Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 29 de septiembre de 2011

EL SECRETO



Un día, una amiga le pregunto a otra,
'¿Porque tu siempre te vez feliz?
Tienes tanta energía,
y nunca te vez decaída.'



Con sus ojos y una sonrisa, ella contestó,
'¡ Yo tengo un secreto!'
'¿Cual es el secreto?'
Ella contestó,
'Yo te diré mi secreto,
pero tienes que prometerme,
que compartirás ese Secreto con otros.'


'El Secreto' es este:
He aprendido que es muy poco lo que puedo hacer
en mi vida que me haga muy feliz.
Yo tengo que depender de Dios para
ser Feliz y llenar mis necesidades.
Cuando tengo una necesidad en mi vida,
Yo debo de confiar en Dios que suplirá
conforme a sus Riquezas.
He aprendido en todo este tiempo
que no necesito ni la mitad de lo que creo necesitar.
El nunca me ha abandonado,
'Desde que aprendí ese secreto', Soy Feliz.'



La primer pregunta que pensé, fue,
'¡Eso es muy Simple!'
Pero reflexionando en su propia vida
ella recuerda como pensó en una casa mas grande
la haría muy feliz, pero no fue así!
Ella pensó en un mejor trabajo que pagara más,
la haría feliz, pero no ha sido así.
¿Cuando ella pensó en su mayor felicidad?
Sentada en el piso con sus nietos,
jugando, comiendo pizza o leyéndoles una historia,
un simple regalo de Dios.




¡Ahora tu lo sabes también!
No podemos depender de otros para ser Feliz.
Solamente Dios en su gran sabiduría puede hacer eso.
¡Confía en El!
¡Y ahora Te paso El Secreto a Ti!
Cuando tu lo recibas, ¿Que debes hacer?



¡TU TIENES QUE DECIRLE EL SECRETO A OTRO!
¡Que DIOS en su Sabiduría, tomará cuidado de TI!
Pero realmente no es un secreto...
Nosotros solamente tenemos que creerlo y hacerlo...
¡CONFIA EN DIOS DE VERDAD!
Cuando te sientas decaído porque no obtuviste lo que deseabas,
solamente siéntate, descansa y se Feliz, porque Dios
ha pensado en darte algo mejor de lo que tu esperas.
El es Dios, PODEROSO!!!!!!




Una bendición viene hacia ti

La Influencia Personal es Poder

Eres... fuente de huertos, pozo de aguas vivas, que corren del Líbano. Cantares 4:12, 15.


--------------------------------------------------------------------------------

Es por el trato personal cómo los hombres son alcanzados por el poder salvador del Evangelio. No se salvan como muchedumbres, sino individualmente. La influencia personal es un poder. Debe obrar con la influencia de Cristo, elevar donde Cristo eleva, impartir los principios correctos y detener el progreso de la corrupción del mundo. Debe difundir la gracia que únicamente Cristo puede impartir. Debe elevar y endulzar la vida y el carácter de los demás por el poder de un ejemplo puro unido con una fe y un amor fervientes...
Por medio del pecado, queda desordenado todo el organismo humano, la mente se pervierte, la imaginación se corrompe; las facultades del alma se degradan. Hay en el corazón ausencia de religión pura y santidad. El poder convertidor de Dios no obró para transformar el carácter. El alma queda débil, y por falta de fuerza moral para vencer, se contamina y se degrada.
Para el corazón que llega a purificarse, todo cambia. La transformación del carácter es para el mundo el testimonio de que Cristo mora en el creyente. Al sujetar los pensamientos y deseos a la voluntad de Cristo, el Espíritu de Dios produce nueva vida en el hombre y el hombre interior queda renovado a la imagen de Dios. Hombres y mujeres débiles y errantes demuestran al mundo que el poder redentor de la gracia puede desarrollar el carácter deficiente en forma simétrica, para hacerle llevar abundantes frutos.
El corazón que recibe la palabra de Dios no es un estanque que se evapora ni es una cisterna rota que pierde su tesoro. Es como el arroyo de las montañas, alimentado por manantiales inagotables, cuyas aguas frescas y chispeantes saltan de roca en roca, refrigerando a los cansados, sedientos y cargados. Es como un río que fluye constantemente, y a medida que avanza se va haciendo más ancho, hasta que sus aguas vivificantes se extienden por toda la tierra...
Así también sucede con el verdadero hijo de Dios. La religión de Cristo se revela como principio vivificante, como una energía espiritual viva y activa que lo compenetra todo. Cuando el corazón se abre a la influencia celestial de la verdad y del amor, estos principios vuelven a fluir como arroyos en el desierto, y hacen fructificar lo que antes parecía árido y sin vida.
Mientras los que han sido purificados y santificados por un conocimiento de la verdad bíblica se dediquen cordialmente a la obra de salvar almas, llegarán a ser un sabor de vida para vida. Y mientras beban diariamente de la fuente inagotable de la gracia y el conocimiento, encontrarán que su propio corazón llega a rebosar del Espíritu de su Maestro, y que por su abnegado ministerio muchos son beneficiados física, mental y espiritualmente. Los cansados quedan refrigerados, los enfermos recobran la salud, y encuentran alivio los que estaban cargados de pecado.



