Evangelismo

Ultimas fotos

martes, 31 de enero de 2012

Salmo 37

Habacuc 3: 17-19

17 Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.


19 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar. d Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas.

lunes, 30 de enero de 2012

Mateo 12

Los discípulos recogen espigas en el día de reposo


(Mr. 2.23-28; Lc. 6.1-5)

1 En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo;[a] y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer.
2 Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.[b]

3 Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre;

4 cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes?

5 ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo[c] los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo,[d] y son sin culpa?

6 Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí.

7 Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes;

8 porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.[e]



El hombre de la mano seca


(Mr. 3.1-6; Lc. 6.6-11)

9 Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos.
10 Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?[f]

11 El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo,[g] no le eche mano, y la levante?

12 Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo.[h]

13 Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra.

14 Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.



El siervo escogido

15 Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos,
16 y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen;

17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:


18 He aquí mi siervo, a quien he escogido;
Mi Amado, en quien se agrada mi alma;
Pondré mi Espíritu sobre él,
Y a los gentiles anunciará juicio.


19 No contenderá, ni voceará,
Ni nadie oirá en las calles su voz.


20 La caña cascada no quebrará,
Y el pábilo que humea no apagará,
Hasta que saque a victoria el juicio.


21 Y en su nombre esperarán los gentiles.



La blasfemia contra el Espíritu Santo


(Mr. 3.20-30; Lc. 11.14-23)

22 Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba.
23 Y toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David?

24 Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios.

25 Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.

26 Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino?

27 Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa.

30 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.

32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

33 O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol.

34 !!Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.

36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.



La generación perversa demanda señal


(Lc. 11.29-32)

38 Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal.
39 El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.

40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

41 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar.

42 La reina del Sur se levantará en el juicio con esta generación, y la condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.



El espíritu inmundo que vuelve


(Lc. 11.24-26)

43 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.
44 Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.

45 Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.



La madre y los hermanos de Jesús




46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar.

48 Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?

49 Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos.

50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.

domingo, 29 de enero de 2012

Proverbio 28

1 Huye el impío sin que nadie lo persiga;
Mas el justo está confiado como un león.

2 Por la rebelión de la tierra sus príncipes son muchos;
Mas por el hombre entendido y sabio permanece estable.


3 El hombre pobre y robador de los pobres
Es como lluvia torrencial que deja sin pan.


4 Los que dejan la ley alaban a los impíos;
Mas los que la guardan contenderán con ellos.


5 Los hombres malos no entienden el juicio;
Mas los que buscan a Jehová entienden todas las cosas.


6 Mejor es el pobre que camina en su integridad,
Que el de perversos caminos y rico.


7 El que guarda la ley es hijo prudente;
Mas el que es compañero de glotones averg:uenza a su padre.


8 El que aumenta sus riquezas con usura y crecido interés,
Para aquel que se compadece de los pobres las aumenta.


9 El que aparta su oído para no oír la ley,
Su oración también es abominable.


10 El que hace errar a los rectos por el mal camino,
El caerá en su misma fosa;
Mas los perfectos heredarán el bien.


11 El hombre rico es sabio en su propia opinión;
Mas el pobre entendido lo escudriña.


12 Cuando los justos se alegran, grande es la gloria;
Mas cuando se levantan los impíos, tienen que esconderse los hombres.


13 El que encubre sus pecados no prosperará;
Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.


14 Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;
Mas el que endurece su corazón caerá en el mal.


