Señor, y también para con todo lo que emprendan y desarrollen en la vida. Yo bendigo tu vida con fervor y entusiasmo para que puedas destacarte del resto y ser de inspiración a todos los que te rodean.

Llorar con Dios

Hoy, sentado con un poco de nostalgia, me pongo a recordar,
recuerdo aquellas lágrimas, cuando era adolescente;
encerrado en cuatro paredes, me negaba a aceptar,
que aquella almohada llena de lágrimas, era el hombro del Omnipotente.
..
Y sin pensar en palabras, me abrazaba,
me abrazaba con aquellos brazos que hoy veo extendidos,
sin poder decir una palabra, Él decía que me amaba,
pero yo no lo escuchaba, yo tapaba mis oídos.
..
Mientras aquella almohada, ahogaba los gritos de impotencia,
mientras lloraba, sin ni siquiera poder detenerme,
Allí estaba Él, las cuatro paredes soportaban su presencia,
y eran sus manos que me sujetaban, porque ÉL no quería perderme.
..
Aquellas noches parecían eternas, muy adentro preguntaba,
donde estaba Dios?, porque Él dejaba que estas cosas sucedieran?,
hoy me doy cuenta, que la respuesta, mal buscaba,
Porque Dios estaba a mi lado, y yo ni siquiera me daba cuenta.
..
Hoy, aquel adolescente mira su pasado y sonríe,
pues ahora entiende, porque todo sucedió,
él se siente muy afortunado mientras escribe,
que todas las noches que lloraba, él lloraba con DIOS.

Palabras de Jesus

El verdadero cumplimiento de la ley

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Buenas Tardes


Yo escucho tu grito

Hijo, Yo escucho tu grito, atenderé a tus clamores, prestaré atención a tu plegaria pues no hay engaño en tus labios……Dictaré tu sentencia, pues Mis ojos ven lo que es recto……Yo he escudriñado tu corazón, te visité de noche, te probé en el crisol y no he hallado crimen en ti……no has pecado en palabras, como pecan la mayoría, has guardado las palabras de tus labios y seguido las sendas que te he marcado……afirmaré mis pasos en tus caminos para que no tropiecen tus pies……te daré pronto una respuesta; inclinaré a ti Mi oído y escucharé tu ruego……renovaré Mis bondades, te salvaré del agresor porque te refugiaste bajo Mi diestra……te guardaré como a la niña de Mis ojos… te esconderé a la sombra de Mis alas… Jesús.

Confesión: No he engañado con mis labios y no he desviado mis ojos al pecado… soy sincero para contigo ¡Oh! ¡Dios! No he pecado con mis palabras y me he mantenido puro… me has probado y no te he negado… he confesado ante ti todos mis pecados y soy libre por tu Palabra de culpa… Tú eres mi Salvador y de Ti espero mi liberación… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: Salmo Capítulo 17

Promesas sin cumplir

¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! [...] ¡pon manos a la obra, y que el Señor te acompañe!1 Crónicas 22:13, 16


Ya falta un día para que se acabe este cuarto mes del año y te está preocupando que muchas de las cosas que prometiste cambiar en el inicio del año aún no las puedes cumplir.
En este día, te motivo a que no te des por vencido. Un hábito no se cambia de la noche a la mañana, ni tampoco dejar de hacer algo que sabemos que no es la voluntad de Dios. A decir verdad, nos cuesta muchísimo cumplirlo.
Por lo tanto, nuestra oración diaria debe ser pedirle a Dios que nos permita desarrollar el dominio propio y estoy segura que, con el favor de Jesús, lo lograremos.
No te desanimes, Dios te ama y te ayudará a cumplir tus promesas.
Repítete: «Yo puedo, yo lo haré, yo lo lograré. Lo que me propongo, eso haré».
De ese modo, estoy segura que lograremos cumplir nuestras promesas.
¡Ánimo, aún nos faltan ocho meses para hacerlo!


Oración diaria

Martes 29 abril 2014: Mi PADRE ETERNO: gracias porque siempre estas conmigo, si es de noche estas a mi lado y si es de día TU guardas mi camino, solo en TI puedo vivir confiado; pido que TU gracia, TU paz, TU protección y TU bendición descienda sobre mi hogar, en el nombre de CRISTO JESUS, amen.

Antes de emprender algo necesitamos buscar la unción del Espíritu Santo

Y después de poner El las manos sobre ellos, se fue de allí. Mateo 19:15

Entonces Samuel tomó el frasco de aceite, la derramó sobre la cabeza de Saúl, lo besó y le dijo: "¿No te ha ungido el SEÑOR por príncipe sobre Su heredad?" 1 Samuel 10:1


