photo image.gif

Entrar

Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 19 de noviembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas noches de domingos cristianos

Por su sangre

«Por tanto, mirad por vosotros y por todo el rebaño para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre», Hechos 20: 28


LA SANGRE solucionó el problema del pecado a Adán y a Eva. Allí estaba la primera pareja, escondida detrás de un árbol, desnuda. Habían intentado cubrir su desnudez con hojas de higuera. ¿Qué habían logrado? iNada! Continuaban desnudos y ridículos. Esto nos prueba que las intenciones humanas para resolver el problema del pecado, por mejores que parezcan, no son más que pobres hojas de higuera: nada solucionan; solo disfrazan. Y disfrazan mal.Pero Dios apareció y proveyó un corderito. Ese cordero, que era símbolo del Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, fue sacrificado. Su sangre humedeció el suelo del Edén; aquella sangre inmaculada mojaría, más tarde, el suelo de la historia.


Desde la primera hasta la última página de la Biblia esa sangre aparecería, como un hilo conductor rojo, mostrando al ser sin hacer nada. Solo por gracia.Este mensaje se repite, una y otra vez, a lo largo del Antiguo Testamento. En el incidente del sacrificio de Isaac, ambos, padre e hijo, entendieron que Dios es el único que puede proveer el cordero. Cuando Isaac preguntó a Abraham dónde estaba el cordero, la respuesta del patriarca fue: «Dios proveerá». Efectivamente, Dios proveyó. En el momento en que el cuchillo fuelevantado, Dios ordenó: «No hagas mal al muchacho». humano que la única solución para el problema del pecado es la sangre de Jesús.En todo esto, ¿cuál fue la participación humana? ¿Qué es lo que el hombre ha hecho? iNada! El cor dero pertenecía a Dios. La iniciativa de buscar al desesperado hombre partió de Dios; la idea del sacrificio fue de Dios; las ropas de pieles de ovejas, que cubrieron la desnudez de la pareja, fueron confeccionadas por Dios. El ser humano recibió todo,


Tú y yo solo vivimos haciendo mal. Después, intentamos resolver el problema «cubriendo nuestra desnudez con hojas de higuera» y escondiéndonos de Dios. Pero ‘icuán grande es la gracia de Jesús, que te busca incansablemente, hasta encontrarte! ¿Por qué vivir, entonces, angustiado y desesperado, por el peso de la culpa? Hay perdón para ti. «Por tanto, mirad por vosotros y por todo el rebaño paraapacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre».

Cuando Dios hace posible lo imposible

«Ustedes no tendrán que intervenir en esta batalla.Simplemente, quédense quietos en sus puestos, para que vean la salvación que el Señor les dará.


¡Habitantes de Judá y de Jerusalén, no tengan miedo ni se acobarden! Salgan mañana contra ellos, porque yo, el Señor, estaré con ustedes» (2 Crónicas 20: 17, NVI).


Estaba cursando el tercer año de universidad en Ghana, cuando mi madre se jubiló. Fue entonces muy difícil para ella hacerse cargo de mis gastos, porque el proceso para que ella pudiera tener acceso a su pensión estaba tardando mucho.Mamá y yo no sabíamos de dónde sacar dinero para mi alquiler y matriculación. Pero seguimos orando.


Antes de irme de mi país, Costa de Marfil, a la universidad, decidimos intensificar nuestras oraciones, rogando a Dios que hiciera un milagro. Así, volví a la universidad con nada… solo con fe. Luego de orar repetidamente, decidí entrevistarme con el encargado de finanzas, para pedir permiso para matricularme. En su oficina, me encontré con muchos estudiantes que buscaban lo mismo, sin éxito. Luego de susurrar una oración más, entré y le expliqué mi situación, mientras seguía orando en mi corazón. Milagrosamente, y para mi asombro, me permitió matricularme.


Se me permitió asistir a clases hasta el final del semestre, aunque no había entrado nada de dinero en mi cuenta. Pero cuando comenzó a acercarse el período de exámenes, todavía no tenía el dinero. Aparentemente, el diablo había endurecido el corazón de las personas que tenían que procesar la pensión de mi madre. Pero Dios continuó siendo victorioso en mi vida. Dos días antes de los exámenes, sentí que debía ir a ver al administrador. Mientras caminaba, sentí una paz inusual, y esto me dio la seguridad de que Dios estaba a punto de actuar nuevamente. Y, tal como yo creía, Dios intervino de nuevo. Antes de entrar a la Oficina del administrador, sentí que tenía que imprimir una copia de mi resumen de cuenta, para mostrarle que desde que había comenzado mis estudios nunca había debido nada hasta ahora; que mi madre tenía problemas financieros. El hombre me miró y me dijo: «Te ayudaré a que puedas tomar tus exámenes luego de tener el permiso necesario; pero tú tendrás que pagar lo antes posible». 