15 León rugiente y oso hambriento
Es el príncipe impío sobre el pueblo pobre.


16 El príncipe falto de entendimiento multiplicará la extorsión;
Mas el que aborrece la avaricia prolongará sus días.


17 El hombre cargado de la sangre de alguno
Huirá hasta el sepulcro, y nadie le detendrá.


18 El que en integridad camina será salvo;
Mas el de perversos caminos caerá en alguno.


19 El que labra su tierra se saciará de pan;
Mas el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.


20 El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones;
Mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa.


21 Hacer acepción de personas no es bueno;
Hasta por un bocado de pan prevaricará el hombre.


22 Se apresura a ser rico el avaro,
Y no sabe que le ha de venir pobreza.


23 El que reprende al hombre, hallará después mayor gracia
Que el que lisonjea con la lengua.


24 El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad,
Compañero es del hombre destruidor.


25 El altivo de ánimo suscita contiendas;
Mas el que confía en Jehová prosperará.


26 El que confía en su propio corazón es necio;
Mas el que camina en sabiduría será librado.


27 El que da al pobre no tendrá pobreza;
Mas el que aparta sus ojos tendrá muchas maldiciones.


28 Cuando los impíos son levantados se esconde el hombre;
Mas cuando perecen, los justos se multiplican.

sábado, 28 de enero de 2012

Salmo 25

David implora dirección, perdón y protección


Salmo de David.

1 A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.

2 Dios mío, en ti confío;
No sea yo avergonzado,
No se alegren de mí mis enemigos.


3 Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;
Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.


4 Muéstrame, oh Jehová, tus caminos;
Enséñame tus sendas.


5 Encamíname en tu verdad, y enséñame,
Porque tú eres el Dios de mi salvación;
En ti he esperado todo el día.


6 Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias,
Que son perpetuas.


7 De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes;
Conforme a tu misericordia acuérdate de mí,
Por tu bondad, oh Jehová.


8 Bueno y recto es Jehová;
Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.


9 Encaminará a los humildes por el juicio,
Y enseñará a los mansos su carrera.


10 Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad,
Para los que guardan su pacto y sus testimonios.


11 Por amor de tu nombre, oh Jehová,
Perdonarás también mi pecado, que es grande.


12 ¿Quién es el hombre que teme a Jehová?
El le enseñará el camino que ha de escoger.


13 Gozará él de bienestar,
Y su descendencia heredará la tierra.


14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen,
Y a ellos hará conocer su pacto.


15 Mis ojos están siempre hacia Jehová,
Porque él sacará mis pies de la red.


16 Mírame, y ten misericordia de mí,
Porque estoy solo y afligido.


17 Las angustias de mi corazón se han aumentado;
Sácame de mis congojas.


18 Mira mi aflicción y mi trabajo,
Y perdona todos mis pecados.


19 Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado,
Y con odio violento me aborrecen.


20 Guarda mi alma, y líbrame;
No sea yo avergonzado, porque en ti confié.


21 Integridad y rectitud me guarden,
Porque en ti he esperado.


22 Redime, oh Dios, a Israel
De todas sus angustias.

Josue 6

La toma de Jericó

1 Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía.
2 Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra.

3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.

4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas.

5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.

6 Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del arca de Jehová.

7 Y dijo al pueblo: Pasad, y rodead la ciudad; y los que están armados pasarán delante del arca de Jehová.

8 Y así que Josué hubo hablado al pueblo, los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, pasaron delante del arca de Jehová, y tocaron las bocinas; y el arca del pacto de Jehová los seguía.

9 Y los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las bocinas, y la retaguardia iba tras el arca, mientras las bocinas sonaban continuamente.

10 Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis.

11 Así que él hizo que el arca de Jehová diera una vuelta alrededor de la ciudad, y volvieron luego al campamento, y allí pasaron la noche.

12 Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová.

13 Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero, fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová, mientras las bocinas tocaban continuamente.

14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al campamento; y de esta manera hicieron durante seis días.

15 Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces; solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces.

16 Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad.

17 Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos.

18 Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis.

19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová.

20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron.

21 Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos.

22 Mas Josué dijo a los dos hombres que habían reconocido la tierra: Entrad en casa de la mujer ramera, y haced salir de allí a la mujer y a todo lo que fuere suyo, como lo jurasteis.