Todo hijo de Dios necesita la energía y el poder que viene del Espíritu Santo, que cuando Dios nos llama a la vida cristiana nos llama para recibir poder de lo alto y para ejecutar todas las cosas que Dios quiere que llevemos a cabo en Su Poder y no en nuestra energía.
Uno de los retos más grandes que tenemos como hijos de Dios es aprender a movernos no en nuestras propias fuerzas sino en la fuerza que viene del Espíritu Santo, transferir nuestras acciones a esa fuente, cambiar el motor por así decirlo, de nuestra manera de actuar en la vida, de manera que la energía principal, la fuerza motriz de nuestras acciones sea la fuerza del Espíritu Santo y no nuestra propia energía carnal y humana.
Señalamos en nuestro último mensaje que las referencias al mover del Espíritu Santo y a la necesidad que hay en el mundo de la fuerza del Espíritu Santo no es algo que surge solamente en el Nuevo Testamento, o en el Libro de los Hechos como algunas personas piensan donde se muestran todos estos movimientos poderosos del Espíritu Santo, sino que desde el inicio mismo de la creación vemos que el Espíritu Santo es la fuente de toda creatividad.
Señalamos que en el primer capítulo de Génesis ya vemos el Espíritu Santo posándose sobre las aguas, sobre esa tierra que está desnuda y desordenada, preparándose para convertir todo ese potencial en algo ordenado, algo hermoso, algo que sostenga la vida. Y hemos dicho que de esa misma manera, nuestra vida es como ese universo vacío, desordenado, desnudo cuando entramos a los caminos del Señor, y el Espíritu Santo está allí esperándonos en la entrada a los caminos de Dios para convertir nuestros dones y nuestra potencialidad que muchas veces no hemos podido usar en una forma creativa y ordenada. Y el Espíritu Santo quiere convertirla en algo hermoso y ordenado que dé a luz a la vida de Dios.
Y de esa manera vemos que en el Libro de Génesis, en el capítulo 1, ese Espíritu de Dios que se movía sobre la faz de las aguas que es como el potencial, la fuerza bruta, la materia prima de la creación comienza entonces a crear cosas. Y vemos que en el versículo 3 dijo Dios: "Sea la luz, y fue la luz" y más adelante Dios ordena que las aguas se separen y que haya orden en las aguas; todas estas cosas están hechas por medio del Espíritu de Dios que es la fuente creativa, y de esa misma manera nosotros necesitamos ese poder que convierta nuestro caos, nuestro desorden, nuestro vacío en vida creativa que lleve a cabo los propósitos de Dios. Así que vemos que desde el inicio mismo, antes de la creación podemos decir, ya el Espíritu de Dios está jugando ese papel importante.
Hay otro pasaje que quiero discutir con ustedes con más tiempo, y vemos ya cómo ese Espíritu de Dios en el Antiguo Testamento se está moviendo en la vida de los hombres y mujeres, y profetas, y reyes que Dios habría de usar para llevar a cabo Sus Obras en la vida del pueblo de Dios.
Uno de los ejemplos más dramáticos del mover del Espíritu Santo en la vida de un hombre lo encontramos en la vida del rey Saúl. Es interesante que Saúl era un hombre muy imperfecto. Sabemos que su vida terminó en desastre porque no obedeció a la Voluntad de Dios, no se dejó guiar por Dios que quería dirigir Su reinado. Pero cuando Dios lo llama a él por razones misteriosas porque Dios tenía que saber que Saúl iba a fracasar al final, pero recordemos que había una controversia entre Dios y el pueblo de Israel que quería simplemente un rey porque todas las demás naciones de los alrededores tenían rey, pues ellos querían estar a la moda. Y Dios sintió que eso era un rechazo directamente de Su Persona porque Él quería ser el Rey sobre Su pueblo.
Y Dios les dijo: Les voy a dar rey pero sepan que esos reyes van a ser hombres muy imperfectos, van a abusar de ustedes, van a cometer graves errores y van a poner a la nación en aprietos, pero voy a complacerlos. Y yo creo que parte de lo que estaba aquí pasando era que Dios tenía también esa controversia, y dijo: Bueno ¿ustedes quieren reyes? les voy a dar un rey como ustedes lo quieren: grande, fuerte, atractivo como era Saúl pero les va a costar caro. Hay algo aquí de ese misterio de lo que Dios estaba haciendo.
Pero es interesante que cuando Dios comisiona a Saúl lo primero que hace es pedirle a Samuel, el profeta, que unja a Saúl y que le imparta la unción del Espíritu Santo. Todos los grandes reyes de Israel eran ungidos con aceite como señal del Espíritu de Dios que iba a posarse sobre ellos para capacitarlos, para llevar a cabo las cosas que Dios quería que llevaran. Ser rey era algo muy serio, muy exigente, lleno de peligro y por lo tanto estos reyes necesitaban la unción del Espíritu Santo.
Vemos en el capítulo 10 de Primero de Samuel que cuando Samuel llama a Saúl, dice que: "Samuel tomó" versículo 1 capítulo 10 "una redoma de aceite, la derramó sobre la cabeza de Saúl y lo besó, y le dijo: ¿no te ha ungido Jehová por príncipe sobre Su pueblo Israel?"
Vemos entonces que lo primero que hace Samuel es ungir a Saúl para que él lleve a cabo su trabajo como rey de Israel. Y lo primero que nosotros tenemos que hacer cuando queremos emprender algo en el Nombre del Señor es asegurarnos de que tenemos la unción del Espíritu Santo, de que nuestra vida está llena de ese poder que sólo viene de Dios. Sin el poder de Dios no podemos comenzar a hacer nada.
Saúl necesitaba esa unción especial. Imagínese qué hubiera sido de Saúl con todas sus imperfecciones de carácter si no hubiera tenido esa unción del Espíritu Santo. Vemos sin embargo que la unción del Espíritu Santo no lo es todo, se necesitan otros atributos, otras cosas que complementen, pero definitivamente la base de la vida cristiana es esa llenura del Espíritu Santo.
Samuel unge a Saúl y lo inicia de esa manera en la carrera que tiene que llevar a cabo. Nosotros también al iniciar nuestros proyectos en la vida, nuestros ministerios, necesitamos buscar esa unción del Espíritu Santo.

Palabras de Jesus

La sal de la tierra y la luz del mundo
Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

¿Haces daño a quién amas?