--------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Isaias 40:31

31 Mas los que esperan á Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán.

martes, 27 de septiembre de 2011

Por medio de la oración [diaria] le estamos rogando a Dios: por su pan, de la protección del mal, librarnos de toda tentación, entre otras cosas personales que necesita cada uno ir en suplica a El. De lo contrario seremos [diariamente] muy vulnerables. – Mt. 6:9-15.

Reunión del 25 de Septiembre







































Posted by Picasa

Versículos Diarios

Se complace el Señor en los que le temen,
y en los que esperan en su misericordia.

Salmo 147:11.
Su benignidad te guía al arrepentimiento.
Romanos 2:4.

El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas. Mateo 12:35.


Las Palabras, Indice del Carácter



Nuestras palabras son un índice de nuestro carácter... Vemos así cuán importante es ser cuidadosos en el uso del habla. Este talento, cuando se lo usa correctamente, tiene mucho poder para el bien...
Es el privilegio de todos, llenar las cámaras del alma con tesoros puros y santos, familiarizándose cabalmente con las preciosas palabras de Cristo, que el habló para nuestra instrucción...
Al aceptar la reprensión y el aliento que se nos dan en la Palabra de Dios, podemos andar “como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo”. Los que son así fortalecidos, no caminan con la cabeza baja...
“Dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”. Por lo tanto, ¿no debiéramos todos nosotros, viejos y jóvenes, aprender a conversar en el idioma que hablan los que han sido trasladados al reino de Dios? ¿No haremos que nuestras palabras sean de tal naturaleza que nuestro Padre Celestial pueda oírlas con placer?
Por cuanto decimos ser cristianos, estamos bajo la solemne obligación de revelar con nuestras palabras la verdad de nuestra profesión. La lengua es un pequeño miembro; pero cuánto bien puede hacer si el corazón es puro. Si en el corazón hay almacenadas buenas cosas, si en él hay provisiones de ternura, simpatía y cortesía semejantes a las de Cristo, esto se demostrará por las palabras habladas y las acciones realizadas. La luz que brilla de la Palabra de Dios es nuestro guía. Nada debilita tanto a una iglesia como el uso incorrecto del talento del habla...
La calidad de nuestra obra se muestra en nuestras palabras. Cuando nuestras palabras y acciones armonizan en Cristo, demostramos que estamos consagrados a Dios, perfeccionando la santidad en su temor. A medida que nos entregamos en alma, cuerpo y espíritu a él, Dios obra en nosotros tanto el querer como el hacer por su buena voluntad.
La presencia del amor de Cristo en el corazón se revela por las expresiones de alabanza. Los que se han consagrado a Dios lo demostrarán por su conversación santificada. Si sus corazones son puros, sus palabras también lo serán, mostrando así la obra de un principio elevado en una dirección santificada. La mente estará absorta en la contemplación de las cosas santas, y habrá una sensación de la presencia de Dios.

07 Llegar a ti INSPIRACIONES

07 Llegar a ti INSPIRACIONES

domingo, 25 de septiembre de 2011

Una Novedad

Gloria a Dios!!! Ahora podremos llegar a sus hogares a través de la radio. Estaremos en FM 106.5 los Jueves a las 22 hs.