Dios había hecho posible lo imposible, nuevamente. Como aseguró a los israelitas de antaño, todavía está al control, aun ante grandes obstáculos.

Resultado de imagen para Buenos Dias de domingos cristianos

La actitud es lo que cuenta



ESDRAS 3:11 “Todos daban gracias al Señor, y a una le cantaban esta alabanza: “DIOS es bueno; su gran amor por Israel perdura para siempre”. Y todo el pueblo alabó con grandes aclamaciones al Señor, porque se habían echado los cimientos del templo”.


La gratitud es un reconocimiento de que la vida no me debe nada y todo lo he recibido como un regalo. Todo lo que tengo es un verdadero regalo. Mi esposa es un regalo, mis hijos son un regalo, mi cuerpo es un regalo, la comida es un regalo, la casa es un regalo.


La gratitud es el punto donde comienzo a experimentar a DIOS de una manera poderosa, sin comparación alguna, y maravillosa.
El Talmud judío narra la conocida historia de Bruria. Bruria y su esposo, Rabbi Meir, tenían dos hijos los cuales murieron un viernes antes del Sabbat.
Bruria decidió no decirle a su esposo acerca de la muerte de sus dos hijos sino después de celebrar el Sabbat, ya que de acuerdo a la ley judía no se permite tener un funeral ni expresar luto en el sábado. De todas maneras no había nada que ellos pudieran hacer sino hasta después de ese día.

Guardó la información para ella misma y dejó que su esposo gozara la celebración del Sabbat. (Imagínate la capacidad de esa mujer para hacer eso, tratando de explicarle a su esposo dónde estaban sus hijos).
Cuando la celebración del sábado terminó, ella le preguntó a su esposo: –¿Cuál debe ser la apropiada actitud de una persona a quien le han prestado dos joyas muy valiosas y el propietario de las joyas ha pedido que se las retorne?
El esposo respondió: –Esa persona necesita regresarlas al propietario.
Entonces Bruria tomó a su esposo de la mano y lo llevó al cuarto donde yacían sus hijos muertos y le dijo: –DIOS nos ha solicitado que le retornemos las dos joyas que nos prestó.


Bruria enseñó de esa manera la lección transformadora de la vida. Todo lo que tenemos no sólo en un regalo, sino también un préstamo.
No somos señores de nada, somos siervos a quien el Señor les ha prestado todo.
“Todos daban gracias al Señor, y a una le cantaban esta alabanza: “DIOS es bueno; su gran amor por Israel perdura para siempre”. Y todo el pueblo alabó con grandes aclamaciones al Señor, porque se habían echado los cimientos del templo”. Esdras 3:11


“Si juzgas que tienes pocos bienes para agradecer a DIOS, agradécele al menos… los muchos males que no tienes en la vida”.

OREMOS: Padre Celestial, creador y dueño de todo lo que hiciste, Te estamos eternamente agradecidos porque Tú nos provees todo lo necesario para vivir. Tú nos das salud, familia, trabajo, estudios, ropa, comida, etc. Todo te pertenece y nosotros somos sólo administradores de todo lo que nos das y tenemos que administrarlo bien. Ayúdanos Señor para que así sea y todo lo que hagamos sea de Tu agrado. En el nombre de Cristo, amén.

El pensamiento del Día

No te rinda, no desmaye porque YO Jehová,

soy tu capitán y peleo por ti.


Esfuérzate y sé valiente, porque tú repartirás

a este pueblo como heredad la tierra

que juré dar a sus padres.
Josué 1:6

¿Estás que te rindes?

Es muy probable que todos nos hayamos sentido frustrados cuando fallamos en algo que dijimos que íbamos a hacer y no lo pudimos cumplirHay personas que hoy están pasando por un momento como ese, en su familia, trabajo, negocio, estudio… o ante Dios.