Un día mi hermanito tomó dinero a ocultas, como al final todo siempre sale a la luz, fue un dolor muy grande enterarme de la verdad. En ese momento me puse a pensar en el dolor que causa cuando una persona que amas actúa de manera equivocada, porque si como hermana me dolió mucho me pregunté ¿cuánto más a mis padres? En ese momento no nos importó la cantidad sustraída sino mi hermano, por la peligrosa actitud que estaba tomando.A veces cuando pecamos o le fallamos a Dios pensamos que Él está con un látigo en su mano, con una mirada de odio hacia nosotros y a punto de enviarnos al primer juicio, de modo que nos da miedo acercarnos. Lo que ignoramos es que antes del enojo que le origina nuestra actitud, se encuentra el dolor que le causamos por haber ido otra vez en contra de su Palabra, a pesar de decir que lo amamos.Tomé una hoja de papel y dibuje a mi hermanito muy distante de Dios, en medio de ellos puse una mancha negra que representaba el pecado, demostrándole que robar era malo y que Dios no se alejaba de él, sino que él se alejaba de Dios. Lo interesante de éste hecho fue que después de haberle enseñado “que robar era un pecado” por medio de un dibujo, me pidió que se lo regalara y me dijo: “Por favor, dame esa hoja, voy a guardarla en mi mochila, para que cada vez que piense en hacer algo que está mal, pueda recordar lo que me enseñaste”. Esas mismas palabras son las que Dios espera que digamos nosotros:En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti. Salmos 119:11
Guardar en el corazón sus enseñanzas, nos ayudará a estar más cerca suyo y a no volverle a fallar.Si tienes alguna debilidad y realmente ya no quieres causarle dolor a Dios como tampoco a las personas que amas, es importante que memorices versículos que te ayuden a enfrentar esos momentos en los que te encuentres en tentación. Lo que Dios te pide al guardar su Palabra, no es simplemente que la leas sino que la hagas real en ti.¡Él no te odia, te ama! Por eso se duele cuando te apartas de su lado.

Si aceptas que te corrijan

Hijo, si aceptas que te corrijan demuestras que amas el saber y estarás dispuesto a cambiar tus errores, en cambio el que aborrece la reprensión es un tonto, el orgullo no lo deja progresar……Yo favorezco al que es bueno, pero condeno al hombre con dobles intenciones……si haces el mal no estarás nunca seguro; si eres justo, en cambio, estarás bien arraigado……piensa que una mujer valiente es el orgullo de su marido, en el otro extremo, la que no sabe tener vergüenza es un cáncer en los huesos……sabrás si los proyectos son buenos o malos dependiendo la intención del que los propone, los justos tratan de hacer el bien, los proyectos de los malos no son más que engaño……las palabras de los malvados son con doble intención con trampas para que caigas, pero los hombres rectos tienen la respuesta para escapar……se aprecia a cada cual según su buen criterio, pero cuando se detecta que el que habla lo hace con doblez… será despreciado……más vale no tener títulos pero tener un servidor, que dárselas de grande y que le falte el pan……el justo tiene atenciones hasta con sus animales; el malvado, en cambio, no tiene entrañas… Jesús.

Confesión: Hoy declaro que aceptaré la corrección con humildad porque amo el saber y el aprender… no andaré falseando la verdad teniendo dobles intenciones… pido a Dios me dé siempre la respuesta para escapar de aquellos que me tienden trampas… preferiré tener lo necesario y no ser “un grande” que parecer serlo y me falte el pan… mostraré que soy justo tratando bien a los animales… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: Proverbios Capítulo 12

Salmo 34: 1-3

La protección divinaSalmo de David, cuando mudó su semblante delante de Abimelec, y él lo echó, y se fue.

34 Bendeciré a Jehová en todo tiempo;su alabanza estará de continuo en mi boca.2 En Jehová se gloriará mi alma;lo oirán los mansos y se alegrarán.3 Engrandeced a Jehová conmigoy exaltemos a una su nombre.

Buenos Dias


lunes, 28 de abril de 2014

Buenas Noches


La duda… enemiga de la fe

El Señor te guiará siempre; te saciará en tierras resecas, y fortalecerá tus huesos. Serás como jardín bien regado, como manantial cuyas aguas no se agotan.Isaías 58:11


La duda paraliza tu fe. La duda es un sentimiento que todos tenemos, pero que se mantiene como ciertos virus dormida en nuestro ser. Y la activan varios sucesos de la vida.
Es posible que tú fueras una persona de mucha fe, pero un suceso marcó tu vida y es como si no pudieras volver a creer.
Situaciones como una infidelidad, la traición.
En el peor de los casos, una tragedia enlutó tu vida. Así que decides perder toda confianza en Dios y le das espacio a la duda.
Hoy es el día de restablecer lo dañado. Hoy es el día para decirle a Dios que te ayude a volver a confiar.


Recuerda que la duda no te permite ver la mano de Dios en tu vida y mucho menos vivir agradándole.
Además, «sin fe es imposible agradar a Dios» (Hebreos 11:6).