La Verdadera Humildad


Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios... a fin de que nadie se jacte en su presencia. 1 Corintios 1:27, 29.



Después de la ascensión de Jesús, los doctores, abogados, sacerdotes, dirigentes, escribas y teólogos, escuchaban asombrados las palabras de sabiduría y poder que brotaban de hombres humildes y sin educación. Los sabios de Israel se maravillaban ante el éxito de los humildes discípulos, y finalmente se satisficieron adjudicándolo al hecho de que habían estado con Jesús y aprendido de él. Su carácter y la sencillez de sus enseñanzas eran similares al carácter y enseñanzas de Cristo...
En nuestros días, los que enseñan verdades impopulares, deben recibir poder de lo alto para combinarlo con su doctrina, o sus esfuerzos servirán de muy poco. Es un hecho triste que la preciosa gracia de la humildad es muy escasa, tanto entre los ministros como los miembros de la iglesia. Los que predican la verdad consideran que sus propias capacidades son muy elevadas. La verdadera humildad hace que el hombre exalte a Cristo y la verdad, y se dé cuenta de su absoluta dependencia del Dios de verdad. Es doloroso aprender lecciones de humildad, y sin embargo, al fin no hay nada que sea más beneficioso. El dolor que producen las lecciones de humildad se debe a que nos sentimos animados por una falsa medida de nuestra propia capacidad, de tal modo que no logramos ver nuestra gran necesidad. La vanidad y el orgullo llenan el corazón de los hombres. Unicamente la gracia de Dios puede obrar una reforma.
Es tarea suya... humillarse antes que Dios se vea en la necesidad de hacerlo él mismo. Hay veces que la mano de Dios cae pesadamente sobre los hombres para humillarlos y colocarlos en la posición correcta ante él; pero cuánto mejor es mantener diariamente el corazón humillado ante Dios. Podemos rebajarnos a nosotros mismos, o podemos elevarnos orgullosamente y esperar que Dios nos humille...
Con el fin de comprender la verdad, usted debiera disciplinar y preparar la mente, buscando continuamente la forma de poseer las gracias de la piedad genuina. En la actualidad no sabemos lo que esto significa. Cuando Cristo está en usted, tendrá más que una mera teoría de la verdad. No sólo estará repitiendo las lecciones que Cristo enseñaba mientras estaba en este mundo, sino que estará educando a otros por medio de su vida de abnegación y devoción a la causa de Dios. Su vida será un sermón viviente y tendrá mayor poder que cualquier discurso pronunciado desde el púlpito.
Usted necesita cultivar ese espíritu abnegado, esa gracia y devoción pura y capaz de negarse a sí misma que usted desea ver en las vidas de otros. Con el fin de continuar aumentando su inteligencia espiritual y llegar a ser más y más eficiente, usted necesita cultivar hábitos de utilidad en los deberes pequeños que se presenten en su camino. No espere la oportunidad de hacer una gran obra; en cambio, aproveche la primera oportunidad de ser fiel en lo poco, y de este modo podrá avanzar de una posición de responsabilidad a otra.

Cuando te alejas...

Cuando Te Alejas De Dios No Puedes Recibir Su Consejo   “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Juan 15:5   Todos tenemos momentos de búsqueda genuina de la presencia de Dios porque es una necesidad intrínseca del hombre, sin embargo, frecuentemente podemos encontrarnos en el sube y baja

viernes, 23 de septiembre de 2011

Mensaje Importante



Cuando estés pasando por momentos difíciles:
NO IMPORTA cual sea la situación
NO IMPORTA cual sea tu problema
NO IMPORTA lo que puedas estar pasando
Sabes porque? por que Dios esta a tu lado y a pesar de todo lo que puedas estar viviendo o lo fuerte que sea el te ayudara a seguir adelante y te dará nuevas fuerzas para luchar!
Nunca dejes de CREER EN DIOS, nunca pierdas tus ESPERANZAS y nunca pierdas tu FE!