23 Y los espías entraron y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos y todo lo que era suyo; y también sacaron a toda su parentela, y los pusieron fuera del campamento de Israel.

24 Y consumieron con fuego la ciudad, y todo lo que en ella había; solamente pusieron en el tesoro de la casa de Jehová la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro.

25 Mas Josué salvó la vida a Rahab la ramera, y a la casa de su padre, y a todo lo que ella tenía; y habitó ella entre los israelitas hasta hoy, por cuanto escondió a los mensajeros que Josué había enviado a reconocer a Jericó.

26 En aquel tiempo hizo Josué un juramento, diciendo: Maldito delante de Jehová el hombre que se levantare y reedificare esta ciudad de Jericó. Sobre su primogénito eche los cimientos de ella, y sobre su hijo menor asiente sus puertas.

27 Estaba, pues, Jehová con Josué, y su nombre se divulgó por toda la tierra.

viernes, 27 de enero de 2012

Programa de Radio del 26 de Enero

Escuche nuestro programa de radio aquí:

Reunión Jueves 26 de Enero

Pastor Demian Terriles

Comenzamos adorando a nuestro Dios.
Muchas veces venimos a la iglesia esperando de Dios pero Dios también espera de nosotros. Dios hace su parte pero nosotros lo adoramos, lo reconocemos, lo alabamos verdaderamente?
Si el Espíritu Santo no fluye no podemos ni hablar, necesitamos involucrarnos en el mover del Espíritu.
Señor en el nombre de Jesús extendemos nuestras manos para recibir de Tí las herramientas, la capacitación para poder cumplir tu propósito aquí en la Tierra.
Nos posisionamos en FE. Declaramos fortaleza en cada una de las áreas de nuestras vidas. Declaro la voz del Espíritu sobre sus vidas. Declaro que sus ojos y oíodos espirituales se abren ahora. Cuando hay crisis nuestros ojos espirituales se abren.
En Cristo los ciegos ven, los cojos caminan y los sordos oyen.

Am{en y Amén. Gloria a Dios.

Estamos en un tiempo especial. Años atrás estábamos en un tiempo de transición y ahora también estamos en un tiempo de cambio. Hay que aprovechar este mover de Dios.

Hechos 11:19



Siempre estamos en batallas y guerras espirituales.



Versículo 12: llegó a oídos de ellos y mandaron a alguien a observar a los gentiles y para su sorpresa cuando llegaron vieron la gracia de Dios.

Versículo 26:
1.- Se congregaron todo un año. Congregarse con un fin en común adorando a Dios.
2.- Enseñaron la palabra de Dios, transmitieron su palabra contándoles a otros lo que Dios hizo en sus vidas.
3.- A los discípulos se los llamó cristianos por primera vez. Cristianos=pequeños Cristos.

Convertirse no es asistir a la iglesia, conocer la Biblia, ser cristiano tiene que ver con tener a Cristo en el corazón.
El Evangelio habla de una conducta que deja de ser humana para ser divina.
Dios quiere seguir viviendo en cada uno de nosotros.
Es importante que dejemos que el Señor sea en nosotros. La palabra mata pero el Espíritu vivifica.
Lo que somos estará determinado por lo que somos en nuestro interior. La esencia del cristiano es Cristo mismo en ellos.
A Dios le importa la esencia. Si uno está lleno del Espíritu Santo nunca vamos a lastimar a nadie. Nuestra verdadera identidad no es lo que aparentamos públicamente sino la esencia, lo que está adentro. Dios ve tu esencia, lo que está en tu interior.

Am{en.

Dios los bendiga.

jueves, 26 de enero de 2012

Hechos 11: 19-26

La iglesia en Antioquía

19 Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos.
20 Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús.

21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.

22 Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía.

23 Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.

24 Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

25 Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía.

26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Salmo 3

Oración matutina de confianza en Dios


Salmo de David, cuando huía de delante de Absalón su hijo.