Videos Cristianos - Hoy Quiero Ser un Cristiano de Credibillidad

Seguidores de Cristo

Un nombre nuevo.
Se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.
Que se aparte de la iniquidad todo aquel que menciona el nombre del Señor.
Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Pero jamás acontezca que yo me gloríe, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo ha sido crucificado para mí y yo para el mundo. Porque ni la circuncisión es nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados; y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma. Pero que la inmoralidad, y toda impureza o avaricia, ni siquiera se mencionen entre vosotros, como corresponde a los santos; porque antes erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz

Ap. 2:17 Hch.11:26 II Ti. 2:19 GAl. 5:24 I Co. 6:20 Gal. 6:14,15 Ef. 5:1-3,8

Culto Domingo 27

Salmo 69:30 

Salmo 71:6

 
 Oramos por las ofrendas




Habacuc 1 

Habacuc 3 Oración de Habacuc 
Mateo 24 Habacuc = el que abraza 

Salmo 73 Asaf un adorador, un levita  


Dios los bendiga

Una noche muy tarde

Derrote a sus gigantes y siga fiel a Dios

“Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré” (1 Samuel 17:46)Un pueblo y un joven frente a un gigante. Su corpulencia aterrorizaba a todos. Sus armas imponentes, sin comparación con las que el ejército de Israel tenía. Su aspecto imponía terror, de modo que “todos los que veían aquel hombre huían de su presencia” (v. 24). En contraste un joven sin armas, sin entrenamiento militar, a quien el gigante “le tuvo en poco”, amenazando con destruirlo y aún más, “le maldijo en nombre de sus dioses”. El gigante tenía todo humanamente hablando, pero David tenía a Dios. Goliat venía con su propia fuerza, pero David en representación de su Dios, y contando con los recursos divinos, estaba seguro de la victoria.La vida cristiana es también un continuo enfrentarse a gigantes que intentan cortar el camino del gozo y de la bendición. Es posible que hoy tengamos frente a nosotros el gigante del desaliento. Hemos luchado contra las aflicciones, las tristezas y las adversidades, y poco a poco nos han hecho creer que no podremos derrotar a ese gigante. Tal vez nos hemos enfrentado a él con nuestras fuerzas, armados con nuestros recursos y ahora estamos huyendo aterrorizados porque es más poderoso que nosotros.Pudiera ser que nuestro problema sea generado por el gigante de la duda. Tenemos las promesas de Dios, queremos aferrarnos a ellas por la fe, pero el combate la ha ido debilitando de modo que es casi como un pabilo que humea, o una caña rota, en la que no podemos apoyarnos. Los días cubiertos por las nubes de la tormenta han ido debilitando nuestra seguridad, de modo que dudamos de la victoria. Es cierto que la promesa es clara: “Dios nos lleva siempre en triunfo” pero aparentemente no lo estamos viendo.Acaso el combate sea contra el gigante de la aflicción. Sumergidos en el mar de la prueba, anegados en el océano de las lágrimas, sintiendo el frío intenso del turbión desencadenado contra nuestra frágil habitación, estamos siendo aterrorizados por un futuro que evaluamos como insalvable.Es probable que quien nos está llenando de miedo sea el gigante de la soledad. Miramos alrededor y no vemos a nadie. Todos se han ido, dejándonos solos en el conflicto. Aquellos en quienes nos apoyamos un día no están ahora. La soledad nos asusta y el desaliento está invadiendo nuestra alma. ¿Estoy irremisiblemente condenado a ser presa de algún gigante? ¿Tendré acaso fuerzas para enfrentarme a él?.. ¡Sin duda No! no tengo fuerzas yo por mi mismo, pero miro al texto y recobro esperanza. ¡Sí puedo enfrentarme al gigante que intenta cortar el paso de las bendiciones y el terreno de la victoria! El viene a mí con sus armas, pero yo voy a él “en el nombre de Jehová de los ejércitos”. Las armas del enemigo son como nada ante el poder admirable de Dios. Puedo enfrentarme a él ahora mismo. En este mismo momento. Puedo alzarme del terreno de derrota en que estoy caído. Puedo desterrar de mí el miedo que me amenaza. Puedo pisar un lugar firme y usar la fuerza de Dios, que está comprometida por Él a mi favor. La fe recobra su fuerza y la seguridad celestial me rodea. De este modo puedo decir al gigante que roba mi paz: “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré”. Señor, no más inquietud, no más desaliento. Descanso en ti y en tu nombre voy.

Palabras de Jesus

Acerca de la ira

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel. De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante.

Yo Elegí Confiar en Dios ¿y Tú?