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Devocional de Hoy

San Mateo, Apóstol
Leví era publicano y colaboraba con los romanos que tenían sometido a su pueblo con el fin de ganar dinero; todos sabían que exigía a sus compatriotas más impuestos de lo que disponía la ley y se llenaba los bolsillos con el sobrante. Por eso era despreciado por su propia gente y usado por los romanos, sin duda un hombre amargado y solitario. Probablemente las únicas “amistades” que tenía eran las de su mismo oficio, interesadas solo en el dinero, de modo que no podía fiarse de nadie.
Un día Jesús se cruzó con él. El Señor, mirándolo con amor, simplemente le dijo: “Sígueme”. ¿Qué fue lo que Leví, más tarde llamado Mateo, vio en Jesús que lo llevó a dejarlo todo y seguirlo? Por primera vez encontraba a alguien que le expresara una aceptación completa. Nada había hecho él para merecer la atención de Cristo, sin embargo, el Señor lo llamaba.
El hecho de que Jesús deseara cenar en casa de Mateo también era algo increíble, señal de salvación para unos, escándalo para otros. En los días de Jesús, sentarse a la mesa con alguien era indicación de aceptación y amistad. Los fariseos evitaban el trato con los pecadores para no contaminarse, de modo que cenar con un publicano era especialmente escandaloso.
Jesús no dudó en arriesgar su reputación por amor a Mateo; pero los fariseos no entendían este tipo de amor. Viendo su confusión, Jesús les dijo: “Vayan y aprendan el significado de estas palabras: ‘Lo que quiero es que sean compasivos, y no que ofrezcan sacrificios.’ Pues yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores” (Mateo 9,13).
Ninguno de nosotros es digno del Reino de Dios; todos necesitamos ser perdonados; hasta los fariseos “justos” necesitan la misericordia de Dios para entrar en el Reino. A veces los “justos” que hay entre nosotros tienen el corazón más duro que los “injustos” (v. Mateo 21,31); sin embargo, el Señor ofrece la salvación a todos por igual. ¿Cómo vamos a responderle a Jesús que nos llama a seguirlo?
“Señor Jesús, no somos dignos de recibirte, pero nos sentimos sumamente honrados de que Tú desees nuestra compañía. Por eso, te recibimos con el corazón abierto y aceptamos la tierna y poderosa acción de tu amor para nuestra sanación.”
Efesios 4,1-7.11-13
Salmo 19,2-5

Reunión del 18 de Septiembre
















martes, 20 de septiembre de 2011

Reunion de Inauguracion del 11 de Septiembre de 2011

video

Estas son tres preciosas Hijas de Dios que fueron nombradas Diaconisas en nuestra Iglesia recientemente

Reflexión Septiembre 20

En la época de Noé, Dios envió el diluvio sobre el mundo habitado, porque “la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y… todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).
Sin embargo, Dios nunca ejecuta un juicio sin antes advertir y mostrar un medio para librarse de él. Entre la declaración de la sentencia divina y el diluvio, la duración de la construcción del arca fue el plazo dado por Dios a los hombres para arrepentirse. Después de esto el mundo fue sumergido por las aguas, y sólo Noé y su familia, es decir, ocho personas, fueron salvas (1 Pedro 3:20). El Dios santo y justo también tuvo que hacer caer un juicio fulminante sobre Sodoma y Gomorra (Génesis 19:24-25), no sin haberlos advertido. Sólo tres personas fueron salvadas.
Hoy en día somos testigos de muchos acontecimientos trágicos que afectan al mundo. ¿Se debe a la casualidad, a un montón de coincidencias? No, Dios quiere más bien advertir a los hombres que el tiempo de su paciencia está llegando a su término. No nos equivoquemos: por medio de su Palabra Dios anuncia que se van a producir terribles acontecimientos (Lucas 21:10-11). Pero es aún el tiempo de la gracia y de la paciencia de Dios. Él no quiere la muerte del pecador, sino que desea que todos los hombres sean salvos (1 Timoteo 2:4).

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Mateo 11:28.