1 !!Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan contra mí.

2 Muchos son los que dicen de mí:
No hay para él salvación en Dios. Selah


3 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.


4 Con mi voz clamé a Jehová,
Y él me respondió desde su monte santo. Selah


5 Yo me acosté y dormí,
Y desperté, porque Jehová me sustentaba.


6 No temeré a diez millares de gente,
Que pusieren sitio contra mí.


7 Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío;
Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla;
Los dientes de los perversos quebrantaste.


8 La salvación es de Jehová;
Sobre tu pueblo sea tu bendición. Selah

miércoles, 25 de enero de 2012

Salmo 34

Bendeciré a Jehová en todo tiempo;
Su alabanza estará de continuo en mi boca.

2 En Jehová se gloriará mi alma;
Lo oirán los mansos, y se alegrarán.


3 Engrandeced a Jehová conmigo,
Y exaltemos a una su nombre.


4 Busqué a Jehová, y él me oyó,
Y me libró de todos mis temores.


5 Los que miraron a él fueron alumbrados,
Y sus rostros no fueron avergonzados.


6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová,
Y lo libró de todas sus angustias.


7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,
Y los defiende.


8 Gustad, y ved que es bueno Jehová;
Dichoso el hombre que confía en él.


9 Temed a Jehová, vosotros sus santos,
Pues nada falta a los que le temen.


10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre;
Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.


11 Venid, hijos, oídme;
El temor de Jehová os enseñaré.


12 ¿Quién es el hombre que desea vida,
Que desea muchos días para ver el bien?


13 Guarda tu lengua del mal,
Y tus labios de hablar engaño.


14 Apártate del mal, y haz el bien;
Busca la paz, y síguela.


15 Los ojos de Jehová están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.


16 La ira de Jehová contra los que hacen mal,
Para cortar de la tierra la memoria de ellos.


17 Claman los justos, y Jehová oye,
Y los libra de todas sus angustias.


18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.


19 Muchas son las aflicciones del justo,
Pero de todas ellas le librará Jehová.


20 El guarda todos sus huesos;
Ni uno de ellos será quebrantado.


21 Matará al malo la maldad,
Y los que aborrecen al justo serán condenados.


22 Jehová redime el alma de sus siervos,
Y no serán condenados cuantos en él confían.

Isaias 43

Jehová es el único Redentor

1 Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.
2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

3 Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.

6 Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,

7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

8 Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos.

9 Congréguense a una todas las naciones, y júntense todos los pueblos. ¿Quién de ellos hay que nos dé nuevas de esto, y que nos haga oír las cosas primeras? Presenten sus testigos, y justifíquense; oigan, y digan: Verdad es.

10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.

11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.

12 Yo anuncié, y salvé, e hice oír, y no hubo entre vosotros dios ajeno. Vosotros, pues, sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios.

13 Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?

14 Así dice Jehová, Redentor vuestro, el Santo de Israel: Por vosotros envié a Babilonia, e hice descender como fugitivos a todos ellos, aun a los caldeos en las naves de que se gloriaban.

15 Yo Jehová, Santo vuestro, Creador de Israel, vuestro Rey.

16 Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas;

17 el que saca carro y caballo, ejército y fuerza; caen juntamente para no levantarse; fenecen, como pábilo quedan apagados.

18 No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.

19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

20 Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.

21 Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.

22 Y no me invocaste a mí, oh Jacob, sino que de mí te cansaste, oh Israel.

23 No me trajiste a mí los animales de tus holocaustos, ni a mí me honraste con tus sacrificios; no te hice servir con ofrenda, ni te hice fatigar con incienso.

24 No compraste para mí caña aromática por dinero, ni me saciaste con la grosura de tus sacrificios, sino pusiste sobre mí la carga de tus pecados, me fatigaste con tus maldades.

25 Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.