“No permitas que las crisis se apoderen de ti, comienza a ver las oportunidades y de seguro vas a triunfar”.
Se ha fijado que la palabra más popular de estos tiempos es “crisis”.
Leemos la prensa o vemos las noticias en televisión y nos encontramos con la crisis, estamos en el trabajo o en el hogar y lo que escuchamos es crisis, esto por supuesto hace que mucha gente cristiana y no cristiana se paralicen y no avancen por temor a la crisis.
¿Eres tú de esas personas que se han detenido ante la crisis o eres de las que avanzan en búsqueda de lo extraordinario?
La vida es un asunto de actitud y la actitud es un asunto de decisión, y yo elijo que actitud voy a tomar ante las crisis, los problemas o situaciones que se me puedan presentar, podemos optar por una actitud positiva o una actitud negativa. La actitud positiva hace la diferencia porque busca solucionar problemas, no es que deja los problemas así y no le importa, una persona con actitud positiva busca siempre resolver, disfruta las circunstancias, ve mas oportunidades y vive la vida con entusiasmo.
Una persona con actitud positiva tiene presente lo siguiente:
1. No eligió las circunstancias que le tocó vivir, pero si eligió cual actitud manifestar.2. Se esfuerza por desarrollar una actitud positiva y no soltarla.3. Sus acciones están determinadas por su actitud.4. La actitud de su gente o entorno es un reflejo de la suya.
“Dios decide por lo que vamos a pasar. Nosotros decidimos como lo vamos a pasar”.
Es tu decisión como decidas pasar el día de hoy, es tu decisión si decides confiar en Dios para todos los asuntos de la vida. Si crees que tu matrimonio tiene solución o no tiene solución es tu decisión. Si crees que puedes salir de esa deuda financiera o no puedas salir es tu decisión, todo está en tus creencias y donde pones la confianza. Los límites los tenemos nosotros en nuestras mentes.
Hay una historia en la biblia en el evangelio de Mateo 8:5-10,13, donde un centurión romano se acerca a Jesús a pedir por sanidad para su sirviente que sufría muchos dolores y no podía moverse. Jesús le dice que él ira a sanarle pero el centurión le dice que no es digno de que El entre a su casa, que solamente ordene la palabra y el enfermo sanará.
Wow, Jesús se asombra y dice que ni en Israel había conocido a alguien que confiará tanto como este extranjero y mas adelante Jesús le dice que como creíste así sucederá. Aquí podemos ver la actitud del centurión, el pudo haber hecho varias cosas: pedir que Jesús fuera a su casa, mandar a un soldado con el mensaje, buscar otro sirviente sin que le importara los dolores del otro, sin embargo el busco soluciones y siendo extranjero se acercó a Jesús, se esforzó en acercarse al maestro y eligió poner toda su confianza en Dios al pedirle que ordenara, que dijera la palabra de sanidad y el enfermo sanaría. Jesús puede elogiar esta actitud con asombro, se maravilla de la fe del extranjero y le afirma que como creíste así va a suceder.
Algunas preguntas que me gustaría hacerte:
¿Qué es lo que estás creyendo para tu vida?
¿Qué es lo que esperas que suceda en tu matrimonio, en tus relaciones, tus negocios, tus finanzas?
¿Eres capaz de asombrar al Maestro?
¿Cómo es tu actitud ante la vida?
¿Estas confiando en Dios para tus problemas, necesidades, tentaciones?
Mi actitud determinará mis acciones. Puedo ser víctima o protagonista, puedo ser bendición o maldición, puedo ser esclavo o libre, puedo confiar en Dios o no confiar es mi decisión. Hay una anécdota que lo ilustra muy bien.
Cuentan que un alpinista, con el afán por conquistar una altísima montaña, inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria solo para él, por lo que subió sin compañeros. Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo, y oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, la luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo unos pocos metros de la cima, se resbaló y se desplomó por el aire, cayendo a velocidad vertiginosa. El alpinista solo podía ver veloces manchas oscuras y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo… y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos los episodios gratos y no tan gratos de su vida. Pensaba en la cercanía de la muerte, sin embargo, de repente, sintió el fortísimo tirón de la larga soga que lo amarraba de la cintura a las estacas clavadas en la roca de la montaña.
En ese momento, suspendido en el aire, gritó: ¡¡¡ayúdame Dios mío!!!
De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
-¿Que quieres que haga? – Sálvame Dios mío
-¿Realmente crees que yo te pueda salvar? –Por supuesto Señor
-Entonces corta la cuerda que te sostiene…
Hubo un momento de silencio; el hombre se aferró más aún a la cuerda….
Cuenta el equipo de rescate, que al otro día encontraron a un alpinista colgando muerto, congelado, agarradas sus manos fuertemente a la cuerda… A tan solo un metro del suelo…
¿Cuál es la cuerda a la cual nos aferramos para no recibir las bendiciones que Dios tiene preparado para nosotros en el día de hoy?
Hoy es el mejor día para confiar en Dios y disfrutar de todo lo que nos da, busca tu resultado extraordinario. Yo elegí confiar en Dios¿y tu?

Buenas Tardes


Oración diaria

Lunes 28 abril 2014: PADRE: en tu Santo nombre yo declaro una lluvia de bendiciones y protección sobrenatural sobre mis hijas, hijos, sobre mis padres, sobre mi cónyuge y sobre mí, que tu mano poderosa nos cubra a cada uno ahora y siempre, en el nombre de CRISTO JESUS, amen.

Viviendo con pasión

En junio de 2008 se cumplió el aniversario ciento cinco de la Compañía Harley-Davidson, una organización que comenzó cuando William S. Harley, de veintiún años y su amigo Arthur Davidson, de veinte, decidieron en un pequeño cobertizo de madera ponerle motor a las bicicletas.
El primer año vendieron tres motocicletas que hicieron a mano. No pasó mucho tiempo antes que comenzaran a tener éxito y a ampliar su empresa. Cada año producían más vehículos.
Cuando surgieron las carreras de motos y ganaron popularidad, las Harley-Davidson dominaron.
Al estallar la Primera Guerra Mundial los aliados no tardaron en darse cuenta de la importancia de las motocicletas. Harley-Davidson estima que la compañía proveyó la mayoría de las veinte mil motocicletas usadas por el ejército de los Estados Unidos en la guerra. Y después de firmado el armisticio, el primer estadounidense en entrar en Alemania lo hizo manejando una motocicleta Harley-Davidson.
La compañía prosperó por más de medio siglo. Uno de sus puntos fuertes fue que era un negocio familiar cuyos empleados o clientes se sentían conectados por su amor por las motocicletas Harley-Davidson. Y la compañía continuó creciendo, modernizando y mejorando sus motocicletas y ganando admiradores.
A principios de la década del 70, Harley-Davidson era dueño de cerca del ochenta por ciento del mercado de motocicletas grandes (850+ cc) en los Estados Unidos.Maxwell, J. C. (2001; 2003). Las 17 Cualidades Esenciales de un Jugador de Equipo; (Page 84). Thomas Nelson, Inc.
Todo comenzó en un cobertizo de madera poniéndole motor a unas bicicletas, pero la pasión siempre ardió en ellos. Pasión es la llama que puede encender la mecha de una invención. La mayor pasión es la que enciende Dios en nuestro corazón. No te dejes llevar por la corriente, detente y comienza aunque sea en el cobertizo de tu casa. Dios te sostendrá. Ten fé!!
Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? Mateo 6:30
Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Mateo 9:29