Es un hecho, ¡lo que ha pasó… pasó!… Ahora bien ¿Qué harás frente a ésta situación?; ¿Te darás por vencido(a)?; ¿Te acomodarás?.Como toda persona que quiere actuar en rectitud te sientes cansado(a) de prometer y prometer, pero vuelves a incumplir.


Hoy quiero dejarte saber que la voluntad de Dios no es que te des por vencido(a).La fuerza de voluntad es algo que necesitas activar, ¿Cómo?… con la ayuda del Espíritu Santo.


Tu cercanía a Dios es clave, por lo tanto, te pregunto… ¿Cómo está tu vida de oración?, ¿Cómo está tu hábito de lectura de la Palabra de Dios?, ¿Te estas congregando?; éstas preguntas las debes contestar con la mayor sinceridad que puedas, pues son vitales en tu vida espiritual.Es importante que sepas que no es posible, que, teniendo un Dios que está de nuestro lado, te estés dando por vencido(a).


Sé que te puedes estar sintiendo mal, por haber fallado varias veces, sé que hasta sientes vergüenza de prometerle a Dios, a ti mismo(a) y a los demás, que ya no fallarás más… pero por encima de todo esto yo te digo con toda seguridad que Dios no quiere que te rindas, ni que te avergüences de luchar, Él quiere que te pongas de pie… aunque en el camino encontrarás obstáculos de todo tipo, aun así, sigue luchando, no te detengas, quizá fallarás en el intento, pero a pesar de esto, ¡no te detengas!, levántate nuevamente e inténtalo otra vez, demuestra que no te dejarás vencer.


Oro para que puedas acercarte a Dios y ver su favor, gracia y bendición dándote fuerza de voluntad para levantarte y continuar hasta no volver a fallar.
Versículo: “El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes”. Deuteronomio 31:8 (NVI)

Silencio, pero no ausencia

Ojalá callarais por completo, porque esto os fuera sabiduría.Job 13:5


Respondió Job al Señor, y dijo:… De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven.Job 42:1, 5


En la Biblia encontramos la historia de Job, un hombre que fue probado por el silencio de Dios. Golpeado súbitamente por la muerte de sus hijos, la enfermedad y el sufrimiento, Job permaneció mudo durante una semana. Luego tuvo que enfrentarse a las palabras acusadoras de sus amigos, quienes trataban de buscar las razones de sus desgracias.


¡Cuántos discursos inútiles ante aquellos que pasan por el sufrimiento! ¡Cuántas palabras sin sentido que muestran nuestra incapacidad para comprender! Al que sufre le es difícil callar cuando quisiera liberarse de sus cargas y hallar la comprensión de sus amigos.


Ante el silencio de Dios, Job no permaneció callado. Primero habló, después gritó y expresó a Dios su ira, su desgracia. Luego hizo silencio y Dios le habló. Entonces comprendió que Dios no se reduce a la idea que él se hacía de Dios: “Yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía… De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza” (Job 42:3-6).

En medio de nuestros conflictos internos, Dios quiere llevarnos a mirarle a él, a experimentar su paz “que sobrepasa todo entendimiento” (Filipenses 4:7). El silencio de Dios no es la ausencia de Dios. Y la prueba por la que permite que pasemos quizá tenga como objetivo operar en nosotros un profundo cambio.
En el silencio de la prueba, pensemos en el silencio que Jesús sufrió en la cruz por parte de su Dios, precisamente para que nosotros nunca más estemos solos.


1 Reyes 21 – Romanos 5 – Salmo 64 – Proverbios 16:7-8

Nuestra única esperanza ante el mal

No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.2 Corintios 4:18


… Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.Colosenses 1:27


El mal está continuamente con nosotros. Está en los conflictos, en las guerras, y también en nuestros corazones. Está acompañado por su séquito de sufrimientos, de relaciones rotas y de vidas destrozadas.
En su camino Jesús se enfrentó al mal rechazándolo, denunciándolo mediante sus palabras, su actitud y sus hechos. En la cruz, en medio de su sufrimiento, Jesús todavía halló palabras de esperanza para los que estaban a su lado: palabras de perdón hacia los que lo condenaban, palabras de amor hacia el ladrón que se dirigió a él, palabras de aliento hacia los suyos. Además llevó sobre sí mismo, durante las tres sombrías horas de la crucifixión, la condenación de ese mal que habíamos cometido. ¡Por ello es nuestro Salvador!
Al resucitar a Jesús de entre los muertos, Dios introduce una esperanza con respecto a la muerte, una seguridad de vida para todo creyente. Esta victoria de Cristo y sus consecuencias fueron adquiridas para todos los que confían en él. ¡Esta es la esperanza cristiana!