26 Hazme recordar, entremos en juicio juntamente; habla tú para justificarte.

27 Tu primer padre pecó, y tus enseñadores prevaricaron contra mí.

28 Por tanto, yo profané los príncipes del santuario, y puse por anatema a Jacob y por oprobio a Israel.

martes, 24 de enero de 2012


Oración vespertina de confianza en Dios


Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.

1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia.
Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar;
Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia,
Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah


3 Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí;
Jehová oirá cuando yo a él clamare.


4 Temblad, y no pequéis;
Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah


5 Ofreced sacrificios de justicia,
Y confiad en Jehová.


6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro.


7 Tú diste alegría a mi corazón
Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.


8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

Película Cristiana "El Rey David"

Prosperidad del que teme a Jehová


Aleluya.

1 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová,
Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.

2 Su descendencia será poderosa en la tierra;
La generación de los rectos será bendita.


3 Bienes y riquezas hay en su casa,
Y su justicia permanece para siempre.


4 Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos;
Es clemente, misericordioso y justo.


5 El hombre de bien tiene misericordia, y presta;
Gobierna sus asuntos con juicio,


6 Por lo cual no resbalará jamás;
En memoria eterna será el justo.


7 No tendrá temor de malas noticias;
Su corazón está firme, confiado en Jehová.


8 Asegurado está su corazón; no temerá,
Hasta que vea en sus enemigos su deseo.


9 Reparte, da a los pobres;
Su justicia permanece para siempre;
Su poder será exaltado en gloria.


10 Lo verá el impío y se irritará;
Crujirá los dientes, y se consumirá.
El deseo de los impíos perecerá.

lunes, 23 de enero de 2012

Reunión 22 de Enero

Salmo 54:4




El Señor está con los que sostienen nuestra vida. Vamos a aclamar, a pedir el socorro de Dios.
Dios Dios es soberano y poderoso. Señor, tuyos somos.
Señor este es tu culto, tu reunión.
Dios, queremos someternos a tu voluntad. Con simpleza vamos a tu santo trono. Te damos gracias por todo lo que nos das diariamente. Reconocemos que eres Señor de Señores. Dejamos toda carga en tus manos.









Santiago 5:13

Podemos ser sanados físicamente y espiritualmente.

"Soportaos unos a los otros", tiene que ver con ser soporte o ayuda de otros a través de la oración, con bendecir.
Debemos ser herramientas de Dios. Nuestra oración puede mucho.
Cuando uno está cerca de Él, todo está en control.

Isaias 49:10

Hay calores en las pruebas que son difíciles de soportar, hay hornos de fuego.
Yo sé que Dios nos guiar'a a manantiales de agua sacándonos de esos momentos de aflicción.





Isaias 49:1

Antes sufrías y tenías problemas pero ahora es para que Él se gloríen vos.

Por ahí tus pensamientos no son los pensamientos de Dios.
Él te llamó para que seas luz a las Naciones. No solo vas a alcanzar los anhelos que están en tu corazón sino que mostrarás la salvación de Dios a todos.
No hay nada que esté en tu vida que no esté en control de Dios.Dios te pone para restaurar la tierra. Ese espíritu está en nosotros.
Dios te dio autoridad para decirle a los presos que salgan, al igual que a lkos que están en aflicción, los que están en tinieblas deben seguir la luz del Señor.
Donde hay obstáculos en el camino que te lleve a Dios, Él los sacará. Dios jamás se olvidará de Tí, jamás te abandonará.
En la estrechez de la circunstancia algo sucedió, Dios suplirá todas tus necesidades, te llamó para que restaures la tierra, no te sentirás vacía.
No corras detrás de algo que te haga sentir un poco mejor, apoyate en el Señor.