Reflexiones – El Agricultor

Un hombre tenía un sembrado de flores estupendas; cada día salían de su cultivo centenares de paquetes a vender a la ciudad con las flores más bellas y fragantes que nadie pudiera conocer.
Este señor año por año ganaba el premio a las flores más grandes y de mejor calidad y como era de esperarse era la admiración de todos en la región; un día se acercó un periodista de un canal de televisión a preguntarle el secreto de su éxito, a lo que el hombre contestó:
- Mi éxito se lo debo a que de cada cultivo saco las mejores semillas y las comparto con mis vecinos, para que ellos también las siembren.
- ¿Cómo?- respondió el periodista- pero eso es una locura, acaso no teme que sus vecinos se hagan famosos como usted y le quiten su importancia?
El hombre dijo: – Yo lo hago porque al tener ellos buenos sembrados el viento me va a devolver a mi cultivo buenas semillas y la cosecha va a ser mayor; si no lo hiciera así ellos sembrarían semillas de mala calidad que el viento traería a mi cultiva y cruzaría las semillas, haciendo que mis flores sean de mala calidad.
Lo mismo ocurre en nuestra vida. Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca. Quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad, pues el bienestar de cada uno está unido al bienestar común.
Gálatas 6:2Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la ley de Cristo.

Hermosa

Hoy en día las jóvenes quieren parecerse a las modelos de las revistas, sin embargo lo importante es la belleza real que todas poseen.
Proverbios 31:10Una mujer ejemplar, ¿Quién la encontrará?¡Vale mucho más que las piedras preciosas!
Rut 3:11
Ahora hija mía, no temas. Haré por ti todo lo que me pidas, pues todo mi pueblo en la ciudad sabe que eres una mujer virtuosa.Job 28:18
Coral y cristal ni se mencionen; la adquisición de la sabiduría es mejor que las perlas.
Proverbios 8:11
porque mejor es la sabiduría que las joyas, y todas las cosas deseables no pueden compararse con ella.
Proverbios 12:4
La mujer virtuosa es corona de su marido, mas la que lo avergüenza es como podredumbre en sus huesos.
Proverbios 14:1
La mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la derriba.
Proverbios 18:22
El que halla esposa halla algo bueno y alcanza el favor del SEÑOR.
Proverbios 19:14
Casa y riqueza son herencia de los padres, pero la mujer prudente viene del SEÑOR.
Proverbios 31:11
En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias.

Palabras de Jesus

El verdadero cumplimiento de la ley

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Nuestra integridad puede ser el instrumento de Dios para salvar a nuestros hijos

Porque nuestra satisfacción es ésta: el testimonio de nuestra conciencia que en la santidad y en la sinceridad que viene de Dios, no en sabiduría carnal sino en la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo y especialmente hacia ustedes. 2 Corintios 1:12

El justo anda en su integridad; ¡Cuán dichosos son sus hijos después de él! Proverbios 20:7


La ansiedad por nuestra familia es natural, pero seríamos sabios si la convirtiéramos en preocupación por nuestro propio carácter. Si caminamos delante del Señor en integridad, haremos más para bendecir a nuestros descendientes, que si les heredáramos grandes propiedades. La vida santa de un padre es un rico legado para sus hijos.
El hombre recto deja a sus herederos su ejemplo, y esto en sí mismo es una mina de verdadera riqueza. ¡Cuántos hombres pueden atribuir su éxito en la vida al ejemplo de sus padres! Él también les deja su renombre. Los hombres tienen un mejor concepto de nosotros como hijos de un hombre que era confiable, o los sucesores de un comerciante de excelente reputación. ¡Oh, que todos los jóvenes estuviesen deseosos de salvaguardar el nombre de la familia!
Sobre todo, deja a sus hijos sus oraciones y la bendición de un Dios que oye las oraciones, y estas oraciones hacen que nuestros vástagos sean favorecidos entre los hijos de los hombres. Dios los salvará aun después que hayamos muerto. ¡Oh, que fueran salvados de inmediato!
Nuestra integridad puede ser el instrumento de Dios para salvar a nuestros hijos y a nuestras hijas. Si ven la verdad de nuestra religión demostrada por nuestras vidas, podría ser que creyeran en Jesús por sí mismos. ¡Señor, cumple esta palabra para mi familia!

Peligro de derrumbe

Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre ustedes, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, negando incluso al Señor que los compró (los rescató), trayendo sobre sí... 2 Pedro 2:1

¿Hasta cuándo, Señor, estarás mirando? Rescata mi alma de sus estragos, mi única vida de los leones. Salmos 35:17