Jesús invita a los cansados y abatidos hijos e hijas de Adán para que vengan a él y coloquen sobre él sus pesadas cargas. Pero muchos que oyen esta invitación, si bien suspiran por hallar descanso, insisten en seguir por senderos escabrosos, estrechando sus cargas junto a su corazón. Jesús los ama, y anhela llevar sus cargas, así como a ellos mismos, en sus fuertes brazos. Desea quitar los temores e incertidumbres que les roban la paz y el reposo; pero antes, ellos deben ir a él, y contarle los dolorosos secretos de su corazón. Cristo invita a su pueblo a que le tengan confianza, como prueba de su amor por él. La entrega del corazón humilde y confiado es más preciosa para él que toda la riqueza que el mundo puede dar. Si tan sólo quisieran allegarse a él con la sencillez y confianza que un niño siente al acercarse a sus padres, el divino toque de sus manos los aliviaría de sus cargas.
Jesús, nuestro compasivo Salvador, es el camino, la verdad y la vida. ¿Por qué no habríamos de aceptar su graciosa misericordia, creer sus palabras y promesas, facilitando de este modo nuestra vida?... Los caminos de Cristo son placenteros, y todos sus senderos son paz. Si hemos encaminado nuestros pies por senderos escabrosos, y si en nuestro empeño de hacernos tesoros en este mundo nos hemos recargado de pesadas responsabilidades, cambiemos ahora mismo, y sigamos el camino que Jesús ha preparado para nosotros.
No siempre estamos listos para venir a Jesús con nuestras pruebas y dificultades. A veces relatamos libremente nuestros problemas, confiándolos a oídos humanos, y compartimos nuestras aflicciones con los que no pueden ayudarnos, mientras que descuidamos el confiarle todo a Jesús, quien puede cambiar la tristeza en gozo y paz... Oh, si todos, pastores y el pueblo, llevaran sus cargas y perplejidades a Jesús, el cual espera para recibirlos, y darles paz y descanso.
La lucha para renunciar a vuestra propia voluntad y a vuestros propios caminos, es terriblemente difícil. Pero una vez que se ha aprendido esa lección, encontraréis descanso y paz. El orgullo, el egoísmo y la ambición deben ser vencidos; vuestra voluntad debe ser absorbida por la voluntad de Cristo. Toda la vida puede llegar a convertirse en un constante sacrificio de amor, cada acción en una manifestación de amor y cada palabra en una expresión de amor. Así como la vida de la vid circula por el tallo y los racimos, desciende hasta las fibras más bajas y llega hasta las hojas más altas, así también la gracia y el amor de Cristo arderán y abundarán en el alma, enviando sus virtudes a cada parte del ser, e impregnarán cada acción del cuerpo y de la mente.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Nueva reflexión

La IGLESIA es mi COLEGIO,el CIELO es mi UNIVERSIDAD,JESUS es mi DIRECTOR,el ESPIRITU SANTO es mi PROFESOR,los ANGELES son mis COMPAÑEROS,la BIBLIA es mi libro de ESTUDIO,las PRUEBAS y TENTACIONES son mis EXAMENES,GANAR ALMAS es mi ASIGNACION, la ORACION es mi ASISTENCIA, la CORONA DE VIDA es mi PREMIO,la ALABANZA y la ADORACION son mi LEMA.INSCRIBETE hoy,hay cupo para todos y las clases son GRATIS..... orgullosa de ser CRISTIANA...

Todo Llamado es Grande si se Persigue Tenazmente


Reflexiones Cristianas
Un carpintero tenía un hermano que era un músico famoso. Cuando su hermano vino de visita a la compañía constructora donde trabajaba, el capataz le dijo:
-Debe estar orgulloso de tener un hermano que el mundo entero conoce por su música.
Luego, sintiendo que quizá había menospreciado a su empleado, agregó con torpeza:
-Por supuesto, no todos en la familia pueden tener el mismo talento.
-Usted tiene razón. Mi hermano no sabe nada acerca de construir una casa. Tiene la suerte de poder contratar a otros para que le construyan la suya.
El músico afirmó y agregó:
-Tanto mi hermano como yo trabajamos con las manos. Yo sostengo un instrumento musical en las mías y él un martillo en las suyas.
No todos tenemos el llamado a transitar a través de la vida por los mismos caminos. Si así fuera, ¡no cabe duda que veríamos muy concurrido nuestro camino!
Todo llamado es grande si se persigue tenazmente.
Filipenses 3:14
Prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.