Él te hará alcanzar el sueño que Dios diseñó para tí. Tus sueños Dios los va a hacer dar la luz.
Cuando estamos nublados no escuchamos, no entendemos lo que Dios nos dice.
El pueblo de Dios sabe que Cristo es la piedra angular sobre la que debemos edificar nuestra vida.
Todo lo que haya llegado a tu vida para destrucción saldrá. El Señor nos está preparando para que seamos la novia que Él vendrá a buscar. Se va a llevar a esa novia sin mancha. Lo que viene es mucho mejor que lo que viviste.
El Señor te está preparando para que seas Luz para la Tierra.

Isaias 58:12

Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas;
los cimientos de generación y generación levantarás,
y serás llamado “reparador de portillos”,
“restaurador de viviendas en ruinas.”







Gloria a Dios. Amén

Fotos de la Reunión del 22 de Enero


Isaias 49:10

10 No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas. 11 Y convertiré en camino todos mis montes, y mis calzadas serán levantadas. 12 He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim.
13 Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque Jehová ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia. 14 Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí. 15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. 16 He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros. 17 Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. 18 Alza tus ojos alrededor, y mira: todos estos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia.

domingo, 22 de enero de 2012

Por el Sueño de Dios


Esta es la cortina musical al comienzo de nuestro programa de radio

Salmo 48

1 Grande es Jehová, y digno de ser en gran manera alabado
En la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.

2 Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra,
Es el monte de Sion, a los lados del norte,
La ciudad del gran Rey.


3 En sus palacios Dios es conocido por refugio.


4 Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron;
Pasaron todos.


5 Y viéndola ellos así, se maravillaron,
Se turbaron, se apresuraron a huir.


6 Les tomó allí temblor;
Dolor como de mujer que da a luz.


7 Con viento solano
Quiebras tú las naves de Tarsis.


8 Como lo oímos, así lo hemos visto
En la ciudad de Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios;
La afirmará Dios para siempre. Selah


9 Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios,
En medio de tu templo.


10 Conforme a tu nombre, oh Dios,
Así es tu loor hasta los fines de la tierra;
De justicia está llena tu diestra.


11 Se alegrará el monte de Sion;
Se gozarán las hijas de Judá
Por tus juicios.


12 Andad alrededor de Sion, y rodeadla;
Contad sus torres.


13 Considerad atentamente su antemuro,
Mirad sus palacios;
Para que lo contéis a la generación venidera.


14 Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
El nos guiará aun más allá de la muerte.

viernes, 20 de enero de 2012

Reunión Jueves 19 de Enero 2012

Debemos estar en el espíritu correcto para recibir la bendición.

Daniel 6

Los hombres de mente tienen visión del Reino, necesitamos creer en Dios, tener FE en el Señor.
El Espíritu Superior se relaciona con personas que piensan lo que Dios piensa.
En Daniel había una inteligencia espiritual superior.
Necesitamos una inteligencia espiritual de un Espíritu Superior.

1º Colosenses 1:9

Esa capacidad sólo proviene de Dios.



San Juan 6:38

Cuando uno se arrepiente es un digno hijo de Dios.
Jesús mismo buscaba agradar a Dios. Un Espíritu Superior es aquelo que busca agradar al Padre.
Buscamos a Dios porque lo amamos. El bien que Dios nos da es producto de nuestro enamoramiento de Él.
Cuando hablamos de Espíritu Superior piensan que es inalcanzable, lo ven como un desafío? Saben que No, porque ya lo alcanzaron, sólo tienen que desarrollarlo. El Espíritu Superior depende de Dios.

Daniel 6:5

El Señor viene a buscar una iglesia sin mancha.
Mayormente somos nosotros quienes le abrimos la puerta a Satanás quien está como león rugiente buscando a quien devorar.
Debemos guardar nuestro corazón en santidad.