En el año 1989 me encontraba estudiando Psiquiatría y aunque me especialicé en tratar adultos, tuve que hacer una rotación breve por la especialidad para niños y lo hice en el hospital infantil 'Pedro Borrás'. Un edificio majestuoso de varios pisos con aspecto de castillo, una belleza arquitectónica de nuestra capital y con una gran capacidad de ingreso.
Ese mismo año fue cerrado para reparaciones y comenzó tristemente el tiempo a correr y con él llegó el vandalismo. Un buen día desaparecieron las ventanas y las puertas, los baños quedaron destruidos sin los muebles que antes tenían, las lozas de las paredes se esfumaron y nadie se dio cuenta o al menos es lo que se podía suponer.
25 años han pasado desde entonces, el edificio parece un triste cadáver, mas aún permanece en pie como recordatorio de cuan anestesiado puede vivir el ser humano que se queda alienado viendo la destrucción venir poco a poco. ¿Podría estar tan débil un edificio que ha logrado sobrevivir a los embates del tiempo sin que nadie note su presencia por 25 años? Ya se pueden ver paredes interiores a las cuales le han ido sustrayendo ladrillos. Sabemos cual es su fin, ya no hay remedio.
No somos tan diferentes de este edificio, tampoco a los que permitieron que esto llegase a este deplorable estado. Somos un templo, el templo en el cual reposa el Espíritu Santo de Dios. Pero en ocasiones caemos en estado de alienación y no nos detenemos a confrontarnos con nosotros mismos y explorar cómo está el estado de las paredes de nuestra fe.
Y de esta manera comienza el vandalismo a apoderarse de nuestra alma y comenzamos a llamar a lo bueno malo y a lo malo bueno (Isaías 5:20).Perdemos el límite entre lo que honra a nuestro Padre y lo que lo deshonra y coqueteamos con el mundo diciendo que somos fuertes y estamos firmes (1 Corintios 10:12), sin darnos cuenta de que nuestros cimientos se han removido y nuestras paredes ya no son tan seguras. Dios nos guarde. Si en ese momento comienza un diluvio, ni siquiera tendremos donde protegernos.
A menos que no estemos alienados, que sintamos la necesidad del dialogo diario con nuestro Hacedor, que no descuidemos el Espíritu del hijo que vive en nuestro corazón y clama por nosotros (Gálatas 4:6)
A menos que se deshiele nuestra alma y que cada día busquemos el calor y abrigo de el que nos dice “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia” Jeremías 31:3 y “Bástate mi gracia” 2 Corintios 12:9
A menos que recordemos que somos pámpanos y que es importante que llevemos frutos, pero mucho más importante es que estemos aferrados al tronco (Juan 15: 1-11)
A menos que nuestra sangre sea la suya y nuestra sed sólo sea saciada por su agua viva y supliquemos por ella de rodillas diciendo: Señor, ¿a quien iremos? tú tienes palabras de vida eterna.
A menos que troquemos nuestra vida con la suya. (Gálatas 2:20)

Otros amores

La infidelidad es el incumplimiento del compromiso de fidelidad o la falta de ésta, es romper de forma consciente un acuerdo afectivo.Las causas de la infidelidad son múltiples. Una de las maneras en que empieza es cuando dos personas, comprometidas, empiezan a platicar de sus luchas íntimas, dudas o sentimientos con otras personas ajenas a su relación. Ahí es donde comienza la mezcla de emociones y seguidamente se van desencadenando otras etapas que terminan en una traición al conyugue.Lamentablemente los casos de infidelidad y adulterio han aumentado en cifras alarmantes, muchos de los matrimonios empiezan con gran ánimo, amor y gran expectativa, factores que se desvanecen cuando una tercera persona ingresa a sus vidas. En resumen, el adulterio se da cuando una de las partes se involucra con otra persona, rompiendo así su promesa de sólo darse a su cónyuge.Estoy segura que al enterarte de casos de infidelidad o adulterio de otras personas hay un enojo que te invade y varias preguntas vienen a tu mente: ¿Cómo es posible que esté pasando esto? ¿No pensó en sus hijos, en su esposa? ¡Qué desconsiderado/a! Sin embargo, aunque nos molesta esta actitud nosotros también podemos ser infieles a Dios. 2ª Corintios 11:2-3 “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.”Todos somos propensos a extraviarnos e irnos detrás de otros amores si no tomamos las debidas precauciones para mantener protegido el amor. ¿Te imaginas como te sentirías al saber que aquella persona que prometió amarte ahora esté involucrada con otra? La descripción del dolor no alcanzaría a completarse sólo en unas palabras, sino que se podría decir que el corazón se parte en mil pedazos. Muchas personas que han experimentado esta trágica situación, tardan mucho tiempo en superarlo, se sienten denigrados, no valorados, traicionados, etc. ¿Cómo se sentirá Dios al ver que nosotros nos vamos tras otros amores? Pues al igual que a cualquier persona, su corazón también es dolido.Es por eso que no debemos descuidar nuestra relación con Él, debemos contarle el más íntimo detalle de nosotros, nuestras preocupaciones, luchas, victorias, esto nos llevará a mostrarle nuestra fidelidad.Si consideras que te has alejado de Dios y que no forma parte importante de tu vida, puedes volver a Él, sólo tienes que acercarte nuevamente y reiniciar una relación. Él no te reprochará nada ni te rechazará, al contrario te espera con los brazos abiertos.No dudes y haz un compromiso de fidelidad con tu esposo, tu familia y sobre todo con Dios.

Reflexión – El dedo de Dios



Me dio el Señor las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios;y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló el Señor…Deuteronomio 9:10.
Dios habló, pero también se tomó la molestia de escribir con su propia mano. ¿En qué ocasiones? Primero cuando dio la ley a Moisés, grabada en la piedra por el dedo de Dios. Era una ley exigente; mostraba lo que Dios esperaba de su criatura y le decía: “Haz esto, y vivirás” (Lucas 10:28). Pero el hombre nunca pudo cumplir la ley, porque “los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden” (Romanos 8:7).