Amigos cristianos, a veces podríamos sentirnos como aplastados por la progresión del mal en este mundo. ¡Pero no nos desanimemos! Nuestra esperanza está ligada a Jesús resucitado. Ella no hace que nuestras luchas desaparezcan, pero nos permite sostenerlas mirando hacia a él, quien pronto vendrá a llevarnos al cielo. Esta perspectiva nos dirige hacia el Dios de gloria y nos anima a actuar pensando en lo que es eterno.


1 Reyes 20:22-43 – Romanos 4 – Salmo 63:5-11 – Proverbios 16:5-6

Buenas Tardes

Resultado de imagen para Buenos Dias de domingos cristianos

Hay mucho que Dios tiene para que nosotros lo tomemos

Mi meta al escribir esto es frustraste…. Te diré por qué
Después de viajar y predicar en iglesias alrededor del mundo por casi tres décadas, tengo algunas preguntas que no tengo miedo de hacer. Cuando miro a la iglesia hoy y después veo a la iglesia primitiva del Nuevo Testamento, hay una clara diferencia entre su experiencia y la nuestra. Mi pregunta es simplemente esta: ¿Por qué?


Ahora, sería muy fácil culpar de esta separación a la fragmentada institución, los malos líderes, la cultura, y más cosas. Pero primeramente, vamos a usar esta oportunidad para examinar nuestras propias vidas.
La verdad es, que en el primer siglo los cristianos eran los súper humanos de aquellos días, y el mundo estaba maravillado por ellos. Lo que sigue son solo algunas de las hazañas que se encuentran en las Escrituras.


Ninguno en sus comunidades carecían de algo — ninguno tenía necesidades físicas de ningún tipo, y nadie era parte del gobierno (Hechos 4:33 – 35)


Ciudades enteras llegaron a Jesús en un momento, y el evangelio arrasó regiones enteras en cuestión de años. (Hechos 9: 32 -35, 19:10)


El poder de Dios operó a través de ellos de tal forma que tuvieron que convencer a la gente que no eran dioses (Hechos 10:25 – 26, 14:8-18). Solo piénsalo por unos pocos segundos.


Tenían tiempos de adoración tan poderosos que hacían temblar la tierra. (Hechos 4:31)


Y como resultado de estas cosas, tenían una reputación de ser gente que pusieron el mundo al revés. (Hechos 17:6)


Lo que realmente nos cambiará es que Dios dejó claro en su Palabra que los cristianos de los últimos días harán muchas más cosas que estos primeros creyentes. El nos dice en Eclesiastés 7:8 “El final de las cosas será mejor que su principio”
Así que vuelvo a mi pregunta original – Por qué no estamos viendo las obras más grandes que Dios prometió?


Creo que así como Superman tenía la criptonita, la iglesia – el conjunto de individuos que dicen que siguen a Cristo – hacen lo mismo.
La criptonita era una substancia del planeta de superman. Que si él se acercaba a eso, él perdía todos sus poderes y se debilitaba — incluso más que un hombre normal. Si vemos a la iglesia hoy – con esas tazas de divorcio, pornografía, inmoralidad sexual altas o aun más altas que las del mundo — es claro que tenemos criptonita entre nosotros. Cuando miras las estadísticas sociales, hay muy poca diferencia entre la iglesia y el mundo. No se suponía que fuera así.
El estado de la iglesia hoy, parece tan claramente tener propósitos cruzados a las intenciones y propósitos de Dios para nuestras vidas como seguidores de Cristo, esto debería frustrarte


Muy en el fondo, cada uno de nosotros sabemos una cosa con certeza. Hemos sido destinados para más.
En lugar de ser influenciado por el mundo alrededor nuestro, es tiempo de tomar nuestro lugar como gente de Dios y radicalmente influenciar el mundo alrededor nuestro con Su Reino.


Hay mucho que Dios tiene para que nosotros lo tomemos, pero el primer paso para llegar allá es que nos frustremos lo suficiente con el lugar en el que estamos para hacer algo al respecto.


Tomemos ese viaje juntos y descubramos la plenitud de lo que Dios quiere para nosotros.

Resultado de imagen para Buenos Dias de domingos cristianos