Daniel 6:10

La iglesia en momentos de dificultad no debe dejar de orar, de clamar, de arrodillarse. No debemos cambiar nuestra vida espiritual a pesar de las pruebas.
La iglesia debe de ser de puertas abiertas, debe dar mensajes liberadores, quebrantada ante la presencia del Rey.
En el mal tiempo dale gracias a Dios. Cuando das gracias hay un poder de Dios que se desata.
Todo avivamiento comienza por uno mismo.
Demos gracias a Dios cuando Él toca nuestro corazón porque todos los grandes fuegos comienzan con una chispita.
La oración involucra un soltar y un recibir.





Daniel 6:10
Daniel 6:19

Debemos "continuamente" servir a Dios, no de a ratos o cuando tengamos ganas.
Servir a Dios tiene que ver con un alerta constante, preguntarle Señor como hago ésto o aquello?
Nuestro servicio a Dios es donde quiera que nos encontremos.




Daniel 6:17

"A oscuras" tiene que ver con no ver la salida y ahí uno entra en pánico.Hay pruebas en las que el hombre no nos puede ayudar, necesitamos intervención divina.










Dios los bendiga.

Mateo 13:44-46


Parábola del tesoro escondido

44 »Además el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene y compra aquel campo.
La perla preciosa

45 »También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, 46 y al hallar una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.

jueves, 19 de enero de 2012

Reunión del Domingo 15 de Enero del 2012


La Pastora Graciela abre la reunión diciendo: "Toma tu lugar Señor. Bendito seas Señor. Tócanos Señor. Que podamos entrar en tu presencia. Desata tu obra, la que puede cautivar nuestros corazones. Queremos un verdadero encuentro contigo Señor.
Decí esa palabra que necesita cada uno de los hermanos. Muéstranos Espíritu de Dios. Cautiva una vez más los corazones. Queremos ser cautivados por tu Espíritu. Trae alegría y gozo por el fluir de tu Espíritu Santo a nuestros corazones".

Salmo 41:2



Vamos a ofrendar a Dios. Dios no nos oprime para que demos, lo que ofrendamos o diezmamos es voluntario. Al diezmar u ofrendar ponemos nuestra economía bajo la tutela del Espíritu Santo. En obediencia y voluntariamente ofrendamos y diezmamos para el Señor. Reprendemos todo Espíritu de escasez y declaramos prosperidad. Declaramos nuestra confianza en Tí Señor, renovamos nuestra FE.






La hermana Claudia da testimonio de que en la última biopsia que le hicieron hubo resultado negativo, no tiene más cáncer.




Hay que identificar la cadena que nos impide llegar a donde Dios quiere que lleguemos. Las promesas de Dios, la palabra es como una espada de doble filo, como una llave y según como te acerques a esas promesas poder alcanzar o no el camino que Dios diseñó para tí.
La promesa es Cristo, es Jesús. Tenés que ir a Él, a su presencia. Cristo es la escencia de la palabra de Dios.



Señor, Yo creo, y el creer va a hacer que saltes la barrera y que llegues a donde Dios quiere que llegues.

Consejos breves para un año victorioso:

1.- Refrena tu lengua del mal y tus labios no hablen engaño. No declares lo negativo. Refrena tu lengua de maldecir. Haz el bien, busca la paz.

2.- Proverbios 23:7

Lo que meditas va a determinar lo que vos seas.

3.- Dios quiere que seamos agradecidos

Marcos 6:37
Efesios 5:20

No menosprecies las pequeñeces, da gracias a Dios y espera la multiplicación.

4.- Santiago 4:6

Debemos ser humildes, corazón manso delante de Dios.

5.- Lucas 6:17

No juzguéis para no ser juzgados.

Dios tiene el remedio para tu vida. Vos decidís si querés vivir entre cadenas o no.

Dios los bendiga.