Entonces, con la misma solemnidad, el dedo de Dios anunció el juicio. En la sala de banquetes del rey Belsasar se profanaban los vasos de oro que habían sido robados en el templo, se adoraba a los ídolos y se burlaban del Dios verdadero. De repente los dedos de una mano escribieron en la pared: “Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin… Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto” (Daniel 5:5, 26-27). Entonces la sentencia se cumplió sin tardar.
Mucho más tarde Dios, en la persona de su Hijo, descendió a la tierra y estuvo en medio de su pueblo. Un día los judíos le trajeron una mujer que había sido hallada en adulterio. Esta mujer merecía la muerte, pero Jesús no la condenó. Se agachó y escribió con su dedo en el suelo. La ley había sido dada por Moisés, pero Jesús traía la gracia y la verdad (Juan 8:6 y 1:17). Quizás esa fue la palabra que escribió en el suelo… Hoy todavía es el tiempo de la gracia. ¡Crea en Jesús y Dios escribirá su nombre en el libro de la vida! (Apocalipsis 21:27).

Salmo 33: 20-22

Nuestra alma espera a Jehová;nuestra ayuda y nuestro escudo es él.21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón,porque en su santo nombre hemos confiado.22 ¡Sea tu misericordia, Jehová, sobre nosotros,según esperamos en ti!

Buenos Dias


domingo, 27 de abril de 2014


Un video para llorar, amar, dejar de criticar: Mi bella mujer

Frases Cristianas

“No debemos entender todo lo que nos ocurre, pero debemos aprender a confiar en Dios en vez de confiar en nuestra capacidad para darle sentido a las cosas.”
Autor: John MacArthur


La alegría perdurable del amor. Película cristiana completa

Nunca nos abandona

LEA: Lamentaciones 3:13-26
"… nunca decayeron [las] misericordias [del Señor]. Nuevas son cada mañana…" —Lamentaciones 3:22-23


Cuando era niño, uno de mis entretenimientos favoritos era jugar en el sube y baja de un parque cercano. Los chicos se sentaban en ambos extremos del tablón y se balanceaban hacia arriba y abajo. A veces, el que estaba abajo se mantenía allí y dejaba a su compañero de juego detenido en lo alto y gritando para que lo bajara. Pero lo más cruel de todo era bajarse y salir corriendo cuando el otro estaba en el aire… para que cayera de repente contra el suelo y se golpeara.
A veces, tal vez sintamos como que Jesús nos está haciendo eso. Confiamos en que estará con nosotros en los altibajos de la vida. Sin embargo, cuando las cosas dan un giro inesperado y nos dejan golpeados y heridos, quizá nos parezca que el Señor se fue y dejó que nos cayéramos y que el dolor nos invadiera.
Pero Lamentaciones 3 nos recuerda que «por la misericordia del Señor no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias» (v. 22), y que Él es fiel hasta el final, aun cuando todo parezca estar desmoronándose. Esto significa que, en medio de nuestro dolor, aunque tal vez nos sintamos solos, no lo estamos. Y aunque no percibamos su presencia, ¡el Señor está a nuestro lado, como nuestro compañero confiable que nunca se irá ni nos dejará!
Cuando todos los demás fallan, Jesús es el amigo más confiable.

Oración diaria

Domingo 27 abril 2014: PADRE: mi alma te alaba, solo TU eres SANTO mi DIOS, nada ni nadie puede igualarse a tu eterna santidad; no hay SANTO como TU mi DIOS, a TI te entrego mi familia, sálvanos, en el nombre de CRISTO JESUS, amen.

Todo su ser

“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”
1 Tesalonicenses 5:23

Usted es un espíritu que viene en un cuerpo y que posee un alma. Si no lo sabía, ahora lo sabe. Dios es Espíritu y lo creó espíritu. Por eso es muy importante que permita que el Señor opere en su espíritu para que su alma reciba el mensaje correcto y también su cuerpo. Porque las cosas que vienen de Dios a su espíritu van a traer una revelación poderosa que va a ser una influencia para su cuerpo. Recibirá sanidad divina y cosas sobrenaturales que ordenarán las cosas que están desordenadas en su cuerpo.

Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y la Biblia dice que Dios es espíritu y Dios que es espíritu nos creó a nosotros a su imagen, un espíritu y que nos colocó dentro de un cuerpo. Pero el verdadero ser es su espíritu y por eso hay que darle prioridad en todos los ordenes de la vida.

Tenemos que cuidar todo guardar irreprensible todo nuestro ser. Mientras estamos en esta tierra podemos escuchar muchos mensajes que tenemos que cuidar el cuerpo, otros se interesan mucho en las cosas del alma, de lo emocional y del sentimiento. Pero hay que permitirle al Espíritu Santo que nos de una revelación amplia a través de nuestro espíritu de todo lo que la Palabra de Dios tiene para nuestra vida entonces va a funcionar bien en el espíritu, en el alma y en el cuerpo. Porque estamos conectados con Dios en el espíritu, y vamos recibiendo la Palabra que se va depositando en nuestro espíritu para ordenar las cosas que van bajo el espíritu.

Usted puede estar aquí pero pensando en otra cosa por allá, sus pensamientos puede ir tras una preocupación, un problema una circunstancia. Las cosas del alma le están bloqueando las bendiciones que Dios le tiene preparadas para su espíritu. Por eso es importante poner las cosas en orden, para que fluyan las cosas del espíritu en el alma y también en el cuerpo. Con el espíritu usted se conecta con Dios y con el cuerpo se conecta con las cosas de la tierra.

Comience hoy a practicar el estar bien conectado con el cielo para funcionar correctamente en la tierra. Usted es un instrumento muy valioso en las manos de Dios.

Oración: Padre, gracias por haberme creado a tu imagen y semejanza. Hoy se que soy un espíritu y estoy conectado a ti que eres Espíritu. Me esforzaré cada día para hacer tu voluntad y representarte aquí en la tierra. Lo haré. En el nombre de Jesús, amén.