Marcos 2: 1 - 12



1 Entró de nuevo en Cafarnaúm; al poco tiempo había corrido la voz de que estaba en casa.
2 Se agolparon tantos que ni siquiera ante la puerta había ya sitio, y él les anunciaba la Palabra.
3 Y le vienen a traer a un paralítico llevado entre cuatro.
4 Al no poder presentárselo a causa de la multitud, abrieron el techo encima de donde él estaba y, a través de la abertura que hicieron, descolgaron la camilla donde yacía el paralítico.
5 Viendo Jesús la fe de ellos, dice al paralítico: «Hijo, tus pecados te son perdonados.»
6 Estaban allí sentados algunos escribas que pensaban en sus corazones:
7 «¿Por qué éste habla así? Está blasfemando. ¿Quién puede perdonar pecados, sino Dios sólo?»
8 Pero, al instante, conociendo Jesús en su espíritu lo que ellos pensaban en su interior, les dice: «¿Por qué pensáis así en vuestros corazones?
9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: "Tus pecados te son perdonados", o decir: "Levántate, toma tu camilla y anda?"
10 Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice al paralítico -:
11 "A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa."»
12 Se levantó y, al instante, tomando la camilla, salió a la vista de todos, de modo que quedaban todos asombrados y glorificaban a Dios, diciendo: «Jamás vimos cosa parecida.»

miércoles, 18 de enero de 2012

Encuentro con Jesús


Nunca olvidaré aquel día
cuando a mi vida llegaste
en tinieblas yo me hallaba,
mas Tú mi senda alumbraste.

Entre multitud de gente
vagaba sin esperanza
como un barco a la deriva
naufragando, iba mi alma.

A inquirir comencé un día
¿qué pasaba? no sabía
entre temores y dudas,
existía mas no vivía.

¿Qué pasa conmigo, Dios?
¿Qué es lo que me está pasando?
Quiero reir y no puedo;
siempre termino llorando."

"Ayúdame mi buen Dios; "
ayúdame, te lo pido
sana ya mi corazón
y llena hoy mi vacío."

Al momento algo ocurrió;
Su Palabra El enviaba
"Soy la luz", dijo el Señor;
por una piedra me hablaba

Mi corazón se alumbró;
comprendí lo que pasaba
Al instante me rendí
pues JESUS me visitaba.

Desde entonces soy feliz;
tengo paz y tengo gozo
si me persiguen y ofenden,
como JESUS, yo perdono.

Hoy oro, canto y alabo
a mi Salvador bendito
no me canso de adorar a mi Dios,
pues El lo hizo.

¡Gloria doy a mi Señor!
¡Gloria al Espíritu Santo!
¡Gloria al Padre que me dió
lo que yo estaba anhelando.

¿Quieres tú también lo mismo?
¿Ansías vivir un cambio?
Ven hoy a mi Salvador,
mi JESUS te está esperando.

martes, 17 de enero de 2012

Marcos 7:24-30 La fe de la mujer sirofenicia



24 Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón; y entrando en una casa, no quiso que nadie lo supiese; pero no pudo esconderse.
25 Porque una mujer, cuya hija tenía un espíritu inmundo, luego que oyó de él, vino y se postró a sus pies.

26 La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio.

27 Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.

28 Respondió ella y le dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos, debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos.

29 Entonces le dijo: Por esta palabra, ve; el demonio ha salido de tu hija.

30 Y cuando llegó ella a su casa, halló que el demonio había salido, y a la hija acostada en la cama.

lunes, 16 de enero de 2012

Salmos 3 -Oración matutina de confianza en Dios Salmo de David.



1 ¡Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan contra mí.
2 Muchos son los que dicen de mí:
No hay para él salvación en Dios. Selah
3 Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
4 Con mi voz clamé a Jehová,
Y él me respondió desde su monte santo. Selah
5 Yo me acosté y dormí,
Y desperté, porque Jehová me sustentaba.
6 No temeré a diez millares de gente,
Que pusieren sitio contra mí.
7 Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío;
Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla;
Los dientes de los perversos quebrantaste.
8 La salvación es de Jehová;
Sobre tu pueblo sea tu bendición. Selah.